La Revolución cubana tiene logros cuestionables

Por Repatriado 

Foto: Francis Chow

HAVANA TIMES – Hace poco escribí un artículo en el que intentaba desmitificar, no negar, los así llamados logros de la Revolución.  Amablemente, el compañero Elio respondió remarcando los que él considera logros incuestionables. La primera diferencia entre Elio, a quien respeto, y yo, es que para mí todo es cuestionable.

He tratado, desde mi lógica, de encontrar logros “incuestionables”, esos serían considerados “casi” exclusivos de Cuba y, por ende, probablemente achacables al Castrismo.

Excluyo los que el Gobierno publicita como logros, pero que para mí han sido  contraproducentes o innecesarios o iban a suceder por evolución.

Fue contraproducente el carísimo lujo de convertirnos en potencia deportiva.

Fue innecesaria una campaña de alfabetización acelerada con grandes costos humanos y, en parte, responsable del desastre agrícola actual

Iban a suceder de cualquier modo, como han ocurrido en otros países que partían de coyunturas similares, la universalización de la educación y la salud, así como la integración femenina.

Dejo claro que los logros que voy a señalar pueden ser efectos secundarios de políticas primariamente desastrosas, pero al fin y al cabo son aspectos de nuestra realidad que espero no perdamos.

Bajísima huella eológica. El desastre medioambiental que la codicia humana avivada por el capitalismo de mercado, tipo USA, o el capitalismo de estado, tipo China, es inmenso. Entiendo que nuestra baja huella ecológica es motivo del bajísimo nivel industrial. Llegado el momento tendremos que analizar, entre otras cosa,  si la industrialización es una buena opción para Cuba, qué tipo de tecnología usaremos, si es conveniente apoyar el transporte público o privado, si la ganadería intensiva es ventajosa, en fin, buscar opciones de desarrollo que no agredan al medio.

Inexistente publicidad. Paradójicamente, y como demostración de lo poco que le importamos al Gobierno, casi la única publicidad que ven los cubanos es de cigarros y alcohol. Habría que eliminar esta e impedir que la inevitable publicidad comercial se convierta en motor del consumismo suicida.

Bajo nivel de obesidad infantil. Ya sé que es porque la gente no tiene dinero ni para comer o vestir, mucho menos para engordar, pero igual habrá que pensar cómo mantenernos alejados de la peor crisis sanitaria del momento.

Foto: Francis Chow

Normalización de la integración racial. Ha sido una de las políticas genuinamente positivas y que ha dado resultados, otra cosa es que quede mucho por hacer, pero creo que se ha hecho bastante.

Preservativos baratos y generalmente existentes. En cualquier otro país que conozco los he encontrado disparatadamente caros. No incluyo otros productos de farmacia, porque no cumplen con esas dos condiciones.

Fomento de la creatividad básica y plasticidad de pensamiento. Soy testigo del ingenio y capacidad resolutiva de los cubanos en otros países. Cuando otros trabajadores paran si no están las condiciones perfectas dadas, los cubanos buscan soluciones. Intuyo eso está asociado a la inventiva nacida de la necesidad, pero me parece un gran valor a salvar, aunque no sé cómo.

Tiempo para socializar. En Cuba se trabaja poco, serían muy imbéciles los cubanos si trabajaran mucho para ganar 25 USD al mes, así que se labora poco y eso da espacio para la socialización, lo cual está científicamente comprobado aumenta la felicidad. Con el grado de tecnología actual no es racional garantizar 40 horas de trabajo semanales a los millones de personas que existimos, el futuro es de trabajos de pocas horas.

El valor de las pequeñas cosas. Una vez escribí que veo más felicidad en Cuba que en Austria. Debí haber dicho alegría, no felicidad. Los cubanos, creo, son genéticamente alegres, y algo que les da ese estado son los pequeños hallazgos. Un cubano siente tanta alegría cuando consigue un par de zapatos como un austriaco cuando compra un BMW; lo mismo cuando entra a una tienda y descubre que sí, ¡hay picadillo!, un austriaco solo puede experimentar eso cuando compra un cuadro de Gustav Klimt o el apartamento de sus sueños.

Secularización total y absoluta del ámbito político. No implica estigma a que los religiosos hagan política desde su creencia, pero evitemos los “God bless America” e imposiciones morales desde cualquier confesión.

Legislación sobre aborto y divorcio. El abuso que se hace actualmente del aborto ha de evitarse mediante educación, no mediante pasos atrás en libertades ganadas. Que se divorcie el que lo desee.

Legislación restrictiva sobre armas de fuego. No convertir las armas en bienes comerciales.

Sistemas de Salud y Educación. Bien financiados y libres de imposiciones ideológicas son sistemas racionales y justos. Educación y Salud son hoy extremadamente deficientes en Cuba, pero no por causa específica de fallo en esos sistemas, sino porque están construidos sobre una ficción económica con fines propagandísticos. Hay que mantener y aumentar el gasto público en esas esferas una vez que la economía funcione fuera del control absolutista de un grupo político. No excluye existencia paralela de salud o educación privada.

No es una lista exhaustiva, cada cual podrá agregar o negar en parte o en todo, pero la hago con el deseo de que pensemos el futuro no como borrón y cuenta nueva, sino como transformación, democratización, modernización y liberalización de toda la energía que el Gobierno actual nos encapsula para controlarnos, pero sin que esa energía nos lleve a cegueras que lamentemos más adelante.

Tengamos siempre en cuenta la frase de aquel dominicano que tan bien nos conoció, “los cubanos o no llegan, o se pasan”.

 


15 thoughts on “La Revolución cubana tiene logros cuestionables

  • el 29 marzo, 2018 a las 3:19 pm
    Permalink

    así que se labora poco y eso da espacio para la socialización, lo cual está científicamente comprobado aumenta la felicidad.

    ENTONCES SOMOS EL PAÍS MÁS FELIZ DEL UNIVERSO

  • el 25 marzo, 2018 a las 9:53 am
    Permalink

    Un saludo afectuoso para usted repatriado. Si al capitalismo “moderno” y “avanzado” nos ponemos a sacarle defectos no tendríamos para cuando acabar, incluso si nos ponemos a buscarle defectos al socialismo/capitalismo en Finlandia le encontraríamos defectos y pudiésemos augurar su colapso futuro pues si en algo somos buenos los humanos y sobre todos los cubanos es en eso de la adivinación y sabérnoslo todo. El problema somos nosotros, los humanos, una cosa pensamos con la barriga llena y otra con la barriga vacía, una cosa pensamos cuando sacamos una conclusión por nosotros mismos y otra muy diferente pensamos cuando escuchamos las opiniones de otros antes de sacar nuestra conclusión. Cuando al ser humano le quitas la ropa y lo dejas encuero en pelota y sus necesidades básicas entran en juego, aire, agua, comida, refugio, reproducción, entonces entran en juego otros factores circunstanciales, si estas donde abunda la comida pero no hay agua tienes que adaptarte, si donde estás hay agua y comida pero no hay otros humanos tienes que adaptarte, si donde estas no hay ni agua ni comida ni nada tienes que moverte y si llegas a comerte la comida de los que viven donde hay comida vas a encontrar quizás bondad pero si contigo vienen 200 mas buscando lo mismo posiblemente encuentres hostilidad y si tu eres mas fuerte que el otro te impones y si el otro es mas fuerte te elimina pero si el mas fuerte es bruto y el mas débil ha creado habilidades posiblemente el débil termine aplastando al fuerte o subyugándolo y así sucesivamente… por eso estamos donde estamos y como estamos, porque los seres humanos somos así de complejos y predecibles o impredecibles, por eso unos pocos gobiernan y dominan a muchos muchos, es nuestra naturaleza, somos depredadores por excelencia, capaces de ser bondadosos y siniestros al mismo tiempo, capaces de curar y matar con la misma herramienta y si no entendemos eso, nunca vamos a entender por que hay gente que se la pasa quejándose y lamentándose cuando hay otros que han pasado cosas peores y no bajan la cabeza y siguen adelante, por que hay gente sumisa y gente déspota, gente que obedece y gente que manda, por que dependemos de la naturaleza que cada día destruimos, es la naturaleza humana y eso es lo que rige al final del día nuestras sociedades.

  • el 24 marzo, 2018 a las 10:18 pm
    Permalink

    Meresbala, no tienes que convencerme pues estoy totalmente de acuerdo en que el comunismo es un fracaso y es lamentable que se siga debatiendo el tema, bueno, no solo debatiendo, sino que hayan personas que de verdad quieran organizar la sociedad siguiendo las directrices de un señor, muy genial y bien intencionado, que vivió en un mundo tan diferente al nuestro y que sin dudas el mismo revisaría sus teorías a la luz de como se ha desarrollado el capitalismo.

    Como tu creo que el capitalismo ha funcionado tan bien porque es el sistema que mejor se adapta a la naturaleza humana, pero, eso no quiere decir que la naturaleza humana no sea modificable, y de hecho, gracias al capitalismo, hoy el mundo ha desarrollado una tecnología tal que puede sostener a los muchos miles de millones que somos y mantener un ritmo ecológicamente neutro de crecimiento siempre y cuando la inmensa mayoría de las personas acordemos otros términos de relación, de premiar los logros, de motivación más allá de la competencia.

    Acabo de escribir un post hoy mismo sobre un discurso del Che donde ya en el 64 pedía que se eliminaran los premios materiales sustituyéndolos por premios morales, para mi eso es una locura y lo contrapongo a la misma teoría marxista, espero pronto puedan leerlo aquí en HT.

    Tengo muy mal concepto del capitalismo porque parto de la premisa de que la inmensa mayoría de los hombres somos estúpidos y/o malévolos, las mujeres son un poco mejor, el capitalismo retroalimenta esa estupidez básica y crea un terreno donde muchas veces los malévolos triunfan, pero vuelvo a repetirlo, es el mejor sistema que existe hoy mismo y me encanta tu ejemplo, yo lo extiendo al mundo entero, hace 200 años el mundo era un asco, hoy sigue siendo un asco en muchos lugares, pero algunos ya huelen mejor.

  • el 24 marzo, 2018 a las 10:17 pm
    Permalink

    Gracias Erasmo por la buena crítica de mi artículo.

    La expresión de las emociones es algo universal, independiente a las culturas, la diferencia está en la causa y el grado del motivo.

    Como tu prefiero la gravedad, pero prefiero la gravedad porque soy grave, a veces miro a mi alrededor y envidio a la persona más simple que no es capaz de ver lo que veo yo y por ende no sufre, igual que envidio a las personas que tienen Fe y creen en este o aquel dios, yo soy incapaz de ello, me pasa como a Unamuno, vivo inconforme con la naturaleza finita del hombre, pero aunque quiera la idea de un más allá no me entra.

    Yo no veo esa actitud amargada o agresiva en aumento, lo que veo en constante aumento es la disociación del pueblo y los dirigentes, veo un aumento del cinismo y del individualismo, no sé si eso sea bueno o malo.

    Hice la carrera de sicología en España pero nunca la ejercí, terminando regresé para Cuba así que no puedo llamarme sicólogo, ¿a q te refieres con el daño antropológico? Yo escribí un artículo hace un tiempo, publicado en HT, donde hablaba de una condición sicológica que creo explica bastante bien la actitud del pueblo, la indefensión aprendida, fue uno de mis primeros escritos y lamentablemente no guardo copia ni recuerdo su título.

  • el 24 marzo, 2018 a las 4:04 pm
    Permalink

    repatriado, hasta los capitalistas mas fervientes sueñan con un mundo perfecto y cualquier sistema político o social o modelo económico funciona bien, aunque sea a la fuerza, en los libros. El problema es implementarlo con los seres “pensantes” o “inteligentes” como nos hacemos llamar los humanos. Es imposible lograr o siquiera intentar que todos piensen igual o respeten todas las reglas, esa es la naturaleza humana, los hay flojos, luchadores, inconformes, achantados, envidiosos, progresistas, conservadores etc etc… y el único sistema que ha entendido eso y ha basado su modelo de desarrollo o explotación como quieras llamarle, es el capitalismo. El capitalismo con su individualismo del ser ha logrado lo que jamas y nunca ha logrado el socialismo ni en los libros de texto, que es motivar a la gente a superarse, innovar y producir para lograr bienestar.

    El comunismo/socialismo ya tuvo su momento en la historia y la cagó, como le sucedió al feudalismo, colonialismo y cuanto -ismo ha existido. El capitalismo con todos los defectos que tiene, que son muchos, es el único que se cambia para mejorar, compara el capitalismo americano o ingles o francés o alemán en sus orígenes con lo que tienen hoy en día, a ver si siguen siendo esclavistas, o matando a los obreros o prohibiendo los sindicatos o negando protección de seguro social..??? aquí cada día se puja mas por mejorar. Compara el comunismo a ver en que ha mejorado..???? mira Venezuela que no tiene bloqueo y es rica en recursos naturales y humanos, solo ha tenido que implementar el fracasado modelo obsoleto y en menos de 10 años ya muestran el resultado. El comunismo no sobrevivió ni donde lo inventaron.

  • el 24 marzo, 2018 a las 1:27 am
    Permalink

    Gracias Repatriado, por un artículo balanceado, inteligente e interesante. Concuerdo con casi todo lo que afirmas.
    Respecto a la alegría, cada cultura la expresa de manera diferente, supongo. Si a un cubano le es tan difícil conseguir un par de zapatos buenos como a un austriaco un BMW es lógico que ambos se alegren en la misma magnitud al obtenerlos.
    En particular prefiero la gravedad de quien mira a la vida en perspectiva y comprende sus inmensos desafíos a la alegría enajenada del que vive el instante y no se preocupa por el mañana, típico de los pueblos bajo tiranías paternalistas. Por otra parte, coincido con el comentarista que aprecia en el cubano una actitud cada vez más amargada y agresiva.
    Alguien me dijo que eres psicólogo. ¿No te interesaría abordar eso que llaman daño antropológico generado por la Revolución?

  • el 22 marzo, 2018 a las 10:41 am
    Permalink

    Por que no leen (o releen) el Capital de Marx?
    Marx fue genial al estudiar el K, describirlo al detalle y enterder como funciona el sistema.
    Luego, igual que muchos se convirtio al Utopismo, despues que tanto lo critico (y bien) cuando era mas joven.
    Como cambiar lo que surgio a lo largo de siglos en un proceso economico-social?

    Marx propuso una “revolucion obrera” y despues Lenin dijo que no, que tenia que adaptrse el modelo al llamado “eslabon mas debil”; de ahi lo de “obrera-campesina”. Que los “campesinos” de Alemania no estaban en el plan, OK?

    Y aqui vamos con Capitalismo por todas parte, incluyendo a Cuba.

    No se llamen a engano. Como en casi toda la historia de Cuba, el Capitalismo es tambien sui-generis.
    Capitalismo Caudillista-Militar y Monopolista del Estado, con los “placeres” del Caribe.

    En el mundo Global en que vivimos, hacen falta recursos humanos = mucha mas gente de la que hay trabjando en Cuba ahora mismo. Luego, productividad del trabajo, el gran fantasma que acoso a Marx porque le paso como a Einstein: tuvo una idea genial pero aceptarla implicaba renunciar a su propia “Fe”. El Capitalismo es eficiente y altamente productivo. Nada a logrado superarlo y dudo que surja otor modo de produccion que lo supere en esos dos puntos; y por desgracia. Que si que admito que el K no resuleve todos los problemas. Y quien si? A ver, quien? Ilustrenme, por favor!
    Luego, hablemos de conectividad total y mucho dinero para financiar grandes projectos.
    Los churros y panes con timba malamente dan para pagar “impuestos” (o debieramos decir Diezmo) y para que el Gobierno siga chupando y diciendo lo que va a hacer en el proximo “quinquenio”.

  • el 21 marzo, 2018 a las 1:43 pm
    Permalink

    segun el actual modo de hacer negocios sí, esa es la manera de que cada empresario maximize sus beneficios, mediante la competencia, y las marcas son parte del sistema competitivo, lo que yo veo irracional es que el motor para el desarrollo humano, a estas alturas tecnológicas, siga siendo la competencia, aunque no veo una opción mejor ahora mismo.

  • el 21 marzo, 2018 a las 9:52 am
    Permalink

    Repatriado, en el ejemplo de la mayonesa me referí a que existen opciones para todos los bolsillos (que conste, yo no soy un “maceta” dentro del capitalismo feroz, soy un simple trabajador); respecto a lo de las diferentes marcas no concuerdo contigo en que sea algo irracional, lo veo como una manera de cada empresario esforzarse por vender su producto (y de ahí viene la calidad del producto y hasta, en ocasiones, el precio). Saludos.

  • el 20 marzo, 2018 a las 11:05 pm
    Permalink

    Fernan, Elio es de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, tipos duros, acostumbrados a la batalla ideológica, seguro que disfruta sabiendo que hay gente que piensa diferente que él, sino le sería demasiado aburrido defender el sistema.

  • el 20 marzo, 2018 a las 11:03 pm
    Permalink

    Kamikaze, si hubiese manera de mantener el nivel de empleo, el nivel de desarrollo tecnológico y el nivel de generación de riquezas actual sin hacer uso del mercado yo sería el primero q lo apoyaría, me parece obsceno que los americanos puedan comer frutas de Australia o los japoneses atun fresco del Mediterráneo, me parece irracional que hayan 30 marcas de mayonesa, el consumismo es uno de los grande males q me gustaría borrar, el problema es que no puedes borra el consumismo por imposición, prefiero q haya consumismo y libertad antes de lo contrario, como es el caso de la mierda esta en que vivimos, bueno vivo yo, tu estás siendo explotado por el capitalismo feroz.

  • el 20 marzo, 2018 a las 11:03 pm
    Permalink

    Cuando hice este análisis comparé a cuba consigo misma antes y después, y a cuba en referencia a sus similares, tanto latinoamericanos como europeos pues en los 50s no estábamos lejos si no es que superábamos a algunos eurpeos en algunos aspectos y ni hablar de asia.

    La alfabetización en Cuba era tan baja como cualquier otra en esta esfera de desarrollo donde podía colocarse a la isla en su momento, si la campaña se propuso alfabetizar a Cuba entera en 1 o 2 años, ¿de verdad no había forma de hacerlo en 10 o 15, de forma más natural, sin movilizar a niños a zonas rurales donde ocurrieron muchas desgracias, sin estigmatizar al campesinado, donde primaba el analfabetismo?

    Esa campaña me parece uno d elos primeros faraonismos de Fidel, uno de los primeros grandes movimientos propagandísticos, por supuesto que le hizo mucho bien a muchos individuos, pero no tengo claro para nada su eficacia a largo plazo.

    Con respecto a la integración femenina coincido contigo en que superamos por mucho a los países latinos, pero esos países han arrastrado dos cosas que cuba no, una enorme maza indígena con una cultura misógina y una enorme influencia del catolicismo, ya antes d ela revolución l amujer cubana estaba más integrada q el resto de las latinas y esa brecha se siguió abriendo, como era natural

    Lo de la huella ecológica es por datos de la onu y a ellos me remito, es algo objetivo, o tan objetivo como ese tipo de mediciones pueda hacerse.

    La obesidad en adultos en cuba es altísima, la infantil va en ese camino pero aun estamos a tiempo de corregir el rumbo, bueno estaríamos a tiempo si mañana mismo despega desde Columbia un avión con el consejo de estado en pleno exiliándose en Caracas.

    Lo de la socialización o la alegría no te lo rebato porque son apreciaciones individuales, las tuyas y las mias.

  • el 20 marzo, 2018 a las 12:43 pm
    Permalink

    Vas a matar a Elio de un berrinche. Muy buen articulo

  • el 20 marzo, 2018 a las 9:48 am
    Permalink

    Buen post Repatriado. El párrafo donde abordas “el valor de las pequeñas cosas” me llenó de tristeza (por lo cierto de tu planteamiento); es que todas estas “pequeñas cosas” no deberían constituir una preocupación para los cubanos, ser lo que son en realidad “simples cosas” que cuando las necesites estén al alcance de tu bolsillo y en cualquier comercio. Una cosa que me ha llamado la atención del “capitalismo feroz” es la posibilidad de elección, con esto me refiero a que, por ejemplo te vas al supermercado a comprar mayonesa y allí ves que (amén de las diferentes opciones de marcas) hay la de 1000 gramos, 500g, 300g, (cada una con su respectivo precio y al final puedes encontrar un pequeño envase de plástico con un poco de mayonesa que si eres pobre puede resultar tu opción (pero no te vas sin comprar la dichosa mayonesa). Saludos.

  • el 19 marzo, 2018 a las 8:19 pm
    Permalink

    Lo de “potencia deportiva” fue parte de la famosa Guerra Fria para tratar de demostrar la superioridad del socialismo vs capitalismo. Fue bonito mientras duro.
    Yo si considero que la campana de alfabetizacion fue necesaria. Habia mucha desigualdad entre el campo y la ciudad y esto era mas que evidente en el acceso a la educacion. Para mi fue una de las cosas mas humanas y hermosas que se hizo.Y esperar que las cosas tomaran su curso y eventualnente ocurrieran podian demorar decadas.Como ha pasado en otros paises. Y la integracion femenina no ocurre por casualidad ni podiamos sentarnos a esperar a que eso ocurriera. He hablado este tema con latinas de diferentes paises, algunos mas avanzados economicamente que Cuba y dejame decirte que estamos a annos luz delante en ese sentido.
    Cuba por su pequeno tamano y su relativamente pequeno sector industrial deberia tener una pequena huella ecologica. Sin comparar con China u otros paises altamente industrializados, no creo que Cuba sea precisamente limpio en ese sentido. Solo date una vuelta por el Cotorro, o por la zona de Nicaro Moa para que veas el desastre ecologico en esa bahia producto de decadas de depositos de las colas. La bahia de la Habana hasta principios de los 90’s estaba altamente contaminada y casi no habia vida. Y las viejas termoelectricas en plena ciudad soltando humo negro, etc, etc. Eso sin hablar de la salinizacion de los suelos que esta amenazando muchas zonas agricolas del pais
    Creo que precisamente la obesidad tiende a darse mas en sectores pobres, pues al tener poco dinero, el acceso a una dieta balanceada esta fuera de su alcance y eso es precisamente lo que esta sucediendo en Cuba. No se sobre la obesidad infantil en Cuba pero definitivamente la poblacion adulta va en esa direccion. Solo mira la composicion de la dieta del cubano promedio. Alta en azucares y carbohidratos y muy baja en proteinas y vitaminas.
    Yo no creo que la gente en Cuba socialize mas que en otras partes. En Cuba la gente si pierde mucho tiempo buscando resolver los problemas mas sencillos. Las dificultades con el transporte tampoco le dejan mucho tiempo para ir a visitar familiares o amigos que vivan en municipios distantes.
    Lo de la famosa alegria del cubano se ha mistificado. Yo no veo que la gente ande alegre, mas bien todo lo contrario. Hay mucha gente malhumorada y stressada con la cotidianeidad y basta la mas minima molestia para que te salgan con una groseria o te agredan. No es la generalidad pero es bien comun.
    La Educacion en Cuba siempre ha tenido un componente ideologico no desdenable. Hasta princios de los 90 se impartia Filosofia marxista en los planes de estudio del pre y la universidad. Despues la empezaron a sustituir por su version parcializada de la Historia de Cuba.
    En los otros puntos concuerdo mas o menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *