Las ventajas del pluripartidismo

Janis Hernandez

El presidente de Ecuador, Rafael Correa en uno de sus campañas.

HAVANA TIMES — Hasta la Dialéctica de Marx y Engels, presentaban a La ley de unidad y lucha de contarios como la primera de las condiciones básicas para el desarrollo social.

Por estos días que se estaba librando la campaña electoral por las Alcaldías en diferentes territorios de la República de Ecuador y donde sus partidos políticos competían por alcanzar dichas autoridades, entendí una vez más que solo hay un estado natural de democracia donde existe el pluripartidismo.

Esa coexistencia de diversos partidos políticos y el hacer valer de forma constitucional la voluntad de un pueblo es la vía más efectiva de progreso de cualquier Nación. Praxis esta que para nosotros los cubanos es absolutamente ajena.

En una alocución pública el presidente Rafael Correa, encabezando su Partido Alianza País, llamaba la atención sobre los por qué se habían perdido las alcaldías en ciudades esenciales como Quito, Guayaquil y Cuenca.

Decía más o menos, que debían ver bien dónde se habían equivocado en estas localidades. O dónde estuvieron los errores de la campaña de su Partido en dichas jurisdicciones. ¿Qué hicieron mal?, se preguntaba el mandatario.

Es que el presidente del país andino sabe que solo a partir de la toma de conciencia de las deficiencias y las faltas, estas podrán ser superadas.

El domingo, Quito, Guayaquil y Cuenca fueron ganadas por la oposición ecuatoriana. Si esto redundará en beneficio de esas poblaciones yo no lo sé. Eso es cosa de los ecuatorianos.

Lo que sí sé es que Marx y Engels se contradecían. Ellos proponían la dictadura del proletariado, pero en sus preceptos dialecticos nos decían que solo si hay fuerzas en pugna existe esa contradicción que se generan los cambios.

Creo que por eso, en tantos años, nuestro país no ha cambiado. Acá se niegan y se anulan las ventajas del pluripartidismo.

Janis Hernández

Janis Hernández: No pretendo cambiar el mundo, menos aún dar recetas de cómo debe o no debe ser. No creo tener el don de la oratoria, ni dotes de literata. No soy una analista, ni una filósofa. Soy solo una observadora de las cosas que pasan a mi alrededor y me siento en el deber de hablar de mi país sin tapujos, ni frasecitas hechas, solo hablar y eso hago en mi diario.

Janis Hernández has 28 posts and counting. See all posts by Janis Hernández

7 thoughts on “Las ventajas del pluripartidismo

  • Pluripartidismo, qué cosa es?
    Hay pluripartidismo en los EEUU? Lo hay en Francia? Lo hay en Israel?
    Ah!!!
    Es verdad que hay varios partidos electorales, desde la extrema derecha, la derecha, el centro derecha, el centro izquierda,izquierda y extrema izquierda y hasta ecologistas, pero, qué es un partido electoral?
    En todos los países donde hay pluripartidismo, esencialmente sólo hay dos partidos: los que defienden los intereses de la clase dominante (burgueses, aristocrátas, oligarcas, los dueños de los monopolios, etc) y los que se oponen a la dominación y esclavización asalariada yestos últimos, al menos en esos paises nunca han tenido ninguna oportunidad de llegar a las finales en ninguna elección y siempre el debate es entre grupos de intereses, no contrapuestos, sino ligeramente diferentes de los partidos del primer grupo que detentan el poder político gracias al poder económico que los respalda y hace que el tercer poder, el de la información pública, esté de su lado porque son los dueños de las editoriales y los medios de comunicación como la CNN y otros.
    Ninguno de ellos al ganar se proponen cambiar las relaciones de producción y de propiedad y en el mejor de los casos, modificar si de populismo se trata, algo de las relaciones de distribución, pero más nada.
    Cuando Allende ganó pacíficamente las elecciones, vino luego el PINOCHET a parar toda la “democracia” inadmisible. Correa se debate con la Revolución Ciudadana, pero Alianza País no tiene el poder económico y los dueños lo están torpedeando con el empuje de los monopolios con casa matriz en los EEUU y Europa. A Evo Morales le sucede lo mismo y Cristina, lucha a sabiendas de las limitaciones que le impone la existencia del poder económico en manos de los mismos que apoyaron a Videla y otros sátrapas.
    La democracia realmente no necesita de varios partidos para su ejercicio. Cuando la sociedad humana vivía en las cavernas y el hombre sólo podía subsistir viviendo en la colectividad, no habían partidos políticos ni electorales y las tribus elegían al Consejo de Ancianos que regentaría la colectividad y SI era verdaderamente democrático el ejercicio del poder. Ah! las normas morales en aquella época hacían impensable tratar de imponer una dictadura o una tiranía sobre la tribu.
    La aparición de la propiedad privada, hizo que apareciera el Estado como la maquinaria para defender losintereses de esos propietarios en detrimento de la mayoría que gradualmente, primero como esclavos y siempre como fuerza de trabajo para los dueños, a cambio de miserables condiciones de vida y donde la vida no tenía ningún valor, y con ello, aparecieron con el decursar del tiempo y el advenimiento del capitalismo las organizaciones para la lucha por el poder dentro de las diferentes facciones del mismo bando, pero nunca admitirían, sin encarnizada lucha, que los desposeidos llegaran al poder político.
    Basta de fraseología demagógica con ese pluripartidismo que no lo es y valen todas las tendencias dentro de la defensa de los desposeidos y por el Buen Vivir para todos, como decía nuestro Marti, “Con todos y para el bien de todos” , y entonces SÍ tendremos la diversidad todas con igual valor que necesitamos para el ejercicio democrático. Libertad es el respeto al derecho que tiene el que piensa diferente, como decia Rosa Luxemburgo, no el que disfruta todo el que piense igual que el denominado “oficailismo”, como la PAZ es el respeto al derecho ajeno como nos dijo un día el gran Benito Juárez.

  • Ah, Eduardo!
    No omitas intencionalmente la parte donde “el moro” como usted dice, hace la salvedad de que la critica la hace al estado de “la sociedad actual” de Alemania, es decir, el Estado Prusiano que defendía Lasalle en aquel entonces. Jamás Marx habría dicho semejante cosa respecto al Estado en la fase socialista, porque en la comunista, no habrá ni tiene por qué haber Estado.
    Si quiere entender por qué Marx se refirió a que el Estado no debía ser el que protagonizara la educación popular e igual para toda la población, dividida en clases sociales e intereses, hay que leer bien detenidamente lo que el denuncia. Aquel estado de los Junkers que luego aoyó a Hitler, jamás hizo nada verdaderamente movido por solidaridad humana y cristiana, sino para consolidar el dominio sobre los oprimidos de Alemania y del mundo. O es que Eduardo defiende el Estado Pruisiano y la creencia de razas superiores? En ese caso, descalifica la crítica que le hace al Estado Revolucionario porque otros son los intereses que defiende con piel de oveja, cuando en realidad tiene piel de onagro como decia Balzac.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *