La victoria de Trump vista desde Cuba

Por Osmel Ramírez Álvarez

Foto: Juan Suárez
Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Muy sorprendente ha sido el triunfo contundente de Donald Trump en las elecciones presidenciales de los EUA este martes 8 de noviembre. Para la mayoría la gran favorita era Hillary Clinton, por su experiencia, por su discurso y por los escandalosos comentarios  de (y sobre) su oponente.

Aunque las encuestas daban poco margen para la victoria demócrata, se esperaba que fuera aún mayor en el momento decisivo. “Frustración”es la palabra de estos días y cunde una especie de pánico-Trump en todo el mundo, principalmente en los mercados de valores.

Con relación a los pronósticos fallidos, es lógico el asombro, estamos acostumbrados a que los políticos pierdan apoyo bruscamente cuando sobre su imagen se ciernen escándalos morales y de principios como en este caso. Sin embargo, el pueblo estadounidense le dijo “sí” y está dispuesto mayoritariamente a confiar los destinos del país en las manos del controvertido millonario.

El voto cubano en la Florida, al parecer, favoreció al magnate y podría considerarse “de castigo” contra los demócratas por no estar de acuerdo con el tipo de negociación que están haciendo con Cuba. Aun así no puede atribuírsele a ello su triunfo en el Estado, porque la tendencia fue general.

Trump, independientemente de todas las locuras que dijo, era la novedad y explotó a su favor temas sensibles como la fuga de industrias y sus consiguientes empleos, fruto del libre mercado exacerbado. Es un republicano atípico igual que Obama lo fue en su momento como demócrata, ante el electorado que desea cambios

Aquí en la Isla, calando en las reacciones de la gente, se puede palpar que el magnate no despierta mucha confianza y tras sus últimas declaraciones muchos creen que habrá un retroceso en las relaciones. Y es perfectamente posible porque las leyes del bloqueo están intactas y todo lo que se ha avanzado ha sido por iniciativas ejecutivas, es decir que por la misma vía se pueden derogar. Ya sucedió una vez cuando G. W. Bush (republicano) echó para atrás los compromisos de B. Clinton (demócrata) con Corea del Norte para detener su programa nuclear y favorecen un estado de paz en la península, hasta hoy fracturado por tal decisión.

Pero es muy poco probable que el recién electo presidente de la Casa Blanca rompa relaciones con Cuba. Pero como él ha dejado claro desde el principio, tratará de hacerlo diferente, de hacer “un mejor trato”. Es un hombre de negocios, muy pragmático y va a llamar las cosas por su nombre, como acostumbra. Es muy probable que lastime los “sentimientos soberanos y nacionalistas” de los dirigentes cubanos, los cuales haciendo honor a su “gran dignidad” podrían apartarse del diálogo.

Más allá de quién sea el presidente de los EUA y de sus discursos de campaña para atraer el voto cubano en la Florida, están nuestros problemas más perentorios como nación. El bloqueo molesta el desarrollo de nuestra economía y necesitamos relaciones cordiales con nuestro poderoso vecino, mejores que en el pasado: ¡es cierto! Pero lo que más necesita nuestro pueblo, lo que le urge en verdad, no lo pueden resolver ni Obama ni Hilary ni Trump, solo nosotros lo podemos conquistar.

Debemos rescatar nuestra soberanía popular de manos del PCC; instaurar un sistema democrático que preserve lo bueno que conseguimos con la Revolución y nos proporcione espacio para todos con libertad y justicia, y hacer posible el funcionamiento de un modelo económico que desate nuestras fuerzas productivas y nos conduzca hacia el desarrollo económico y social que necesitamos.

Solo con estos vitales pasos, previamente ganados, podremos aprovechar nuestras fortalezas en el marco de una apertura real al mundo.

Trump hizo campaña electoral con el tema Cuba igual que lo hizo con otros asuntos polémicos. Como millonario excéntrico y exitoso, posando de político, tuvo muchos gazapos. Este triunfo viene a coronar su éxito personal y es tal vez la cúspide de sus aspiraciones y retos, que de seguro alimentan su ego. Pero eso entra en un plano diferente a lo que viene a partir de enero cuando asuma la presidencia del país más rico del mundo, que ejerce un gran liderazgo mundial y es la mayor potencia militar y nuclear. Una vez en la oficina oval han de quedar atrás los excentricismos y comenzará el trabajo responsable.

Esperemos que una pléyade de asesores capaces lo termine de “pulir” como político y muestre que puede ser tan exitoso en este nuevo desafío como lo ha sido en los negocios. De seguro quedarán atrás los desatinados propósitos del muro en la frontera de México, las prometidas deportaciones masivas de inmigrantes y sus groserías sexistas con las mujeres, que tanta indignación han provocado.

También esperamos que con respecto a Cuba pueda hacer lo que prometió: “Un mejor negocio”, que sea incluso mejor que el que hizo Obama, no solo para los EUA, sino también para el pueblo cubano. Si es para superarlo ¡bienvenido Trump!

 


29 thoughts on “La victoria de Trump vista desde Cuba

  • el 27 noviembre, 2016 a las 1:48 am
    Permalink

    jeje…Don José…¿por qué insiste en dejar camino por coger vereda? Yo aquí no estoy cuestionando ningún modelo de votación…Sólo trato de percatarme de las posibles implicaciones para Cuba del cambio de administración en EE.UU…Nada más…

  • el 27 noviembre, 2016 a las 1:06 am
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Sólo te pido un favor: separa por un momento la literatura de la política. Hay definiciones – entiendase convenciones del idioma – que ni tú ni yo podemos transformar a capricho. Y éste es un caso. Cito:

    http://literatura.about.com/od/M-O/fl/Metonimia.htm

    “La metonimia es un tropo literario que consiste en la sustitución de un término por otro, basándose en una relación de contigüidad…”

    Un ejemplo al caso:

    “Topónimo: La comunidad no puede seguir sin iniciativa, simplemente esperando a que Madrid le diga qué es lo que tiene que hacer. (El gobierno de España)”…

    Lo del “socialcosadesa” ya es política…

  • el 26 noviembre, 2016 a las 5:40 pm
    Permalink

    Apoyas sanciones a un pueblo… a veces me pregunto con que catecismo estudiaron estos que luego van de tan cristianos y católicos.

  • el 26 noviembre, 2016 a las 5:38 pm
    Permalink

    Estoy con Atila , con ese botarate al mando sólo queda rezar… para moverse en política hace falta un diplomacia, educación y saber estar y este parece un elefante en una cacharrería.

  • el 26 noviembre, 2016 a las 11:12 am
    Permalink

    isidro:

    Eso en política se llalma “falacia antropomórfica”, y, entre otras cosas, ha servido para tratar de identificar “gobierno” con “país”; y aún mucho peor: “gobierno” con “patria”. y no me negarás que en Cuba ha habido de sobra esto último. ¿No se aparece aquí mismo de cuando en cuando algún que otro descerebrado a decir que quienes se oponen al socialcosadesa no son cubanos?

  • el 26 noviembre, 2016 a las 9:38 am
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Tú que estudiaste lengua, recordarás que en retórica hay una figura denominada metonimia, la cual sirve para referirse a un ente cualquiera usando un referente cercano que es capaz de sustituirlo. En este caso, pude haber dicho lo mismo “La Habana” como sustituto a gobierno. Y súmale que en este caso las sanciones al gobierno a quienes más suelen afectar es a la gente de a pie. Así ha sido hasta hoy. En resumen, lleve el nombre que lleve, no transijo con sanciones ni presiones.

  • el 26 noviembre, 2016 a las 8:14 am
    Permalink

    Isidro : me encanta el espectaculo que brindan ustedes, los que desprecian los valores de la democracia y menosprecian el voto popular, admiradores del modelo chino,vietnamita,cubano….cuando se trata de las elecciones en ESA…..tal parece que admiten para ellos (las democracias ) lo que le niegan al pueblo de cuba. En Cuba ,esos sucesos espectaculares ,relacionados con la expression del voto popular, nunca ocurriran, en Cuba votan dos personas, los demas obedecen !!!!

  • el 26 noviembre, 2016 a las 8:06 am
    Permalink

    Isidro : si yo o berta soler, pedimos ayuda a los EEUU, solo somos cubanos amigos de los EEUU, admiradores de sus principios politicos, sin embargo, si tu haces lo mismo, serias sospechosamente Plattista o Agente encubierto,o algo raro….no serias coherente, no crees ?? Eso trato de decir…

  • el 26 noviembre, 2016 a las 1:22 am
    Permalink

    Isidro;

    Yo no apoyo” sanciones o presiones de otros países a Cuba, para que ésta cambie su actual régimen de gobierno”: Yo apoyo sanciones a una dictadura que se las merece de sobra.

    Recuerda que Cuba no hace nada, solo es un pedazo de tierra rodeado de mar.

  • el 25 noviembre, 2016 a las 9:36 pm
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Valga la aclaración, que además ayuda a despejar de paja el camino hacia el entedimiento.

    Resumiendo, creo que nuestro principal punto de desacuerdo está en que apoyas sanciones o presiones de otros países a Cuba, para que ésta cambie su actual régimen de gobierno, algo a lo que yo me niego por completo, primero por rechazar cualquier injerencia en mi país, y segundo porque sé que no funcionarán… Han pasado 56 años y en esencia nada han conseguido los que apuestan por esa opción.

    … El 12 de diciembre de 2016, Bruselas y La Habana firman el principio del fin de la Posición Común..Adiós Aznar…

  • el 25 noviembre, 2016 a las 10:36 am
    Permalink

    Isidro:

    Cuando me refiero a “tu mentalidad”, estoy bien lejos del ataque personal: me refiero a que tú eres parte de esa generación en extinción que hizo del agradecimiento a lo que los Castro llaman “revolución”, un cheque en blanco. Admito que los hay de línea muchísimo más dura que la tuya, pero, al final, tú no fuiste, eres o serás un opositor a ese gobierno. pensar, como tú has expresado, que los derechos humanos en Cuba se irrespetan porque EEUU es enemigo del gobierno cubano; y que su reconocimiento y observancia están sujetos a que EEUu no siga criticando a los Castro, me parece, un soberano disparate y un irrespeto a esos cubanos, que dices defender, que raya en el absurdo. No ha habido una sola (Vamos a llamarle “concesión”), que no haya hecho la dictadura al pueblo, que no haya sido bajo presión. Y la prueba está en que, a pesar de que Obama ha suavizado la mano como no lo ha hecho un presidente de EEUu en medio siglo, no ha dado como resultado más que la continuación y el aumento de la represión (Y te recuerdo que la era de la teta soviética fue la de mayor limitación de toda libertad y derecho en Cuba), y del absurdo kafkiano que la dictadura hace vivir diariamente al pueblo. Luego, la presión sí funciona; el embargo sí ha funcionado; las sanciones sí funcionan. Si este mundo no estuviera tan lleno de doble moral; y tantos no practicaran lo que Gandhi llamaba “comercio sin moralidad”; si no hubiera tanta gente interesada en forrarse, aunque sea a costa de que el cubano se joda, al ver cómo la tiranía vende a Cuba al mejor postor; si trataran al gobierno cubano como lo que es, una dictadura asquerosa, tal vez hoy por hopy la situación sería otra. Y lo del pueblo maniatado da para largo, porque parte de la culpa la tiene ese mismo pueblo, un sector importante del cual prefiere vivir- y aún especular- de parásito de su familia; y a una remesa del desamparo, que exigir sus derechos

  • el 25 noviembre, 2016 a las 12:38 am
    Permalink

    Claro, no veo inconveniente alguno de ninguna de las dos partes para ello.

  • el 24 noviembre, 2016 a las 11:39 pm
    Permalink

    Jorgealejandro (en segunda cita…)

    Me llama la atención de entrada que uses la forma condicional del verbo necesitar: “necesitaría”, que implica posible duda. De ser algo comprobado infiero que habrías recurrido a la forma presente simple “necesita”…¿O no?

    Ahora, cuando mencionas “solidaridad”, ¿a qué te refieres? Porque si por ello asumimos oponerse al actual Gobierno, creo que ha habido “acciones solidarias” de Estados Unidos a granel desde 1959, incluida la acción militar, en la cual la parte “solidaria” no salió muy bien parada que digamos. Y desde muy temprano Washington ha mantenido un “solidario” embargo-bloqueo, que ni el bueno de Obama ha podido dinamitar en su esencia….¿O me equivoco?

    Y si vamos al Viejo Mundo, desde 1996 la Unión Europea redujo a niveles mínimos sus programas de colaboración – y relaciones en general – con el Gobierno cubano, arguyendo a favor del respeto a los derechos humanos y las libertades cívicas. Y sólo en fecha reciente ha comenzado el bloque a reconsiderar lo que entonces se denominó Posición Única respecto a la Isla…

    A partir de 1962, y casi en pleno – bajo presión de EE.UU. en la mayoría de los casos – América Latina rompió, o llevó a los más bajos niveles, sus nexos con Cuba, que incluso fue expulsada de la OEA…

    En fin, que “solidaridad” ha habido de todos los colores y por largo tiempo….Pero ¿qué ha pasado a la larga? ¿Simple cansancio de los “solidarios” ante lo inútil de sus desvelos? ¿Por qué todos esos años en que EE.UU., América Latina casi en pleno y luego la UE se empeñaron en ser “solidarios”, no lograron “desmaniatar” al pueblo cubano? … Creo que esas serían las preguntas de orden si queremos llegar a una respuesta que arroje verdadera luz sobre el tema, no al desvarío…

    Y ya empeñados en esa búsqueda, hace poco le comentaba a Miranda que en Cuba no ha habido un “detonante” que conduzca a una rebelión popular. Al menos yo, lo más cercano que vi en primera persona y en ese sentido fueron los disturbios del 5 de agosto del 94, el famoso Maleconazo. Y nunca olvidaré que aquellas personas no se reunieron en el Malecón compulsados por el deseo original de efectuar una protesta contra el Gobierno, sino llevados por el ansia de emigrar a EE.UU. a como diera lugar. Y cuando no lo consiguieron – porque se los impidió la policía – , se lanzaron a gritar consignas, golpear gente y romper cristales. Al final fue un desahogo, no un objetivo.

    Observa que trato de no enjuiciar a nadie, ni de ponerme “ideológico”, mucho menos acudir al teque. Hago referencia a lo que he vivido y percibido en todos estos años. Por favor, dime si esto es ironía. Si tu mismos afirmas – y ahí concuerdo contigo – que “casi nadie (Al menos por ahora), está dispuesto a poner el muerto, como no sea en una balsa camino a la Florida…” y ahí volvería sobre el Maleconazo…

    Y para cerrar, obvio responder – menos aún defender – a “los que tienen tu mentalidad”, porque de ataques e invectivas personales – y las reacciones que las mismas desatan – ya estoy más que harto y curado, y al final no conducen a nada … así que la paso por alto…

    Un saludo

  • el 24 noviembre, 2016 a las 10:53 pm
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Agradezco tu intervención, aunque sólo sea por el hecho de terciar en el diálogo. Te aclaro eso sí, que me limitaba pedirle aclaración a José Darío, pues hace poco afirmaba que yo “parecía plattista”, a propósito de cierta afirmación mía respecto a la victoria de Trump y su posible incidencia sobre Cuba. Y es que si yo parezco “plattista” – le pregunto a don PP- , ¿qué adjetivo se ajusta entonces a estos cubanos esperanzados en cambiar el sistema político de Cuba apoyándose en el próximo presidente de EE.UU? Solo esto.

    Dicho esto, hago un parte para comentar contigo en plano bilateral…

  • el 24 noviembre, 2016 a las 6:39 pm
    Permalink

    Jajaja, hay tremendo chisme porque parece que la gente de Trump hackeo el voto electrónico en varios estados tradicionalmente demócratas y es posible que vayan al conteo físico de votos como en república bananera.

  • el 24 noviembre, 2016 a las 1:54 pm
    Permalink

    @el bobo de abela: Indocumentados, muertos y votos dobles…

  • el 24 noviembre, 2016 a las 1:03 pm
    Permalink

    Y mientras ya terminó el conteo oficial de votos y la Clinton ganó el voto popular con 2 millones de almas más que Trump.

  • el 24 noviembre, 2016 a las 9:05 am
    Permalink

    De donde proviene la información que utilizan en Cuba para reflexionar y analizar las elecciones (algo que en Cuba no existe) de un país vecino? Si esas informaciones jugaron un papel propagandista en contra de Trump ya que los medios masivos de comunicación de ese pais vecino son privados, y sus dueños querian que ganara la vieja corrupta, estilo el mismo sistema desinformativo masivo que existe en Cuba que conocen TODOS LOS CUBANOS, entonces por qué les sorprende?

  • el 24 noviembre, 2016 a las 1:53 am
    Permalink

    isidro:

    ¿Tú sabes qué es lo que pasa? Que , en realidad, el pueblo de Cuba necesitaría la solidaridad, no solo de EEUU, sino del resto de ese mundo al cual los cubanos le importan muy poco, salvo para sacarles la tajada. Si todos esos gobiernos extranjeros que se dicen amantes y defensores de la democracia hubieran actuado en contra de la dictadura cubana, ya a estas alturas creo que otro gallo cantaría. Y no se trata de que hubieran invadido Cuba, ni nada por el estilo. El pueblo cubano está maniatado; y, si algún día se tirara para la calle, no tengo duda de que se formaría una matazón que nadie quiere, porque de todos es sabido que Raúl y la camarilla, si tienen que tirarle los tanques a la gente, se los tiran. Y, como casi nadie (Al menos por ahora), está dispuesto a poner el muerto, como no sea en una balsa camino a la Florida, es por eso que la gente como tú se pérmite todas esas ironías de mal gusto, que no demuestran más que , allá muy en el fondo, siguen simpatizando con aquello, poprque, para los que tienen tu mentalidad, el antinorteamericanismo lo justifica todo, hasta las dictaduras aunque se hayan tenido que ir a llenar la barriga a otra parte. El gobierno de EEUU podrá decir un día la verdad más grande del mundo. Tú siempore vas a estar en contra solo porque la dice EEUU.

  • el 23 noviembre, 2016 a las 8:57 pm
    Permalink

    Jose Darío:

    Creo que entre los dos hemos introducido un cariz cuando menos “atractivo” en el eterno debate entre cubanos de distintas visiones. Por eso me atrevo a exhortarlo a que en próximas ediciones Ud. me ayude a entender cómo un cubano puede ser “patriota” al cargar a Trump sobre hombros, porque “ése sí va a acabar con el régimen de los Castro”, y, por otro lado, seamos “plattistas” – según me acusó Ud. una vez-, los que intentamos sopesar posibles consecuencias para Cuba, derivadas del cambio de administración en EE.UU.

    Por cierto, ¿reparó Ud en el video de Estado de SATS cómo Ailer González dice: ” …el destino de Cuba lo tenemos que decidir los cubanos, por supuesto, pero no podemos hacerlo solos…”Jejeje…Otra embarcada en la contradicción…O peor aun, soñando con repetir la Guerrita de la Chambelona…¡Llamen a Washington urgente!… Y luego dicen que soy yo el que se ha quedado en 1902…

  • el 23 noviembre, 2016 a las 8:23 pm
    Permalink

    Te habrá puesto a ti, porque a millones de americanos los puso a saltar de alegría.

  • el 23 noviembre, 2016 a las 12:21 pm
    Permalink

    Dicen que el Papa Francisco va a canonizar a Trump porque desde que salió presidente puso a todo el mundo a rezar

  • el 23 noviembre, 2016 a las 10:22 am
    Permalink

    Desconozco si lo que dice usted es con ironía, pero si lo dice porque lo cree entonces estamos de acuerdo. Veo campos de Golf con el nombre Trump-Golf y dirigiéndolos Toni Castro. Darle tiempo al tiempo (recordar que Trump cambio su plan hacia Cuba cuando vio que no le deba la cuenta con los votos para ser presidente, pero en un primer momento hablaba de flexibilizar los negocios con la isla), como es lógico la libertad de Cuba tiene que ser alcanzada por los Cubanos, y no por los americanos como ya nos paso en el 1898.

  • el 23 noviembre, 2016 a las 7:41 am
    Permalink

    Para terminar, le dire que para mi, al sr. Armengol, sencilamente se le ve que “lleva en su alma la Bayamesa”…como muchos otros que se vuelven “revolucionarios ” en Miami. dando lugar a la aparicion de la especie muy bien llamada por un etnologo cubano en el exilio : ” comunista de Publix “.Cuando un gusano empieza a criticar las acciones de los que son contrarios al Regimen comunista, hagan lo que hagan y se les olvida que el enemigo es el regimen, ya comienza la decadencia, comienza el camino que conduce a Edmundo Garcia …….Hay tantas cosas que criticar al regimen, que se puede dejar para despues la critica destructiva, sin embargo, no se puede dejar pasar una ocacion para atacar, criticar,tratar de derrocar al Regimen que nos tiene a usted en China y a mi y a Armengol en Miami…..Si no lo puedes hacer mejor…deja a otro hacerlo !!

  • el 23 noviembre, 2016 a las 7:12 am
    Permalink

    Isidro: ante todo, no soy militante de ningun Partido que obligue a la sumision intelectual. Que conste!!!. Soy liberal y puedo, incluso ontradecirme, a veces…o mas bien no ser rotundo en mi verdad. Eso se lo dejo a los “infalibles”…Una vez hecha la aclaracion le dire algo : Osmel, es un cubano “patriotico y Leal” no es un gusano que busca la caida del regimen conumista. A personas diferenes, mensajes diferentes, esta bien asi ?? Claro que Farinas, yo, las damas, etc no nos arrepentimos de ser amigs, fans, de los EEUU y buscar su amistad y ayuda, pero Osmel y los “revolucionarios nacionalistas y fieles, leales” no debian mirar tanto al Norte “revuelto y brutal, que nos desprecia ” no cree ?

  • el 23 noviembre, 2016 a las 1:28 am
    Permalink

    Y por otra parte, don José, Ud. no cesa de contradecirse …aquí la emprende contra Osmel por analizar el impacto de la victoria de Trump entre los cubanos de la isla (todos), pero también le lanza los dardos a Armengol cuando éste denuncia el cipayismo político de cierta oposición criolla….

    Ud dijo: “Es muy infantil lo que plantea Armengol y esta dictado por un sentimiento de odio hacia los que derrotaron a la Hillary y a la disidencia cubana que, por otro lado hacen lo que hizo el y hacen todos los cubanos libres ,buscar apoyo en los EEUU”.

    Pónganse de acuerdo consigo mismo, mi amigo…

  • el 23 noviembre, 2016 a las 1:11 am
    Permalink

    Es cierto, José Darío, incluso el fakir criollo anda ahora mismo cabildeando con Marco Rubio y la avanzada del lobby cubano-americano, esperanzado en que Trump sí va a acabar con el comunismo en la Isla.. Va ya hasta seremos testigos de un “Playa Girón II”…Nada, perro huevero…

  • el 22 noviembre, 2016 a las 3:34 pm
    Permalink

    // Muuuuuuucho mejores negocios //

    Es de esperar que Trump hará muuuuuchos buenos negocios con el régimen cubano.

  • el 22 noviembre, 2016 a las 2:30 pm
    Permalink

    veo en usted, con preocupacion, lo mismo que en la mayoria de los cubanos en cuba : solo se fijan en los EEUU y sin embargo, el problema esta en Cuba, es el problema de los cubanos y su gobierno !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *