La respuesta que esperábamos del doctor Durán

Por Aurelio Pedroso (Progreso Semanal)

HAVANA TIMES – La pregunta y su prudente aclaración acaba de ser asumida y parcialmente respondida públicamente por el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología, del Ministerio de Salud Pública: tratamiento hacia el turista cuando el primero ponga pie en tierra en la Isla una vez que sean abiertas las fronteras.

Por seguro las máximas autoridades deben estar conformando un plan riguroso, imprescindible y necesario para poner en marcha la industria turística cuando la Covid-19 lo permita.

Una tarea o responsabilidad que le compete asumir e informar a la dirección del Estado y Gobierno y, obviamente, con el visto bueno de las autoridades de Salud Pública, que expondrán las medidas correspondientes como ese socorrido pasaporte sanitario o constancia de cero enfermedad entre otras posibles. Durán lo ha explicado al apuntar que “un día, cuando se abran las fronteras, las medidas serán más rigurosas, basadas en los reglamentos internacionales.”

Hace largo tiempo, cuando a Osmany Cienfuegos, entonces número uno en esa responsabilidad por el Consejo de Ministros, se le preguntó algo así como qué quedaría para el visitante estadounidense si Europa y el resto del mundo visitaba Cuba, respondió que para ellos había “una isla sumergida en el mar” en clara referencia a los planes de explotación de excelentes playas ubicadas en la cayería al norte de las provincias de Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey principalmente.

Y ese escenario, ya con una infraestructura casi perfecta, que incluye aeropuertos de talla internacional, pudiera ser el punto de partida para el reinicio del turismo en la Isla y que requerirá un extraordinario esfuerzo de los cubanos que allí laboran habida cuenta de las medidas de protección y cuarentena que deberían seguir.

El aviso de prepararnos para ello llegó recientemente del Presidente de la República y también del Primer Ministro durante el resumen que a diario se hace de tales reuniones referidas al estado y situación del país frente a ese mortal coronavirus.

Hasta el momento, hay señales alentadoras tanto en el control de la epidemia como con varias aerolíneas internacionales pidiendo pista para desembarcar en junio. Aun así, la alegría debe ser comedida, al tiempo de la necesidad de mantener las restricciones para evitar una recurva.

La luz verde precisa de mucha sabiduría en su aplicación. Encontrar justo el momento para hacerlo. Ni antes ni después. El país y sus gentes lo necesitan.

Un comentario sobre “La respuesta que esperábamos del doctor Durán

  • En el país, según el gobierno, no hay tantos casos. Es mucho más peligroso seguir cerrados y no recibir el dinero que el país necesita para sobrevivir. A no ser que la realidad sea otra.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.