Los Sindicatos en Cuba

Por Elio Delgado Legón

HAVANA TIMES — La historia del movimiento obrero en Cuba comienza muy atrás en el tiempo, y fueron los tabaqueros los primeros en constituir su gremio en 1866, bajo la dominación colonial de España: la Asociación de Tabaqueros de La Habana.

Desde su nacimiento, y precisamente por su carácter de clase explotada, la clase obrera ha sido siempre la más revolucionaria, y su movimiento sindical la vía idónea para movilizar a la masa trabajadora en su lucha contra la explotación capitalista, para obtener mejoras salariales y sociales.

En Cuba, no es posible explicar el grado de desarrollo del pensamiento y del quehacer revolucionario, sin estudiar la influencia del movimiento obrero sobre estos dos aspectos.

Pero la historia del movimiento obrero cubano se divide en dos grandes etapas: antes de la Revolución de 1959 y después de esa fecha, hasta nuestros días.

Especialmente en la etapa de la pseudorrepública, de 1902 hasta 1958, las luchas obreras tuvieron un carácter revolucionario, antimperialista y reivindicativo.

Cada fecha de aniversario del proletariado, como el primero de mayo, fue utilizada para reclamar sus demandas, y cada congreso del movimiento obrero se planteaba nuevas luchas para arrancarles a los capitalistas, aunque fuera una parte de las aspiraciones obreras.

Muchos dirigentes sindicales fueron asesinados antes de la Revolución, por su intransigencia revolucionaria, su moral y su capacidad para movilizar a la clase obrera en la lucha por lograr la consecución de sus demandas.

La huelga fue uno de los métodos más efectivos para obtener éxito en sus reivindicaciones, pues cada día de paro significaba miles de pesos en pérdidas para los dueños capitalistas.

He leído algunos comentarios mal intencionados, o mal informados, en los que afirman que los sindicatos en Cuba no tienen ninguna función porque no existe el derecho de huelga.

A partir del primero de enero de 1959 la situación cambió radicalmente, pues la Revolución instauró un gobierno del pueblo y para el pueblo. Los trabajadores pasaron a ser los dueños de los medios de producción, y las aspiraciones del gobierno revolucionario coincidían completamente con las de los trabajadores.

Comenzó así a forjarse una nueva conciencia obrera. Si el gobierno revolucionario ha considerado a la clase trabajadora como uno de sus pilares fundamentales, los trabajadores han respondido como correspondía a su conciencia de clase: con el apoyo irrestricto a la Revolución.

Lo han demostrado a lo largo de más de 50 años, con la masiva participación, junto a los demás sectores populares, en todos los actos, desfiles y concentraciones que se han efectuado en apoyo al proceso revolucionario.

Se demuestra también mediante la unidad de todos los trabajadores en una sola Central sindical, que los representa y los orienta: la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Precisamente, en estos momentos, la clase obrera cubana se encuentra inmersa en el proceso de preparación de su XX congreso.

He leído algunos comentarios mal intencionados, o mal informados, en los que afirman que los sindicatos en Cuba no tienen ninguna función porque no existe el derecho de huelga.

Sería imposible, en el espacio de este comentario, narrar las numerosas demostraciones que ha dado la clase obrera cubana en apoyo a su Revolución, pero a ningún trabajador o dirigente sindical se le ocurriría declarar una huelga para pedir algo a lo que tienen derecho, pues solo con plantearlo en una asamblea, o directamente a los dirigentes sindicales, los problemas se resuelven o se explica por qué no se pueden resolver.

Hoy no es concebible una huelga en Cuba, porque esta no afectaría la economía de ningún dueño capitalista, sino la de todos los trabajadores, que son los verdaderos dueños de los medios fundamentales de producción.

Hoy no es concebible una huelga en Cuba, porque esta no afectaría la economía de ningún dueño capitalista, sino la de todos los trabajadores, que son los verdaderos dueños de los medios fundamentales de producción.

Es un error ver al Estado como un ente independiente dueño de todo. El Estado socialista no es más que el representante de todo el pueblo, que es el verdadero dueño de los medios de producción.

Las funciones de los sindicatos en el socialismo difieren mucho de las que tienen en el capitalismo, pues la Revolución socialista se hace precisamente para darles a los trabajadores todo a lo que tienen derecho.

Hoy los trabajadores cubanos participan en la confección y el control de los planes de producción en sus empresas. Si una administración no cumple con su responsabilidad hacia los trabajadores, allí está el sindicato, que forma parte del Consejo de Dirección, para exigir que se cumpla lo establecido.

En el Consejo de Estado también está representado el movimiento obrero, y forma parte, mayoritariamente, de la Asamblea Nacional, donde se aprueban las leyes. Precisamente, en este proceso de preparación del congreso obrero se discutirá por todos los trabajadores el nuevo Código de Trabajo, que luego será sometido a la Asamblea Nacional para su aprobación.

Por lo expuesto hasta aquí en apretada síntesis, creo que es fácil entender que los sindicatos en Cuba trabajan por los mismos objetivos que el gobierno. Eso explica que no existan contradicciones antagónicas.



Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Elio Delgado Legon has 244 posts and counting. See all posts by Elio Delgado Legon

12 thoughts on “Los Sindicatos en Cuba

  • No sabia que Havana Times se dedicaba a exponer muestras de humor negro contemporaneo. Hay que felicitar al camarada Elio. Me desmoringue’ de la risa .. ;-)

  • El sr. Elio Delgado nos regala otro post donde demuestra su capacidad para transmutar la realidad.
    Defender a eso que se llama movimiento sindical en la Cuba actual requiere de esa capacidad que el sr.Delgado nos muestra una y otra vez.
    Si algo podemos reconocer en el es su perseverancia en defender lo indefendible.
    Cualquier dia nos trata de explicar porque el azul del cielo no es azul sino rojo.Estoy convencida que le sobra entrenamiento.

  • Clase ‘e jodedor el gallo este!!!!!!
    Te la jamate asere!!!!!!
    El mejor escrito q he visto aqui en cuanto a ironia y fino humor se refiere.
    Mis respetos, Luis

  • kkkkkkkkkkkk? Elio compadre apuesto contigo lo que tu quieras, que ese teque que soltaste en HT no te atreves a decirlo en publico frente a ningun colectivo obrero en Cuba. Seguro no te lanzan huevos o tomates porque son proyectiles muy caros, pero que te chiflan, te chiflan.

    Para mi la joya del post es este: “…pero a ningún trabajador o dirigente sindical se le ocurriría declarar una huelga para pedir algo a lo que tienen derecho, pues solo con plantearlo en una asamblea, o directamente a los dirigentes sindicales, los problemas se resuelven o se explica por qué no se pueden resolver…”

    Elio, solo con el atraco y/o explotacion despiadada a todos los trabajadores en Cuba que representa un salario medio de 20 dolares mensuales, seria justificacion suficiente para convocar a un paro nacional indefinido para exigirle al PCC-Gobierno un aumento de como minimo 10 veces este salario medio que tiene sumido en la mas humillante pobreza a la familia cubana. Ni la “jinetera” (prostituta) mas vieja y fea en Cuba gana 20 dolares al mes por sus servicios en moneda nacional y teniendo como clientes los camioneros en la autopista nacional (8 vias)

    Elio te pregunto directamente y espero que me contestes como un hombrecito. Si vives en Cuba y trabajas en Cuba ¿cuanto es tu salario mensual y como haces para llegar al final del mes?

  • Elio:

    En numerosas ocasiones he concordado con Ud. sobre ciertos temas, como también he diferido de algún modo en otras, siempre sobre la base de respetar sus puntos de vista y nunca intentar descalificarlo.

    En esta ocasión tengo que irle sobre todo a la contraria, porque llevo años atestiguando como nuestro movimiento sindical ha ido perdiendo lustre y autonomía, estancándose y plagándose -bueno, como tantos otros aspectos de nuestra sociedad -de indolencia, duplicación de funciones, inoperancia y, sobre todo, doble moral.

    No voy a caer en el tema de si vamos o no de huelga, sino que quiero apenas preguntar – una vez más – ¿dónde está la CTC por la que tanto luchó Lázaro Peña hasta poco antes de su muerte? ¿Por qué, una vez desaparecido aquel líder natural, sus sustitutos (Ross et al.) han ido deponiendo cada vez más la prédica con que el llamado Capitán de la Clase Obrera convocaba a mantener una CTC de todos, donde cupieran los revolucionarios y también los que no eran revolucionarios; en la cual nunca se extinguiera el espíritu de la autonomía obrera?

    Hoy estamos viviendo una etapa en la que necesariamente el Estado deberá repensar su ubicación respecto a la economía del país y, en consecuencia, será oportuno que los sindicatos evolucionen hacia otros niveles de toma de decisiones y participación social. Como que va siendo hora de decir: “Lázaro, levántate y anda”. Y eso para empezar. Digo yo.

    Un saludo

  • Me parece bien que HT ponga estos artículos que defiendan las posiciones tradicionales del “leninismo” que muchos sabemos que no fue más que el estalinismo tratando de buscar continuidad. Hagamos la critica seria de este sindicalismo estatal y demostremos que todo lo expuesto por el autor, sin faltarle el respeto, está muy lejos de la realidad, que el estado dueños y señor de los medios de producción explota a los trabajadores y no les deja espacio para la defensa de sus derechos, que los que dicen representar los intereses de los trabajadores en el estado, son solo una casta burocrática que se apropia de toda la plusvalía y más que los mismos producen, que para nada se cuenta con los trabajadores en los centros de producción donde son solo un tornillo mas de la maquina de producir, que los trabajadores no eligen a los dirigentes empresariales, que no participan de la decisión de cómo deben ser retribuidos, que los sindicatos oficiales solo están para defender las políticas aprobadas por un único partido minoritario además, etc, etc.

  • “Hoy no es concebible una huelga en Cuba, porque esta no afectaría la economía de ningún dueño capitalista, sino la de todos los trabajadores, que son los verdaderos dueños de los medios fundamentales de producción.” Y quien le dijo usted que las huelgas se hacen para afectar alguna economia capitalista ? Y quien le dijo a usted que al final los trabajadores son los “verdaderos dueños” de los medios de produccion? Oiga, deberia darle verguenza haber puesto esto. Ademas, no se porque el Sindicato representaria a los trabajadores socialistas, cuando deberia representar a todos los trabajadores cubanos.

  • ¿Contradicciones antagónicas? No hijo, no.

    Si aquel es el único país donde despiden a medio millón de empleados y la gente sigue apoyando al gobierno.

  • Sugiero que todo el que pueda le promo a este post, por FB, TWtr, por email o lo que sea.

    Una avalancha de “verdades” que regresarán para pegar en la cabeza del que las lanza como si fuera un boomerang.

    Como pasó con la censura de Phsycho, de Michael Moore.

  • Una digna actitud revolucionaria de este caballero, con un desconocimiento absoluto de donde queda el paradero de la lanchita de Regla.
    el companerito Elio esta barado en el siglo XX, si manana al companero general se le ocurre q en Cuba hay q hacer huelgas de trabajadores revolucionarios, a favor de restituir el derecho al duro frio, el companerito Elito dira q las huelgas son una necesidad hostorica y q no hacerlas es una tendencia negativa, un error y q si antes no habian huelgas en Cuba es culpa de los americanos y del imperio. Brillante este periodista, q jodida esta la prensa cubana

  • de moderacion o de censura

  • una pregunta sobre el XX congreso, el actual y de seguro secretario general el companerito Ulises Guillarte ha sido alguna vez dirigentes sindical? creo q su ultmo empleo era secretario del partido de Artemisa?? nada de seguro saldra electo y despues al buro politico, recordemos a Veiga, Ross, Salvador, y Ulisito ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.