La prensa y la última asamblea del legislativo

Carlos Pereyra  (Progreso Semanal)

Las interrogantes están en la calle. Fernando Medina Fernández / Cubahora.
Las interrogantes están en la calle. Fernando Medina Fernández / Cubahora.

HAVANA TIMES — El pasado 29 de diciembre concluyó la última reunión de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) de Cuba en el año 2015. He leído y releído lo publicado en los medios de prensa y comunicación nacionales. Me he quedado como la mayoría de los cubanos, con ganas de saber datos, análisis y de conocer sobre las discusiones, que supongo haya habido.

No recuerdo el número de páginas del informe de la ministra de Finanzas y Precios publicado en la prensa, pero sí tengo la amarga certeza de no haber encontrado en dicho informe a cuánto asciende el presupuesto del país para el actual ejercicio que comienza. Quedé con las ganas legítimas de saber de cuánto dinero disponemos y la cantidad por sectores en los que será distribuido.

Me sentí como si los que habitamos en mi casa desconociéramos el presupuesto familiar, dónde debemos mantener gastos, dónde aumentarlo y en qué apretarnos el cinturón. Este desconocimiento aparta, nos distancia en vez de integrarnos haciéndonos, como mínimo, conocedores de la realidad financiera del país del que somos ciudadanos. La información es el primer paso, imprescindible para la participación, su ausencia establece distancia entre gobernantes y gobernados, instituciones y ciudadanía.

Distancia, palabra clave, porque si meditamos un poco sobre la estrategia de quienes desean desvirtuar el proceso cubano, esta, la distancia, es el primer peldaño para posteriormente ascender en sentido negativo hacia otros como la separación y, posteriormente, el divorcio. Los tres escalones que prácticamente sigue cualquier ruptura de pareja. Y toda sociedad opera en base a un contrato, así que como soy uno de los que apoya el contrato de actualización del proyecto cubano la preocupación, como decir lo que pienso, es inevitable.

A la vez me pregunto si las ausencias en los informes publicados han sido apreciadas en el impacto que pueden tener –y de hecho repercuten negativamente—en el conjunto de la población.

Sin lugar a dudas es un éxito haber logrado un PIB del 4 %, pero urge explicar qué significa y cómo se calcula este. ¿Por qué esta cifra no se derrama de modo visible, palpable, digerible? Pregunta que mis compatriotas se hacen en diversos tonos y expresiones. Basta subirse a un almendrón (taxi), hacer cola en las paradas de las guaguas o en cualquier lugar público y escuchar.

¿Por qué nuestros medios no abordan tópicos económicos con profundidad analítica de una forma accesible al conjunto de la población? ¿O no ponen sobre el tapete las varias maneras de realizar el proyecto de actualización que el socialismo permite? Explicar con claridad la coyuntura en que nos encontramos en vez de dejar a que cada quien respire lo que flota en lo publicado. O a que vengan otros a trajinarnos montándose en la cadena distancia-separación-divorcio.

Retornando al PIB, cabe recordar que el día 27 de marzo de 2012, durante una conferencia de prensa celebrada en el Hotel Nacional, Marino Murillo, actual ministro de Economía, rector del proceso de actualización económica y miembro del Buró Político del PCC, anunció que para el año 2015, el 45 % del PIB procedería del sector no estatal. ¿Ha sido así? Revisando lo publicado por los medios impresos (también los digitales), el dato brilla por su ausencia.

El caso es que el aporte al PIB debido al esfuerzo no estatal (cooperativas y cuentapropistas) sigue en interrogantes. Aclaro, todo pronóstico no es más que la probabilidad basada en distintas variables por lo que nace siempre y bajo cualquier sistema sometido a circunstancias y factores. No obstante, esta razón no exime de publicar el dato bien sea que hayamos o no alcanzado la cifra pronosticada.

Sí recuerdo haber visto un fragmento de participación de una diputada, en este caso destacada locutora de la TV Nacional, interesándose por lo que ocurría con el reiterado tema de los mercados mayoristas, de suma importancia para el sector no estatal. Su no (o deficiente) existencia, anoto yo, está originando “daños colaterales”, pues los cuentapropistas y las cooperativas no agropecuarias, al verse obligados a comprar en el mercado minorista, desabastecen a este perjudicando el consumo de la población.

La televisada respuesta de Murillo, quien para ser más gráfico utilizó ambas manos como platillos de una balanza, quedó en la disparidad existente en el valor de las monedas para ambos sectores de la economía: la relación de cambio entre el peso y la moneda convertible es de 1 a 1 en el sector estatal; mientras, para el sector no estatal, es de 25 por 1. Y aquí vino el corte del video por lo que me quedé intentando descifrar la respuesta. Espero que al menos haya sido más explícita para la diputada y al conjunto de los legisladores. Pero yo no entendí.

Los medios y comunicadores con acceso a las fuentes directas deberían esforzarse por darle un seguimiento profesional a los temas económicos y publicarlos de manera asequible a todos los ciudadanos. Las interrogantes están en la calle y ahí está el país y los actores principales para salir adelante.

15 thoughts on “La prensa y la última asamblea del legislativo

  • Usted Señora Marlene, tiene serios problemas de entendimiento, yo hable de el % de aceptación popular que mantiene el Presidente daniel Ortega, e igualmente el alto % de aprobación de su gestión, mientras usted responde con resultados de unas elecciones una cosa no tiene relación con otra, lo pasado no tiene relación con lo que yo refleje en mi comentario. Usted insiste en un escándalo que ocurrió en 1998, que no tuvo mayor trascendencia entre los simpatizantes del actual presidente, lo que pudo destruirlo y de paso quitarse de encima la oposición vende patria, progringa manejada por la Embajada Americana y los Estados Unidos al FSLN el mas grande partido político de Nicaragua, con una opción por los más humildes y profundamente antiimperialista, latinoamericanista, Unionista y Solidario.
    Además se dedica ahora a decir lo que yo quise decir según su interpretación y a imponer su verdad que nace de su posición reaccionaria y contraria a las preferencias populares de las mayorías, y recalco vi verdad así que no pretenda obligarme a aceptar la suya. Daniel no fue condenado porque tenía Inmunidad parlamentaria por ser un Diputado de la Asamblea Nacional, sino porque el presentó un escrito ante un tribunal donde explicaba ese motivo, y que los delitos por los que se le acusaban supuestamente ocurrieron en épocas de más de 15 años transcurridos por lo estaban en tenían términos vencidos para ser juzgados, en ese escrito negó rotundamente la veracidad de las acusaciones que le hacían, luego la juega Jueza Mendez rechazó la acusación y Daniel fue sobreseído definitivamente por los delitos que se le acusaban. Si no esta satisfecha puedo enviarle un documento de la época donde se explica todo con claridad.

  • Analista si usted se explicara mejor, hubiera menos malentendidos.
    Ser transparente significa no serlo sólo con las finanzas públicas sino también con el patrimonio y credibilidad de los funcionarios elegidos.Usted no ve ninguna relación entre la transparencia y que el presidente sea un pedófilo que gracias a su impunidad, perdón, inmunidad parlamentaria no ha sido llevado a los tribunales.Por otra parte de un presidente ladrón sospecho profundamente.A partir del traspaso de poderes en el 90 se hizo “la piñata nicaraguense” y con ellos la mayoría de la cúpula del sandinismo se apropió de las empresas públicas y resurgieron, la cúpula sandinista con un capital que no tenían.Eso también es falta de transparencia.
    Que el actual gobierno haya hecho más que los anteriores en mejorar en algo el bienestar de una población muy pobre no exculpa a su presidente de ser un pedófilo pederasta probado que ha “escapado” a la justicia por su impunidad, perdón inmunidad parlamentaria. La manipulación propagandística de un gobierno también incluye la ausencia de información sobre la probidad de sus dirigentes y esto se resuelve con la transparencia, cuando hay voluntad política y decencia, cuando no, se montan gobiernos fraudulentos.Ese es el caso de Daniel Ortega con toda la farándula de la Murillo, mujer execrable y corrupta que aspira a la presidencia, lo ha dicho.

  • Marlene yo hablo de una cosa y usted se refiere a otra, como lo entiendo, como la habilidad suya de manipular la realidad, o muestra de su rechazo a ultranza de todos los gobiernos progresistas del continente. Daniel ganó las elecciones, con los votos que le dio el Consejo supremo electoral, y que le dio la mayoría calificada en el parlamento, cualquier otra cosa es debida a la costumbre continental de los partidos de derecha de decir cuando pierden que hubo fraude en las elecciones y que solo ellos mismos se lo creen, pues en su momento reconocieron al ganador, ahora usted, antipueblo que forjó su cultura bajo un sistema social de igualdad y oportunidades rechaza de plano todo lo que pueda ser un éxito de los pueblos.
    Señora, yo nunca hable de resultados electorales yo hablo de una secuencias de encuestas de dos firmas de prestigio no pagadas por el gobierno Sandinista, MyR Consultores y Cill Galus, que dan a Daniel aceptación de su gestión por encima del 70%, si no lo cree busque el resultado de esas encuentas, y otra encuestadora que lo hace a nivel del continente lo reafirma y lo ubica en el segundo presidente mejor evaluado del continente.

  • No olvidar que en los 80s Daniel Ortega le alquiló Nicaragua a Pablo Escobar como almacén y distribución de cocaína para los USA. Según Popeye fueron los sandinistas los que le presentaron a Pablo Escobar a los hermanos Castro.

  • Analista, sigue usted acusando al “otro” de lo que usted hace.
    Busque el testimonio de su hijastra con la cual el pedófilo estuvo abusando desde los 11 años, con la anuencia de “la primera dama” una mujer execrable que traiciona a su propia hija por mantenerse en el poder. Busque también los dos casos más recientes de niñas de doce años que fueron abusadas por el pederasta.Enjuáguese la boca antes de proferir insultos contra la verdad.Lo sé desde el momento que ocurrió a partir de la sección sandinista que se separó del pedófilo. Lo de “la piñata sandinista” también se le “olvida” a usted de manera intencional.Yo también estuve allí en Nicaragua cuando perdió el sandinismo y vi llorar patéticamente en cámara al pedófilo presidente.
    Por otra parte el 70% es falso, es 73% de los electores los que fueron a botar y el pedófilo corrupto sacó 59.5% de los votos.¿ Quién está diciendo mentiras Sr?
    Le sigo diciendo que le molestan mucho las verdades Sr Analista y no me cambie el nombre es Marlene y no Marlena.
    Ya otros comentaristas le aclaran como el pedófilo pederasta escapó de las denuncias penales y sigue sin ir a los tribunales por los delitos cometidos.No venga a soltar mentiras e insultos a los cubanos informados.

  • A mi en realidad no me interesa el nombre que le quieran dar al regimen, ya sea sandinismo, socialismo, lo que sea. Lo importante es que haya libertad para todos, posibilidades de desarrollo individual, libertad de empresa, comercio, de expresion, salud y educacion adecuadas, viviendas decentes, transporte eficiente y que la gente se motive a trabajar para que con su sueldo puedan vivir de forma decorosa, sin la vigilancia de la policia y con un sistema justo para todos. No todo lo que se dice democratico lo es (Korea del Norte es Republica Popular Democratica), ni todo lo que se dice socialista lo es tampoco (paises escandinavos).

  • Analista, Ortega se escudó bajo su inmunidad como diputado en aquel tiempo. Y los Liberales de la supuesta oposición no hicieron nada para quitársela. Si hubiera sido un estadista de verdad, y si fueron falsas las acusaciones, hubiera negado los hechos y respondido en las cortes, dejando voluntariamente de manera temporal su diputación e inmunidad. Nunca dijo que no cometió los actos terribles por lo que fue acusado. No dijo nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *