Lo que era y lo que es

Por Xiomara Reinoso Gómez

Amor. Photo: Caridad
Amor. Photo: Caridad

HAVANA TIMES — Hace más de 30 años tuve un marido; vivimos juntos durante un año y luego nos separamos. Me gustaba, pero eso no era suficiente para seguir adelante; yo necesitaba amar, y amar mucho para sobrellevar la convivencia.

Él era militante del PCC y no hablaba nunca de religión. Si alguien tocaba el tema se ponía muy serio o se alejaba del grupo. Yo me divertía con eso y hasta motivaba a los que querían hablar sobre el asunto, solo por ver la cara que ponía.

Nunca pertenecí a ninguna secta religiosa, a pesar de que siempre he creído en Dios, a mi manera. Pienso que el templo de Dios lo llevamos dentro y no hay que buscarlo en ninguna iglesia; además, detesto todo tipo de imposición.

Pero volvamos al presente. Un amigo que tenemos en común se encontró con él y le dio mi número telefónico. Me llamó y nos citamos.

Fue emocionante volver a verlo después de tantos años, me hizo recordar la juventud y los buenos momentos que pasamos juntos. Pero la vida te da sorpresas. Quedé perpleja cuando me contó que es pastor de una iglesia Bautista. Cuando salí de mi asombro le pregunté: ¿Siempre creíste en Dios?

Me dijo que sí, siempre, pero como era del Partido tenía que ocultarlo -porque los militantes no podían ser religiosos. Como ya eso cambió podía gritarlo a los cuatro vientos.

Entonces negaste al Señor como Pedro hizo con Jesús -le dije-, solo que este lo negó tres veces y tú una vida entera, incluso a mí que era tu mujer. Bajó la cabeza sin responder.

Sentí pena y no le mencioné más el asunto, porque mi intención no era herirlo, pero en silencio pensé: ¿Cómo es posible que una persona se deje manipular, negando lo que piensa o lo que siente por quedar bien con otras?

Me dio su número telefónico por si me animaba a comenzar de nuevo, pero no lo voy a llamar. Es que finalmente comprendí por qué nunca llegué a amarlo: no me gustan las marionetas.


19 thoughts on “Lo que era y lo que es

  • el 22 octubre, 2015 a las 7:31 am
    Permalink

    No embarajes, hermano, Xiomara no quiere que le echen ninguna mano, quiere compartir contigo en la discotemba.

  • el 21 octubre, 2015 a las 8:28 pm
    Permalink

    Jaja…Tá buena esa…Mi china sabe que estamos en Período Especial (¿o ya se acabó?), y que a todos los compatriotas en la Isla hay que echarles una mano…(Irina, ve calentando el sartén para las croquetas “veganas” de Yusimí y Verónica)

  • el 21 octubre, 2015 a las 5:58 pm
    Permalink

    Deja que la china se entere lo que esta pasando aquí y ya veras a donde va a ir a bailar Isidro.

  • el 21 octubre, 2015 a las 3:25 pm
    Permalink

    A todos, Xiomara lee los comentarios, y agradece sus opiniones. Ella está esperando como cosa buena la invitación de Isidro a la discotemba.

  • el 21 octubre, 2015 a las 11:05 am
    Permalink

    En cierta forma todos somos marionetas y bien que hubo una epoca en que habia que ocultar las creencias. Simplemente el tipo nunca te gustó.

    Yo era recontragusana y en plenos 90`s andaba con un guardia y hubiera dado la vida por él pero él no estaba tan dispuesto.

  • el 21 octubre, 2015 a las 10:00 am
    Permalink

    Compañera Xiomara, que no se diga: Si se enemista Ud.con todo el que en Cuba ha tenido que guardar cosas en el closet, no va a poder saludar ni al carnicero. Que a mí no se me olvidan las recogidas de hippies y homosexuales en La Habana; ni cuando botaron a Cintio y Fina García Marruz de la Biblioteca Nacional por ser crisitianos, a pesar de los revolucionarios que eran. Y ya ve Ud.ahora tenemos un CENESEX que paga operaciones se sexo, baila congas gay y ya hemos recibido a tres papas (que todavía no dan para un puré, conste)…. Ah, recuerde la invitación a la discotemba….

  • el 21 octubre, 2015 a las 6:20 am
    Permalink

    Xiomara mujer, le tienes unas ganas a los hombres de madre, el ex-marido, que no duro mucho, con el oficial del hospital, ni a la esquina, no hay quien se acerque ni teniendo los 1.50 CUC para la cerveza. Así mas nunca. ¿Sabes una cosa? No te creo.

  • el 21 octubre, 2015 a las 4:06 am
    Permalink

    Xiomara, creo por lo que escribes debes ser una mujer inteligente y dado eso sí te sientas a analizar un poco la respuesta a tu artículo anterior de que por qué estás sola y probablemente seguirás sola está en este otro artículo. No se puede ser tan inflexible. Todos cambiamos. Hasta tú misma seguro que no eres la misma de la juventud. Algunos cambiamos para bien y otros se retuercen más.
    Hay que aprender a perdonar y ser tolerante. Nadie es perfecto.

  • el 21 octubre, 2015 a las 12:29 am
    Permalink

    EDUARDO y quien impuso ese sistema de doble moral? Fidel Casiano Castro Ruz y su camarilla fijate que hasta su nombre lo cambio por Alejandro jajaja…nada manias de grandeza

  • el 20 octubre, 2015 a las 8:35 pm
    Permalink

    Xiomara, veo que algo sabes de la Biblia, entonces seria bueno comentar tu articulo/opinion con la misma Biblia:

    MATEO 7;

    “No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. 2 Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.

    3 »¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no le das importancia a la viga que está en el tuyo? 4 ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Déjame sacarte la astilla del ojo”, cuando ahí tienes una viga en el tuyo? 5 ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano

    Que Dios te Bendiga

  • el 20 octubre, 2015 a las 1:47 pm
    Permalink

    EDUARDO, quien obligo a los cubanos a comportarse de esa manera hipócrita, cobarde, doble cara y que por oportunismo se hicieran pasar por comunistas, fue el hombre mas descarado que se ha conocido en la historia que ha sido Fidel. Solo tienes que leer todos sus discursos para que te des cuenta la clase de camaleón que ha sido. Acaso no es verdad que los del PCC no podían bautizar a sus hijos, ni podían ser homosexuales, ni podían siquiera tener contacto con una madre o un hermano que viviera en US. O acaso todos los que Robertico Robaina hizo brincar lo hicieron porque de corazón no querían ser yankees? Acaso tu comandante no obligo a los cubanos a odiar todo lo que fuera americano y ahora se abren de patas para que vuelvan? de qué tú hablas?, los primeros hipócritas y sin vergüenzas son el gobierno que los desgobierna a uds, que un día les prohíbe una cosa y al otro día les da permiso.

  • el 20 octubre, 2015 a las 12:36 pm
    Permalink

    ….el fulano ese no era una marioneta manipulada o que solo queria quedar bien….era y es un descarado hipocrita y oportunista como hay muchos, que dicen que no podian practicar su religion o su fe por estar prohibida,por miedo o por perder privilegios,trabajos o etc,etc….esos no fueron nunca ni comunistas antes ni religiosos o cualquier otra cosa ahora y no se puede ser tan descarado ,cobarde o hipocrita y culpar al sistema o al gobierno por ser tan poca cosa….

  • el 20 octubre, 2015 a las 11:51 am
    Permalink

    De acuerdo con Isabela. Te peleastes con el porque no estabas totalmente enamorada, no porque la religion o el carne del PCC estuviesen de por medio. Si queremos que la sociedad cubana avance para todos es hora se ser un poco mas comprensivo con los demas. Todos cometemos errores y horrores en esta vida y todos temenos derecho a rectificar y asumir nuevos valores. Cuba fue y aun es, un pais donde casi todo el mundo tiene escondido algo en el closet.

  • el 20 octubre, 2015 a las 10:04 am
    Permalink

    Con todo respeto Xiomara pero tu artículo tiene un nivel altísimo de candor, por no decir infantilismo. Al leer la última parte del post, no pude evitar acordarme de aquellas poesías que recitaba en la escuela primaria frente a la bandera, con actitud combativa y categórica. Espero que lo que plasmaste acá, no refleje para nada lo que eres como persona. porque con semejante intolerancia y soberbia no se llega muy lejos.

  • el 20 octubre, 2015 a las 8:13 am
    Permalink

    ¡Xiomara, qué mala eres! ¡Qué mala eres, Xiomara!
    No es que no te gusten las marionetas, es que no te gustaba él, sencillamente.
    Interesante historia pero muy superflua tu conclusión. Marioneta no era, era reprimido.
    Supongo que por ese mismo criterio tuyo, detestas también a los gays y lesbianas por no salir del armario, y así sucesivamente…
    Hay que aprender a comprender las relaciones de poder que subyugan a los demás. Si no te dijo que era religioso, es porque no le impiraste confianza.

  • el 20 octubre, 2015 a las 7:52 am
    Permalink

    Ya esta arreglado… en la columna derecha.

  • el 20 octubre, 2015 a las 7:24 am
    Permalink

    Circles, por que no puedo acceder a otras entradas de Xiomara Reinoso directamente por la columna de la izquierda?

  • el 20 octubre, 2015 a las 7:20 am
    Permalink

    Pero Xiomara con ese nivel de intolerancia no vas a encontrar marido fácilmente. Los seres humanos cometemos errores y cambiamos nuestra forma de pensar con las experiencias de la vida. Algunos le llaman madurar.

  • el 20 octubre, 2015 a las 6:11 am
    Permalink

    Haces bien, Xiomara. No se puede confiar en una persona así. Siento lástima por ese hombre. Forma parte de lo que alguien ha calificado como el “daño antropológico” en Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *