Los que emigran y los que huyen

Elio Delgado Legón

El Terminal 2 del aeropuerto Jose Martí. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Las migraciones humanas son un fenómeno mundial que se remonta a tiempos muy antiguos. Los humanos siempre han buscado su bienestar emigrando de zonas más pobres a las más ricas, del campo a la ciudad y de los países subdesarrollados a los desarrollados; sin embargo, de estos migrantes nunca se ha dicho que huyen.

Cuando la migración es por razones políticas, como ocurrió en la época de la dominación fascista en muchos países, y de las dictaduras sangrientas que sufrió Latinoamérica en épocas pasadas, entonces se le llama exilio.

En muchos de esos casos se tienen que asilar en embajadas de otros países para protegerse de la persecución y salvar la vida.

Las campañas propagandísticas sobre Cuba han acuñado el término exilio para referirse a todos los que han emigrado de este país, y cuando se refieren a ellos, dicen que huyen.

En realidad, los que salieron huyendo de Cuba, para no tener que enfrentar la justicia, fueron los asesinos y torturadores del gobierno de Batista y muchos políticos que apoyaban al dictador.

Sin embargo, miles de soldados, marinos, policías y oficiales que no participaron en actos de tortura ni de asesinatos, permanecieron en el país y nadie se metió con ellos. Algunos, incluso, permanecieron en el ejército como asesores, instructores, oficinistas, etc, durante algún tiempo.

Algunos hasta su jubilación. Muchos se fueron después, pero no huyendo, porque nadie los perseguía.

Toda la propaganda mediática contra Cuba hace énfasis también en la cantidad de cubanos que han emigrado hacia Estados Unidos.

Sin embargo, no mencionan los millones de mexicanos, salvadoreños, guatemaltecos, colombianos, y de otros países, mas de 50 millones, que viven en aquel país, aún cuando no tienen el respaldo oficial que tienen los cubanos con la llamada Ley de Ajuste Cubano, una legislación que tiene el objetivo de incentivar la emigración ilegal de Cuba, por cualquier vía, incluso con la comisión de graves delitos, como el asesinato.

Y esa emigración ilegal es precisamente la que usan como propaganda para decir que los cubanos “huyen del comunismo.”

Otro elemento propagandístico utilizado por los enemigos de la Revolución cubana es que mueren personas tratando de cruzar el estrecho de La Florida, incentivados por la mencionada legislación; sin embargo, tampoco mencionan los miles de latinoamericanos que mueren cada año tratando de entrar a Estados Unidos a través de la frontera con México.

Torre de control. Foto: Caridad

¿Qué pasaría si existiera una ley similar para el resto de los emigrados de América Latina? Para ellos es todo lo contrario, se aprueban leyes antiinmigrantes.

¿Se han preguntado alguna vez cual sería la cuantía de la emigración cubana hacia EE.UU. si no existiera la Ley de Ajuste Cubano?

No creo que muchos cubanos se arriesgarían a dejar la seguridad que tienen en su país, para ir a un país extraño a sufrir la discriminación y la persecución a que son sometidos los inmigrantes latinoamericanos y caribeños.

Lógicamente, no existe el mismo nivel de vida en un país pobre y subdesarrollado, que en un país rico y desarrollado. Esa es la razón fundamental por la que emigran los habitantes de unos países a los otros, que en el mundo se calcula entre 200 y 300 millones. Muchos de ellos sí huyen, pero del hambre.

Para la propaganda anticubana, los del resto de los países, emigran; los de Cuba, huyen. Habría que ver realmente cuales son los que emigran y cuales los que huyen.


22 thoughts on “Los que emigran y los que huyen

  • el 26 julio, 2012 a las 10:56 am
    Permalink

    Exacto, el dia que tuve que pedir una papel en la oficoda y otro en la reforma urbana, para en caso de tener casa dejarsela al gobierno, me converti en exiliada. El hecho de que para pasar mas de un mes en MI pais tengo que pagar, me convierte en exiliada tambien. Porque ese gobierno me quita derechos como cubana cuando decido emigrar, entonces la emigracion cubana toda es politica.

  • el 26 julio, 2012 a las 10:52 am
    Permalink

    Yo de verdad no veo contexto historico que justifique nunca los actos de repudio, la humillacion y la injusticia. Si las barbaridades se van a justificar con contexto historico, hasta Hitler buscar su contexto historico para justificar el holocausto.

  • el 25 julio, 2012 a las 9:20 am
    Permalink

    Elio su parcialidad en el análisis no le permite entender el asunto.
    Todos esos que “emigran” desde otras partes del mundo:
    -¿Tienen que pagar un permiso de salida de su país que significa más de su salario anual?
    -¿Tienen que pagar una carta de invitación que significa más de su salario anual?
    -¿Una vez que emigran el estado les confisca sus casas y sus autos?
    -¿Reciben los vituperios oficiales de “escorias”, “mercenarios” y “traidores” por abandonar su país?
    -¿Son retenidos en los aeropuertos y reenviados a sus países de residencia por haber discrepado de las políticas del gobierno de su país de origen?
    -¿No pueden obtener un permiso de salida del país-así lo paguen- porque el estado no les permite salir?
    -¿Están obligados a entrar en su país de origen con un pasaporte de ese país apesar de tener otra nacionalidad?
    Contestando estas siete preguntas se ubicará mejor en el asunto.
    La producción de desterrados por la política migratoria cubana nada tiene que ver con las migraciones mundiales.
    Si usted compite por entrar en la Mesa Redonda de la TV cubana ya está listo.Pero en un foro abierto está profundamente descalificado, no compite por su parcialidad.

  • el 22 junio, 2012 a las 4:46 pm
    Permalink

    Caballero no se molesten, elio no es un viejo, elio es un asalariado de la uci, les pagan por escribir todas esas boberias en cuanto blog haya sobre cuba. No se desgasten, si le dan un chance elio igual saldria huyendo.

  • el 10 junio, 2012 a las 8:33 am
    Permalink

    Elio es la prueba viva e irrefutable de que los extraterrestres existen y conviven con nosotros… pero no entienden nuestra realidad.

    No voy a perder mi tiempo mostrándole a un lagarto venusino los excesos y abusos del gobierno cubano en contra de sus ciudadanos, como causa de una estampida donde muchos mueren buscando libertad.

    Me toca de cerca porque escapé de Cuba a lomos de balsa; harto de ser -por años- acosado y encarcelado por la policía política de los Castro.

    Elio, encerrado en su cápsula transdimensional sería incapaz de comprender.
    —————————————
    Como tampoco puedo entender la razón de publicar estos artículos de “social”-ficción, que no resisten la verificación con la realidad de Cuba.
    Buscar equilibrio en el contenido de una publicación es loable, pero usar dura y acéfala propaganda como contrapeso es lastimero; y logra el efecto contrario: le resta credibilidad y prestigio al sitio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *