La atención médica en Cuba

Warhol P.

Medicos. Foto: tvcamaguey.blogspot.com

HAVANA TIMES — En los últimos tiempos, con frecuencia he escuchado decir lo mismo en una guagua que en cualquier cola la frase: “voy a tener que mudarme para Venezuela.”

Muchas personas hablan medio en broma refiriéndose a la atención médica que nuestro país brinda al pueblo y que adolece de ser eficiente, así como de la cantidad de médicos que se han ido a otros países a brindar servicio.

Resulta que aquí si se tiene alguna dolencia, a donde primero se debe acudir es al médico de la familia para que este remita al paciente a que saque un turno para ver a un especialista. Lo cierto es, y lo digo por experiencia propia, que ver al médico de la familia se convierte en una pesadilla.

Puedes llegar y marcar en la cola a las 7 de la mañana y salir a las 12 del mediodía con una remisión, para más tarde sacar el dichoso turno que pueden dártelo para dentro de quince días, o sea, que si tienes algo grave, en el transcurso de esos quince días puedes agravarte, y en el peor de los casos estirar la pata.

Pero ahí no acaba la cosa, puede que luego de  transcurridos los quince días llegues a tu consulta y  el especialista haya tenido algún problema personal, y  tranquilamente una enfermera te comunique que debes cambiar el turno para dentro de otros quince días.

En casos como éste, muy frecuentes por cierto, lo mejor es respirar profundo para evitar un ataque al corazón.

Cuando suceden este tipo de cosas, me doy cuenta de que no tenemos a quién dirigirnos para dar alguna queja y de alguna manera solucionar los problemas. Pero es evidente que a nadie le importa.

No hace mucho estuve en la clínica de estomatología, cada vez que me toca ir se me erizan los pelos porque nunca me va bien. Cierta vez me cortaron la encía con un separador de muelas que parecía una cuchilla, estuve media hora soltando sangre.

En otra ocasión, un empaste que supuestamente era para cerrar una muela, el doctor distraído, sin darse cuenta lo dejó caer en mi garganta, lo escupí dos horas después estando ya en casa.

Pero lo peor que me ocurrió fue en una extracción, cuando ya estaba sentado en el sillón y abro la boca para ser inyectado con la anestesia, el estomatólogo recibe una visita inesperada y se pone a conversar tonterías.

Mantuve la boca abierta durante veinte minutos, y como es de suponer más tarde tuvo la  necesidad de utilizar otro bulbo de anestesia, terminé con la boca pegada a una oreja y sin poder cerrar un ojo por tres horas, algo que contándolo ahora causa risa pero que bien pudo tener otra consecuencia.

Nada, que hay mucho que contar sobre malas atenciones al paciente.

Ya sé que en otras partes del mundo la atención médica es costosa. Pero por favor, me interesa lo que está ocurriendo en mi país y no en otras partes del mundo, y es evidente que en el sector de la salud cubana las cosas no están funcionando como ha de ser.

Y si no lo creen así, saquen un turno médico y véanlo con sus propios ojos, y si desean ser mejor atendidos, no olviden llevar a su médico una merienda.

12 thoughts on “La atención médica en Cuba

  • Sr. Sergio, lamento mucho lo que cuenta, pero su pais no se dice ser una POTENCIA MEDICA, ¿o si?
    Ahi esta la diferencia, el nuestro ha pasado años gritando a los 4 vientos que somos una potencia medica, y pasan las mismas cosas o peores que pasan en cualquier clinica u hospital de America Latina.
    Y no somos ni mejores, ni peores, somos lo mismo y ya esta bien de seguir con la farza. Hay personal de salud buenos y malos con etica y sin ella, hospitales aceptables y otros en malas condiciones, en fin hay de todo un poco como en cualquier pais del continente. Visitenos señor, y no permita que le hagan un tour, vaya a donde va el cubano del pueblo, a ver que ve…saludos

  • ¿ Quiere tapar el sol con un dedo señor Elio? Trabaje muchos años en el sistema de salud y lo que vi es lo que dice el articulo del señor Warhol P, claro, a medida que avanzaban los años se deterioraba dicho sistema cada vez mas, hasta llegar a donde estamos.
    Mi madre por desgracia no ha tenido la suerte suya, conciderese afortunado, quizas se atiende en el Cimeq, vaya Ud a saber, porque es tan afortunado.
    Ella, por ponerle un ejemplo recibio una magnifica respuesta el pasado año en una clinica estomatologica donde el aparato que necesitaba para su problema, no estaba funcionando, le dijeron estas palabras textuales al ella preguntar cuando lo areglaban, – Sra, venga la proxima semana a ver si lo arreglaron, o el mes que viene, o el año que viene,,, o el siglo que viene. Le quedo excelente al personal de salud esa respuesta.
    Otro familiar tuvo un accidente y para operar su brazo debia bajar la inflamacion, para que esto pasara necesitaba compresas frias, el refrigerador de la sala roto, toda la familia en funcion de hacer hielo y llevarle al enfermo al hospital para dichas compresas, logico luego del viaje de la casa al hospital el hielo duraba un suspiro. ¿ De que esta hablando Ud, abra los ojos y no calatalogue las realidades de Cuba por la suerte que pueda tener Ud, eso es egoista, abra los ojos y mire a su alrededor. Cuba no es solo suya, ni de los que viven bien como Ud, y todos merecemos las misma oportunidades y experiencias suyas, eso fue lo que se nos prometio, IGUALDAD, pero eso quedo en proyecto, fue solo, una utopia.

  • No quiera tapar el sol con un dedo señor Elio, en lo que escribe siempre se nota que lo hace.
    Trabaje en salud en Cuba por años y ud no me va a venir a hacer un cuesto, mi madre ha tenido la misma mala suerte del señor Warhol P, donde la han peloteado para un lado y para el otro, donde llegaron a decirle en un centro estomatologico que el equipo estaba descompuesto, Venga la semana

  • Yo escribo desde Costa Rica y déjenme contarles algo…
    Que en un hospital cubano les programen una cita para dos semanas ya lo quisiéramos tener aquí.

    Nuestra ineficiente CCSS (Caja Costarricense de Seguro Social) fácilmente te da una cita con un especialista para dentro de 2 años. Eso es muy común aquí. Se ha dado casos de mujeres embarazadas que les pueden programar la cesárea hasta en año y medio. Nuestro sistema médico estatal desafía la lógica y cualquier tipo de razón… díganme ustedes si no.
    Las recepcionistas de nuestra CCSS, siempre te atienden de mala gana, pasan hablando por teléfono, nunca saben resolver nada o te envían al despacho equivocado.

    ¿Casos de mala praxis?
    La creciente demanda de medicina privada ha convertido la salud en un verdadero negocio.
    Se te diagnostica fácilmente cualquier otra cosa derivada de un padecimiento más grave y te mandan examenes costosísimos. Ante tal desamparo existe otro creciente negocio: el de los seguros.

    Eso es Costa Rica y su sistema de salud. Es comprensible que ustedes puedan sentirse agobiados con las situaciones que comentan acá, pero de verdad eso NO ES NADA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *