Nicaragua y la legitimación del autoritarismo

Daniel Ortega y Rosario Murillo celebran el triunfo en las elecciones, consideradas una “farsa electoral”. Foto: Tomada de El 19 Digital

Ortega y Murillo actuaron como los grandes electores que han personificado el autoritarismo latinoamericano desde el siglo XIX

By Rafael Rojas (Confidencial)

HAVANA TIMES – Lo sucedido en Nicaragua expone la filosofía del nuevo autoritarismo en América Latina y el Caribe. El Gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo ordenó el encarcelamiento de más de treinta opositores. Luego, sin contendientes, organizó unas elecciones en que resultaron reelectos Ortega y Murillo por 75% de los votos.

Más que una elección se trató de una autoelección. Ortega y Murillo actuaron como los grandes electores que han personificado el autoritarismo latinoamericano desde el siglo XIX. Con una oposición amordazada, el sistema electoral puede mostrarse equitativo y respetar los aspectos técnicos de la contienda. La exclusión previa asegura la inexistencia de los liderazgos y programas alternativos que garantizan la competencia del proceso.

¿Cómo se legitima esta distorsión de la democracia? Puede leerse en los medios oficiales nicaragüenses y también en los de sus dos principales aliados ideológicos y geopolíticos: Venezuela y Cuba. Lo que aseguran esos medios, especialmente Telesur y Granma, es que Nicaragua celebra elecciones bajo el acoso de Estados Unidos y que, en esas condiciones, la limitación a los derechos políticos está justificada por razones de seguridad nacional.

Nicolás Maduro ha declarado que “Nicaragua tiene quien la defienda” y que aquellos Gobiernos de la región que no reconocen la reelección de Ortega y Murillo son “cobardes”. Lo cierto es que el rechazo al reeleccionismo permanente no es menor en América Latina y el Caribe, más allá de que unos Gobiernos se pronuncien públicamente en contra y otros no.

Dicho de otra manera, la reelección indefinida constitucionalmente establecida en Nicaragua y Venezuela, es ejercida como una necesidad en Gobiernos que mantienen diferendos diplomáticos con Estados Unidos y sufren sanciones económicas de Washington. Esas sanciones, no sólo por parte de Estados Unidos sino también de la Unión Europea, tienen como origen la adopción de mecanismos autoritarios como la propia reelección indefinida.

Así, el autoritarismo genera sanciones y las sanciones justifican el autoritarismo. La deriva es ya tan circular o predecible que podrían escribirse manuales y hojas de ruta de la nueva variante autoritaria latinoamericana que sigan al pie de la letra la complementariedad entre conflictos internacionales con Estados Unidos y Europa y regímenes políticos basados en la limitación de derechos de la oposición.

Con su reelección indefinida, Ortega y Murillo escogen racionalmente la vía de la presión desde el aislamiento. La tensión con Washington les ganará el respaldo eventual de rivales geopolíticos de Estados Unidos como Rusia y China. También les permitirá emplazar a Gobiernos de la izquierda democrática latinoamericana como los de Argentina y México, cuyas diplomacias se ven en el dilema de tomar distancia del autoritarismo orteguista sin respaldar las sanciones de Estados Unidos.

—–

*Artículo publicado originalmente en La Razón de México.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times.


2 thoughts on “Nicaragua y la legitimación del autoritarismo

  • el 14 noviembre, 2021 a las 12:27 am
    Permalink

    El autor coincide con las teorias de la UE: a las dictaduras ninguna sancion economica, solo dialogo para que respeten los derechos humanos y al mismo tiempo inversiones de capitales UE para evitar que Rusia y EUA se cojan toda la influencia economica y comercial dentro de los paises dictatoriales.
    Con esta politica exterior hacia las dictaduras, la UE salva su moral de defensora de los valores humanos y de protectora del sufrimiento economico de los pueblos que estan bajo la dictadura y al mismo tiempo hace sus propios intereses economicos y comerciales. Ademas de rol de firme opositora de Rusia y EUA.
    La UE con su teoria ha logrado el cuadrado del circulo.
    Desgraciadamente, la UE ha hecho el ridiculo con Cuba porque sabia y sabe que el embargo EUA no se va a eliminar no obstante su propanganda antiembargo y con embargo sus intereses en Cuba no properan. No obstante su alarde desmedido e impudico cuando escriben “los europeos no necesitamos de EUA para prosperar en Cuba”.
    Yo digo, que una cosa piensa el borracho y otra el bodeguero. Yo soy el borracho,

  • el 12 noviembre, 2021 a las 11:39 pm
    Permalink

    porque si yo no me equivoco,
    ¿quién va a creer en mis errores?

    Pablo Neruda Partenogénesis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *