La doble moneda en Cuba

Julio de la Yncera

Foto: IPS/Cuba

HAVANA TIMES, 23 ene — Una de las consecuencias del Periodo Especial fue la creación de la doble moneda en Cuba.

En Cuba siempre existió una moneda nacional. Mis padres me contaban que antes de la revolución el peso cubano era equivalente en valor al dólar. Esto quiere decir que se podía cambiar el dinero que un trabajador Cubano ganaba directamente a dólares y las monedas estaban en paridad.

Una vez instaurada la revolución se eliminó el poder de convertir pesos Cubanos en dólares. En muchos hoteles se crearon tiendas especiales en las cuales solo se podía comprar con monedas extranjeras pero no con pesos Cubanos.

Estas pequeñas tiendas eran destinadas a los turistas pero muchos de los artículos que se vendían en ellas realmente terminaban en manos de cubanos.

Mucho después en la década de los 80 se abrió las casas de cambio de oro y otras prendas de valor donde individuos podían llevar sus pequeños tesoros familiares y cambiarlos por cheques equivalente a dólares y comprar en tiendas similares.

Así muchas familias cubanas por primera vez pudieron tener un televisor a color o un equipo de video de cinta o ropa extranjera de mejor calidad que la producida nacionalmente.

En todo ese periodo la tenencia de dólares era ilegal. El código legal de Cuba de aquel entonces sancionaba la tenencia de dólares.

Es a raíz de la situación económica crítica de la pérdida del comercio y ayuda de los países socialistas Europeos que la elite Cubana decide legalizar la tenencia de dólares.

La fuente principal de dólares para la población es sus familiares en el exterior.  A esto se suma también los miles de ciudadanos cubanos que fueron enviados a otros países y que fueron pagados partes de su salario en dólares.

Inicialmente las tiendas especiales con mejores y más variadas mercancías aceptaban los dólares y también una nueva moneda conocida como CUC. El CUC se traducía más o menos directamente al Dólar.

La razón de existencia de esta segunda moneda supongo es con el objetivo de poder variar la relación entre esta moneda y el peso cubano a voluntad del estado.

De tal manera que en algún momento por ejemplo el cambio entre CUC y peso Cubano era de más de 100 pesos cubanos por un CUC. Esta dualidad monetaria permitía y permite hacer cambios sin alterar salarios.

De manera tal que cuando el CUC sube de valor con respecto al peso cubano se ha producido en efecto inflación de la moneda nacional Cubana. Mientras que cuando el valor del peso cubano sube con respecto al CUC se produce una de-inflación del peso Cubano.

Esto significa que se puede controlar el valor de la moneda nacional a través de esta moneda intermediaria.

Para el estado esta moneda proxy cumple otras funciones. Desliga el valor directo de cambio del peso Cubano frente al dólar.  Se convierte en un método inmediato de recaudación de toda la divisa fuerte circulando o que entra al país y que no puede ser utilizada por estar circulando.

Disminuyendo así el dinero fuerte en circulación en manos de ciudadanos y trasladándolo de inmediato a las arcas del estado que lo puede usar en sus compras. Y la otra ventaja para el estado es que pueden manipular el valor del peso Cubano a través de ella.

Desde el punto de vista del ciudadano cubano común esta moneda intermediaria se convierte en un nuevo medio de explotación.

Donde 100 pesos hoy puedan convertirse a solo 4 CUC mañana pero también por decisión fiscal del gobierno pudieran convertirse a 4 centavos de CUC.

Cuando un ciudadano necesita comprar productos de primera necesidad en muchas ocasiones u otros productos necesitan de los CUC pues estos productos solo pueden comprar en tiendas donde el valor de los productos es dado en CUC.

Casi todos los productos incluyendo los producidos en Cuba migraron a estas tiendas en CUC.

Este CUC es una de las medidas más impopulares que la revolución ha tomado en su medio siglo de existencia. La gran mayoría de los cubanos han manifestado su disgusto con respecto a esta moneda intermediaria y reclaman el derecho a poder traducir directamente el peso Cubano al dólar o el dólar al peso Cubano.

Me pregunto, como seguro se preguntan muchos, cuando el estado Cubano resolverá este problema de dualidad monetaria que el mismo creo?

2 thoughts on “La doble moneda en Cuba

  • “Mientras que cuando el valor del peso cubano sube con respecto al CUC se produce una ´de-inflación´ del peso Cubano.”
    A ver, a ver. Ya sé que no es el tema central, pero una precisión necesaria. El fenómeno contrario a la inflación se llama deflación. También existe la desinflación (sic, aunque suene cómico) que es el fenómeno de desaceleración en la subida de precios…inflación, pero ralentizada. Sólo una contribución al necesario tema de la mejora en nuestra cultura económica.
    Alejandro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *