Los logros de la Revolución cubana

Por Repatriado

Foto: Alexander Coronado

HAVANA TIMES – Es difícil definir los “logros de la Revolución”, no porque no existan obvias mejoras en el país con respecto a la etapa republicana, sino porque adjudicar esos logros a la gestión socialista porque se hayan dado bajo ese régimen, no es argumento suficiente para otorgarle el mérito. La covariación indica, pero no demuestra causa y efecto.

El aumento de la integración femenina a la vida laboral es notable con respecto a la etapa precedente, ¿pero es ello un logro de la Revolución? ¿Acaso esa integración no ha sido una tendencia global generalizada?

La alfabetización es universal ¿pero no es igual en otras naciones que no han hecho una revolución?

Los índices de salud son de primer mundo, aunque Cuba no está en ese grupo, mientras países que antes del 59 estaban en situaciones equiparables a la cubana no solo tienen también índices de salud desarrollados, sino que han pasado a formar parte de ese primer mundo o se acercan, y todos sin una revolución socialista.

No niego que esos adelantos sean gracias al proceso encabezado por Fidel Castro, solo quiero ponerlos en perspectiva e intentar alejarme tanto del triunfalismo como del derrotismo que anima a los extremos polarizados cuando juzgan estos 60 años de socialismo cubano.

Pero como es imposible que todo haya mejorado desde el 59 hacia acá, me enfocaré ahora en destacar los problemas actuales y tratar de mantener igualmente la equidistancia.

Foto: Alexander Coronado

Durante 60 años Cuba ha necesitado siempre un benefactor externo, la economía centralizada ha sido incapaz de sostener un nivel de vida mínimamente cómodo para la inmensa mayoría de la población. El persistente descalabro de la Salud y la Educación destapan la peligrosa insostenibilidad de esos sectores y su muy posible pérdida al no ser producto genuinamente alcanzado por aumento de la riqueza, sino por distribución de financiaciones circunstancialmente obtenidas mediante alianzas políticas siempre temporales.

Alarmante es la indisciplina social, podría argüirse que el Estado ha centrado el uso de sus órganos represivos en el control político, quedándose sin energías para evitar que la indisciplina invada todo, desde el maltrato ultrajante que se recibe como consumidor en cualquier establecimiento, estatal o privado, hasta la sufrida invasión de desechos físicos y musicales donde sea.

A estas alturas lo que pudo haber comenzado como impunidad, debido al relajamiento de la responsabilidad institucional sobre el orden púbico, se ha integrado en la cultura de convivencia del ciudadano promedio, convirtiéndose en norma el irrespeto y en marginal la educación.

Triste, además, es la relación anormal, bastante más laxa hoy en día, que durante años han vivido los cubanos a ambos lados del hecho migratorio. El estigma tanto del que se iba como la presión sobre la familia que quedaba lastró generaciones y rompió familias dejando hondas y dolorosas cicatrices, así como una macabra y sobrealimentada población de tiburones en el estrecho de la Florida.

Con o sin razón, es generalizada la idea en los jóvenes de que no hay esperanza en una mejoría a corto plazo de su vida aquí, reflejándose eso en el compartido deseo de irse a donde sea, incluso a países con situaciones terribles como Haití o regiones de Centro América, pero donde al menos entienden ellos que la oportunidad de fracasar o triunfar está en sus manos, no en la de un sistema demasiado encorsetado.

Una bomba de tiempo es el paisaje demográfico, hace años, sino décadas, el índice de reproducción no llega siquiera a la taza de sustitución de dos hijos por mujer, sumándole a eso el éxodo masivo, pero lo peor en este asunto, según los propios estadísticos del Gobierno, estaría por venir.

Foto: Alfonso Aguilar

No sé cuál es la media de las pensiones hoy, pero si promedio a los pensionados de mi familia, todos jubilados profesionales, no llega a los 15 USD mensuales y con el inri de que al estar jubilados poco pueden malversar para mejorar su vida. ¿Quién pagará las pensiones del futuro?

Y es la malversación corriente otro de los azotes que ha arraigado en Cuba. Si en la etapa republicana la corrupción era típica en las altas esferas políticas y escandalosos casos eran destapados por la prensa de la época, hoy esa corrupción es vox populi, solo que la prensa no la destapa, pero además ha hecho metástasis al resto de la sociedad que para sobrevivir ha de “resolver”, eufemismo que describe el constante cometimiento de ilegalidades para poder completar los muy insuficientes “salarios”, siendo salario en este caso otro eufemismo.

La simbiosis entre pueblo y Estado puede resumirse en la popular frase de “ellos hacen como que nos pagan y nosotros hacemos como que trabajamos”, con carta blanca para malversar a pequeña escala siempre que no se te ocurra pensar en política.

Nuestro Martí dijo algo así como que “los desagradecidos solo ven del sol sus manchas”, puede ser, pero solo un fanático religioso puede negar esas manchas, ambos extremos son erróneos.

Como toda sociedad, la cubana tiene luces y sombras, es difícil otorgar entonces culpas y méritos.

¿Es difícil?

 


16 thoughts on “Los logros de la Revolución cubana

  • el 6 marzo, 2018 a las 9:00 pm
    Permalink

    de acuerdo contigo Roger, vivo en cuba hace 51 años, he visitado algunos paises y siempre me siento fuera de lugar, nunca me enseñaron a converzar, comportarme y convivir como la mayoria de las personas del mundo, he aprendido solo y dandome golpetazos, nunca me enseñaron ni siquiera el amor a la patria(no, a algunos lideres), el himno, la bandera, solo despues de salir en misiones oficiales (por cierto) aprendi todos eso, saludos

  • el 26 febrero, 2018 a las 7:00 am
    Permalink

    recuerdo ese dicursito de raul donde dijo algo así como q la revolucion habia sido demasiado buena y no habia querido aplicar la ley sino el convencimiento, pero q la gente se habia aprovechado de esa bondad…. y el q está en mazorra es el señor ese q corrió con una bandera por la plaza

  • el 26 febrero, 2018 a las 6:58 am
    Permalink

    el daño es reversible por sustitución, recuerda q el hombre depende de sus circunstancis, una vez q cambie el medio la personas capaces se adaptarán, tenga esperanza y cuidado no te den un tiro por allá.

  • el 26 febrero, 2018 a las 6:57 am
    Permalink

    I agree

  • el 26 febrero, 2018 a las 6:56 am
    Permalink

    josedario, aunque aun hay cubanos q ven logros, y no ver algun logro es una tonteria, otra cosa es achacarselos al gobierno, recuerda q hasta un reloj roto da la hora correcta dos veces al día.

    No estoy nada de acuerdo en eso de q “Lo que si hay en Cuba es un sentimiento colectivo que impide ver la realidad, un conformismo que lastra la iniciativa. Un optimismo peligroso”

    aqui lo unico peligroso es la desesperanza generalizada, la abulia y el desanimo en todos, especialmente en la juventud.

  • el 26 febrero, 2018 a las 6:54 am
    Permalink

    meresbala, tengo la esperanza de q llegado el momento retorne una gran parte de ese personal q comenzó su preparación en cuba, fue bien vacunado en cuba, y ha logrado abrirse paso fuera de cuba pues aquí el gobierno no se lo permitia, mi unica esperanza en una mejoria de este pais cuando los castros ya sean solo zombies esta en esa gente.

  • el 26 febrero, 2018 a las 6:51 am
    Permalink

    Lui espero no entiendas mi artículo como celebración de logros, es obligación de todo gobierno tener logros, cosa q el nuestro se enfrazca en obviar.

    Importante, no es el pais, que somos todos, quienes utilizan los “logros” como propaganda, es la camarilla del gobierno.

  • el 26 febrero, 2018 a las 6:48 am
    Permalink

    Roger a dado usted una descripción sociólogica muy acertada del cubano promedio, lo triste es que aquí seguimos creyendo que de verdad una de nuestras riquezas es el “capital humano”, unos humanos que en su inmensa mayoria han estado desconectados de lo que es el mundo real y que sobre eso han perdido los valores básicos de la convivencia sustituyendolos por un utilitarismo dickensiano.

    Gracias por su comentario

  • el 25 febrero, 2018 a las 10:25 pm
    Permalink

    Toda mi perorata anterios es para dar mi opinion sobre uno de los mas rotundos fracasos de la llamada revolucion.

  • el 25 febrero, 2018 a las 10:14 pm
    Permalink

    Despues de cuarenta anos fuera de Cuba [nunca he regresado] mi unico contacto directo3 con el pais ha sido en los ultimos tres anos unas amistades recien llegadas de Cuba, compuesta de una generacion despues de la mia. Podrian ser hijos mios, o hijos de mis amigos. La diferencia entre ellos y yo es bastante amplia. Principalmente en el enfoque de como es el proceso de adaptacion a este sistema donde nos ha tocado vivir. Mi sorpresa es que ellos tardan mas tiempo pensando como puede evadir las reglas del juego, mucho antes de aprenderlas y ponerlas a trabajar en su beneficio. A mi me recuerdan mucho los personajes de las novelas picarescas del siglo de oro de la literatura Espanola. Son picaros, dicharacheros, dispuesto a la fiesta y a la risa y sin mucho tiempo para la reflecion. De politica, no saben nada, ni siquiera de la de Cuba. No lean y no se informan de cosas que verdaderamente los afecta, como asuntos de emigracion y las nuevas politaca de USA con respecto a Cuba. Tal parece que la vida se les esta escapando y estan en una carrera desesperada para alcanzar algo que no saben que es, pero piensan no poder alcanzar. Lo que quieren es muy simple, hacer dinero para ir a gastarlo en Cuba. No quieren pensar en la creacion del capital personal pues no tienen nocion del futuro. Yo estuve cuatro anos trabajando antes de poder tomar mi primer viaje de vacaciones a Puerto Rico, a Cuba no me dejaban entrar. Mis nuevo amigos no tienen la menor idea de la palabra diciplina personal, no la impuesta, sino la que uno mismo debe imponerse para lograr los objetivos personales. No tienen la menor idea de como administrar el tiempo llegan siempre tarde a todo, y piensa que el tiempo de las otras personas tambien les pertencen. No hablan, gritan, no conversan, discuten. Toma el concepto de la amistad como algo que pueden manipular siempre en su beneficio sin que pensar como el amigo puede afectarse. No pueden enterder que el que triunfa no es el que sabe mas, o el mas fuerte sino aquel que tiene la capacidad de cambiar y asimilar nueva informacion y ponerla en su beneficio. O sea, salieron de Cuba y consideran una ofensa que les aconsejen que tienen que cambiar pues para ellos “ser Cubano” es lo mas importante sin poder enterder que hay que ser un buen ser humano antes de ser cualquier coso.

  • el 22 febrero, 2018 a las 12:14 pm
    Permalink

    Es bueno celebrar los logros, pero no es saludable que el país Utilice estos “logros” que cada día se ven más polarizados -en mi experiencia – para no avanzar más rápido en políticas públicas que generen mayor ingresos de recursos, oportunidades y divisas a las personas, y mucho menos hablar de justicia social, en Cuba el tema de los derechos hasta donde he constatado no es un asunto de derecho, es un asunto político ergo Ideológico producto del fenómeno geopolítico o sea el ritmo con que se mueven los intereses de los clientes de la mayor de las Antillas.
    En conclusión, es positivo mencionar los logros de la “Revolucion cubana” pero ya es un discurso gastado para el mundo entero, en su agenda Cuba esta como un buró andante que se destaca por cumplir y no salir del esquema que construyó a principio de los 60, y que conste no lo digo yo, los libros y estadísticas lo describen mucho mejor que este escritor.
    Saludos desde la isla bipolar.

  • el 22 febrero, 2018 a las 10:25 am
    Permalink

    con dinero regalado por otro cualquiera se adjudica ciertos “logros”, hasta que el dinero se acaba y te toca demostrar que has “logrado” realmente y ese es el caso de Cuba. Con dinero sovietico entrando por tuberias cualquiera da educacion y salud gratis, la pregunta es, de que sirve tanta “gratuidad” y tantos medicos, ingenieros, arquitectos y de todo lo que se anuncia como un “logro” si eso no se puso traducir en progreso por la mentalidad obtusa politica..??

    justamente el fracaso de la revolucion cubana fue la educacion y la salud que no le sirvieron de nada, sin embargo el resto del mundo si le sacó provecho al talento cubano, cosa que en Cuba no pasa…

  • el 22 febrero, 2018 a las 7:41 am
    Permalink

    si un cubano ve “logros” en la situacion actual cubana, creo me pone a reflexionar, porque en un pais en que :
    -la educacion formal y profesional se encuentra degradada.
    -el sector agropecuario es un desastre total,
    -las libertades y derechos ciudadanos, brilla por su ausencia.
    -el paisaje urbano y rural es como si hubiera habido guerra recientemente
    -la salud publica horrorizaria si se pudieran narrar carencias, suciedades, malapracticas.
    -la participacion ciudadana en los negocios publicos es nula
    -los cubanos practican menos deportes que nunca….etc,etc
    Como estariamos ahora,,,,,nadie lo sabe. Pero nos robaron el empuje, la participacion y la esperanza.
    Lo que si hay en Cuba es un sentimiento colectivo que impide ver la realidad, un conformismo que lastra la iniciativa. Un optimismo peligroso

  • el 22 febrero, 2018 a las 2:20 am
    Permalink

    Está todo dicho pero quiero recalcar algo, esos “logros” lo hemos pagado muy caro, para empezar la división física de las familias, al inicio todo el que emigraba era gusano y después se clasificaba a los emigrantes como “quedados”, lanzándolos al destierro. El daño que han hecho no compensa los logros de que presumen.

  • el 21 febrero, 2018 a las 8:46 pm
    Permalink

    Estoy completamente seguro de que vivir fuera de cuba ha sido una buena decisión mía. Es inevitable que en algunas situaciones aquí en México haga comparaciones pero siempre concluyo reafirmando mi decisión. La población de cuba ha cambiado tanto que no me sentía entre iguales, como si hubiesen sustituido una población por otra. Realmente no me siento muy esperanzado con que pueda revertirse el daño. Pero cuando tengo contacto (el que sea) con personas de las que da gusto escuchar que son cubanas,siento alegría y un poco de orgullo.

  • el 21 febrero, 2018 a las 3:59 pm
    Permalink

    Buen post Repatriado. El irrespeto y la vulgaridad practicamente generalizada en la Cuba de hoy es el resultado de incentivar lo marginal; en su momento todo lo que oliera a buenas costumbres se conceptuó como “rezagos burgueses” que no tenían espacio en la nueva sociedad. A mi entender una buena parte de los cubanos hoy viven sin una visión clara de futuro, viven el día a día “resolviendo” como pueden; los que se van quieren al menos probar fuerzas en otro sitio, unos con mejores y otros con peores resultados, pero incluso a estos últimos les queda la satisfacción de haberlo intentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *