Los que solo ven las manchas del sol

Por Elio Delgado Legón

Hospital Clínico Quirúrgico General Calixto García

HAVANA TIMES — “Los hombres no pueden ser más perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.”

Así escribía José Martí, el héroe nacional cubano, en su ensayo Los tres héroes, publicado en su revista La Edad de Oro, dirigida a los niños de América.

Así también pienso yo cada vez que veo publicada una crítica a la Revolución cubana, ese sol brillante que nos libró de la oscuridad en que estuvo sumida Cuba desde que logró su independencia del colonialismo español, para caer en las garras del águila imperial norteamericana.

Y no es que los revolucionarios seamos enemigos de la crítica. Todo lo contrario. Los propios dirigentes de la Revolución han expresado en reiteradas ocasiones la necesidad de la crítica para mejorar la gestión del gobierno; pero la crítica hay que hacerla con profesionalidad, si lo que se busca es realmente que se resuelvan los problemas.

Cuando se critica un aspecto de la realidad, hay que profundizar en las causas de la dificultad, llegar a los responsables de que un hecho sea criticable y darlos a conocer.

De lo contrario, estaremos involucrando en una deficiencia a personas que no son culpables; y lo que es más grave, estaremos acusando a los que más han hecho y hacen porque esos problemas se resuelvan.

Hace algún tiempo, leí en una publicación un comentario sobre las malas condiciones constructivas de algunas viviendas en Santiago de Cuba, y se acusaba al gobierno de tener en el abandono a esa ciudad heroica.

Hospital Ortopédico Fructuoso Rodríguez

Sin embargo, en esos mismos momentos estaba en pleno apogeo la obra más importante que se ha realizado en Santiago en toda su historia: un moderno acueducto, que ha venido a resolver un problema de siglos con el abasto de agua a esa ciudad.

Pero en el mencionado comentario solo se hablaba de las casas en mal estado. No se mencionaban los miles de viviendas construidas por el Estado y entregadas en propiedad a las familias, que solo pagan una modesta mensualidad, hasta liquidar su precio legal, que además es subsidiado.

Tampoco se hace referencia a la gigantesca obra del acueducto, que estaba en ejecución en esos momentos. Claro, el objetivo de ese trabajo era mostrar solo las manchas del sol, y dar una idea de desastre en esa ciudad y en el país, sumándose así a la campaña mediática, de mentiras y difamaciones,  que llevan adelante los enemigos de la Revolución.

Más recientemente, leí otro comentario sobre un consultorio médico que estaba abandonado y semi-destruido. Sin embargo, en ese escrito no se profundiza, no se indaga por qué ha ocurrido ese desastre y quién o quiénes son los responsables.

Al mostrar los hechos de esa forma, se da una idea errónea del estado de las instalaciones de salud en Cuba. Sin embargo, en todo el país, hace años está en marcha un programa de reparación capital y ampliación de todos los centros de salud, incluidos hospitales, policlínicas y consultorios.

Instituto de Investigaciones de Oncología y Radiobiología

Solo con dar un vistazo a los hospitales de la capital, podemos darnos cuenta del gigantesco trabajo que está llevando a cabo el gobierno para mejorar la atención al pueblo en ese sector y las condiciones de trabajo del personal de la salud.

¿Es acaso justo que por el deterioro de un consultorio, de lo cual se desconocen las causas, se juzgue el trabajo de un organismo que tanto está haciendo por la salud del pueblo?

Criticar no es solo hablar de las manchas del sol, para dar una imagen desastrosa del astro rey. Criticar es analizar las causas y los antecedentes de los hechos, señalar a los responsables para que se les exija por su responsabilidad.

Pero cuando hablamos de las manchas, también debemos hablar de la luz; de lo contrario, estaríamos equiparándonos con los desagradecidos de que hablaba Martí y no aportaríamos nada a la solución del problema planteado.

Los que así actúan, saben el daño que están haciendo y que están colaborando con la campaña de difamación y de mentiras contra la Revolución cubana, que a pesar de tener que soportar un bloqueo económico, comercial, y financiero, que dura ya más de medio siglo, no abandona a nadie a su suerte y hace hasta lo imposible por mejorar las condiciones de vida del pueblo.


28 thoughts on “Los que solo ven las manchas del sol

  • el 27 julio, 2012 a las 6:15 am
    Permalink

    bueno..no puedo hablar d ela Habana pq la conosco solo lo elemental..hablare de mi ciudad..SS….mira..durante la revolucion crecio a mas d el doble d su tamaño….antes no tenia 15 000 habitantes..ahora tiene 100000….antes tenia un solo hospital…..y de pequeña capacidad..ahora tiene 3….solo tenia un terrenito d beisbol..ahora tiene uno d elos estadios mas hermosos del pais..el Huelga..tiene dos salas polivalentes…se termino el sistema d ealcantarillados y acueductos q solo llegaba a la zona mas antigua d ela ciudad…se creo un nuevo acueducto….solo existian antes d ela revolucion dos industrias..el central tiunucu y la fabrica nela….ya tenemos el complejo rio zaza..donde la fabrica nela cabe..no se…5 veces?…tenemos fabicas de abasto cemento..de elementos pefabricados..etc..un grupo electrogeno q abastece a la ciudad entera…tenemos la mayor reserva de agua dulce del pais…hecha por quien..por la revolucion…cuando mi familia llego a SS en el 55 decian q parecia una aldea..una aldea destruida…ya parece una ciudad…y tengo fotos de esa epoca..jajaja..asi q no estoy inventando nada…
    la habana es otra cosa..verdad q se dejo deteriorar….ahh..y respecto al deterioro de las obras en la habana comparado con otras ciudades de europa?…hay un factor importante en la habana..q en las otras ciudades de europa no es tan fuerte…el salitre….
    pero fuera d la habana la revolucion ha construido sus ams importantes obras…..actualicense, panas!!!

  • el 27 julio, 2012 a las 5:50 am
    Permalink

    Julio:
    Como me consta tu capacidad para sopesar pros y contras en todo tema, me aventuro a insistir en mi planteamiento. Cuba es única desde el momento en que -obviando sus descalabros propios, imputables a sus gobernantes y en gran medida a casi todos nosotros – sigue fija en el colimador de la mayor potencia del mundo, con una insistencia que llama mucho la atención. Creo que ya te había hablado sobre mis experiencias en China. Este país, de ser un enemigo jurado de Washington (no olvidar los 36 mil GIs muertos en choque frontal con tropas chinas en Corea), ha devenido uno de los mayores socios de la potencia norteamericana, además de ser principal comprador de su deuda pública y suministrador de buena parte de los productos baratos, pero bastante demandados, que de seguro consumes allá a diario. Otro tanto ocurre con Vietnam, que hoy casi le ruega a Hillary Clinton que propicie una alianza estratégica que permita a Hanoi “blindarse” ante el empuje chino en la región. Y eso lo hace un país donde cayeron más de 58 mil GIs y donde se sigue sufriendo los efectos del Agente Naranja, pero que hace rato que dejó de sufrir los efectos del embargo de EEUU. Ahora saca cuenta de cuántos norteamericanos han caído en Cuba. ¿Te sobraron dedos de una mano? Bien, pues a pesar de ello, esa insistencia de Washington en no entenderse con Cuba, ya hace especial a nuestro país, nos guste o no. EEUU. le da un trato “especial” a Cuba. Aquí también está presente la ecuación causa y efecto. Si todo estuviera normal entre Cuba y EEUU, como lo está hoy entre este último y China y Vietnam, y La Habana se empecinara en su cerrazón, te daría la razón al 100%. Pero no es el caso. ¿Que esta coyuntura le ha servido el Gobierno cubano para apegarse una y otra vez a sus fórmulas, aun cuando las mismas demuestran ser fallidas en más de un caso? Es verdad. Pero volvemos, una vez más, sobre la causa y el efecto.
    En cuanto a nosotros, los cubanos, ¿no percibes que en los foros solemos apostar por el todo o nada, pasando por altos muchos matices? A mi entender, ello es resultado de haber perdido la capacidad de dialogar abiertamente, por taaaaaaaaantos motivos…Bueno, me alegra haber encontrado a alguien como tú, jaja. La “mayoría silenciosa, por desgracia, parece que lo seguirá siendo por mucho tiempo.
    Otro aspecto abordado en estos comentarios es que ¡claro! todos debemos tener el derecho a criticar lo que nos plazca, y en nuestro términos, pero si vamos a ser “analistas” de algún modo, debemos apegarnos a ciertos principios, que (al menos en teoría) rigen como guía ética para todos los medios informativos, sin importar el país donde se ubiquen.
    Ah, y para kurtmicielo (vaya con el nombrecito)…ya he dado unos cuantos gritos, pero casi siempre cuando abro la boca en Pekín, mi mujer china me la llena de arroz frito…ja!

  • el 26 julio, 2012 a las 6:38 pm
    Permalink

    Efectivamente el Calixto García se construyó cuando Cuba era colonia. Inicialmente se llamó Hospital Militar Alfonso XIII en honor al Rey de España.

    El Hospital Ortopédico Fructuoso Rodríguez se inauguró en 1942, durante el primer gobierno de Fulgencio Batista.

    El Instituto de Investigaciones de Oncología y Radiobiología se creó en 1952 bajo el segundo mandato de Batista. Aunque se clausuró en 1954 y se volvió a abrir en 1959, por lo que la Revolución se lo apropió como el primer centro de investigación creado por la revolución.

    Es decir, Elio nos ilustra logros de la revolución con imágenes de edificios que no se construyeron durante la revolución.

  • el 26 julio, 2012 a las 3:06 pm
    Permalink

    Graciosamente dos de las instituciones que Elio fotografío son de antes de la revolución. El Calixto Garcia y El Ortopédico y no estoy seguro si el Oncológico también. Pero todo no se queda solo en como los edificios lucen en su exterior sino como lucen los banos, los salones de operaciones, si todo funciona como debe, si el personal que trabaja tiene las calificaciones adecuadas y trata bien al pueblo etc etc. El pueblo tiene todo el derecho a llamar a cualquier gobernante a contar y a rendir cuentas de que esta haciendo por nosotros. Sino quieren ese trabajo que se quiten y pondremos a otros que si quieran dar respuestas y resolver problemas para el pueblo pero con un sistema de un solo partido esto no tiene sentido. Por que siempre es lo mismo. Remplazar a A por B es como dejar a A pues A es igual a B. Lo bueno seria remplazar a A por C donde C tiene nuevas ideas de como resolver los problemas y que tenga la autoridad real de resolver los problemas, pues muchos de estos llamados representantes del poder popular no tienen poder real alguno. Solo la cúpula elitista de poder tiene poderes reales de hacer cambios.

  • el 26 julio, 2012 a las 2:02 pm
    Permalink

    ¡Hombre Elio!

    Todo —absolutamente todo— tiene su parte buena y su parte mala. Hasta el colonialismo tiene su parte buena. A modo de ejemplo quiero ponerte un diálogo de la película “La vida de Brian.” Nos encontramos en Israel en la época de Cristo. El Frente Popular de Judea lucha contra el imperialismo de los romanos.

    Se realiza una reunión clandestina del Frente Popular de Judea, con el siguiente diálogo:

    John Cleese:Nos han desangrado los muy cabrones,nos han quitado todo lo que teníamos y no sólo a nosotros sino también a nuestros padres, y a los padres de nuestros padres

    John Cleese: Y a cambio los romanos ¿qué nos han dado?

    Judío 1:El acueducto …

    John Cleese:¿Qué?

    Judío 1:El acueducto

    John Cleese: Ah, sí, sí eso sí nos lo han dado, eso es cierto, sí. …

    Judío 2: Y el alcantarillado …

    Eric Idle: ¡Ah sí el alcantarillado! ¿te acuerdas como olía antes la ciudad?

    John Cleese: Si de acuerdo, reconozco que el acueducto y el alcantarillado nos los han dado los romanos

    Judío 3: Y las carreteras …

    John Cleese: Evidentemente las carreteras, eso no hay ni que mencionarlo, hombre. Pero aparte del alcantarillado, el acueducto y las carreteras …

    Judío 4:La irrigación, …

    Judío 5:La sanidad, …

    Judiío 6: La enseñanza, …

    John Cleese: Sí, sí de acuerdo, de acuerdo, …

    Judío 7: … y el vino …

    Michael Palin: Sí, eso sí que lo vamos a echar de menos si se van los romanos,

    Judío 8: Los baños públicos …

    Eric Idle: Y ahora se puede salir de noche sin peligro,

    Michael Palin: Sí, saben como imponer la ley y el orden. La verdad es que son los únicos que han sabido imponerla.

    John Cleese: Bueno pero … aparte del alcantarillado, la sanidad, la enseñanza, el vino, el orden público, la irrigación, las carreteras y los baños públicos ¿qué han hecho los romanos por nosotros?.

    Judío 9: Nos han dado la Paz.

    John Cleese: ¿La paz?, …que te folle un pez!

    –––––––

    El video se puede ver aquí: http://www.youtube.com/watch?v=WYU5SAQwc4I

    Que sí Elio, que la revolución ha hecho mucho por Cuba. Casi tanto como las fuerzas coloniales españolas.

    Me explico. ¿Puedes mostrarnos algún edificio notable que haya dejado la revolución? Oye, que la Plaza de la Revolución, incluyendo el monumento a Martí, la construyó Fulgencio Batista.

  • el 26 julio, 2012 a las 1:56 pm
    Permalink

    La cantaleta-mordaza habitual de que la crítica ha de ser “constructiva” y solo hacerla “en el momento y lugar adecuados”… Esta imposición funciona con los imbéciles y los cobardes.

    Y aquí mi crítica (para romper el hielo): Los artículos de Elio son tagarninas infumables, aburridos y propagandísticos, mal escritos y peor concebidos, indefendibles, incomibles e ilegibles, jajaja… etc, etc, etc… Y por supuesto que lo digo aquí y donde quiera, a la hora que me plazca y sin ofrecer solución alguna; so sue me!

  • el 26 julio, 2012 a las 12:59 pm
    Permalink

    Elio, por favor explique por qué los proyectos de obras públicas que se llevan a cabo en La Habana tardarán muchos años en acabarse, si es que alguna vez sucede esto. ¿Quizás sea debido al grado de robo de materiales? Por favor, explique ¿por qué los edificios cubanos con menos de 80 años de edad se han deteriorado más allá de la reparación, mientras que muchas estructuras europeas similares, con más de 300, todavía funcionan? ¿Quizás tenga que ver con la calidad de los materiales y el mantenimiento? ¿Es el ritmo que tienen las reparaciones de hospitales suficiente o hay menos camas de hospital disponibles cada año? En realidad, dígame si la Revolución ha acabado algún proyecto importante de obras públicas, un sistema de carreteras o un sistema de trenes. ¿Siquiera el pequeño pueblo de Guanabo tiene un sistema de alcantarillado? ¿Qué pasó con el Estadio Olímpico? Y podría seguir. Como muchos revolucionarios, ni siquiera viendo la verdad con sus propios ojos usted deja ver el “lado bueno” de la revolución. Un sol muerto seguirá dando generaciones de luz después de que ha muerto. La revolución ha muerto, solo que usted todavía no se ha percatado.

  • el 26 julio, 2012 a las 8:56 am
    Permalink

    Asi es, el que decide cuando la critica es respetuosa o no (constructiva se solia decir tambien) es el que tiene la sarten por el mango, el que manda. Y el respeto se acaba cuando le pones al problema el nombre y apellido de que masmanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *