Los que emigran y los que huyen

Elio Delgado Legón

El Terminal 2 del aeropuerto Jose Martí. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Las migraciones humanas son un fenómeno mundial que se remonta a tiempos muy antiguos. Los humanos siempre han buscado su bienestar emigrando de zonas más pobres a las más ricas, del campo a la ciudad y de los países subdesarrollados a los desarrollados; sin embargo, de estos migrantes nunca se ha dicho que huyen.

Cuando la migración es por razones políticas, como ocurrió en la época de la dominación fascista en muchos países, y de las dictaduras sangrientas que sufrió Latinoamérica en épocas pasadas, entonces se le llama exilio.

En muchos de esos casos se tienen que asilar en embajadas de otros países para protegerse de la persecución y salvar la vida.

Las campañas propagandísticas sobre Cuba han acuñado el término exilio para referirse a todos los que han emigrado de este país, y cuando se refieren a ellos, dicen que huyen.

En realidad, los que salieron huyendo de Cuba, para no tener que enfrentar la justicia, fueron los asesinos y torturadores del gobierno de Batista y muchos políticos que apoyaban al dictador.

Sin embargo, miles de soldados, marinos, policías y oficiales que no participaron en actos de tortura ni de asesinatos, permanecieron en el país y nadie se metió con ellos. Algunos, incluso, permanecieron en el ejército como asesores, instructores, oficinistas, etc, durante algún tiempo.

Algunos hasta su jubilación. Muchos se fueron después, pero no huyendo, porque nadie los perseguía.

Toda la propaganda mediática contra Cuba hace énfasis también en la cantidad de cubanos que han emigrado hacia Estados Unidos.

Sin embargo, no mencionan los millones de mexicanos, salvadoreños, guatemaltecos, colombianos, y de otros países, mas de 50 millones, que viven en aquel país, aún cuando no tienen el respaldo oficial que tienen los cubanos con la llamada Ley de Ajuste Cubano, una legislación que tiene el objetivo de incentivar la emigración ilegal de Cuba, por cualquier vía, incluso con la comisión de graves delitos, como el asesinato.

Y esa emigración ilegal es precisamente la que usan como propaganda para decir que los cubanos “huyen del comunismo.”

Otro elemento propagandístico utilizado por los enemigos de la Revolución cubana es que mueren personas tratando de cruzar el estrecho de La Florida, incentivados por la mencionada legislación; sin embargo, tampoco mencionan los miles de latinoamericanos que mueren cada año tratando de entrar a Estados Unidos a través de la frontera con México.

Torre de control. Foto: Caridad

¿Qué pasaría si existiera una ley similar para el resto de los emigrados de América Latina? Para ellos es todo lo contrario, se aprueban leyes antiinmigrantes.

¿Se han preguntado alguna vez cual sería la cuantía de la emigración cubana hacia EE.UU. si no existiera la Ley de Ajuste Cubano?

No creo que muchos cubanos se arriesgarían a dejar la seguridad que tienen en su país, para ir a un país extraño a sufrir la discriminación y la persecución a que son sometidos los inmigrantes latinoamericanos y caribeños.

Lógicamente, no existe el mismo nivel de vida en un país pobre y subdesarrollado, que en un país rico y desarrollado. Esa es la razón fundamental por la que emigran los habitantes de unos países a los otros, que en el mundo se calcula entre 200 y 300 millones. Muchos de ellos sí huyen, pero del hambre.

Para la propaganda anticubana, los del resto de los países, emigran; los de Cuba, huyen. Habría que ver realmente cuales son los que emigran y cuales los que huyen.


22 thoughts on “Los que emigran y los que huyen

  • el 8 junio, 2012 a las 11:13 pm
    Permalink

    Isbel como siempre analizas las cosas fuera de contesto historico. Como no va a existir conflicto con la emigracion en los 80 cuando bajo la agresion norteamericana constante un grupo de delincuentes se introduce a la fuerza en la embajada del Peru y en dicha accion es atacado un custodio de dicha embajada.
    Esta embajada permite y fomenta los hechos. La embajada se llena de delincuentes y gente de la peor especie y esto trae como consecuencia la llamada salida por el puerto del Mariel.
    Esto ocurre cuando Cuba era sobrevolada por aviones espias norteamericanos y los planes de sabotaje eran constantes. En esos dias ocurre el incendio intencional del circulo infantil Levantan cuando estaba lleno de ninos.
    Eran anos de patriotismo antes que todo y amigrar hacia USA sabiendo que serias utilizado para propaganda era totalmente antipatriotico. Ademas llegaban a usa y la mayoria debia mentir sobre la causa de su salida y esto era utilizado por el enemigo de su patria para desacreditarla y justificar el Bloqueo.
    Gracias a dios en aquella epoca aun existia la URSS.
    Ademas esa fue la decada del mas alto nivel de vida alcanzado por el pueblo cubano en su historia y el mayor % de los que se marcharon eran vagos y delincuentes. De los cuales hoy existen mas de 30 mil con orden de deportacion aqui en USA.

  • el 8 junio, 2012 a las 5:54 pm
    Permalink

    La questión, Gabriel, es que para los EEUU – que considera *qualquier* cubano que pisa en su solo un ‘refugiado’ desde 1960, ignorando totalmente la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 – y los grán medios de comunicación *todo* cubano que sale de Cuba es un ‘exilado’, o que es obvio que no es verdad.

  • el 7 junio, 2012 a las 2:35 am
    Permalink

    La emigración cubana no es todavía mayor debido a que el gobierno cubano restringe la libertad de circulación. Difícilmente puede emigrar alguien a quien le niegan el permiso de salida. Además las incautaciones de bienes y derechos a los emigrados desincentivan la emigración.

  • el 6 junio, 2012 a las 8:52 pm
    Permalink

    Bueno, Elio… ¿y quién fue quien primero habló mal de los que se iban de Cuba? ¿quién dijo “aquí no los queremos”? ¿quién les aplicó la palabrita “escoria”? ¿quién, en esencia, promovió el odio hacia los que se iban de la isla? ¿quién comenzó toda esta distorsión que hasta el día de hoy persiste?
    Muchas veces son ciertas las manipulaciones foráneas… pero y las manipulaciones del lado de acá?

  • el 5 junio, 2012 a las 10:59 am
    Permalink

    Pues Luis,

    Habría que hacer un recuento con los casos como los de Víctor. O mejor, una encuesta entre los cubanos emigrados para preguntarles sus motivaciones.

    A partir de ahí podríamos determinar el porcentaje de cubanos que han huido de Cuba por persecución política; porque lo que es obvio es que estos casos existen.

  • el 5 junio, 2012 a las 4:12 am
    Permalink

    Elio seria bueno que publicaras algo relativo a los que por razones politicas desean salir del país y se les retiene como a los médicos durante, largos 5 años, violando el artculo 13 de la carta de derechos humanos, si bien mucho de lo que refieres es cierto, relativo al resto de los paises, donde no se habla ni comenta mucho sobre la emigración. Seria bueno tambien hablar de la famosa modificación de la ley migratoria modificada en cuba que hace siglos esperamos. Todos creen tener la verdad seria bueno escucharnos todos de un lado y del otro al final como dice Arjona la vida es corta y a historia es larga verdad.

  • el 4 junio, 2012 a las 8:14 pm
    Permalink

    Si, hay mucho por desandar y recorrer.

  • el 4 junio, 2012 a las 6:52 pm
    Permalink

    Ay este Señor …en qué Cuba vivirá él que no conocí yo…nosotros todos nos escapamos, allá no se nos reconoce el derecho humano de libre movimiento; cuando ese movimiento existe , entonces se emigra, pero los cubanos no emigramos NOS ESCAPAMOS , como sea. Nos quedamos de misión de trabajo o estudio, o de delegado cultural, nos casamos hasta con una Haitiana, con tal de irnos, …eso no es emigración, eso se llama escapar. Nos escapamos y nos autoexiliamos, preferimos dejar todo atrás que vivir allá, en el “Paraíso Castro-Caribeño”, y …Señor Elio por qué será. Llame las cosas por su nombre, no somos anticubamos por huir, tampoco por decir la verdad sobre el régimen, ni por atacarlo , se llama “instinto de conservación”; nos duele huir, pero tenemos que hacerlo, porque tenemos una sola vida, y no hay segunda. No se puede desperdiciar en ningún suelo, ni siquiera en el patrio, cuando no nos da la posibilidad de vivir con decoro y desarrollarnos, y tener “lo que tenía que tener”(Nicolás Guillen)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *