La leche en Cuba

HAVANA TIMES — En Cuba, desde enero de 1959, los niños tienen garantizado el acceso a  la educación y la atención médica, así como una modestísima canasta básica “subsidiada” por el Estado, pero…

Ilustración por Carlos

 

 


6 thoughts on “La leche en Cuba

  • el 12 enero, 2017 a las 5:54 am
    Permalink

    Podemos crecer sin leche, pero necesitamos vegetales, pescado, frutas para sustituirla. Veremos cual es la esperanza de vida de la sociedad cuando los nacidos despues del 1960 lleguen a viejos

  • el 11 enero, 2017 a las 9:17 pm
    Permalink

    Por suerte no somos terneros, asi que me imagino que la madre naturaleza nos diseño para que una vez que acabara la leche materna y nos salieran dientes podamos crecer sin el vaso de leche diario que nos prometio Raul Castro.

  • el 11 enero, 2017 a las 4:42 pm
    Permalink

    Jorge : usted vivia en Cuba o viene de Uruguay ??

  • el 11 enero, 2017 a las 5:24 am
    Permalink

    Garantizar, la palabra magica. De lo que se trata es de libertad de escoger lo que tus hijos van a tomar, leche de vaca, chocolatina o leche de yegua. Suficientes años han pasado para que las vacas ya dieran suficiente leche, como dijo Fidel: “mas que Holanda”. Para eso se hizo la revolucion, no?La realidad es que NO HAY LECHE asi que es mejor que garanticen la libertad del cubano de producir lo que quiera

  • el 10 enero, 2017 a las 11:34 pm
    Permalink

    El solo hecho de que a más de 60 años de la imposición del socialcosadesa haya que estar todavía en el tira y encoge por un miserable vaso de leche, ya lo dice todo del ripio en que han convertido a Cuba.

  • el 10 enero, 2017 a las 5:07 pm
    Permalink

    Los niños a ninguna edad tomaban leche en su mayoría cuando la mortalidad infantil era cercana al 30 por cada mil nacidos vivos, e compara la desnutrición en el capitalismo a la existente hoy donde se garantiza la leche hasta la edad de siete años y luego otros alimentos nutritivos como Chocolatina o Yogur de Solla a todos los niños del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *