Los precios y otros horrores en Cuba

Por Aurelio Pedroso  (Progreso Semanal)

Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES – No hay momento en el día para que no se nos presente la desdicha de mirar a la billetera o a lo alto de los cielos.

Esto último, como suelen hacer con más frecuencia nuestros peloteros, que sin haber pisado jamás una parroquia, cuando conectan un cuadrangular elevan sus brazos y ojos hacia lo infinito del firmamento, dándole gracias al Señor todopoderoso.

Y esa es, precisamente, la gran diferencia. Unos agradecen y otros le reclaman la posibilidad monetaria de enfrentar la nueva mala contingencia.

“Todo ha subido” es la frase socorrida del dueño de un restaurante que ejemplifica cómo debe pagar a 40 pesos la libra de limón, hasta la de una señora, que en su más completa soledad, debe enfrentar el indispensable complemento que resulta de una visita a un mercado en divisas.

A la par, y ni las propias autoridades lo niegan, los salarios, pensiones y jubilaciones continúan bajos y no pocos se ven obligados a ciertas actividades consideradas como ilegales, que no responden a otra cosa que a un principio de subsistencia y no a la aspiración de convertirse en delincuentes y dejar de ser honrados.

Quien le roba al Estado veinte litros de petróleo para comercializarlo a unos 15 pesos cubanos cada uno, alega que lo hace para poder adquirir la libra de bistec de cerdo a 55 pesos. Y ese carnicero es quien afirma que el pienso está por las nubes, y debe abonar unos 220 pesos o diez CUC para, entre todos los vecinos, satisfacer la demanda de un individuo que cobra 100 CUC por limpiar la fosa del edificio donde vive.

El operador de la fosa advierte en público que, fíjese si todo está caro, que el mecánico le está ofertando un nuevo hidráulico nada menos que por 300 CUC. Otro operario, como para sostener la carestía de la vida y los pocos escrúpulos de quienes comercializan en el mercado negro los medicamentos, jura como biblia en mano, que su mujer diabética debe pagar el blíster de glimenclamida a 30 pesos a otra persona, alarmada porque el cartón de 24 huevos le ha facturado 5 CUC o 120 pesos cubanos…

La historia de nunca acabar. El intranquilo perro mordiéndose él mismo la cola o, como suele decirse en el dominó, aquello de Songo le dio a Borondongo, Borongo a…

Y la economía, de primerísima responsable, arrinconada como pocas veces, contemplando el panorama desde la primera fila sin poder hacer mucho y sí exigiendo mayor productividad. Si no hay riqueza, muy poco puedo hacer, parece reflexionar consigo misma.

Tiempos difíciles que requieren también de decisiones de igual magnitud…

2 comentarios sobre “Los precios y otros horrores en Cuba

  • Es cierto lo que dices…es una cadena en la que todos al final estamos involucrados, y no hay de otra, aunque existen personas que aprietan en lo que hacen…pero igual el estado no responde a dar soluciones y lo cierto es que hay que inventar para subsistir…

    Respuesta
  • No hay un solo cubano -en Cuba, con quien hablo que no se queje de lo difícil que es la vida en la isla, pero… casi todos votaron SÍ al comunismo; sabiendo que, precisamente el comunismo es lo que los tiene hundidos por ya 60 años.
    Basado en esta incongruencia suicida, la conclusión es que Uds. son unos esquizofrénicos incurables, masoquistas, o sufren de una masiva cobardía y amoralidad funestas.
    Es fácil culpar de sus miserias morales y materiales a una cleptocracia sangrienta atornillada en el poder por seis décadas, sin admitir la complicidad de las víctimas con sus victimarios.
    No se quejen, que Uds. cavaron (aún siguen cavando) el hueco donde están hundidos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

San Ignacio, La Habana. Por Douglas Prentiss, EUA. Cámera: Canon 5D Mark ii

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com