La decisión de Cuba: ¿energías renovables o de regreso a la industrialización?

Foto: Randall Sowa

HAVANA TIMES – Cuando se levante el embargo, ese podría ser un momento muy emotivo para los cubanos, si saben jugar bien las cartas; si reproducen una nueva sociedad con el mismo modelo económico de Suecia y Noruega; si escogen la energía renovable por encima de los combustibles fósiles y si hacen cumplir fuertes regulaciones ambientales que protejan sus bosques tropicales, su valiosa vegetación, sus océanos y la vida silvestre.

Es un momento para que el presidente Raúl Castro mire hacia adelante, no hacia atrás a la época oscura de los combustibles fósiles, principal productor contaminante de los gases de efecto invernadero (calentamiento global), que está destruyendo nuestra planeta. En su lugar, él y el Gobierno cubano deben mirar hacia el futuro con energía solar y eólica. Cuba es una isla tropical idealmente adecuada para la energía solar.

Los cubanos pudieran disfrutar de toda la energía que necesitan para sus hogares, escuelas y hospitales, gracias a la producción de nuevos paneles solares eficientes y con precios asequibles.

Tal vez, el presidente Raúl Castro pudiera reunirse con los más inteligentes y experimentados líderes de negocios en este campo, como el fundador de Tesla, Elon Musk. Musk y su equipo diseñaron el Tesla Powerwall, una batería de iones de litio recargable, diseñada para almacenar energía a nivel residencial para el desplazamiento de la carga, la energía de reserva y el auto-consumo de la generación de energía solar.

La Isla podría convertirse en un modelo para el mundo si reconstruyen su infraestructura con energía 100 % renovable. Si Suecia puede hacerlo en condiciones de frío gris, ¿imaginan lo fácil que sería para Cuba iluminar todo el país con una luz solar ilimitada durante todo el todo el año y con energía eólica?

El Estado cubano, quizás, pueda reunirse con los líderes de la Agricultura ecológica de otros países, quienes admiran en gran medida lo que Cuba ha conseguido con sus granjas orgánicas.

Pero si escuchan al presidente Barack Obama, quien probablemente es un mensajero de los asesores corporativos estadounidenses, y regresan a la misma etapa, antigua, retrógrada, del modelo industrial del siglo XIX, entonces todo estará perdido para la Isla.

Cuba se encuentra en una encrucijada: esperemos que el Gobierno y el pueblo tomen el camino más alto para la creación de una sociedad de energía renovable y una vez que se haya logrado, puedan abrir la puerta a los avances médicos basados ​​en el sistema de Salud cubano de atención preventiva y de tecnología sostenible, tales como, coches eléctricos y estaciones de carga que preserven sus sagrados bosques tropicales, sus océanos, la vida silvestre y la agricultura ecológica.

Si los cubanos eligen la carretera más alta, no solo prosperarán económicamente, sin dañar el medio ambiente, sino que serán un ejemplo a seguir para el resto del mundo.

¡Gracias !

Pamela Wood
Hawaii, EE.UU.


9 thoughts on “La decisión de Cuba: ¿energías renovables o de regreso a la industrialización?

  • el 2 septiembre, 2015 a las 5:11 pm
    Permalink

    Si llega a suceder el esperado y feliz fin del bloqueo, entonces se pondrá a prueba la verdadera capacidad y fidelidad del gobierno hacia los principios que ha defendido durante todos estos años; y lo primero, el desarrollo sostenible del país en base a los mejores avances de la ciencia, y en segundo lugar, el levantamiento acelerado del nivel de vida de todo el pueblo.
    Que dejen a un lado eso de invertir tiempo y dinero en plataformas petroleras y utilicen esos recursos de manera total en energía eólica y fotovoltaica. Que no metan en Cuba carros de petróleo o gasolina, que todas las viviendas, edificios públicos y sociales usen las renovables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *