Fanatismo versus secretismo

Dariela Aquique

Foto: Jim Docherty

HAVANA TIMES, 12 sep. — Definitivamente los males que aquejan a la prensa cubana son crónicos, ayer en el Noticiero Nacional de Televisión he escuchado una nota informativa, que lejos de informarme, realmente me desinformó.

Hablaba el comunicador: de un grupo de individuos refugiados en una suerte de retiro espiritual en la Iglesia Pentecostal, situada en Infanta y Santa Marta en Centro Habana.

Se limitó a decir que estas personas estaban allí desde el pasado día 21 de agosto, que entre ellas se encontraban niños y mujeres embarazadas, todos convocados por un ex-pastor de la Iglesia, (el que ya no pertenecía a la misma, por decisión de su congregación).

Más adelante expresaba la decisión de las autoridades y los medios agentes cuidadores del orden público para colaborar con los familiares de dichos refugiados, en cuanto a la atención médica que deben recibir, sobre todos las embarazadas y pequeños, y convencer a las madres de dejar salir a los niños para que asistan a las escuelas.

Así fue de escueta y poco explicita la información, al punto que algún momento no me quedaron claros los móviles reales de dichas actitudes, me preguntaba: ¿esto responde a acciones fundamentalistas de los religiosos?, ¿este retiro es una manifestación de protestas social, ante algo…?

Tarde en la noche, pude hablar con un amigo que reside en La Habana y este me explicó, que dicha calle esta cercada por policías, todo parece indicar que evitando se sumen otros fanáticos al enclaustro y que se rumoraba: …”el Pastor.” los había convencido de refugiarse allí, porque el mundo estaba próximo a su fin y un terrible Tsunami, arrasaría la ciudad de La Habana y solo ellos dentro de la Iglesia podrían salvarse…

Convencida entonces, de que la motivación fue absolutamente obra de la exacerbación de estos creyentes, me seguía preguntando: ¿por qué no hay imágenes del lugar?, ¿por qué no hay entrevistas a los familiares o las gentes al respecto?

No puede haberlas porque eso respondería a los que ellos llaman prensa sensacionalista o tal vez, porque estos religiosos puedan servir de ejemplo para otro tipo de manifestación de protesta, donde el estimulo no sea precisamente religioso.

Sin embargo recuerdo hace ya algunos años, cuando en Estados Unidos, un grupo de entusiastas protagonizaron aquellos lamentables actos de suicidios masivos, como fue divulgado el caso con pelos y señales y se le adjudicaron las culpas al terrible sistema capitalista devorador de hombres.

Queda demostrado que este tipo de evento, pueden suceder en cualquier sociedad, independientemente del sistema político, económico y social que practique.

El secretismo periodismo en Cuba es un mal sin cura, solo te enteras bien de los hechos o indagando o por los sitios en Internet.

Que penosa situación la de estos religiosos, ojalá desistan de su descabellada decisión, pero ¿que hacer con nuestra prensa tan dirigida, tendenciosa y limitada?. Nada, que son posiciones muy extremas tanto el fanatismo, como el secretismo.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

4 thoughts on “Fanatismo versus secretismo

  • Este es uno de los mayores problemas que no dicen lo que es y avecen no dicen nada , los cubanos piensan que viven en una copula de cristal donde todo es perfecto y no saben que afuera viven gentes . El mayor problema es esto la falta de comunicacion social y lo atrofiada. La verdad en cuba es tergiversada y muchas cosas son ocultadas a nuestra poblacion . te cuento que en venezuela pasan y estan pasando muchas cosas con nuestros colaboradores pero eso no se dice o sino lo cambian todo . me gusto mucho tu publicacion esta expectacular .

  • “Si dicen poco es malo, si no hacen nada, es malo, si hacen cualquier cosa, es peor…Prefiero que digan poco y no hagan casi nada; lo suficiente para salvar la gente y atenderlos con medicinas y comida”
    Ese pobre que dio esa opinión mas arriba, no sabe que puede haber medicinas y comidas y las cosas ser también malas, “nadas” y peores, ja,ja.

  • El fanatismo no solo es religioso… tambien los hay politicos… o poco comprometidos a la realidad cubana.. creo que algo asi como el comentario anterior.. que no quiere saber nada.. como si decir la verdad e informar en este caso fuera a provocar dannos o algo por el estilo… es como si se quisiera que vinierqmos a este mundo a comer cuando haya, dormir y trabajar…

  • Si dicen poco es malo, si no hacen nada, es malo, si hacen cualquier cosa, es peor…Prefiero que digan poco y no hagan casi nada; lo suficiente para salvar la gente y atenderlos con medicinas y comida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *