Equivocado o desamparado

Por Miguel Arias Sánchez

Ilustración por Carlos
Ilustración por Carlos

HAVANA TIMES — Esta es una breve historia de un cubano común.

Nací de una familia humilde, solo tenía por riqueza el trabajo. Fui criado en el concepto de la unión familiar, católico desde pequeño siempre en el amor a Dios y al prójimo. Me enseñaron la sencillez, la honestidad y honradez.

Cuando las penurias de la pobreza eran más crudas, nos alentaban a seguir a delante, me repetían una y otra vez que se podría ser pobre, pero honrado. Fui creciendo con esos valores, estudié y me hice profesor de letras, más de 25 años impartiendo clases.

Hijo de español y por unión de ambas familias tomé la nacionalidad española. Viví en España, no por razones políticas, nunca me interesó esta, lo hice por cuestiones familiares y económicas.

Luego, por asuntos personales, decidí regresar a la tierra que me vio nacer. En honor a la verdad, la oficina de Inmigración cubana no me lo impidió, pero no tenía dónde vivir en Cuba y tuve que quedarme en la casa de la madre de mi hijo. Ya estábamos divorciados y un buen día me dijo, como dueña absoluta de su casa, que tenía que irme; me quedé en la calle.

Tenía que repatriarme para tener un estatus legal en mi país de origen, pero el trámite cuesta 100 CUC, que no tengo. Por no tener documentación no tengo derecho a retiro ni a trabajo. Entonces pregunto: ¿Cómo hago para reunirlos? Mis padres no me enseñaron a robar y no lo voy hacer ahora, pero hay que pagar ese trámite para vivir legal en mi propio país.

Según palabras del presidente de Cuba “ninguno de sus hijos quedará desamparado”. No sé si habrá más casos como el mío, supongo que si.

¿Qué soy yo en este país?, un “equivocado” o un desamparado.

¿Habrá algún dirigente, funcionario o un cubano cualquiera que me pueda explicar, qué soy yo realmente en este, mi país?

¿Podrán hacerme comprender este absurdo?

Yo creo que no lo van a conseguir de ninguna manera.

28 thoughts on “Equivocado o desamparado

  • Si nos ponemos a hacer historia, aquí aparecerá mas de un responsable del infortunio de Miguel. Observa sin embargo que hay unos cuantos comentarios, del amplio crisol de inclinaciones politicas que suele posarse en las ramas de HT, que coinciden en señalarle al compatriota el desacierto cometido. Así que por ese lado no cabe el señalamiento a los “brigadistas”. Y hay más: no te extrañes que si Miguel logra demostrar insolvencia financiera, le otorguen la repatriación sin cargo. No sería el primero.

  • Pues yo no creo que éste hombre regresó a Cuba sin un duro, al contrario, quizás haya regresado con mucho.

    La historia la veo a través de la caricatura que encabeza el texto:

    Su ex aceptó darle otra “oportunidad” a la relación sabiendo que el hombre venía con euros, y él por razones personales aceptó, pero cuando se acabó el dinero, lo sacó para la calle.
    Como se ve en la gráfica, no vale cuánto le ruegue de corazón, en la mente de su ex sólo vale el signo de $. Hasta dice más, ataviada con la bandera, refleja que en Cuba se acabó el querer, ja “el gallo alante y el amor detrás”.
    Profe, la lección es, que sí ha estado equivocado,
    -1ro. por creer que la enseñanza que le dieron en su casa todavía guarda vigencia en un país donde la honestidad casi es inexistente.
    Y -2do, Con el desamparo de verse sin derecho a un retiro, después de haber aportado Ud 25años a esa pensión y que para volver a tener derechos en su propio país tenga que pagar una cantidad que no tiene, espero haya aprendido lo equivocado que ha estado en no ponerle más atención a la política que lo rodeaba, quién que se haya criado en Cuba no sabe que todas las vicisitudes incluyendo por las que Ud emigró, “las económicas” son producto y culpa única de la política de los Castro?

  • De acuerdo contigo. Para que haya un sadico tiene que haber un masoquista. Las leyes cubanas son abusadoras por la pila de cubanos escupidos que ayudamos a que se sostengan.

  • Averigua entre los merolicos que ellos contratan mulos y seguro te queda más de 100CUC en un viajecito.

    Ah, por si no lo sabes, mulos son los llevaytrae de mercancías. Usualmente te pagan el pasaje para que acompañes la carga que irá por aduana, el hotel y un pago. El equipaje de mano es tuyo, no tienes ni que salir a comprar nada. Solo tienes que poner tu pasaporte para la aduana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *