Furia Vegetal en Cuba

Janis Hernandez

Huerto de vegetales. Foto: Tito Nuñez

HAVANA TIMES, 31 dic — En Cuba, se expande la tendencia a una dieta vegetariana, incentivada por los medios de salud y de difusión pero no ha sido del todo fácil motivar a la población en este sentido.

Por una parte, está la cultura alimenticia cubana históricamente sustentada en el consumo de carnes, pescados y carbohidratos (la que desde el periodo especial se ha sustentado solo en este último), y por otra, la poca estabilidad de sus ofertas y los altos precios de las verduras y hortalizas en el mercado estatal.

Debemos recordar que hace apenas unos diez años la furia vegetal se desató y se abarrotaron las ciudades y poblados de restaurantes vegetarianos, los que fueron imposibles mantener caracterizados con recetas únicamente homeópatas o naturistas a partir de y con vegetales, granos y frutas.

Y que en sus cartas comenzaros a ser sustituidos los verdes, por raciones de pollo y cualquier otra cosa que nada tenía que ver con el vegetarianismo.

Existen, sin embargo, algunos individuos que gozando de su posición favorecida al ocupar grandes cargos de la dirigencia pueden darse el lujo de llevar incluso una dietoterapia a base de vegetales (incluso bien exóticos). Un incidente ocurrido años atrás y del cual fui testigo, me hizo dar testimonio de ello.

Como parte de un ciclo de conferencias y debates a las que yo debía asistir, la principal figura invitada era una personalidad, alta funcionaria del gobierno por su cargo en un importante Ministerio.

La confirmación de su visita creó todo un alboroto, no sólo por el prestigio de la científica; sino porque mis colegas encargados de atender su dieta, compuesta únicamente de vegetales, andaban de un lado a otro buscando las más apetecibles legumbres. Mandáron a preguntar cuáles prefería.

Pero quedaron boquiabiertos cuando recibieron por respuesta que: cualquiera, siempre que fueran frescos, ¡ah menos el brócolis, porque le daba acides!

Está demás decir que el brócolis no se cultiva en Cuba, es oriundo de Europa, donde se consume en todas sus variedades, aquí solo puede verse como producto importado, que se expende en escasas ocasiones en mercados especializados del área de venta en moneda convertible y lo que lo hace, casi inalcanzable para muchos y absolutamente desconocido para la mayoría.

De hecho si preguntaras a esta razón la respuesta de una buena cifra, será que no saben de lo que se trata. Al cubanito de a pie le está solo reservado la lechuga, la espinaca, el berro y la col. Los brócolis, espárragos, hongos comestibles y otros extravagantes vegetales solo están al alcance de los de arriba, los que se pueden dar el gusto de escoger en medio de la furia vegetal.

 


3 thoughts on “Furia Vegetal en Cuba

  • el 12 enero, 2012 a las 2:15 pm
    Permalink

    Gracias por los datos, que encajan perfectamente en lo que digo. Puede que no todo sea “de afuera”, pero igual les aseguro que en ningun agro de Santiago se ve eso. Otra cosa, 30 pesos la flor (+ de 1 CUC al cambio) se puede decir que es un precio en divisas, eso cuesta, por ejemplo, el paquete mas barato de aceitunas.

  • el 2 enero, 2012 a las 10:23 pm
    Permalink

    Ciertamente, aunque concuerdo con la crítica que hace el texto, para ser honesto, debo decir que el brócoli sí existe en el agro común. A lo mejor no aparece con mucha frecuencia, pero de que hay, hay. En estos días lo vi en el agro de 17 y K y en el agro de Tulipán.
    Saludos

  • el 31 diciembre, 2011 a las 8:28 am
    Permalink

    El brocolis si se cultiva en aqui, sino ve al agro de 19 y B para que veas. Tienen brocolis (el verde) y coliflor (la blanca) a 30 pesos la flor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *