Mi papá y mi conexión perdida con Cuba

Por Dominique Valido

HAVANA TIMES – Cuando pienso en Cuba, me pregunto a menudo “¿Qué significa la Isla para mí?” Cuba significa mi herencia, mi cultura, mis raíces y mi conexión con mi papi.

Mi papi falleció el 9 de febrero de 2001, a la una de la madrugada. Recuerdo que ese día precisamente me había despertado con un sudor frío, provocado por el sentimiento de un sueño completamente fuera del cuerpo. Lo que era aún más loco fue que lo acababa de ver en el hospital ese martes y, así de esa misma manera, se había ido para siempre.

Ahora, por supuesto, he aceptado su muerte, he comprendido que así es la vida. El único dolor que me queda es que nunca he conocido a la familia que tengo en Cuba. A veces me pregunto si los parientes que dejó allá, sabrán, incluso, que él murió. A veces me pregunto si alguna vez tendré el privilegio de  conocer  a mi numerosa familia que perdí hace mucho tiempo. Han pasado 18 años desde que Leocadio Sosa Valido dejó mi vida y esta tierra.

Para enfrentar su muerte  recurrí a los blogs y, finalmente, comencé a viajar más. El primer lugar que quise visitar fue precisamente Cuba. La gente me dijo que no fuera sola o me advirtieron que saldría lastimada.  Algunos amigos, incluso, me preguntaron cómo me comunicaría,  porque no hablo español con fluidez. En mi mente sentí que Cuba era mi hogar, incluso antes de mi primera visita, así que ignoré todas las advertencias.

Papi

El primer lugar en el que estuve en Cuba fue Cojímar, en 2017, con un chico, sus hijos y su madre en un Airbnb. Yo estaba en el segundo piso y cada mañana me traían un auténtico desayuno cubano. Nunca me sentí insegura o fuera de lugar en la Isla. Sí, había bastante diferencia con respecto a los Estados Unidos. Lo que resultó más extraño para mi fue que debes comprar una tarjeta wifi para usar Internet en una determinada área que ha sido designada.

Igualmente, vi que los perros calientes son también diferentes y las bebidas alcohólicas son muy baratas. Aprendí a hacer un mojito partiendo de cero. Los cubanos son muy acogedores, y Cuba nunca está dormida, siempre está despierta. Te puedes despertar con los sonidos del canto, la música o las personas que venden frutas o verduras. Los churros los hacen a un lado de la calle y son vendidos ahí también.

A pesar de las muchas diferencias, disfruté mi primera estancia de tal manera que fui de visita nuevamente. Fui al municipio de Playa en 2018 y me hospedé en un apartamento. Creo que el área donde me quedé era más urbana que Cojímar, diría yo. Siempre conocí gente amigable y, a pesar de la barrera del idioma, salieron para mostrarme los alrededores. Me siento muy cómoda cuando voy, nunca me siento fuera de lugar, pues siempre me tratan como a una familia más.

Me gustaría encontrar a mi familia perdida hace mucho tiempo, pero para ser honesta, no sabría por dónde empezar. No sé exactamente dónde nació mi papi, solo que nació en Cuba. 

Sé que él tiene hermanas y hermanos, y creo que el nombre de su madre era María Sosa. No tengo mucha información para continuar indagando y algunas veces busco mi apellido en Google, pero me rindo cuando veo a personas de diferentes áreas y rostros. Cuba tiene tantos municipios que siento que nunca los encontraré, pero algún día puede suceder.

Mis únicos deseos son los de un viaje en el que conozca a mi verdadera familia, lo cual sería un sueño. Sé que volveré de visita este año en algún momento. Estoy muy intrigada por Trinidad, por lo que esa puede ser mi próxima parada, aunque amo a La Habana. La Habana Vieja tenía que ser mi lugar favorito en Cuba, por la noche es muy pintoresca. Cuba siempre estará en mi lista de viajes si está permitido viajar.

—–
Blog: www.kw?rk?.com  
Instagram: https:// Instagram.com/Kwerkegal 
Twitter: https://twitter.com/KwerkeGal


One thought on “Mi papá y mi conexión perdida con Cuba

  • el 12 enero, 2019 a las 6:29 pm
    Permalink

    Dominique
    Lo que ha ocurrido contigo, es un suceso que ha acontecido a miles de cubanos, todo a consecuencia del éxodo masivo que comenzó si mal no recuerdo por los años 70, yo aún era una niña, pero fue cuando muchas familias se desvincularon, por desgracia muchos hoy en día están en tu misma situacion de búsqueda. Es cierto que Cuba es un país bastante seguro, y su gente amable, y apesar de las dificultades hemos aprendido a sobrevivir burlandonos de nuestros propios problemas. Otra cosa, venir a Cuba por 15 días o un mes, está bien, pero si tuvieses que quedarte por un largo tiempo, tu manera de pensar cambiaria muchísimo.
    Siento mucho la pérdida de tu papá, sé lo que es perder un familiar, fuerza, y continua en tu búsqueda, nunca se sabe,tal vez
    Consigas dar con tu familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *