¿Es martiana la Revolución Cubana?

Por Osmel Ramírez Álvarez

Pudo muy bien la Revolución de Fidel ser martiana, porque así nació; pero era imposible que fuese marxista y a la vez martiana. Ilustración: radiocubana.cu

HAVANA TIMES — Otra vez llegó hace poco el cumpleaños del Apóstol y la remembranza de sus ideas nos obliga a reflexionar sobre su vigencia y utilidad en el contexto actual que vive la Patria. Ya lo he dicho antes, leyendo a Martí me volví un verdadero patriota: pulí mi ética, saneé mis valores y gané visión. No hay escuela mayor que su abundante obra, de todo tema se encuentra alusión y nada es superfluo.

La Revolución Cubana desde sus inicios asegura estar inspirada en las enseñanzas del más universal de los cubanos. Fidel aseveró que fue Martí el autor intelectual de los sucesos del cuartel Moncada y fue precisamente motivo de inspiración o, al menos, un eslogan usado, el hecho de ser aquellos jóvenes la generación del centenario del Maestro, con el deber moral de hacer algo por Cuba, por la Cuba que él nos soñó y murió.

Pudo muy bien la Revolución de Fidel ser martiana, porque así nació; pero era imposible que fuese marxista y a la vez martiana. Ya sabemos la dicotomía entre ambos pensadores, pues tras la muerte del sabio alemán nuestro Héroe Nacional hizo un artículo elocuentísimo, donde nos deja clara su posición al respecto, por mucho acertada. Además la propia Revolución en su ideología marxista-leninista terminó encasillando a pensadores como él en el peyorativo catalogamiento de lo mejor y más revolucionario del pensamiento liberal burgués.

Con esas frases ya célebres, tan profundas como vigentes, de una carta famosa que le escribiera al general Máximo Gómez al separarse del Plan Gómez-Maceo por divergencias éticas y políticas, pondremos a juicio de cada cual si es o no martiana la Revolución Cubana:

  • “… las libertades públicas, (son el) único objeto digno de lanzar un país a la lucha”. (1)
  • “Un pueblo no se dirige como se manda un campamento”(1)
  • “… tal como es admirable el que da la vida por servir a una gran idea, es abominable el que se vale de una gran idea para servir a sus esperanzas personales de gloria o de poder, aunque por ellas exponga la vida.”(1)
  • “Respetar a un pueblo que nos ama y espera de nosotros, es la mayor grandeza. Servirse de sus dolores y entusiasmos en provecho propio, sería la mayor ignominia.” (1)

En su ensayo crítico de la obra de Spenser La nueva esclavitud, opinó sobre el socialismo que se promovía en su tiempo (comunismo, anarquismo, sindicalismo):

  • “…al llegar a ser tan varia, activa y dominante la acción del Estado, habría éste de imponer considerables cargas a la parte de la nación trabajadora en provecho de la páupera  (…) se iría debilitando la acción individual (…)aumentarían de terrible manera la cantidad de empleados públicos, ya excesiva (…) Mal va un pueblo de gente oficinista (…) Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo iría perdiendo el pueblo, (…) De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser siervo de los capitalistas, (…), iría a ser siervo de los funcionarios. Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él; y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre,…”. (2)

! Visionario nuestro Apóstol, verdad! ¿Es o no es martiana la Revolución Cubana? -No se necesita demasiado intelecto para ver las incongruencias. ¿Pero significa la evidente disparidad de su ideario con el de la Revolución fidelista la invalidez del ideal de justicia social?; ¿Debemos creer que todo está bien en el mundo y que el socialismo surgió por capricho de algunos pensadores locos, no por la necesidad de un cambio democrático y justo? -¡Claro que no! Argumentaré esta otra posición con otro gran pensamiento suyo, hablando de esos mismos errores que ya se dilucidaban en la idea socialista en una carta a su amigo Fermín Valdez:

  • “Por lo noble se ha de juzgar una aspiración, y no por esta o aquella verruga que le ponga la pasión humana. Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras, -el de las lecturas extranjerizadas, confusas e incompletas,-y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…el caso es no comprometer la excelsa justicia por los modos equivocados o excesivos de pedirla. Y siempre con la justicia,…, porque los errores de su forma no autorizan a las almas de buena cuna a desertar de su defensa.”. (3)

Evidentemente Martí nos recomienda no cejar en la búsqueda de soluciones a los problemas sociales ni juzgar al ideal socialista por los errores de forma ni por las personas que en su nombre se pusieron por encima del pueblo, sino por la nobleza de sus aspiraciones. Ante el inmovilismo, el conformismo y la apatía política de los cubanos frente a la solución de los problemas patrios, dijo:

  • “Los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses.” (4)
  • “Un hombre que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, no es un hombre honrado. Un hombre que obedece a un mal gobierno sin trabajar para que el gobierno sea bueno, no es un hombre honrado.” (5)
  • “…a la política: yerra, pero consuela. Que el que consuela, nunca yerra.” (2)

Es por eso que lejos de odiar a la Revolución o al sistema que nos impone, solo la desapruebo y trato de ayudar al cambio que Cuba necesita. No niego méritos ni dejo de señalar errores, del lado que sea. Es cierto que del sol: “Los desagradecidos solo hablan de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz.” (5); pero para que sea considerado “sol”  tiene que predominar la luz sobre las manchas, incluso cuando hay demasiadas manchas no es fácil agradecer la luz.

Igual que Martí, creo que el único objetivo digno de lucha entre cubanos es devolverle a Cuba las libertades públicas. Es una meta que vale cualquier sacrificio. Honremos al Maestro y unámonos cada día más en ese elevado propósito. La Patria lo reclama.
——

Referencias:

1- Carta al General Gómez del 20-10-1884. Obras Escogidas: pp 459.

2- La nueva esclavitud. Herbert Spenser. OC. T-15. Europa II. Crítica y Arte. pp. 387-392

3- Carta a Fermín Valdez, mayo de 1894.OC T-3. Cuba. Política y Revolución III, 1894. pp. 168.

4- Nuestra América. El Partido Liberal, México, 30-1-1891. La revista ilustrada 10-1-1891.O.C T-6:16.

5- La Edad de Oro. Obras Escogidas: pp281.

 


21 thoughts on “¿Es martiana la Revolución Cubana?

  • el 9 febrero, 2017 a las 11:16 am
    Permalink

    con el mayor respeto ~ Marti fue un Grande Hombre, pero vivio en el siglo XIX…es como si Los EEUU se inspiraran en Jefferson, o Rusia en Ivan el terrible….vaya fuera de contexto totalmente,,,,vaya, digo yo !!Los fenomenos del siglo XX tardio y el XX nada tienen que ver son sus vivencias…..Mucha retorica y poca dialectica…..y eso que son comunistas …….

  • el 8 febrero, 2017 a las 3:18 pm
    Permalink

    Yo siempre he tenido muchas reservas con Martí y no lo considero apóstol de nadie; mucho menos después de aquella tontería de decir que “nuestro vino es agrio, pero es nuestro vino” en vez de haber dicho “nuestro vino es agrio, por lo tanto es una mierda así que a ver como hacemos algo que valga la pena”.

  • el 8 febrero, 2017 a las 2:34 pm
    Permalink

    bueno, creo que fui de los primeros en felicitar y dar ánimos a Osmel en esta labor difícil que se ha encomendado. También le dije que iba a tratar de hacerle critica, pero constructiva….no para que cambie su pensaminto,solo para que leyera otras ideas, pues como decía mi amigo, cualquier bobo da un buena idea….!!!En un Pais como Cuba, en que la información esta secuestrada, y la moda es; ” si dices lo mismo que yo, te dejo hablar, si no lo haces, no hablas “, tener un vehículo como havana times y un asesor en ideas muy liberales, como yo, creo es una suerte para Osmel…

  • el 8 febrero, 2017 a las 10:28 am
    Permalink

    Y Jose Dario estará observando y criticando desde bien lejos lo que hacen.

  • el 8 febrero, 2017 a las 8:48 am
    Permalink

    Osmel : tu eres un joven, no te pongas a pensar en pasado y en Dogmas, los jóvenes existen para romper y actualizar Dogmas…Si Fue marti,Fidel,Marx,Lenin, Bakunin.o Stalin el que inspiro a la revolución Cubana, tremenda mierda inspiro…y punto !! Destruir eso y hacer algo aceptable es el trabajo que les espera !!

  • el 8 febrero, 2017 a las 1:26 am
    Permalink

    !?Martiana? !No me jod…! Chapuceramente !!!Estalinista!!!! !Pura y Dura!

  • el 7 febrero, 2017 a las 6:56 pm
    Permalink

    Bah, frases sacadas de contexto o dichas/escritas en un discurso populista.
    Pero a la hora de los mameyes defendió un partido único y todos sus héroes habían sido (o intentando ser) dictadores.
    Lo que pasa es que Marti tuvo la suerte de morir a tiempo.

  • el 7 febrero, 2017 a las 1:15 pm
    Permalink

    Bueno, en primer lugar habría que preguntarle a los dirigentes de nuestro país las siguientes preguntas: “qué es revolución, que es marxismo, qué es ser Martiano, qué es Revolución Cubana y cómo ellos ven desde sus imaginarios la Revolución Martiana en la praxis.
    Ojo, Sus respuestas pueden ser elocuentes y muy convincentes desde lo teórico/académico/Oralidad, ya que la “muela” es lo que paga los bolsillos de un gran número de ellos. Habría que ver si existe coherencia entre lo que ellos y ellas (porque hay mujeres en el poder cubano) dicen, respecto a lo que vemos la mayoría ciudadana cubana en el día a día.

  • el 7 febrero, 2017 a las 2:10 am
    Permalink

    Eduardo lo que estamos claro es que Fidel utilizo el pensamiento Martiano para desviar la atención del pueblo de su corruptela que bien grande es y bastante daño que le ha hecho al pueblo cubano. Fidel todo lo que hizo no fue mas que por interés personal aunque en eso hay le fuese la vida, y eso según palabras de Marti es abominable. Y en cuanto a exponer su vida yo creo que no fue tanto así, mire usted que en el asalto al Cuartel Moncada se pierde y no llega, eso es increíble cuando supuestamente el era el líder que planifica el ataque. Y así mil anécdotas mas de un tirano. El que no lo seguia o no estaba de acuerdo con el lo clasificaba de traidor y lo asesinaba o lo metia preso por años.(Ejemplo Comandante Hubermato) y fijese que ni buen amigo era ese personaje que al General Abrante, quien los grados y la posicion se la dio el, cuando lo enjuiciaron dijo que lo mas que habia hecho Abrante era viajar con el en un avion y yo me pregunto y quien le dio los grados que tenia abrante… que por cierto tambien lo mando a matar.

  • el 6 febrero, 2017 a las 7:32 pm
    Permalink

    Patria es humanidad, si te vuelves muy cubano leyendo a Marti ; entonces no eres martiano

  • el 6 febrero, 2017 a las 5:26 pm
    Permalink

    Buen tema tratado por Osmel, pero que a estas alturas del juego de pelota (58 años) me atrevo a decirle “Lo que se sabe no se pregunta” como dice el refran de la santeria. Si Marti le hubiera tocado vivir en la etapa de la revolucion seria un opositor a Fidel Castro y la revolucion cubana. En 1959 lo hubiera fusilado el Che Guevara en la Cabaña, o hubiera recibido una larga condena de carcel como la mayoria de los intelectuales durante la primavera negra del 2003. Si hubiera ssobrevivido a todo lo anterior, lo mataba un arbol accidentalmente en la autopista nacional.

    Marti murio en combate en 1895 pero su ideario fue vilmente traicionado y asesinado por Fulgencio Batista en 1952 y por Fidel Castro en 1959. La verdad historica no se puede cambiar por la voluntad de la maquinaria propagandistica de la dictadura castrista.

    Invito a Osmel que en el proximo post se haga otra pregunta: Es fascista la revolucion cubana?

  • el 6 febrero, 2017 a las 4:20 pm
    Permalink

    Es totalmente incompatible la idea Martina con el desastre que se inventó quienTusabes.

  • el 6 febrero, 2017 a las 3:33 pm
    Permalink

    Hear, hear !

  • el 6 febrero, 2017 a las 3:18 pm
    Permalink

    Osmel, soy un cubano que ha leído todo lo que escribió Martí que ha estado a mi alcance, las Obras Completas editadas en la década del 60, no sé cuanto cubanos lo hemos hecho, porque Martí escribe como promedio una o dos página de cosas triviales y de momento suelta una frase que encierra una vida entera, y todos no tenemos paciencia para eso. Al terminar las obras completas de principio a fin, llegué a una conclusión: si Martí viviera hoy, estuviera en Tampa recaudando fondos para la libertad de Cuba. Y gracias por traer a Martí aquí a Havana Times, para mí es la cabeza más clara del universo, sólo que no fue ni europeo ni americano y por eso está menos ¨promocionado¨.

  • el 6 febrero, 2017 a las 3:05 pm
    Permalink

    Yo creo que esta expresión del Apóstol lo resume todo:

    “La patria es dicha, dolor y cielo de todos y no feudo ni capellanía de nadie.”

    José Martí

  • el 6 febrero, 2017 a las 1:03 pm
    Permalink

    Tienes toda la razon, pero por el mismo motivo nadie tiene el derecho de acaparar su pensamiento para justificar una causa que nadie sabe el apoyaria si estuviese vivo.

  • el 6 febrero, 2017 a las 12:42 pm
    Permalink

    No hay una sola calamidad causada por el socialcosadesa que no provenga de incumplir algún principio martiano.

  • el 6 febrero, 2017 a las 12:35 pm
    Permalink

    Por muchas razones no era martiana y realmente tampoco fue marxista, como nos han hecho ver. El estalinismo y el fidelismo en verdad nada han tenido que ver con el marxismo salvo el uso de elementos de su vocabulario. Tampoco hay paralelismo entre Martí y Marx, pero en no pocas cosas coincidían. Marti conoció la obra de Marx y rechazó su visión sobre la lucha de clases, pero sobre todo su innecesaria exacerbación. Marti criticó la violencia en Marx y terminó aplicándola. Criticó el socialismo de estado, no la idea socialista propiamente dicha en su obra homónima La futura esclavitud y en carta a Fermin Valdés, hablo con claridad meridiana del uso de la idea socialista por los oportunistas y demagogos. Se adelantó a su tiempo y nos hizo una fotografia de la Cuba actual. Eran dos genios …si se hubieran juntado…..como dice la canción otro gallo cantaría.

  • el 6 febrero, 2017 a las 12:01 pm
    Permalink

    ¿Por que seguimos utilizando la palabra Revolución? ¿Que queda hoy de la Revolución cubana de 1959, y de las esperanzas que sembró en el corazón de los cubanos por una vida mejor?
    En Cuba, la palabra Revolución es solo un eslogan que utiliza en gobierno para auto-identificarse y mantener dormida a mucha gente con una bella retórica.

    Hagamos lo siguiente: Sustituyamos la palabra Revolución por “regimen castrista” y entopnces comprenderemos lo que significa el término revolución hoy en Cuba.

  • el 6 febrero, 2017 a las 11:39 am
    Permalink

    …con todo respeto pero marti fue un pensador , teorico y hasta soñador maravilloso del siglo 19 que ,por desgracia,nunca tuvo la oportunidad de poner en practica sus doctrinas, ideas y pensamientos desde un puesto de gobierno o autoridad publica…hubiera podido marti,de haber estado vivo,evitar la ocupacion militar norteamericana y las ambiciones del gobierno de los usa reflejadas en cosas como esa enmienda platt???…hubiera podido controlar los excesos,ambiciones y corruptelas de aquella generacion de “generales y doctores” que contamino desde su inicio aquella “republica” cubana???…los gobiernos y dirigentes de los distintos paises,que ejercen el poder, tienen que tomar decisiones de acuerdo a los acontecimientos y circunstancias de su epoca …como hubiera podido marti,o cualquier otro de sus seguidores, llevar a la practica real toda esa doctrina social,politica y humana que nos heredo cumpliendo todos o la mayoria de sus preceptos enfrentando los acontecimientos de su entorno y la historia mundial ya seria otra cosa….

  • el 6 febrero, 2017 a las 9:57 am
    Permalink

    Mira esta que también ayuda a reconocer la diferencia abismal entre el pensamiento Martiano y el fanatismo Fidelista
    “Asesino alevoso, ingrato a Dios y enemigo de los hombres, es el que, so pretexto de dirigir a las generaciones nuevas, les enseña un cúmulo aislado y absoluto de doctrinas, y les predica al oído, antes que la dulce plática de amor, el evangelio bárbaro del odio.”

    Esta es necesaria ser respondida por cada cubano
    “… ¿Puede mantenerse contra el pueblo el poder que se recibe de él?

    Y en cuanto a la postura de estar lejos de odiar a la revolución o sistema solo lo desaprueba… Marti también tiene una frase para esto:
    “La libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio.”
    Y su precio en Cuba es impagable con palabras, solo con acciones, y en dependencia de la actitud de los Asesinos, hasta con sangre va a ser necesario…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *