Escritor Angel Santiesteban denuncia violencia y suicidios en prisión cubana

Por Café Fuerte

Angel Santiesteban en una foto en La Habana, poco antes de ingresar a la prisión.

HAVANA TIMES — El escritor Ángel Santiesteban, quien cumple una condena de cinco años de prisión, pidió acciones al Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas para detener los abusos cometidos contra la población penal en Cuba.

“En sus manos está la oportunidad de detener la agonía para una extensa población penal que sobrevive a las más crueles hambrunas y torturas tanto físicas como psicológicas”, escribió Santieteban en una carta publica, divulgada este miécoles en su blog Los hijos que nadie quiso.

La misiva aparece en vísperas de que Cuba sea sometida al Examen Periódico Universal del CDH en Ginebra, el próximo 1ro de mayo. El Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) presentó oficialmente el pasado martes el informe que llevarán las autoridades cubanas al cónclave, con una evaluación muy favorable sobre la situación de los derechos humanos su marco jurídico y los programas que los garantizan a toda la sociedad.

Como parte de los preparativos para el lanzamiento del informe, las autoridades cubanas organizaron una inusual visita de periodistas a centros penitenciarios de La Habana, el pasado 9 de abril.

Santiesteban denunció que en esa fecha fue trasladado de la prisión La Lima a la cárcel 1580 para evitar que pudiera contactar a periodistas extranjeros durante la visita.

“Me sacaron por la puerta de atrás y fui llevado a otra cárcel, la 1580, donde se cometen todo tipo de ultrajes y humillaciones dignos de los campos de concentración nazis”, expresó el escritor.

Hambrunas y torturas

Santiesteban relató que los prisioneros son sometidos a “las más crueles hambrunas y torturas tanto físicas como psicológicas”.

Además de describir actos de violencia contra su persona, informó que en los últimos meses han ocurrido dos incendios de grandes proporciones sin que hayan sido explicadas las causas, y señaló que múltiples suicidios acompañan la vida diaria en el penal.

“La falta de alimentación y sanidad adecuada son los otros elementos que suman para hacer de esta prisión un auténtico campo de concentración”, apuntó el autor.

Santiesteban, de 47 años, fue condenado bajo cargos de “violación de domicilio y lesiones” contra su ex esposa en un controversial proceso judicial. Entró a la cárcel el pasado 28 de enero y ha realizado desde entonces ayunos en protesta por su situación.

Es considerado una de los escritores cubanos más importantes de su generación, avalado por los principales premios literarios entregados en el país.

A continuación reproducimos la carta enviada por Santiesteban al CDH:

CARTA ABIERTA AL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU

Me remito a ustedes desde la profunda desesperación que produce el encarcelamiento de conciencia en una de las horrorosas prisiones de los hermanos Castro. En sus manos está la oportunidad de detener la agonía para una extensa población penal que sobrevive a las más crueles hambrunas y torturas tanto físicas como psicológicas.

Para ocultar la verdad, fui trasladado el pasado 9 de abril momentos antes que llegaran los periodistas internacionales a  la prisión La Lima.  Me sacaron por la puerta de atrás y fui llevado a otra cárcel, la 1580, donde se cometen todo tipo de ultrajes y humillaciones dignos de los campos de concentración nazis.

La falta de alimentación y sanidad adecuada son los otros elementos que suman para hacer de esta prisión un auténtico campo de concentración. Se violan los derechos más elementales del ser humano y de sus familias. Los reclusos viven hacinados y en violencia continua.

En los últimos meses han ocurrido dos incendios de grandes proporciones sin que hayan sido explicadas las causas. Múltiples suicidios también acompañan la vida diaria en el penal.

A mi llegada, tras varios días de huelga de hambre y de ser introducido en una solitaria sin luz, ni agua, sin ropa ni aseo personal, fui violentado por varios guardias que -sujetándome por mis extremidades mientras otro me apretaba las fosas nasales hasta que abriera la boca para respirar- me introducían una sopa pestilente que me asfixiaba; así, una vez tras otra, hasta dejarme sobre el piso de la celda completamente cubierto de los alimentos que sin poder evitarlo, los devolvía.

Quiero denunciar al Teniente Coronel Carlos Quintana, Jefe de la Dirección Provincial de La Habana.

También quiero aclarar que mi situación no es de las peores. Me gustaría que escucharan a los propios abusados para que les expliquen el infierno en el que viven. Temo no ser lo suficientemente verosímil para exponer el horror y la impiedad que sufrimos a diario.

La dictadura tiene que entender de una vez y por todas que es imposible mantener un poder nefasto a base del dolor del pueblo.

Pedimos encarecidamente que valoren este testimonio de primera mano, bajo total juramento, y rogamos a Dios que ponga sus manos piadosas sobre este país olvidado por la Comunidad Internacional, y que logren llegar a los testimonios de los presos sin que antes sean amenazados como ocurre normalmente.

Pedimos que Cuba firme los pactos de la ONU y acepte las declaraciones de los Derechos Humanos; si no fuera así, que se tomen las medidas pertinentes para expulsarla del concierto de naciones libres donde pretende convivir sin ser descubierta la barbarie que nos ha impuesto.

Somos un país devastado que -a pesar de estos cincuenta y cuatro años de esclavitud- aún soñamos en convertirnos en una nación próspera.

Reciban mi gratitud anticipada,

Angel Santiesteban Prats
Prisión 1580. San Miguel del Padrón, La Habana. Cuba.

One thought on “Escritor Angel Santiesteban denuncia violencia y suicidios en prisión cubana

  • Es muy importante el testimonio de Angel Santiesteban sobre el estado calamitoso en que vive la población penal cubana.
    El gobierno cubano ha preparado una comparsa para presentar un informe totalmente positivo de su gestión de los derechos humanos en CUBA, en la próxima reunión de la ONU, el primero de mayo. Toda una manipulación de la información porque permite visitar a la prensa extranjera a cuatro prisiones solamente, y saca por el fondo a los prisioneros como Angel para que no pase la información a la prensa extranjera acreditada.
    Lamentablemente periodistas como Ravsberg, dan otra imagen edulcorada de los derechos humanos en las cárceles cubanas y no toca las bandas paramilitares de los propios reclusos organizadas por los militares cubanos que dirigen las prisiones y que impulsan las golpizas ylas torturas físicas y psicológicas contra los demás presos.Tampoco habla Ravsberg, de los suicidios inducidos, las torturas físicas y las torturas psicológicas que enfrenta la población penal cubana.Como periodista acreditado en el país no ha entrevistado a Daniel Ferrer, a Rodolfo Barthelemy Cobas a Israel Poveda Silva, a Jorge Luis García Antunez, todos expresos políticos, tampoco a Angel Santiesteban. En fin que como periodista hace doblemente mal su trabajo: no entrevista a la verdadera población penal y expenal política y común y escribe sobre el tema contentándose con la visita “preparada” por el gobierno cubano para la prensa extranjera acreditada en el país. Muy lamentable su posición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *