¿Habrá reforma constitucional en Cuba?

Por Repatriado

Foto: masonerialibertaria.com

HAVANA TIMES – La Constitución cubana data de 1976, fue aprobada en el apogeo de la popularidad de Fidel Castro, en una votación que implicó al 98% de los votantes, de los cuales casi el 98% la respaldó.

Es una Constitución hecha a la medida del centralismo político y económico, se reconoció al PCC como único partido legal y como poder supremo nacional, así como al Marxismo-Leninismo como ideología oficial.

En aquel tiempo, cuando todos debíamos aprender a hablar ruso, no faltó una mención explícita a la “eterna” amistad con la URSS en el preámbulo de la Constitución.

La reforma más importante que se le ha hecho desde entonces fue la consignación de la irrevocabilidad del sistema socialista en Cuba. Reaccionó así Fidel cuando miles de cubanos firmaron un reclamo legal, encabezado por Payá, pidiendo algunas reformas. En poco tiempo la maquinaria política-mediática-represiva se puso en funcionamiento y casi toda Cuba firmó aquello, incluido yo.

Ahora se anuncia la creación de una comisión para cambiarla, pero nada se sabe sobre qué va a reformarse. Muchos desean, en voz baja, reformar el sistema electoral en el que los cubanos solo votan por una parte del primer escalón burocrático de una larga pirámide que culmina con la elección del presidente del país, nominado y elegido por un pequeño grupo sin contestación.

De momento, ya nos hemos enterado de algunas cosas, la más llamativa es que el general Raúl Castro será el presidente de la comisión de 33 diputados, miembros del PCC, encargada de la nueva Constitución, asistido por Díaz-Canel, Machado Ventura, y los que presiden la llamada “sociedad civil” cubana, organizaciones de campesinos, mujeres, estudiantes, sindicatos y los comités de vigilancia ciudadana, todas estructuras absolutamente verticales y que responden mecánicamente al PCC.

Aparte de eso, la única propuesta de reforma que ha trascendido es de orden burocrático, se ha decidido poner en personas distintas las responsabilidades de presidente de las Asambleas Municipales y Provinciales del Poder Popular y los presidentes de los Consejos de la Administración. Tema absolutamente irrelevante para la vida de los cubanos y que conllevaría duplicar la burocracia a ese nivel.

Como de costumbre, a los cubanos parece que solo nos queda esperar a ver qué hacen.

 

7 thoughts on “¿Habrá reforma constitucional en Cuba?

  • Una cuestión importante es no confundir nacionalidad, con ciudadanía, la nacionalidad no se cambia por adquirir otra ciudadanía, ni siquiera si un gobierno tiránico dice que te la quita (puede quirate solo la ciudadanía), tú sigues siendo nacional de donde naciste, porque tú no naciste en otro lugar, por otra parte por conveniencia el gobierno cubano nunca ha aplicado el artículo 32 de la constitución, ni siquiera si tú lo pides. Se habla de ciudadanía, porque se puede obtener otra diferente a la ciudadanía de tu nacionalidad y eres ciudadano única y exclusivamente por naturalización, o sea adquieres la ciudadanía (nunca la nacionalidad) del país donde vives después de cumplir determinados requisitos. El nacido en Cuba, siempre será por nacionalidad cubano, pero ciudadanías puede tener todas las que pueda adquirir por naturalizaciones. Otra cuestión es que hay muchos países que no aceptan doble ciudadanía, a menos que hayan acuerdos entre países, eso es solo una cuestión jurídica y está dado por el hecho de que cuando hay acuerdos de doble ciudadanía entre países, cualquier situación jurídica que pase con el ciudadano en el país de una de las ciudadanías, tiene el derecho a que sea ayudado por el consulado (abogados, etc) del otro país que tiene ciudadanía y acuerdo de doble ciudadanía, en otras palabra los países tratan de evitar las cuestiones engorrosas de tener que estar dando cuentas a otro país, de la situación de una persona que tiene ciudadanía del país donde vive, pero tiene para decirlo un poco más vulgar, pasaporte de unos cuantos otros países. Y es cierto que para entrar a tú país tienes que entrar con el pasaporte de tú país, si no hay acuerdos de doble ciudadanía, el problema es que tú entras con ese pasaporte, sin importar cuantos años vivas fuera y no te tienen las clasificaciones migratorias (tipo emigrante permanente, residente en el exterior, etc, etc, que hay en Cuba) y tienes los mismo derecho que tienen los que están viviendo permanente dentro del país, no te cobran en moneda extranjera ningún servicio estatal, como pasaje, salud, etc, etc, también tienes derechos a votar en las elecciones, invertir y hacer lo que hace cualquier residente permanente. Por otra lado, el gobierno cubano, no cumple la constitución, el artículo 32, la parte que dice que tú tienes derecho a solicitar la renuncia de la ciudadanía, puedes llenar todos los papeles que quieras, escribir a donde quieras, que te morirás de viejo, sin que te concedan (ni siquiera te den respuesta a) la salida de la ciudadanía y eso aunque tiene el componente económico por los precios astronómicos de los pasaportes, tiene mucho más que ver con la política represiva del gobierno, no es lo mismo medio millón de cubanos con pasaportes de otros países entrando a Cuba como ciudadanos extranjeros y que si hacen algo que no les guste al gobierno y los detengan o enjuicien, tengan que estar explicando o por lo menos dando posibilidades a los consulados de unos cuantos países a entrevistas y consultas con nacionales cubanos (no ciudadanos cubanos), pero ciudadanos de esos países.

  • Deja ver si Raul se acuerda de cumplir la promesa moncadista de las 5 primeras leyes revolucionarias que se les olvido inmediatamente que tomaron el poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *