Mariel, ¿otra mesa modelo?

Ernesto Pérez Chang

Estudiantes y industria. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — No sé si los lectores cubanos que rondan mi edad lo recuerdan. En los años 70 y aún en los 80, los comedores de algunas escuelas de la enseñanza primaria contaban con la llamada mesa modelo, solo para exhibición y, a veces, para uso de los estudiantes más destacados. Todos queríamos ganarnos el derecho a comer allí.

Apartada del resto, a la mesa modelo siempre la adornaban con el mejor mantel y sobre ella se colocaban flores, platos, vasos de cristal y cubiertos. El servicio era relativamente personalizado y el menú algo diferente del habitual.

En el otro lado del salón, a los alumnos se les servían los alimentos en rústicas bandejas y jarros de aluminio mientras la disciplina al comer era casi la misma que les exigen a los soldados en el ejército.

En las escuelas de la época también existía el aula modelo y el área de ejercicios, el laboratorio de ciencias y el huerto escolar, todos modélicos. Eran aquellos lugares atendidos con gran escrúpulo, hasta el punto de lo artificial. Espacios no habituales que los profesores reservaban para mostrar la mejor cara a los visitantes: delegaciones, funcionarios del gobierno y otras personas a las que se deseaba impresionar.

También existieron y existen escuelas completas, como la famosa Ciudad Libertad, antiguo Campamento Militar de Columbia, que eran verdaderos territorios de exposición, vastas vidrieras para ostentar los avances en el sector educativo. Tan inmensas como frágiles.

Fuera del ámbito escolar, en todas las esferas de lo económico, político y social, se creaban sitios u objetos solo para ser exhibidos a foráneos.

La otra fachada. Foto: Juan Suárez

Si por un lado proliferaban los hacinamientos miserables bajo el puente de La Lisa o en los callejones más intrincados de La Güinera; por la otra se alzaba el reparto Camilo Cienfuegos o la Villa Panamericana, pequeñas ciudades para ripostar con orgullo cuando alguien criticaba el caos urbanístico de Alamar o la insalubridad de La Timba.

Existieron y existen cines, teatros, restaurantes, fábricas, hospitales y hasta talleres literarios que son verdaderos ejemplos de inmejorables prestaciones. Siempre son uno o dos de cada especie, solo para desviar la atención de centenares de cines, teatros, restaurantes, fábricas, hospitales y hasta talleres literarios en estado deplorable y con servicios sumamente deficientes.

A la par que se acometían proyectos absurdos y se alzaban construcciones horripilantes, se construía algo con características únicas para erigirse en paradigmas del buen sentido y la belleza. Incluso se abrió en los 80 una tienda modelo (abastecida como ninguna otra) en la calle Reina, en el edificio que hoy ocupa el Palacio de la Computación, otro emplazamiento modelo donde se brinda asistencia informática y conectividad, pero sin ningún efecto real. Visite el lugar y compruébelo.

El Puerto Mariel y Zona Especial de Desarrollo.

En Cuba cada cosa, lugar e incluso persona tiene su arquetipo de exhibición. Tenemos el artista plástico representativo, también el escritor, el músico, el deportista ejemplares. La cosechadora de caña, el central azucarero, el hombre de ciencias, el político joven, el niño salvado de las garras del monstruo y hasta la vaca Ubre Blanca. Solo juegue a mencionar algo y encontrará su prototipo perfecto y oficial.

Son como las buenas vestiduras que reservamos para las grandes ocasiones: siempre guardadas en el mejor lugar del guardarropa y con una misión muy similar a un arma de conquista. Pueden gritarnos feos y desarrapados por el día, no importa. En la noche, cuando nos enfundemos el esmoquin o las faldas de Pierre Cardin, lloverán las retractaciones.

Cuando observaba en la televisión las imágenes de la visita de algunos jefes de Estado a la zona especial del Mariel, cuando escuchaba sobre las bondades y beneficios que aportará al país, no pensaba en ese posible futuro de bienestar y en el final definitivo de los bolsillos vacíos y el hambre de muchos. Recordaba, en cambio, aquella mesa modelo, rutilante pero solitaria, que en la escuela solo era reservada para los alumnos ejemplares y para regocijo de algunos visitantes.


15 thoughts on “Mariel, ¿otra mesa modelo?

  • el 13 febrero, 2014 a las 7:28 pm
    Permalink

    Pedro:

    Creo que hoy día todos los comunistas marchan entrecomillados, porque la vida ha demostrado que al menos desde el poder, ninguno ha llegado siquiera a un kilómetro de distancia de la soñada Utopía…

  • el 13 febrero, 2014 a las 3:06 am
    Permalink

    Julio y Miranda:

    Entiendo bien lo que ambos plantean, pero hay una realidad terca como el peñón de Gibraltar: la economía no se puede hacer avanzar con “wishful thinking”. Todo despegue deberá partir de las bases reales con que cuenta el país en la actualidad. Yo al menos no tengo una bola de cristal, ni alma de pitoniso, como para augurar lo que estará aconteciendo a la vuelta de cinco a diez años. Eso sí, lo que veo ahora es un espíritu pragmático que antes estuvo ausente. Eso lo están reconociendo ya en la UE y en importantes círculos de EEUU. Creo más en pájaro en mano que ciento en vuelo.

  • el 12 febrero, 2014 a las 9:08 am
    Permalink

    Pedro, una y otra vez esto que ocurre en Cuba me recuerda el final de ese librito tan peligroso “animal farm” finca de animales donde los animales se miraban atónitos entre si mirando como los puercos hacían negocios con los hombres de otras fincas. Ahí en ese capítulo final es donde estamos. Esta gente no son comunista nunca lo fueron. El comunismo les dio la forma de mantenerse en el poder explotando al pueblo cubano. Una idea que no pueda sobrevivir junto a la libertad no debe sobrevivir. Por que no es natural. Al final es una pena que Cuba haya perdido tanto tiempo.

    Como seria hoy nuestro pais si en lugar de una dictadura por 50 anos hubiéramos tenido una democracia donde el pueblo votara realmente por personas capaces de resolver problemas? Pero eso llegará porque no hay mal que dure 100 anos ni sociedad que lo resista.

  • el 12 febrero, 2014 a las 7:40 am
    Permalink

    Gracias a Julio Yncera por poner entre comillas la palabra comunista al referirse a los que están mandando en Cuba, que no gobernando. Así deben ser tratados estos senores, a los que debería dárseles el Premio Nobel de Química, la Medalla Especial Ronadl Reagan y la estrella de oro Margaret Thacher, por haber convertido el socialismo en KK.

  • el 12 febrero, 2014 a las 6:10 am
    Permalink

    Estimado Isidro,

    Obviamente no quiero ese modelo para Cuba. Es un modelo doblemente explotador que limita o elimina la libertad para que solo unos pocos tengan lo que desean todos. Donde los que producen son los que se sacrifican y los que ordenan viven sus vidas mejor que nadie.

    “y hasta ahora la única fuerza política con capacidad para emprender los tan necesitados cambios en nuestro país.”
    la única razón que esto es así es porque esta elite en el poder se a encargado eficientemente de destruir a todo el que se le oponga. No ha permitido que la oposición se organice . Es una mafia literal. Dada suficientes libertades una oposición real no tardaría en aparecer y crecer y organizarse lo suficiente para tener la capacidad de gobernar el país. Pero esta élite no quiere eso porque evidentemente a pesar de demostrar su ineptitud con medio siglo de fracasos que algunos han listado arriba todavía se creen con el derecho de poder imponer en el pueblo sus decisiones. Ese derecho no se les a dado por un voto libre sino que lo tomaron por la fuerza.
    Yo estoy seguro que tu entiendes lo que digo.
    Hay modelos menos explotadores que este que tenían y que el que estan tratando de implantar. Hay modelos que dan libertad a los individuos. Libertad economica y politica y los pone en el centro pero eliminan el favoritismo de unos pocos y el elitismo. Pero ese no es el que ellos prefieren por que les sacaria del poder.
    Claramente ellos buscan lo que les mantiene a ellos y a su familia en la cabeza de la finca de familia en que han convertido a Cuba.
    Alguien por alguna parte decía que no solo convirtieron a Cuba en su finca personal sino que dejaron que se llenara de marabu! Observación muy acertada que demuestra su ineptitud para gobernar. Para resolver los problemas del pueblo de Cuba. Como los demás aquí no espero por solución alguna de este gobierno que mejore la situacion del Cubano de a pie. Una elite que se queda siempre con la tajada del leon no tiene perdon.

    Ellos prometieron mucho pero vemos que son mas explotadores que los capitalistas que critican.
    Todo esto es evidente. A estas alturas que la elite se embolsilla 4000 dolares y le pague la miseria a los medicos cubanos que envia a Brasil es bochornoso. A estas alturas que la elite a pesar de estar cobrando impuestos inmensos a todos estos pequenos negocios no ha aumentado los salarios de los profesionales de la salud o los profesores es patético!
    Se reusan a permitir la libertad informativa por que saben que decimos la verdad y tenemos las pruebas.
    Por la misma razón no quieren permitir la existencia de una prensa libre he independiente. No tomaría mucho tiempo para abrir los ojos a quienes todavía los tengan cerrados (no creo que haya muchos )

  • el 12 febrero, 2014 a las 5:28 am
    Permalink

    Pero Isidro, es que la ideologia de este gobierno no tiene la mas minima coherencia para que prime la razon, ese es el problema , y aqui todos que han sido testigos de tantas otras ” famosas iniciativas” saben que es absurdo que este proyecto, bajo el mismo sistema dictatorial, no tiene la capacidad para emprender los cambios que necesita el pais. Si, van a tener un mega-puerto, vamos a decir que va a ser el puerto que mas millones genere en el mundo, tu crees que con el historial de ganster que tienen todos, desde el mas grande hasta el mas chiquito se va a esperar que sea para bienestar del pueblo y no para los bolsillos de ellos como han hecho desde que se robaron el poder?, y seria iluso decir que ahi estara el pueblo para reclamarle a raul lo que firmo en la famosa cumbre. Aunque no conoci eso de la mesa modelo capte la idea perfectamente, todo lo que ha hecho este regimen fascista es engan~ar a todo el mundo, a todo el que le ha creido lo ha defraudado y desfalcado tambien y la verdad es que Cuba no puede seguir con ese yugo, que para Cuba ya es hora.

  • el 11 febrero, 2014 a las 10:29 pm
    Permalink

    El platano microjet, Plan Cuatrienal, Plan Quinquenal, planificacion central de la economia, la claria, mercado libre campesino, las microbrigadas, las escuelas al campo, cooperativas agropecuarias, campos de golf, industrializacion acelerada del pais, central nuclear de Cienfuegos, ollas arroceras, bombillos ahorradores, cultivo de ostras, exportacion de petroleo, queso Camenbert, etc, etc, etc, etc, etc… Ah, y la joya de la corona, que lo resume todo, LA MORINGA.
    El que crea que ahora si vamos a…, le aconsejo que se espere un tiempito y despues me cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *