La batalla por los carritos

Luis Miguel de la Bahia

Photo: Caridad

HAVANA TIMES — Aterrizando en el José Martí luego de un vuelo de 10 horas encontramos una situación inconcebible en otros aeropuertos que he visitado: no había carritos para pesar el equipaje.

Inmediatamente se formó una cola para coger los pocos que traían, demorando hasta 10 y 15 minutos cada entrega.

Reclamamos a cuanto funcionario fue posible. La respuesta de todos era la misma: yo no tengo nada que ver con eso. Cuando finalmente hallamos al responsable nos dijo que no se podía hacer nada.

Nadie concebía que el aeropuerto no resolviera el problema y que a los funcionarios no les importara.

Uno de ellos explicó que la cantidad de vuelos arribados era inusual y de ahí la congestión.

La siguiente pregunta fue: Con el dinero que hacen en las pesas y los impuestos ¿no da para comprar lo indispensable para que las cosas funcionen?

A diferencia de los cubanos de hace 10 años, nadie temía manifestar sin tapujos su malestar: el asunto de los carritos; el cobro del sobrepeso; las injusticias migratorias; etc.

Por otro lado, qué iban a hacer los funcionarios que lidian directamente con los pasajeros. Ellos sencillamente hacían el trabajo que dictan las normativas del aeropuerto y las leyes.

A quién responsabilizar entonces… ¿los responsables del aeropuerto que no hacen bien su trabajo? ¿Las delirantes normativas aduanales? ¿La Asamblea Nacional? ¿El pueblo que no exige a sus gobernantes que las cosas funcionen?

Todos en la inmediatez de la bravura buscamos al responsable más cercano, pero la verdad es que pensándolo en frío no sé quién tiene la culpa.

El avión tocó tierra a las 4.45 p.m. y 3 horas más tarde logré pasar la barrera aduanal; detrás de mí quedaba prácticamente el vuelo entero. Afuera, carritos por todas partes.

Cuando puse un pie fuera del aeropuerto un gran cartel me daba la bienvenida a Cuba.


9 thoughts on “La batalla por los carritos

  • el 14 agosto, 2012 a las 7:23 am
    Permalink

    D. Simels, por lo general, esto no es un problema, y hay un montón de carritos disponibles en el Aeropuerto Internacional José Martí. Sin embargo, es un aeropuerto pequeño, más pequeño incluso que nuestro aeropuerto regional más cercano, Hartford, Connecticut / Springfield, Massachusetts Bradley Field.
    Entonces cuando cuatro o cinco vuelos internacionales llegan a la misma hora, lo que ocurre sólo en ocasiones, tienden a estar sobrecargados. En la mayoría de los casos, usted no tendrá problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *