Festival de jóvenes cineastas cubanos

Por Jennifer Ruth Hosek*

HAVANA TIMES – La Muestra Joven de este año, del 4 al 9 de abril, cumplió la promesa de su lema: Será. Ahora en su décimosexto año, el Festival de Jóvenes Realizadores sigue siendo la plataforma nacional para los actuales y futuros directores.

Los cambios en la tecnología y las oportunidades en los festivales internacionales significan que hoy más trabajos se estrenan en otra parte. Sin embargo, la Muestra sigue siendo un terreno fértil para lo que aspiran a ser  artistas cubanos.

Muchas de las películas de este año destacaron la cultura de género, sexual y juvenil. El financiamiento, la tecnología digital y las relaciones con las instituciones cubanas del cine y la televisión fueron importantes influencias en el evento.

La prevalencia de las cuestiones de género estuvo relacionada con el número de mujeres directoras en la competencia. Habiendo sido criticada por apoyar mayormente a cineastas masculinos, la Muestra parece estar corrigiendo su curso y siguen siendo generalmente mujeres artistas quienes abiertamente tratan las cuestiones de género.

El mundo de hoy parece volver a polarizarse en torno a los extremos de género y muchas obras reforzaron estos estereotipos. Fueron frecuentes las representaciones binarias del hombre macho y de la mujer femenina. Las narrativas a menudo fueron impulsadas por las debilidades de las protagonistas femeninas.

Waldo Ramírez (ICRT) y Roberto Smith (ICIAC) en un panel que tocó el tema recurrente del financiamiento gubernamental para el cine independiente.

La cultura queer quedó bien representada en trabajos sobre hombres protagonistas, con la pieza de Marta Maria Borrás Un Instante la primera excepción. Este corto sobre el deseo de mujeres por mujeres ganó el Premio a la Mejor Ficción.

Las producciones presentadas tienden a ser escasamente financiadas. Al mismo tiempo, el aumento del apoyo de algunas fuentes internacionales hace que la financiación sea casi indispensable, porque las obras con presupuestos más altos mejoran en la competencia. Un tema recurrente entre los participantes fue cómo los medios de subvención están influyendo en las películas que se están haciendo y perfilando.

Un panel con Roberto Smith, presidente del Icaic, y Waldo Ramírez, vicepresidente del ICRT, Instituto Cubano de Radio y Televisión, abordaron los debates en curso sobre el apoyo nacional a los cineastas independientes. Smith anunció la inauguración de un fondo para tales proyectos. No está claro cuándo y a quién se le hará llegar este apoyo. Ramírez defendió la libertad de la televisión estatal para determinar qué cineastas contrata y cuáles producciones difunde. La cinematografía independiente en Cuba sigue siendo extremadamente difícil por muchas razones.

Otro panel exploró el cine de baja tecnología que se está expandiendo en Cuba, a pesar de los muchos desafíos. Las producciones a nivel de calle como Zona Franca se han vuelto enormemente populares, a pesar de su chovinismo y violencia. Las entidades gubernamentales las rechazan, porque son independientes y por esos valores.

 

¿Cuáles voces se escuchan en Cuba? ¿Cómo podría la educación apoyar esta democratización de facto de la realización de películas para que todos los directores pudieran tener la oportunidad de reconocer a fondo los estereotipos que sus obras están promoviendo?

La Muestra 2017 destacó cómo los festivales internacionales y el financiamiento, las nuevas tecnologías y las instituciones culturales cubanas están influyendo hoy en el cine cubano. El género, la sexualidad y la juventud estuvieron bien representados y los jóvenes cineastas miraron  más hacia el futuro que hacia el pasado, hacia lo que será.

*Escritora invitada de Havana Times

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *