Moringa, la planta milagrosa

Janis Hernandez

HAVANA TIMES, 19 dic — Desde la niñez he estado a la merced de las formulaciones a partir de plantas medicinales. Mi abuela y sus remedios aliviaban casi cualquier malestar que me aquejara; desde los fomentos de vicaria para los brotes de conjuntivitis, (la que fue contraindicada a la postre por los médicos); hasta las infusiones de anamú para los parásitos intestinales o maceraciones de llantén para curar heridas.

El uso de la llamada Medicina Verde fue siempre importante para mi familia, de ahí que cada nueva propiedad o aplicación descubierta y anunciada, por medios oficiales o habladurías populares, comenzara inmediatamente a experimentarse en casa.

Algunos estudios científicos arrojaron como resultado que en la corteza del Mango existían cantidades significativas de sustancias antioxidantes y entonces salió a la luz el VIMANG, el medicamento de moda, hasta que el Noni cobrara todo el protagonismo, cuando se aseguraba que el mismo tenía 101 propiedades curativas.

Por estos días una nueva planta está en boga: Moringa, la milagrosa del momento.

Estos tres tienen en común que han sido tomados por las gentes como medicamentos todopoderosos, cuyo consumo podía desde combatir la calvicie hasta malignas tumoraciones y en realidad pese a sus atributos, su mayor valor radica en que son suplementos nutricionales.

La Moringa Oleífera, una de las especies más difundida en Cuba, trae a todos como locos. Según artículos publicados en la web la hoja de la Moringa pose un porcentaje superior al 25% de proteínas, tantas como el huevo, o el doble que la leche, cuatro veces la cantidad de vitamina A de las zanahorias, cuatro veces la cantidad de calcio de la leche, siete veces la cantidad de vitamina C de las naranjas, tres veces más potasio que los plátanos, cantidades significativas de hierro, fósforo y otros elementos.

Al mismo tiempo de su uso como alimento animal, la moringa se emplea en muchas partes del mundo para prevenir la desnutrición y múltiples patologías, como la ceguera infantil, asociadas a carencias de vitaminas y elementos esenciales en la dieta. Otras ventajas añadidas son su carácter ornamental, su gran velocidad de crecimiento, su facilidad de cultivo, su capacidad de aceptar grandes podas y su gran rusticidad.

Proviene del norte de la India, ha sido empleada en la medicina ayurveda desde hace miles de años. Los antiguos egipcios, griegos y romanos la apreciaban sobre todo por el aceite exprimido de sus semillas, de grandiosas cualidades saludables y cosméticas. Durante las últimas dos décadas se le “ha descubierto” en el mundo occidental y se han realizado numerosos estudios que van confirmando cada vez más las condiciones tradicionalmente adscritas a la planta.

De la milagrosa se dice además que su sabor es agradable, que se puede consumir fresca o preparada de diferentes maneras y que los frutos verdes, las semillas y las raíces también son comestibles. De hecho, ya irrumpe en la cocina nacional, han comenzado a proliferar recetas de cocina como: Té de Moringa, Guiso de maíz y Moringa, Arroz amarillo con Moringa, Revoltillo a la Moringa, Salteado de cebolla, ají y Moringa con mantequilla y Ensalada de Moringa.

Comienza a incentivarse el cultivo de este árbol en varias provincias del país, por lo que no es de extrañar que en el futuro aparezca en los agromercados a precios elevados o que desplace a la soya de nuestra canasta básica, bien sea como aceite, en picadillo o yogurt.


19 thoughts on “Moringa, la planta milagrosa

  • el 9 noviembre, 2015 a las 2:33 pm
    Permalink

    Hola yo soy de Venezuela y en mi liceo hay una Moringa y me vengo enterando que esta planta es curativa.

  • el 9 junio, 2015 a las 5:09 am
    Permalink

    Hola, te escribo desde Argentina.
    Según Internet, ya tiene que haber moringa por todos lados en Cuba.
    Ya les llegó?
    Saludos
    Gabriela

  • el 4 mayo, 2015 a las 11:50 pm
    Permalink

    Hola !!! Como podria obtener la moringa, estoy interezada en conseguirla, solo que vivo en chicago Il. y de antemano doy las gracias por la informacion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *