Por Elio Delgado Legón

Montaje: josemarti.cu

HAVANA TIMES — Desde que el ser humano alcanzó cierto nivel de desarrollo y pasó de la Comunidad Primitiva  a otras formas de organización, ha estado dividido en dos bandos: esclavistas y esclavos, señores feudales y siervos, aristócratas y plebeyos, patrones y obreros. En cada una de estas dicotomías, el primero explota al segundo y vive de él.

En el campo de las ideas, los explotadores y los explotados siempre han tenido puntos de vista diferentes, y es lógico que así sea.

A nivel mundial, desde que surgió el capitalismo, estas diferencias se han expresado en la contraposición de la ideología burguesa capitalista y la ideología proletaria socialista.

Los proletarios del mundo son la inmensa mayoría; sin embargo, no les ha resultado fácil elegir a los gobiernos que respondan a sus intereses, entre otras razones, porque los poderosos han sido los que han tenido los recursos para imponer su propaganda, han mantenido a las grandes masas en la ignorancia, y utilizando la mentira, han engañado a pueblos enteros.

A los trabajadores les han permitido ciertas libertades, mientras no peligren las bases del sistema capitalista. Las ideas del proletariado siempre se han expresado de forma diáfana, clara, sin mentiras, desde que triunfó la Revolución de Octubre en Rusia, hasta nuestros días;

sin embargo, las ideas de la burguesía capitalista, salvo raras excepciones, siempre se han apoyado en la mentira, en la difamación de los contrarios para desacreditarlos y ganar adeptos para sí.

La lista de ejemplos podría ser muy larga y va desde hacer creer al mundo la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, la intención de fabricar armas nucleares en Irán, los ataques del gobierno de Libia contra la población civil, la repetición del guión de Libia en Siria y muchos más, cuando la realidad es otra: tratan de producir un cambio de régimen político que favorezca las intenciones imperiales de dominar al mundo, desde el punto de vista político, militar y económico.

Utilizar la mentira con fines políticos es éticamente inaceptable, tanto en la política internacional, como en la nacional.

Los políticos que utilizan la mentira y las promesas incumplidas para alcanzar el poder, no merecen ni un ápice de respeto del pueblo.

Los revolucionarios cubanos jamás utilizan la mentira ni las calumnias para ganar adeptos. No es necesario. La verdad del revolucionario es más fuerte que todas las mentiras de los enemigos. Ejemplos en Cuba tenemos millones.

Contra la Revolución cubana se han estado inventando mentiras desde el mismo triunfo de 1959. De muchas de ellas ya se ha escrito lo suficiente, como la de la patria potestad, o pintar los aviones que atacaron los aeropuertos el 15 de abril de 1961 y a Playa Girón el 17, con insignias cubanas y decir, hasta en la ONU, que eran pilotos cubanos sublevados.

Para los enemigos de la Revolución, la mentira siempre ha sido un arma utilizada porque faltan los argumentos. Para los revolucionarios mentir es la mayor falta de ética y de moral que existe. Podemos equivocarnos, porque no somos infalibles, pero siempre con la verdad.

La contrarrevolución fabrica disidentes con presos comunes, inventan ataques de la fuerza pública, cuando en realidad la policía los protege de los ataques de ciudadanos que se indignan con las actitudes asumidas contra la Revolución. Convierten lamentables accidentes, de los que muchas veces son culpables, en asesinatos. Uno de esos accidentes fue el del remolcador 13 de Marzo, que no tenía las mínimas condiciones para navegar en mar abierto, por lo que iban a una muerte segura de muchos inocentes y al tratar los guardacostas de evitar esa catástrofe ocurrió un lamentable accidente.

Más recientemente, se produjo un accidente de tránsito en el que murieron dos disidentes cubanos, e inmediatamente comenzaron a circular las mentiras, tratando de hacerlo aparecer como un asesinato.

Nunca, en la historia de la Revolución, se ha producido un asesinato político, ni se ha torturado, ni se ha desaparecido a nadie. Cuando se ha condenado a alguien, ha sido en juicio con todas las garantías y no por tener ideas contrarias. A nadie se ha condenado por sus ideas, sino por violar las leyes.

La verdad ha sido siempre, desde los días del Moncada y la Sierra, hasta hoy, el arma más poderosa de la Revolución cubana. Eso nadie lo puede rebatir, a no ser con mentiras.

Utilizar la mentira, que siempre se descubre, es perder la moral ante el pueblo, y la Revolución ha mantenido la moral muy alta durante más de 50 años, diciendo siempre la verdad, aceptando los errores cuando se cometen y desmontando las mentiras de los enemigos.

Martí escribió en 1895: “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento”. Hoy la batalla es de ideas, y esa batalla no admite la mentira.

16 thoughts on “La batalla de las ideas no admite la mentira

  • Gracias Raymond. Usted es un hombre honesto. Mis saludos.

  • Está muy bueno este texto de Elio, si fuera otra persona podría pensar que estaba utilizando la ironía. Está muy bueno para divertirse un rato.

  • Elio, no se si vale la pena responderte por que definitivamente es dificil dialogar con alguien que o es ignorante de lo que ocurre y ocurrio en Cuba durante estos ultimos 50 anos o que se hace el ignorante.

    Aqui te dejo un video de Youtube que probablemente no puedes ver
    donde Fidel “el mas honesto y fiel” dice
    “I have said very clear that we are not communist!” (“Yo he dicho bien claro que nosotros no somos comunistas”)

    http://www.youtube.com/watch?v=a0Q6pOfwMFw

    no solo lo dijo esa vez sino que hubo mas para que no existiera equivocacion

    http://www.youtube.com/watch?v=Wtpw-kXJo-w
    En este dice

    Y toda esa campana de que el gobierno cubano es comunista – campana falsa, campana canallezca, que ni nos preocupa ni nos asusta….

    Estas palabras fueron dichas por tu honesto y no mentiroso idolo.
    Si ha ese hombre tu le llamas honesto entonces tu sentido de honestidad no es el que compartimos la mayoria.

    En cuanto a Raul si menciono en uno de los primeros discursos sobre la leche. No tengo el tiempo ni el deseo de buscar las palabras exactas. Aun mostrandote la evidencia concreta es imposible discutir o argumentar con alguien tan irracional. Creo que ni Kurt discutiria lo que estoy mostrando con pruebas tangibles.
    Como decian en Cuba no hay peor ciego que el que no quiere ver.

  • Felicito a HT por la publicación del artículo de Elio. !Muy buena decisión!

  • Seria bueno que los que afirman que HT responde a los intereses de los americanos,leyeran a elio delgado!!!

  • He leído con detenimiento todos los comentarios a mi artículo y lo que hacen es reforzar aun más mi opinión de que contra la Revolución cubana una de las armas preferidas que utilizan los enemigos es la mentira. Responden a mis verdades con una repetición de las mismas mentiras de siempre. Tiburcio, el que escribe gandofia eres tú. En Cuba, en el 59 y algunos en el 60, los que se fusilaron fueron los criminales de Batista y no en juicios sumarísimos como tu dices, sino en juicios con todas las garantías y en los que se demostraron, con los testimonios de los torturados y familiares de los asesinados, que eran culpables de crímenes atroces. Y eso de que se fusilaron a unos negritos por tratar de robarse una lancha es otra mentira. Aquí solo se fusiló a los criminales peligrosos. Con esa mentira, o tienes mala intención, o estas mal informado. También repites la mentira del remolcador 13 de marzo, que fue un lamentable accidente y los principales culpables fueron los que incitaron a robarse una embarcación que no tenía las condiciones para navegar mar afuera. Sigues dándome la razón.
    A Julio, solo le diré dos cosas: Fidel es el hombre más honesto y más fiel a su pueblo y a todos los pueblos oprimidos del mundo, que he conocido. La moral de Fidel está mas alta que las montañas de la Sierra Maestra. Recuerda que en abril del 61 Fidel proclamó el carácter socialista de la Revolución, y los milicianos que combatieron en Girón lo hicieron defendiendo el socialismo. En cuanto a lo segundo que planteas, creo que estas mal informado o tienes mala intención. En primer lugar, en Cuba ningún político tiene que prometer nada. El pueblo recibe todo lo que puede recibir en un país pobre y bloqueado, pero la leche a los niños menores de siete años y a los enfermos de algunas enfermedades que la necesitan, nunca les ha faltado.
    Gabriel, yo no estaba en Libia, pero sí estaban compañeros míos con los que hablé posteriormente y me contaron todo. Además, como periodista, se muy bien leer y discernir cuales son las noticias que dicen la verdad y cuales dicen mentiras. Además, se desmontaron muchas mentiras fabricadas con imágenes falsificadas. Quizás, el que no está bien informado eres tú, que tampoco estabas allí y solo te guías por las informaciones de tus queridos socios.
    También utilizas la mentira o estás mal informado en el caso de Heberto Padilla. Ni era un comunista convencido, ni ocupaba un alto cargo, ni estuvo preso por escribir un libro de poemas. Todo eso es falso. Tengo yo que creer a las mentiras que escribió Heberto Padilla en su libro? No es el primero que inventa torturas para ganarse un lugar en la contrarrevolución.
    A Luis y a Torcuato no vale la pena contestarles. A Fer le digo solo una cosa: claro que para ti lo que no le resta seriedad al sitio son las diatribas contra la Revolución. Fidel dijo una vez: “Nos casaron con la mentira y nos obligaron a vivir con ella, por eso nos parece que se hunde el mundo cuando oímos la verdad”. Cuánta razón tenía! Yo solo he dicho la verdad y demostrado como se utiliza la mentira para causas innobles y tu dices que son palabras huecas. Eso no merece mi respeto.

  • Estimado Elio: Con toda sinceridad, vete a un psiquiatra con extrema urgencia. Estas en franco delirium tremens. Que Dios te bendiga….

  • Felicitaciones para Elio por haber escrito este artículo, pero también para el dueño de HT por haber decidido editarlo. Una manera certera de esta página Web de demostrar que, cuando quiere, puede ser más democrática en su empeño de divulgar la realidad política, económica y social de Cuba.

    Esto es tan así que los autores de los comentarios que se han publicados hasta ahora, numerosos son los que se quedaron boquiabiertos al descubrir esta clase de texto sobre este sitio donde predominan los artículos desmedidamente críticos con el sistema político en construcción desde hace medio siglo en el país, a pesar de las escandalosas y criminales agresiones de su vecino del Norte.

    Aprovecho la oportunidad para pasarle a Elio, y a todos los que pueden estar interesados, el link de una entrevista publicada en La Jiribilla en 2010 que me hizo un profesor cubano:

    http://www.lajiribilla.cu/2010/n499_11/499_06.html

    Y si a HT le interesa publicarla, sin problema.

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *