La educación está prohibida

Kabir Vega Castellanos*

Del documental “La Educación Prohibida”

HAVANA TIMES — Recientemente vi un documental donde se exponen opiniones sobre la educación. ¿Quiénes opinan? Pues los mismos maestros.

Me gustaría que muchos niños y jóvenes de Cuba pudieran verlo. Me recordó todos mis viejos sentimientos, comprendí de manera objetiva la crueldad de la escuela.

Creo que el documental es argentino, aunque hablan profesionales de varios países de lengua hispana.  “La Educación Prohibida” va mostrando cómo surgió la educación, su evolución en diferentes períodos de la historia y en qué se ha convertido.

Uno de los resultados: antiguamente el 98% de los niños estaba interesado en aprender y tomaba un libro al regresar a casa, hoy es sólo el 10%. Uno de los entrevistados dice que la mayoría de los niños piensa cada lunes: ¡Qué desgracia, hoy tengo que ir a la escuela!

Pero lo peor es que la mayoría de los profesores también sienten lo mismo.

Del documental “La Educación Prohibida”

“Escuela no es sinónimo de Educación”, dicen estos maestros. Y uno de los criterios que más me impresionó fue: “Todo el mundo habla de paz pero no se educa para la paz. La enseñanza está basada en la competencia y la competencia es el principio de cualquier guerra”.

Es totalmente cierto que en la escuela uno tiene que competir todo el tiempo y todo el tiempo se obvia que somos individuos, con intereses diferentes. Me sorprendió mucho saber que en países que uno considera desarrollados hay tanta insatisfacción también con la enseñanza.

Explicaban que el ser humano aprende de manera natural, tiene esa necesidad y esa curiosidad, pero justamente la escuela termina matando las dos cosas y los estudiantes se limitan a repetir y memorizar para aprobar sin el menor interés en lo que hacen.

Otro de los entrevistados dijo que sólo se aprende cuando se disfruta lo que se está haciendo.

La conclusión de todos es que el verdadero propósito de la educación no es ayudarnos a entender la vida, todas las dificultades que nos esperan.

Estudiante cubano.

La meta  es desarrollar un ciudadano dócil y obediente para convertirlo en marioneta del estado. Una pieza más en una maquinaria monstruosa. Lo mismo en los países socialistas que capitalistas. No son escuelas, son fábricas.

Al final un maestro habla muy conmovido, se ve que no puede contener las lágrimas. Dice que el amor es lo único que necesita un niño, que todo lo demás, lo que le hace falta para el mundo, eso viene solo. Pero que un niño que no ha recibido amor, difícilmente sea capaz de darlo.

El documental está dedicado a: “Todos los niños y jóvenes que quieren crecer en libertad”.

Supongo que falta mucho para que ideas como estas se tengan en cuenta en Cuba, pero sólo el hecho de que haya gente pensando y expresando estas cosas y aquí podamos verlas (aunque no sea por la televisión) es ya una esperanza.
—–
(*) Jóven cubano que no fue permitido terminar su pre-universitario por tener el pelo largo.


14 thoughts on “La educación está prohibida

  • el 5 abril, 2013 a las 11:19 am
    Permalink

    Kabir, el documental que describes también lo he visto. Es realmente hermoso, excitante, doloroso. Es el tipo de reflexión que una sociedad verdaderamente despierta, debería hacerse.
    No obstante, me gustaría señalar un detalle de tu escrito. Dices que “La conclusión de todos es que el verdadero propósito de la educación no es ayudarnos a entender la vida, todas las dificultades que nos esperan” sino “desarrollar un ciudadano dócil y obediente para convertirlo en marioneta del estado”.
    Me parece que tal cosa se refiere a la educación bancaria criticada en el documental, no a la educación en general. Allí mismo se muestran otros tipos de educación posibles, y que no persiguen esos fines nefastos.
    A mi juicio, la educación es necesidad del ser humano, y es imprescindible cambiar su modelo actual, imperante en todo el planeta, Cuba incluida. No se trata simplemente de deshecharla, sino de construir la alternativa.
    En el mismo documental aparece la frase: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” Albert Einstein.
    Quienes acepten la imposición de esta sociedad competitiva, deshumanizante, deprimente; acepten todo como está. Quienes queremos que eso cambie… no hagamos lo mismo.

  • el 5 abril, 2013 a las 9:40 am
    Permalink

    Que educacion ni que ocho cuartos, aqui lo importante es denunciar que en cuba se viola el derecho humano de usar el pelo largo en la escuela, hasta Ginebra no paro.

  • el 5 abril, 2013 a las 8:57 am
    Permalink

    el modelo educacional es el que está jodido. preguntenle a los alemanes si quieren ir a la escuela los lunes o no.

  • el 4 abril, 2013 a las 11:34 am
    Permalink

    Yo siempre lo he visto así, el que estudia esta capacitado para hacer, inventar, crear, negociar, regatear, administrar, hacer crecer, lo mismo que el que no estudió pero un poquito más.

    Yo estudié y termine la universidad en Cuba y afuera hice maestría. No trabajo en lo que estudié, es cierto. Pero la visión de alguien preparado es muy diferente a la de un ignorante. Por eso hoy yo administro mi taller, soy sujeto de credito, reviso contratos, atiendo clientes, y mujeres que malamente terminaron el 12o grado son las operarias de mis máquinas por un salario mínimo.

  • el 4 abril, 2013 a las 8:24 am
    Permalink

    ..creo que la eduacion hace falta, la escuela no tanto, el problema es el modelo…
    dice isabal allende:
    “A los niños nadie les enseña algunas cosas indispensables, como arreglar una llave que gotea, sobornar a un funcionario o cortarle el pelo al perro.”
    “A cada rato uno naufraga en lagunas educacionales. Cuando hay que detener un taxi uno piensa por qué diablos no enseñan a silbar desde el primer grado. O a desgrasar ollas, salir de un ascensor atascado, cambiar un caucho o llenar un formulario.”

    y Timothy Leary por otro lado:

    Throughout human history, as our species has faced the frightening, terrorizing fact that we do not know who we are, or where we are going in this ocean of chaos, it has been the authorities — the political, the religious, the EDUCATIONAL authorities — who attempted to comfort us by giving us order, rules, regulations, informing — forming in our minds — their view of reality. To think for yourself you must question authority and learn how to put yourself in a state of vulnerable open-mindedness, chaotic, confused vulnerability to inform yourself

  • el 4 abril, 2013 a las 6:45 am
    Permalink

    También lo vi Kabir, de acuerdo 100% contigo, la escuela es la fábrica de mano de obra dócil y calificada de estos tiempos, es una pena que las masas cárnicas además te pidan que entres al redil. Todo mi apoyo para ti.

  • el 3 abril, 2013 a las 10:27 pm
    Permalink

    Compruebo de buen grado que los que solemos diverger en este foro sobre otros aspectos, coincidimos casi al 100% en cuanto al tema Kabir. Este joven está muy, muy necesitado de asesoramiento y apoyo. Ya sea de su familia, o de personas de cualquier procedencia y entorno que, con la mejores intenciones, le ayuden a comprender que está desaprovechando los mejores años de su vida y, como dice [email protected], la vida le pasará la cuenta en algún momento. Por otro lado, lo que señala Julio es una verdad como un templo, y es que el saber “no ocupa lugar” y nos puede salvar literalmente la vida ante miles de situaciones. Hoy mismo tengo amigos y conocidos regados por todo el planeta, donde se han acomodado en buena medida gracias a lo que aprendieron estando en Cuba. A su sistema educacional se le podrán hacer mil señalamientos, pero esos cientos de miles de cubanos por doquier dan fe de que de algo les sirvió lo aprendido. Ojalá Kabir lo comprenda antes de que sea tarde. Ojalá nos escuche.

  • el 3 abril, 2013 a las 8:18 pm
    Permalink

    ….si te interesa mas el pelo largo que una educacion es logico que la escuela te parezca cruel….

  • el 3 abril, 2013 a las 7:55 pm
    Permalink

    muchacho dale para la escuela que lo vas a lamentar, deja eso, discute todo dentro, no fuera.

  • el 3 abril, 2013 a las 7:10 pm
    Permalink

    Suele ocurrir que trabajar en lo que “te apasiona” también requiere haber ido a la escuela.

  • el 3 abril, 2013 a las 6:01 pm
    Permalink

    Por cierto, en el documental “la mayoría son blancos”. Lo que significa que están planteando una alternativa para clase media-alta. ¿Se les fue el detalle o no les interesa?

  • el 3 abril, 2013 a las 3:56 pm
    Permalink

    Hola Kabir, me alegra que hayas visto ese documental, yo vivo en Centroamérica y también lo vi, por eso entiendo tu sorpresa de conocer esta nueva visión de la vida, de eso se trata el despertar de la consciencia, el conocimineto es más allá de lo que nos enseñan, vale más lo que uno descubre.

    A los comentaristas les invito a que vean el documental, pueden verlo en youtube, el documental se llama “La educación prohibida”. Por otro lado comentarles que de nada sirve vivir sacrificado por un momento de felicidad ( un weekend) vale más vivir día a día con alegría y satisfacción de trabajar en algo que realmente apasiona. La felicidad no se compra, no está en las cosas materiales, es más que eso. Véan el documental.

  • el 3 abril, 2013 a las 2:14 pm
    Permalink

    Kabir, honestamente pienso que tuviste buena posición con tu protesta por lo del largo del pelo pero si después de luchar lo que luchaste no pudiste moverlos a ellos entonces debiste cambiar tu. Como dicen en ingles -You made your point.

    Te digo
    Educación es necesaria. Y estoy seguro que no soy el primero del que escuchas esto.
    Aun si esa educación viene acompañada de la mano con indoctrinación a pesar de ello siempre se filtra aquí y allí algún rayo de luz en toda la oscuridad. Te lo digo de mi propia experiencia con el sistema educacional Cubano. Concuerdo con [email protected] y con lo que Isidro menciono en otro post tuyo.
    No te pierdas en juegos de vídeo que no aportan mucho y regresa al estudio.
    No te voy a decir que Cuba lo necesita te digo que tu lo necesitaras y lo lamentaras en un futuro si hoy no lo haces.

  • el 3 abril, 2013 a las 12:54 pm
    Permalink

    Muchacho, no busques justificación por haber dejado la escuela. Eres uno más entre montones que toda la vida lo han hecho. Podrías hablar con ellos a ver que harían si se les presentará la oportunidad de volver el tiempo atrás.

    La escuela no es mala por ser competitiva, la vida lo es.

    Mientras tú dejaste la escuela, hay muchos niños y jóvenes, no en Cuba sino en el mundo, que se preparan para ser competitivos. Gente que te va a pasar por arriba cuando sea necesario, y que tu no estarás preparado para competir con ellos en una entrevista de trabajo y mucho menos en inventos.

    A mi hijo, que también le gustan los videojuegos, tampoco le gustan los lunes. Ni a mi. Pero es el precio que todos pagamos para vivir mejor, viajar, darnos un buen weekend. Sin embargo, a sus 9 añitos, él quiere ser piloto y ha comprendido que necesita aprovechar desde antesdeayer esas clases de inglés, francés y matemática que tanto odiaba. Así que él solito suelta el Joistick cuando son las 9:00 pm, porque para entrar a su escuela (trilingüe) a las 7:00 am, debe salir de casa una hora antes.

    La vida no es un cake, y más temprano que tarde te pasa la factura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *