La entrevista a Díaz-Canel por TeleSur

Por Osmel Ramírez Álvarez

Diaz Canel in his interviw with Telesur.

HAVANA TIMES – Repasando en la noche de este martes 18 de septiembre, las nada atractivas opciones de nuestros canales de televisión, encontré por casualidad una entrevista al presidente cubano Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez. No vi el comienzo, pero fueron suficientes unos pocos minutos para calar un poco más en el pensamiento del líder oficial del país.

La periodista, Patricia Villegas, lució muy profesional, pero por ser de TeleSur fue “considerada” con sus preguntas. Ciertamente en ocasiones le brotó el oficio, tristemente mediatizado por la censura, y trató de obligarlo a desnudar sus respuestas. Estuvo más o menos en la media entre un periodista de la CNN y uno de Cubavisión. No mostraba los dientes permanentemente con la cabeza inclinada como lo hace Randy Alonso, pero tampoco aprovechó los asuntos más difíciles.

El tema constitucional fue el centro de la entrevista y costó trabajo para que Díaz-Canel diera su criterio personal sobre algo en particular, siempre manteniendo la pose “colectivista” y sus respuestas podrían sacarse textualmente de un libro de texto de la “Ñico López” o de un documento del Partido Comunista. Fue todo el tiempo ese discurso rígido, aprendido dogmáticamente, mecánico y sin argumentos coherentes con la realidad cubana.

Lució mal en el plano personal, al no mostrar una mente sagaz, autónoma, con ideas propias y frescas. Pero por el contrario, lució muy bien a los intereses partidistas que lo promovieron. Se sabe se memoria, ¡al dedillo!, todos los argumentos que se usan para justificar el poder súper-estructural del Partido Comunista, incluso hizo una historia muy interesante del por qué es único y se considera martiano.

Según él, es “martiano y único”, porque Martí no fundó dos o tres partidos el 10 de abril de 1892, solo fundó uno. ¿Podría un argumento ser más hueco? Quiere decir que los políticos que creen en la libertad política y en el pluripartidismo deben fundar varios partidos al mismo tiempo para demostrarlo. ¡Increíble “lógica”!, o “ilógica” mejor dicho. Y el pobre Martí ha sido ya muy calumniado, pero estas aseveraciones deben revolcarlo en su magnífica tumba de Santa Ifigenia.

Otro explicación esgrimida sobre el por qué de un solo partido legal en Cuba es que: “No tiene objetivo electoral ni es un partido electoral, es un partido en revolución y para una revolución”. –No vale la pena ni argumentar.

Sobre los jóvenes y sus expectativas la periodista preguntó: ¿Tendrían las nuevas generaciones expectativas de mayor libertad política, de mayor pluralidad? A lo cual respondió: “Sabemos sus expectativas. Los jóvenes que no conocieron el capitalismo ni vivieron la etapa inicial de la Revolución, como la vivimos nosotros, quieren mejorías, quieren mayor acceso a las nuevas tecnologías, pero no quieren perder los logros de la Revolución, no quieren perder la unidad que tenemos en torno al Partido”.

Lástima que la periodista acto seguido no hizo las preguntas que se imponían al argumento hueco: ¿por qué emigran nuestros jóvenes en masa a riesgo de sus vidas y quemando todas sus naves en Cuba, es decir, perdiendo las “bondades de la Revolución”? ¿Por qué si nuestros jóvenes aprecian el Partido único, y desprecian la democracia con elecciones directas plurales y el capitalismo, se van entonces de Cuba al primer chance y solo quieren venir de visita? Faltaron esas preguntas, pero hacerlas de seguro le hubiese traído problemas en la muy parcializada Televisora para la que trabaja.

Para el presidente todo está bien en Cuba, el bloqueo es la causa de todos nuestros problemas y nuestro pueblo no necesita democracia ni libertad, solo prosperidad económica que ellos se sienten capaces de darnos aún tras 60 años de fracaso, “si les quitan el bloqueo”. Tampoco existe oposición política real, “solo un proyecto mercenario al servicio del imperialismo”. Y el proyecto constitucional le parece perfecto

Me hubiera gustado ser el entrevistador solo para preguntarle: ¿Cree que hubiese llegado a ser presidente de Cuba si hubiesen sido unas elecciones libres y directas en las que usted y sus contrincantes le explicaran al pueblo su proyecto de gobierno? Y en el caso de que respondiera positivamente, volverle con otra: ¿por qué no se atreve?   

 

7 thoughts on “La entrevista a Díaz-Canel por TeleSur

  • A las cosas por su nombre.Díaz Canel es un presidente puesto a dedo que repite cual papagayo un discurso que se hizo esquizofrénico(ruptura con la realidad) hace muchas décadas. No hay contacto entre ese discurso y la realidad del país ni de los sectores de los cuales habla. Lo han vestido de traje para pasearse por Naciones Unidas pero “la mona aunque se vista de seda mona se queda”. No he podido encontrar dos neuronas despiertas en “el presidente”según lo que habla.He leído toda la entrevista en Cubadebate y me parece un derroche de imbecilidad hoy en Cuba.Osmel ha sido comedido en su comentario y coincido con toda su visión de esta entrevista. Es escandaloso hoy en el 2018, tener un presidente puesto a dedo que hable tanta porquería en cada una de sus intervenciones, es escandaloso el nivel de analfabetismo de la gestión pública eficiente del “nuevo” presidente.Es escandaloso que no haya ninguna medida positiva para mejorar la crisis estructural del sistema desde hace 28 años. Los dos decretos contra los cuentapropistas y los artistas, del 10 de julio de este año, evidencian el nivel de brutalidad de la dirigencia del país.La represión se incrementa contra los opositores los discrepantes y toda la población.Es escandaloso que el PCC sea un poder de facto en el país, por encima de la Constitución y las leyes y que bajo su dirección el MININT brutalice a la población toda. La farsa de la nueva constitución consiste en mantener al PCC al margen y por encima de la ley y por eso tenemos un presidente que como la mona, aunque se vista de seda, mona se queda. Recordar el video filtrado de la reunión del 13 de febrero del 2017 donde el dizque presidente que yo no considero tal, consideró a los discrepantes como no personas. ¿ Podríamos tener un presidente un poquito inteligente y menos represor? o, ¿esto es una utopía?¿es consustancial al “socialismo” la brutalidad mental y física contra los ciudadanos?.En Cuba ningún derecho es reivindicable ni justiciable, por lo tanto no existen los derechos de los ciudadanos: ni laborales, ni económicos, ni culturales, ni cívicos ni políticos, por eso seguiremos teniendo monos vestidos de seda que monos se quedan, dirigiendo los destinos del país.

  • Hola amigo. Hermano yo soy partidario de esta especie de ecumenismo político que tiene HT y es hermoso, pero comprendo a los que llegan a asumir posturas extremas, intolerantes. Incluso hay países que en estos tiempos han prohibido a los comunistas por tener un programa político encaminado a destruir la democracia. Porque mira que cosa, los ‘Elios’ protestan si les niegan libertades pero una vez en el poder le niegan las libertades a todos los demás. Quién es Elio ni ningún mequetrefe que ande por ahí para evaluarme a mí ni a nadie de contrarrevolucionario ni de mercenario. Ni siquiera conocen esos conceptos cuanto más van a creerse jueces o censores. Soy ecuánime pero tanta aberración llega a molestar. Realmente quiero respetar los años de Elio como tú los de tu abuelo, del que haz contado aquí. Saludos.

  • me identifico totalmente con tu respuesta a elio

  • Elio: primero aprovecho para decir que lo que vi ese día no fue toda la entrevista, lo supe ayer sábado cuando transmitieron la segunda parte. Pero igual tuvo el mismo impacto, solo más temas. Te digo que mi criterio o análisis no es más parcial que el tuyo, muy similar al del entrevistado. Trato de ser objetivo siempre, pero fue lo que vi y escuché. Sé que te picó porque tu discurso es igual de mecánico, repetitivo, artificial, aprendido, irreal y desfasado con la realidad Nacional. Perdona pero elegir el “yugo” tiene ventajas pero denigra. Yo elegí la “estrella”, al precio de que me vejen “los pecadores”, tu gente. Posiblemente me encarcelen tres días más por dar mi criterio sobre una entrevista, me amenazaron con ese trato, “tu gente”, la última vez, y de seguro aprue bas también esos métodos porque aunque soy revolucionario mientras tú y Díaz-Canel son concervadores, tanto tú como la Seguridad del Estado (el brazo represivo de él) me tildan de contrarrevolucionario. Fíjate qué paradoja. Ah!, lo olvidaba, yo por escribir aquí en HT soy llamado mercenario, a pesar de tener ideales propios y no ser en nada pro norteamericano siquiera. También te han llamado asi, estimado colega?, ve a ver porque te toca por carambola.

  • Por qué no publican la entrevista completa para que los lectores saquen sus propias conclusiones y no este “análisis” parcializado y evidentemente contrarrevolucionario?

  • Copio

    ..en el pensamiento del líder oficial del país.
    —-
    ?Ese hombre piensa? Yo lo que veo es un repetidor de consignas huecas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *