¿La culpa no la tiene nadie?

Por Pilar Montes

Foto: Lucas García Molinari

HAVANA TIMES — Entre Washington y La Habana, sobre todo desde el 17/12/14, las relaciones parecen cada vez más un subibaja de propuestas incumplidas y rechazos, sin que la culpa caiga de un solo lado.

¿Y si la Casa Blanca o siquiera el Congreso carecen de fuerza para decidir? Quizás el poder real esté en las corporaciones fabricantes de armamento o entre los súper ricos, que evaden impuestos escondiendo esos fondos en los paraísos fiscales.

El catedrático estadounidense Noam Chomsky, en su más reciente ensayo señala que en los tiempos de Adam Smith y más aún en la actualidad, el verdadero poder no está en los estados ni sus gobiernos, sino en los conglomerados transnacionales, las gigantes instituciones financieras, emporios comerciales y sus similares.

Si no, ¿cómo explicar que promesas hechas por Washington hace dos meses, poco después de la visita del presidente Obama a La Habana, de que se permitiría a los cubanos y a sus bancos usar dólares para transacciones comerciales, todavía Cuba no ha podido hacer operación alguna en el billete verde?

En marzo, el consejero de política exterior Ben Rhodes dijo a medios de prensa cubanos que la decisión de permitir a Cuba el uso del dólar no parece haber sido suficiente, porque los bancos aún temían posibles sanciones de Washington. Rhodes añadió que la Administración tendría que hablar con los bancos sobre el cambio de política.

Pero no es solo eso, sino que el 20 de abril, un tribunal en Europa acusó al sistema de envíos de remesas Pay Pal de permitir que un cliente de Luxemburgo pagara un boleto de teatro para una obra que llevaba la palabra Cuba en el título.

Foto: Lucas Garcia Molinari

El 9 de mayo, Cuba denunció la continuada aplicación extraterritorial del bloqueo de Estados Unidos, cuando un banco británico cerró las cuentas de la Campaña de Solidaridad Británico-Cubana  debido a las sanciones de Estados Unidos.

Las  promesas incumplidas de parte de Washington dejaron el juego a favor de La Habana, pero este no tardaría en empatarse con la anunciada inauguración de viajes de crucero de la empresa Carnival, basada en la Florida.

De pronto los muchos residentes de origen cubano fueron informados por la compañía que solo tenía autorización para trasladar a ciudadanos estadounidenses dentro de las 12 categorías aprobadas por el gobierno, ya que Cuba tenía una ley que prohibía a los cubanos viajar por mar a la Isla.

La existencia de la antigua regulación que data de los primeros años de la Revolución fue desempolvada por la compañía estadounidense, que se vio acosada por manifestantes que la acusaron de discriminación e incluso fueron a los tribunales con su demanda.

Después de ser puestas en ridículo, en momentos cuando ya los cubanos no necesitan permiso de su gobierno para viajar, las autoridades de la Isla liberaron a Carnival de esa responsabilidad.

Así las cosas, el crucero arribó a La Habana con 700 pasajeros a bordo y siguió viaje hacia Cienfuegos y Santiago de Cuba.

Ay, mamá Inés…

El 22 de abril, los Departamentos de Estado y del Tesoro anunciaron que se abría la posibilidad de importar café cubano, pero solo de productores privados que, además, tenían que “demostrar no tener vinculación con el Estado”.

A esta propuesta con pie forzado, que no fue acompañada con el ingrediente principal de garantizar el uso del dólar estadounidense en esas transacciones, La Habana no respondió con astucia y creatividad. Todo quedó en proyecto.

En vez de devolver el golpe y aceptar el trato, extendiendo licencias de exportación a los productores, con todos los debidos requerimientos de control fitosanitario, certificado de origen y el pago de los aranceles establecidos, siempre y cuando la parte estadounidense autorizara el uso del dólar, la respuesta fue el lenguaje de barricada.

Para Estados Unidos, poner condiciones supuestamente de “defensa de los derechos humanos” en sus tratos con países pobres les ha dado resultado, no porque sigan las normas del comercio internacional, sino porque muestran sus músculos de potencia.

Pero para Cuba, una respuesta adecuada habría sido subirle la parada al “guapo del barrio”, una jugada inesperada o propuesta imposible de rechazar, sorprender al contrario.

El café cubano no sobresale por sus grandes volúmenes de exportación, sino por su excelente calidad, sobre todo, en la especie Árabica, que lo ubica entre los preferidos del mundo.

La comercialización del grano se realiza por varias empresas estatales que benefician, empacan y tienen licencia para exportar.

Por otra parte, el cultivo del rubro solo ahora se empezó a recuperar. Solo comparemos que la zafra 2015-2016 totalizó con 5,503 toneladas de cafe verde (secado y trillado), comparada con la de 1961 cuando se recogieron 60 mil toneladas.

Las plantaciones que se extendían por 160 mil hectáreas, ahora se reducen a 67,087, con bajos rendimientos. Elexis Legrá, director de Café, Cacao y Coco del Grupo Empresarial Agroforestal del Ministerio de la Agricultura, informó que además de insumos, se elevó el pago a productores hasta 392 pesos (unos 14 USD) por cada 100 libras de cafe verde.

Legrá explicó que con más insumos y la mayor aplicación de la ciencia y la técnica, en 2017, la cosecha del aromático producto crecería un 30 por ciento respecto a esta contienda y para el 2020 se alcanzarán las 20 mil toneladas.

Los cubanos rebosan de inventiva creadora y así lo han demostrado, manteniendo al vecino poderoso a raya durante cinco décadas. Hay transformaciones en marcha, pero urge poner la maquinaria a todo motor.

Sin embargo, al no tener la seguridad de quién manda en Estados Unidos y, mucho menos, después del próximo noviembre, se impone que La Habana modernice su táctica y sea astuta al negociar sus diferencias, si quiere mantener su independencia.


15 thoughts on “¿La culpa no la tiene nadie?

  • el 15 mayo, 2016 a las 5:01 pm
    Permalink

    Y quién tiene la culpa de que en Venezuela en estos años de Chavismo, país rico en petróleo y sin bloqueo de nadie hayan cerrado ocho mil empresas si no el sistema que le copiaron a los Castro?. Porqué están sacando a Dilma de Brasil?. Si no por la misma corrupcion de estar cogiendo el dinero público para sus andanzas, de espaldas a la población, igualito a los corruptos de Cuba. No Pilar, que el desastre de Cuba tiene nombre y apellido, como tienen nombres y apellidos todos millonarios que hoy desgobiernan a Cuba, eso, No hay que preguntarlo.

  • el 15 mayo, 2016 a las 5:56 am
    Permalink

    el regimen comunista es chantajista por naturaleza.No puede crear riquezas,solo quitarsela a los demas.Que culpa tiene Joseito,que trabaja en dos trabajos en Miami que del dinerito que le manda a Josefa,su mama,Hilda,la Hermana y al socio yurisleidys,el gobierno inepto,que se busca lios y mas lios como si fuera una potencia o como si el pueblo cubano lo hubiera autorizado,le quite el 10 % de lo que manda y ademas,le cobre los productos que compren un 400 por ciento mas caro????(mas o menos).Que haga el gobierno lo que tiene que hacer pero no lo condicione a como va a actuar otro Pais,pues el problema del gobierno,crear condiciones para que su pueblo viva decentemente,no llevar una Guerra loca e impopular en cuba.

  • el 15 mayo, 2016 a las 5:55 am
    Permalink

    Estados Unidos no funciona como Cuba donde a puro dedazo o por desicion unilateral del presidente se cambia todo de una vez. En Cuba el gobierno puede estirar y encoger sin repercusiones, sin trabas ni oposicion. Incluso, hace y deshace sin contar con ningun apoyo o consenso de su pueblo aguerrido.

  • el 15 mayo, 2016 a las 12:34 am
    Permalink

    Estoy anonadado de leer tanta mentira en un solo articulo:

    “La existencia de la antigua regulación que data de los primeros años de la Revolución fue desempolvada por la compañía estadounidense, que se vio acosada por manifestantes que la acusaron de discriminación e incluso fueron a los tribunales con su demanda.” Si, los cubanos tienen que pedir permiso para entrar a su pais.

    “El café cubano no sobresale por sus grandes volúmenes de exportación, sino por su excelente calidad, sobre todo, en la especie Árabica, que lo ubica entre los preferidos del mundo.” Quien dijo que el cafe cubano es de buena calidad y que en el mundo es preferido? Por que la mentira granmense esa?

    “todavía Cuba no ha podido hacer operación alguna en el billete verde” Por favor no digas que Cuba no puede, di que la dictadura castrista aun no ha podido. Los cubanos si pueden, tu misma puedes.

    Noam Chomsky es tan relevante y practico como Lopez-Levy o tu misma, defienden dictaduras, violaciones, corrupcion. Emplean los medios libres para desinformar. Nada nuevo.

  • el 14 mayo, 2016 a las 9:08 pm
    Permalink

    100% de acuerdo con usted…. uno de los mayores problemas de cuba es que el atajo de dinosaurios ceniles piensan que el mundo gira al rededor de cuba, y no acaban de entender que cuba y isla mas tercer mundista y debastada por ellos mismos…. por otro lado la “avanacha de turismoa cuba” no es mas que un grupo de gente que quieren ir a un Macondo subrealista… como si fueran a un zoologico… estoy seguro que la gran mayoria de esos turistas de aventura despues de visitar un pasi donde no funciona absolutamente nada (exepto la estafa, el mal trato, el robo, y la prostitucion) no regresaran…. volviendo al princio este regimen tambien la ha metido en la cabeza a los cubanos de apie que ellos son el centro dle mundo y se lo merecen todo

  • el 14 mayo, 2016 a las 2:08 pm
    Permalink

    “….no tener la seguridad de quien manda en eeuu…” es que los agoreros de la dictadura cubana son traicionados por su subconsciente, creen que en todas partes del mundo es igual, un grupito que jamas y nunca va a elecciones y decide por toda la nacion y ademas no suelta de ningun modo el poder, que equivocados estan. y el pais cada dia mas jorobados y ellos defendiendo aun mas el descalabro

  • el 14 mayo, 2016 a las 10:27 am
    Permalink

    Los comunistas no han logrado economias “planificadas” que funcionen en ninguna parte, ellos hacen dinero esquilmando a la emigracion y explotando sin limites al pueblo. Dudo que logren asumir una cuota minima de sentido comun en las relaciones economicas con los EE.UU. Por suerte para ellos el tiempo esta de su lado (por ahora) y no tienen apuro de nada, el pueblo esta amansado y controlado y la emigracion tambien (por ahora) facilmente se pueden tomar otro medio siglo jugando el jueguito de los “cambios” para que todo siga igual, entretanto su muy efectiva maquinaria propagandistica va logrando engañar al mundo, por todas partes hay titulares que glorifican los “cambios” en Cuba, incluso lei uno que los calificaba de “atrevidos” y hasta expresaba preocupacion el periodista de que la “profundidad” de los “cambios” iba a poner en peligro la “independencia” de Cuba. A muchos extranjeros parece preocuparles mucho el peligro de la extincion del parque tematico-jurasico que es la Cuba de hoy, para ellos no hay nada como un viajecito a un pais detenido en el pasado donde el sexo es barato y todo es asequible sin gastos mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *