En Cuba el ron y la coca cola se extrañaban

Martin Guevara

Cuba libre.  Foto: cocina.cubana.cu
Cuba libre. Foto: cocina.cubana.cu

HAVANA TIMES — Durante mucho tiempo se habían llevado excepcionalmente bien. Se profesaban cariño pero sobre todo se necesitaban. Tras un percance tormentoso estuvieron un largo período de tiempo separados.

Por un lado iba la Coca Cola presumiendo de ser más saludable y seria que el ron. Por el otro iba el ron encargándose de la fiesta, vanagloriándose de su creatividad y su libertad. Alejados uno del otro tejieron sus historias, hubo pequeñas y grandes traiciones, sucedáneos de amoríos, escándalos, rupturas y más traiciones. Nunca fueron del todo feliz en aquél distanciamiento.

Ayer, 17 de diciembre, día de la deidad Babalú Ayé del panteón afrocubano o de su equivalente cristiano San Lázaro, a expensas y gracias en gran parte al aporte del hielo, que ofició como concienzudo mediador, decidieron escenificar un aparcamiento de las diferencias, y se acercaron para sumergirse juntos en el trasluz de un vaso por primera vez en muchos años.

La importancia del deseado anuncio del acercamiento, entre la mayor potencia mundial y la isla rebelde que ya duraba 54 años, y que habían representado roles de variada índole para el consumo del hemisferio entero, habían dramatizado sobre distintos antagonismos, ora el de dos sistemas sociales irreconciliables, ora el de David frente a Goliat, o el de la recreación del sitio y la resistencia de la antigua Numantia, excede los límites de sus ámbitos, es acaso el mayor hito universal en lo que llevamos de siglo para las sociedades civilizadas, para los seres humanos que creen en el diálogo, en la política y la razón sobre la violencia y la represión.

La lección de valentía que han brindado los actores en liza, sólo es comparable a su templanza durante un año y medio, para con la mediación del irrepetible actual Papa Francisco, Bergoglio, como prefiero llamarle, llegar a este punto histórico de entendimiento.

No hay que lanzar las campanas al vuelo aún, ni en el caso del festejo del gobierno y pueblo cubano por el posible fin del Bloqueo económico a la isla, ni en el del gobierno norteamericano y el pueblo cubano por el fin del sistema de partido único y de ausencia de una amplia gama de libertades y derechos humanos y cívicos.

Aún está todo por hacerse. Obama debe dar dura batalla aún en su territorio para lograr convencer al ya más cercano arco político del partido adversario a que levanten el Embargo, y Raúl, aunque haya abierto una hendija que sitúa el cambio tras los otrora rígidos portones a sólo un fuerte empujón de distancia, deberá enfrentarse a no pocas dificultades dentro de la isla, frente a los sectores más inamovibles.

Foto: Elio Delgado Valdés
Foto: Elio Delgado Valdés

Serán de difícil aplicación las excusas oficiales a los sectores disidentes que a partir de ahora en más, en todo su derecho y deber exijan inmediatas muestras de buena voluntad, en la disposición de agilizar los cambios democráticos necesarios para ubicar a Cuba en el concierto de las naciones modernas y prosperas.

Desde el acceso de Raúl Castro al poder, o como él le llama, desde su “elección por unanimidad” , ha hecho hincapié en la necesidad de optimizar los recursos, la productividad de los trabajadores, en la eliminación de la parte ociosa y onerosa del Estado, erradicando un buen número de puestos de trabajo inútiles y burocráticos, reduciendo el acceso al derecho a los productos dispensados a través de la libreta de abastecimientos a lo estrictamente necesario, intentando aplicar en cierto modo las políticas de autogestión y autonomía económica que intentó desarrollar con diferentes baremos de éxito en las Fuerzas Armadas.

Raúl demostró que no sólo no era tan mediocre como muchos lo veíamos siempre a la sombra de su hermano mayor, sino que al ser mucho más pragmático, menos temperamental, menos empecinado en el error permanente, terminó siendo más capaz, más audaz y con diferencia más práctico y eficaz que el autoritario hermano.

La problemática a la que los cientos de miles de cubanos que viven en Estados Unidos se enfrentan de ahora en más con las perspectivas de apertura en Cuba, dadas las ventajas migratorias de que disfrutan, las cuales los sitúan como los inmigrantes más ilustres y privilegiados del país más codiciado del mundo para emigrar, hace comprensible su reacción negativa a la más mínima de las negociaciones entre ambos gobiernos, más pensando en la posible merma de prebendas, que profundizando en el análisis de los posibles derroteros por donde tome el gobierno de la isla. Pero con una política previsora, las ventajas históricas, algunas podrían mantenerse y otras ir disminuyendo paulatinamente sin suponer un trauma social.

Lo único cierto es que más de cincuenta años de persistencia en el sitio económico no sólo no produjo los resultados esperados, sino que fortalecía y daba argumentos de peso al discurso victimista de la Nomenclatura ante la permanente amenaza del enemigo externo. Desarmada esa excusa será mucho más difícil explicar las carencias domésticas culpando al Imperialismo norteamericano, incluso será interesante observar que ocurre con el uso de este manido recurso, cada vez que se busca culpable de la ineficacia de las políticas en los sub continentes Sud y Centro Americano.

Los vaticinios en el terreno de la política son tanto o más arriesgados casi en el de la economía, pero lo que sí se puede aventurar es que una situación de normalización del comercio, de las relaciones de mercado exteriores, cabría esperar que agilice también la normalización interna, de las libertades sociales, políticas y económicas a la que todos los ciudadanos deben tener derecho y acceso.

Foto: Elio Delgado Valdés
Foto: Elio Delgado Valdés

Por primera vez en su ya dilatada historia, Cuba tuvo un lapso en que no fue la novia del país más poderoso. Desde su descubrimiento, hasta la independencia fue la colonia más mimada de España, la Perla del Caribe, donde recalaban aristócratas que preferían los aires y la rica arquitectura de La Habana, a sus ciudades de procedencia ibérica, pasó de manos de España directamente bajo la Enmienda Platt a ser la niña de los ojos de los Estados Unidos de Norteamérica, el imperio de entonces, teniendo unos estándares de calidad de vida altísimos, una renta per cápita inusual en el área, hasta que luego de la Revolución, pasó a ser la novia preferida de la URSS, uno de los dos imperios de entonces, el satélite soviético más privilegiado de todos, Moscú no escatimó recursos energéticos y militares para apoyar a Cuba, un poco por la aplicación exótica del leninismo entre palmas reales, cocoteros y siestas, y mucho por la situación geo estratégica de la isla.

Caída la URSS por vez primera Cuba tuvo que verse en la tesitura de una verdadera independencia, y entonces se dio cuenta de que ese no era su sino, no era su estilo, no sabía ni por donde comenzar a ser adulta, autosuficiente, entró en un violento período de escasez de hasta lo más elemental producido en la isla, y entonces debió aceptar que su destino está indisolublemente atado al de algún interesado, aunque generoso mecenas que sepa apreciar sus encantos. Y por primera vez debió entregar su belleza a proveedores menores, como los menos ricos de Oriente o Venezuela.

Cuando estaba nuevamente por acceder a la órbita de un grande del momento con las promesas chinas y rusas, apareció la posibilidad de regresar a Palacio de mano del príncipe. Cuba está a sólo noventa millas del mejor socio comercial al que aún hoy se puede aspirar. El gran paso de evitar el derramamiento de sangre ya está dado.

Ahora es tiempo de optimismo aderezado con mucho trabajo, buena voluntad y concordia por parte de los demócratas del mundo, para lograr que esa unión trascendental del ron y la Coca Cola, en el vaso pálidamente iluminado por el reflejo de un rayo esperanzador, llegue a fraguar en esa Cuba Libre tantas veces prometida, tantas veces olvidada.

 


52 thoughts on “En Cuba el ron y la coca cola se extrañaban

  • el 24 diciembre, 2014 a las 9:41 pm
    Permalink

    Tienes razón, el comunismo no ha fracasado porque nunca ha existido, y los pocos amigos que se han hecho para construirlo han dado tales resultados que, junto con el fascismo, son hoy las dos ideologías más desprestigiadas y menos creíbles de la historia de este planeta.

  • el 23 diciembre, 2014 a las 5:00 pm
    Permalink

    No es el comunismo el que ha fracasado, sino la caricatura que Stalin hizo de él, y que los dirigentes cubanos tomaron como moneda portadora de porvenir!

    “Patria o muerte” nada tiene que ver con marxismo, ‘los proletarios no tienen patria”, tienen un mundo a conquistar y a unir en uno solo. “Patria o muerte” tiene que ver con Stalin, que en nombre del marxismo prometia “recoger las banderas de la nacion que la burguesia habia arriado”. “Patria o muerte” fue el grito de guerra del Eje fascista!

    Samuel Johnson el creador del primer diccionario en lengua inglesa decia que el nacionalismo era el “ultimo refugio del canalla”. Padecia del sindrome de la Tourette, una razon mas para creerle…

  • el 23 diciembre, 2014 a las 3:46 pm
    Permalink

    El punto central de lo que estamos hablando, jorlandro, es que tu dices que “nadie vio venir la bataola”, que todo se hizo a espaldas “der pueblo, vaya”… Me temo que estas tomando al cubano de todos los dias por lo que no es. A saber que:

    500 mil funcionarios convertidos de la noche a la mañana en “cuentapropistas” que “simulaban que trabajaban porque el gobierno simulaba que les pagaba”, no te dice nada. De qué se nutre el capitalismo, del cual presumo eres un ardiente fanatico, sino de proletarios, de gente que no le queda otra que dejarse explotar inmisericordemente? No era este un mensaje que enviaba Murillo y demas autoridades a Garcia, es decir, a los americanos ?

  • el 23 diciembre, 2014 a las 11:10 am
    Permalink

    Que tristeza ver como dos seres humanos se ofenden y se faltan al respeto, a sus familias, a su tierra, a su cultura, su historia…. El que haya podido salir de Cuba sin importar si esta o no de acuerdo con el gobierno presente no le da el derecho de menospreciar aquellos que se quedaron, por su propia voluntad o no. Y no entiendo porque tanto odio, hasta el punto de querer que su gente, su pueblo, siga sufriendo…. cual es el objetivo?

  • el 23 diciembre, 2014 a las 8:02 am
    Permalink

    extranjero:

    Yo no baso mis criterios en lo que busco en internet, sino en 42 años vividos padecidos bajo la dictadura. De algo me habré tenido que enterar ¿No cree?

  • el 22 diciembre, 2014 a las 11:50 pm
    Permalink

    Interesante su respuesta, cubano, y ante todo gracias por responderme. Dime una cosa, la internet de los Castro te prohibe pasearte por sitios ubicados en el extranjero? La neo-trovadora, Sara Gonzalez, en vida decia que sus influencias venian también del norte, es decir, 150 kilometros no son nada para un emisor barato y hasta un radio transistor (+ la inventiva goajira) para escuchar a los Beatles y enterarse de lo que pasaba en Estados Unidos.

    Con todo el respeto que merece su comentario, me parece que recorriste muy rapido mis pobres lineas donde decia que el Papa es un representante como la ONU de los Estados imperialistas mas potentes, y que sus gestos y palabras y acciones no pueden tomarse a la ligera, aun cuando Stalin preguntaba “cuantas divisiones tenia el Papa (como para retratarse en Yalta)”

    Te envio un link para que te enteres de un mito que tanto ha atosigado y estafado la consciencia del trabajador cubano:

    http://lat.wsj.com/articles/SB12226811877933744493404580351732699959798?tesla=y&mg=reno64-wsj&url=http://online.wsj.com/article/SB12226811877933744493404580351732699959798.html

  • el 22 diciembre, 2014 a las 9:35 pm
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Puede que tus chispas sean de chocolate, pero cuando menos son de chocolate hirviente. Y ya se sabe que incluso el dulce, a elevadas temperaturas, deja quemaduras y hasta cicatrices. Y en eso se nota en cada diatriba tuya contra los que no comparten tus juicios.

    No puedo estar más en desacuerdo contigo respecto a que las presiones de EEUU, bajo el argumento que sea, van a mejorar las cosas en Cuba, ya sean ejecutivas o congresionales.

    Te pongo el caso hipotético de que en un par de años en la Isla se instale un nuevo Gobierno, que decida recomponer el sistema político, adaptándolo a lo que hoy predomina en el resto de América Latina. ¿Qué lugar van a ocupar todos esos mamotretos y legajos – los inventos de Torricelli, Helms, Burton, Plan Bush et al- , que durante medio siglo han estado ideando en el Norte para cambiarle el rumbo a las autoridades de la Isla, pues queda claro que una trasnformación interna como la que acabo de mencionar no garantiza que concluyan las sanciones, ni que EEUU dejará de arrogarse el papel de juez (y de parte) en la poítica cubana, como estuvo haciendo hasta 1959. ¿No entiendes que es volver a lo mismo de 1901?

    Una cosa son las relaciones normales entre ambos países – que no dejaré de aplaudir, mal que le duela a los que, incapaces de mover la democracia en Cuba por mano propia, deben ir al Potomac para que desde allí les compongan el entuerto -, y otra bien diferente que me interese el acercamiento por puro beneficio material, por efecto coyuntural. Se trata simplemente de admitir la necesidad de la convivencia civilizada, de mutuo beneficio, mucho más con un país que tiene con los cubanos más de cercanía que de desencuentros, (si se obvian ciertas cañonas históricas).

    Lo de recuperar prerrogativas ciudadanas hoy ausentes en Cuba – y creo que esto te lo he dicho más de una vez- no debe depender de que un gobierno extranjero meta las manos en nuestros asuntos. Esa es una tarea CUBANA, y en primer lugar de los que habitan la Isla, porque ahora mismo, personas como tú y yo, hemos perdido la silla (o al menos una buena parte de ella) yéndonos a Sevilla. Y sólo cuando pongamos de nuevo los pies allí poderemos establecer una diferencia.

    Allá nos vemos…

  • el 22 diciembre, 2014 a las 11:59 am
    Permalink

    isidro:

    Las unicas chispas que yo estoy echando, son las de chocolate que ahora mismo me estoy echando al coleto junto con las galletas de que forman parte. Para mí los castro y comparsa son la isma porque ría que losTrujillos, los Pinochet o los Francos.

    Yo no quiero que nadie aplaste nada, yo lo único que quiero es que nadie siga contribuyendo al desastre.

    Tres libras más de arroz, cuatro huevos más y quizás una librita de leche en polvo americana, no son la libertad, ni son la democracia, ni garantizan los derechos inalienables de nadie. Si esto sucediera en un país normal conn un gobierno totalitario solamente, va y me convences, pero Cuba, estimado, hoy por hoy es un antipaís en el que suceden cosas que solo caben el lo real maravilloso carpenteriano, en su más pura acxepción Yo no quisiera ver a los cubanos convertidos en inútiles, en garrapatas, en mendigos de sus familias, solo para que la tiranía y cuatro capitalistas sin escrúpulos se llenen el buche a costa de la ignominia y la explotación de los cubanos. ¿No te parece que ya lo han sufrido por demasiado tiempo; y de que es hora de una consulta seria a todos- repito- todos los cubanos? ¿O es que ante la sola mención de los dólares en Cuba se pierde la verguenza?

    Por mi madre que quisiera que alguien me diera razones sólidas que me demostraran de forma irrebatible (Hasta donde sea esto posible) que todos estas componendas van a traer la verdadera democracia y la libertad a los cubanos. porque, en todos tus razonamientos veo solo razones políticas y mucha apetencia de verdes,. La ética, los valores democráticos, esos están ausentes a clases. ¿O ahora el pragmatismo incluye la amoralidad? ¿ O también hay que olvidar a todos los que murieron por defender, precisamente esos valores a lo largo de toda la historia de este planeta?

    Y, si el Congreso americano hace alfggo en ese sentido, bienvenido sea.

    Además, Isidro, estar solo no significa, necesariamente, que no se tiene la razón. Martí tiene una frase sobre eso, que dice más o menos que a veces se es más patriota cuando vas contra la corriente, aunque te ganes el rechazo de los tuyos, que cuando te dejas llevar por ella, que en circunstancias como esa era que había que saber ser pattriota.

    ¿A cuántos que tenían toda la razón no han dejado solos en este mudo? Hasta a Cristo lo negaron tres veces.

    En cuanto a lo de Posada ¿Qué decirte? En plena Habana cualquiera puede ver al menos una tarja y monumento levantados en honor a terroristas. y se le perdonó la vida a uno convicto y confeso, no por clemencia sino por la más asquerosa politiquería y oportunismo político Esas son las cartas con que se ha jugado; y a tu gobierno le han encantado en muchas ocasiones jugar con ellas. Hasta las recabar apoyo en las dictaduras de Galtieri y Videla, mientras lloraban lágrimas de cocodrilo por los desaparecidos; se quedaban con la plata de los Montoneros y se rasgaban las vestiduras por la operación Cóndor. ¿Pragmatismo? NO. hideputez visceral y falta de escrúpulos, de moiral y de conciencia de proporciones bíblicas

  • el 22 diciembre, 2014 a las 9:42 am
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Ya una vez me tomé la licencia de aconsejarle a Miranda que no permitiera que la pasión la cegara ante la realidad palpable de ciertos hechos. Hoy quisiera aconsejarte en similar dirección.

    He notado cómo en las últimas horas, desde que se hizo el anuncio en Washington y La Habana, algunos foristas, con especial destaque para tu persona, andan echando chispas, pidiendo lo más parecido a sangre por cualquier costado. Hasta la usualmente moderada Dra. Azor ha prometido que al menos de su parte “va a arder Troya”, si el Gobierno cubano no se aboca a ciertos cambios. (Me permito poner en tela de juicio su capacidad incendiaria).

    En cuanto a ti, en quien reconozco a una persona sumamente inteligente e instruida, no deja de asombrarme que no entiendas que una de las capacidades que hacen del ser humano un ente racional, es su posibilidad de reconocer (y sobre todo de enmendar) los yerros, y muy en especial las derrotas. Porque Jorgealejandro, tú y todos los que apuestan porque EEUU aplaste por algún medio lo que hoy hay en Cuba (bueno, malo o regular) están cada vez más condenados a una derrota. Y fíjate, no estoy defendiendo al Gobierno, ni a eso que tu llamas “socialcosadesa”, es que simplemente los sucesivos gobiernos y grupos de poder de EEUU, y todos los que con ellos se han montado, o querido montar, en al carro de las políticas de fuerza, ya sea contra Cuba o contra cualquier “oscuro rincón del mundo” están cada día más aislados.

    Barack Obama y muchos otros en ese gran país lo han comprendido: están solos. En la ONU nadie los sigue cuando se empeñan en el embargo-bloqueo, excepto Israel. América Latina en pleno se la ha dejado en la mano a Washington, y tanto le han plantado cara, que ya tu presidente acepta compartir mesa en Panamá con uno de los Castro.

    Y están Haití, Somalia, Irak, Afganistán, Libia…sigue contando. Cuántos descalabros más necesita sufrir EEUU para comprender que le están saliendo por la culata todas sus políticas de fuerza…y a pesar de ellas cada día hay más terroristas aparcados en cualquier esquina.

    Mira incluso en tu propio barrio: lástima dan los contados cubanos que salieron a protestar en la Florida, cargando a Posada Carriles como un trofeo, tan desgastado e inoperante ya que apenas parece la sombra macabra de lo que una vez fuera el temido Bambi, o el comisario Basilio que asoló las mazmorras venezolanas. ¡Vaya héroes que se agencian!

    Es por ello, estimado, que hago un llamado a tu buen juicio, y al menos por una vez admite con modestia y entereza de caballero que tus llamados al Congreso y a la cerrazón, a la larga o a la corta, no tienen ningún futuro. Y no se trata sólo del caso Cuba. La derrota siempre es dura, pero admitirla con gallardía incluso ayuda a la buena digestión.

  • el 22 diciembre, 2014 a las 4:50 am
    Permalink

    al.

    Me da muchísima pena contigo, pero no puedo tomar tu ignorancia (Real o fingida) sobre el acceso real que tienen los cubanos de la isla a la información, como un argumento serio en ningún caso. De gente como Eduardo, no me asombra nada, pues ya está adaptado a la filosofía de la garrapata, cuando no está haciendo gala de su vocación carcelaria

  • el 22 diciembre, 2014 a las 2:46 am
    Permalink

    Muy de acuerdo con usted, el problema es que a los cubano, los castros nos han enseñado a odiar desde pequeños, unido a que han transformado de manera formidable (muy similar a lo que hizo Hitler con la historia Alemana) la historia de Cuba a sus intereses (el mambi, y Fidel los buenos, el resto los malos), y nos lo han inyectado a través de libros y clases, eso nos “dota” de una carga explosiva de odio y resentimientos y no somos capaces de aceptar que Cuba es una nación de inmigrantes en la que todos han aportado en el ADN cubano.

  • el 21 diciembre, 2014 a las 8:49 pm
    Permalink

    jorgealejandro dice: “La mayoría no decidió nada, porque la jugada se hizo a espaldas hasta del Congreso…” Guao !
    Hace dos años vino el papa a saludar – o santificar – las decisiones de apertura al capital privado que el gobierno cubano necesita, y nadie vio nada?

    Se sienten tan lindos y especiales los cubanos, hasta el punto de creer que el Papa los vino a visitar para verificar tales decires, o para reclamar que a las mujeres de blanco las trataban mal y eso era pecado?

    Pero ahora sí que las cosas se van a poner buenas, acere, ahora sí que habrá que despertar: el camionero montó una cámara detrás y ya no te podrás dar más colitas!

  • el 21 diciembre, 2014 a las 8:35 pm
    Permalink

    …no…no te creo…que en los usa se hacen jugadas en contra de la democracia???…como puede ser posible eso???…como un presidente puede ,en el pais mas democratico del mundo,tomar una medida como la de normalizar relaciones con cuba sin que la mayoria de sus ciudadanos lo apoyen???….para quien gobierna obama …para los ciudadanos americanos o para esos grupitos de viejos que le dicen traidor en la calle 8 y en el versalles???…tu debes haber ido o visto en las noticias…cuantos “miles” se reunieron a protestar contra obama???….esa es la mayoria de la que hablas???…a los anglos cuba les importa un pito pero siempre dijeron estar en contra de que se les prohibiera viajar o hacer negocios con cuba si asi les daba gana….y no te confies mucho en lo que diga el congreso…no todos los congresistas y senadores hacen carrera politica a costa del anticastrismo como los americano cubanos….puedes llevarte otra amarga sorpresa….

  • el 21 diciembre, 2014 a las 8:30 pm
    Permalink

    Muy buenas las intervenciones, cierto Martin, pero con lo de pluma fina me temo que se pase de lado cosas de fondo; un analisis de los paises que, como Cuba, han pasado vicisitudes que nos llevan al nada exqusito campo politico e ideologico… Cierto también que esa no es tu motivación al escribir, con excelente pluma, tu artículo.

    Para no seguir fastidiando (te) termino por decir que ahora no habrá excusas para fundar sindicatos de clase proletaria ni en Cuba, ni en China ni mucho menos en Rusia.

    Para parafrasear el grito de la monarquia: El comunismo ha muerto! Viva el comunismo!

  • el 21 diciembre, 2014 a las 6:48 pm
    Permalink

    eduardo:

    La mayoría no decidió nada, porque la jugada se hizo a espaldas hasta del Congreso. No obstante ya salió una encuestadora que, por cierto, ha hecho bastantes relaciones públicas favoreciendo a la dictadura, conn unos resultados que demuestran que la mayoría (al menos de los cubanos de aquí, que fueron los encuestados) no vio bien la componenda. yo puse el link a la encuesta aquí, así que míralo con tus propios ojos. Me imagino que no encuestaron a los anglosajones porque a la mayoría de ellos Cuba les importa un pito.

    No obstante vas a oír los criterios de la mayoría cuando el nuevo congreso, por cuyos representantes sí voté, tome las riendas.+

  • el 21 diciembre, 2014 a las 3:55 pm
    Permalink

    ….lo tuyo ya se resolvio en una urna plural y democratica….no fue asi como resulto electo obama???….obama decidio normalizar relaciones con cuba …entonces…de que te quejas???…la mayoria decidio …..

  • el 21 diciembre, 2014 a las 11:24 am
    Permalink

    Ron de Cuba y Coca cola de USA ingredientes para trago de Cuba Libre, o de Mentiroso como me respondió un barman una vez. De Raul Castro depende el nombre de este coctel político.

  • el 21 diciembre, 2014 a las 10:50 am
    Permalink

    Isidro:

    Pero claro, ¿Cuántas veces no te he dicho que lo mío se resuelve en una urna plural y democrática donde gane lo que decida la mayoría limpiamente?. El que lo impide, ni eres tú, ni soy yo: es la tiranía.

  • el 21 diciembre, 2014 a las 10:47 am
    Permalink

    El de Obama (Yo soy ciudadano norteamericano).

  • el 21 diciembre, 2014 a las 8:40 am
    Permalink

    Me da la impresion antimperialista, que al parecer , el gobierno de los dos es Obama, dado la facilidad de internet que tienen ambos , que a cualquier hora entran en estas paginas, y dado el conocimiento tan alto que tienen ambos de la sociedad americana , posiblemente sean vecinos y no lo sepan

  • el 21 diciembre, 2014 a las 5:30 am
    Permalink

    Jorge Alejandro favor acláranos algo… ¿cuál es tu gobierno, el de Obama o el de Castro? De la forma que hables a Eduardo, parece que el tuyo es el de Obama.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 11:55 pm
    Permalink

    eduardo:

    De veras, qué pena me da ver que tú gobierno y tú se prostituyan de esa forma por los dólares del enemigo. ¿Sabes que, a pesar de discrepar con ellos, yo guardo respeto por dos o tres que conocí que decían preferir cortarse una mano que alargarla para aceptar algo de los yankees? Eso se llama coherencia. pero tal parece que esa especie está desapareciendo en Cuba, sustituida por los buchones que ni siquiera tienen cerebro ni verguenza para pensar por un instante que, si hacen algo para derrocar a la tiranía, al fin y al cabo van a terminar de llenarse el buche también en libertad. prefieren llenárselo a medias con la bota encima, que llenarselo completo libres. “Hijos del maltrato” llamaba mi abuela a la gente así.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 9:18 pm
    Permalink

    Jaja…Jorgealejandro, tú siempre con tus coletillas como dardos mojados en jugo de ironía…OK, recojo la bola: Propongámonos entre TODOS enderezar el entuerto…pero fíjate que acentúo el TODOS: rojos, azules, blancos y pixelados…desde el clase media de Miramar hasta el guajiro casi indio allá en las lomas de Contramaestre y el negro del solar de la California…como lo soñó Martí…

  • el 20 diciembre, 2014 a las 4:32 pm
    Permalink

    Concuerdo!!

  • el 20 diciembre, 2014 a las 4:31 pm
    Permalink

    Disfruta tu intriga Eduardo

  • el 20 diciembre, 2014 a las 11:37 am
    Permalink

    Martin , si tuvistes que correr cien metro para engancharte en una guagua despues de no haber desayunado e ir todo el trayecto apretujado con la guagua llena para despues entrar en un tu trabajo y tratar de resolver los problemas sin casi herramientas, materiales y falta de luz en el lugar e ir a cualquier lugar a conseguir algo y espantarse tremenda cola y al final hay pero no te toca o te toca pero no hay, todo eso que es muy normal en la vida de cualquier cubano no se ve reflejado en tus escritos, tu leitmotiv es las jineteras y usas esa figura para adornar todos tus escritos. Mi intencion no es disminuirte ni ofenderte, tu no fuiste responsable de ir a Cuba a vivir , ni vivir lo que vivistes; pero esa parte que tu dices que compartistes con el cubano corriente no la veo en ninguno de tus escritos y deduje de ello que no conocistes bien a los cubanos, lo cual tampoco te lo reprocho , esa fue la vida que vivistes y punto.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 10:47 am
    Permalink

    …los “cubanos” como tu,que pedian sin verguenza ni escrupulos el aumento del bloqueo o una “solucion” mas extrema son los que no tienen oportunidad….individuos como tu que se sienten realizados porque ya le dieron ciudadania y los anglos a veces se confunden y no lo creen cubano son los que se quedan sin oportunidad….a ti que te preocupa cuba???…ya eres ciudadano y tu presidente decidio negociar con cuba aunque tu no querias…me imagino que hayas aprendido algo de esa leccion de democracia que te han dado….tu gobierno decide lo que mas le conviene y tu ni pinchas ni cortas….en mi vocabulario nunca ha existido esa palabra de “miami malo” o “gusanos” o generalizaciones asi….cada persona responde por sus acciones y por ellas hay que juzgarlos…gente buena y mala hay en todos lados….yo se de que lado estoy…tu sabes de que parte estas ???…

  • el 20 diciembre, 2014 a las 10:30 am
    Permalink

    ….no tengo interes ninguno en saber de donde fuiste o de donde eres,,,,me intrigaba el “referis” y el martinez campos….

  • el 20 diciembre, 2014 a las 7:39 am
    Permalink

    Muchas gracias! como dije abajo, que nivel de este foro, menos uno que entró a insultar, hasta los de la seguridad que comentan, como ese que todos saben, en este foro lo hacen con respeto y altura. Un saludo.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 7:36 am
    Permalink

    Que nivel! me asombra el nivelazo de este foro de Havanatimes, por eso participo, ustedes son escritores de pluma fina. Gracias.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 7:33 am
    Permalink

    Por favor, de eso nada. Viví doce años, me crié allá, fui pionero estuve becado, me dieron galletas por la noche y tuve que darlas, me robaron de la maleta y tuve que robar. Fui a vivir a Alamar porque mi padre era muy consiente, mientras los demás d dmi familia se fueron al lado oeste. Y mis amigos son Evelio, el Nene, Orestes, la gente más del pueblo que hay, algunos como era yo, pero otros muy trabajadores. Fui privilegiado siempre, pero siempre me rebelé con eso, no tuve ni un amigo de la nomenclatura fuera de mis primos. Detestaba eso. Mi libro A la sombra de un mito, habla de eso, en e-book en amazon, hay días que está gratis.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 7:03 am
    Permalink

    Isidro , hay mucha injusticia en las generalizaciones y los estereotipos y mas aun cuando se usan como un hecho. Realmente , Martin se perdio Cuba, vivio dentro de la excepcion, hacia lo profundo nunca fue y al igual que cualquier extranjero que va a cualquier otro pais y es rodeado de limosneros, a el lo rodeo la mierda en Cuba . A aquellos que todos los dias tienen que levantarse temprano para ir a trabajar y pasar trabajo para vivir y sobrevivir no los conocio, a esa hora el dormia para por la noche seguir guarachando con jineteras y los hijos de papa, cubano con todas las de la ley nunca fue y esa Buena vida lo afecto tanto que todos los hechos los describe usando siempre en su lenguaje figurado las palabras jineteras, chulos, prostitutas y toda imagen que tenga que ver con ese mundo.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 6:59 am
    Permalink

    Isidro:

    Lo peor de todo es que ahora no hay, ni chambelonas, ni mucho menos república.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 6:56 am
    Permalink

    Arsenio Martínez Campos, a pesar de ser español y adversario de los cubanos, tuvo el pundonor de, en un pacto de caballeros, ser garante de la seguridad de la madre y la esposa de Maceo cuando este último tuvo que salir de Cuba luego del Zanjón. Tuvo mucha más ética que algunos revolucionarios de hoy, que les hubieran hecho un acto de repudio.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 4:58 am
    Permalink

    Medicina Cubana:

    No le hagas caso al HP español ese, que primero se ocupe de comentar y tratar de arreglar su país que está hecho una reverenda mierda. El problema de engreimiento del anormal ese es que, desgraciadamente, hoy en día cuaquier extranjero sarrapastroso que se aparece en Cuba con cuatro dólares o euros en los bolsillos se convierte en un personaje; yo espero que en un futuro no muy lejano se haga realidad la frase “lo mío primero” y los cubanos aprendan a no desvalorizarse ante nadie. Saludos.

  • el 20 diciembre, 2014 a las 1:46 am
    Permalink

    Martín:

    Una sugerencia: no te amilanes.

    Te confieso que un principio me erizaron un poco tus confesiones en HT, porque años atrás conocí a unas cuantas personas que vivieron en la Isla con estatus similares al tuyo. Y a la gente “de abajo” como yo, no puede menos que dolerle que otros hayan estado viviendo tan buena vida en virtud de su linaje, mientras otros nos comíamos un soberano cable.

    Dicho esto, y obviando lo que confiesas como sorna, y que yo asumo también como cierta visión caricaturesca de nuestro devenir, te digo que en esencia no estás nada desacertado en tu vistazo histórico a Cuba. No sé quién será capaz de negar que pasamos de un plumazo de ser colonia española a protectorado virtual de EEUU, en virtud del Tratado de Paris, donde los cubanos no fueron siquiera convidados de piedra. ¿Acaso dirán que la potencia imperial en ciernes no se estrenó en el mundo con la oportunista ocupación de Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas? ¿Acaso el Gobierno de Wiliam McKinley no se pasó por el forro las protestas de los cubanos, que aún en harapos políticos, al redactar la Constitución de 1901, rechazaban la Enmienda Platt? ¿No presionó el Gobierno en Washington con manipulaciones, engaños y hasta con la carantoña del mercado azucarero, para violar lo dispuesto por su propio Congreso, que hasta ese momento se adhería a la Enmienda Teller, según la cual EEUU se comprometía a respetar plenamente la soberanía cubana una vez que España la abandonara?

    En resumen, Martín, que has dicho bien en ese sentido, aun cuando pueda estar en descuerdo contigo en otros aspectos.

    Ahora noto que unos cuantos cubanos, y sobre todo cubano-americanos, se rasgan las vestiduras diciendo que Obama los ha traicionado. La verdad que ese coro con semejante do de pecho nos hubiera venido muy bien en 1901. Porque a partir de entonces gobernaron nuestro país unos cuantos con la anuencia norteamericana, a partir de Estrada Palma, tan dependientes del vecino del Norte, que al menor asomo de conflicto en el país ya estaban telegrafiando (o telefoneando) a Washington para que les arreglara la situación en la Republica de la Chambelona.

    Me pregunto si este llanto de hoy tendría otro tono de haber triunfado en 1961 la Brigada 2506, con todo el andamiaje que le había colocado la potencia detrás, lo cual hacía a los cubanos integrantes de esta fuerza armada una pieza más de la política exterior norteamericana.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 10:05 pm
    Permalink

    Porque él no es cubano. Así de simple. Como tampoco lo era su tío aunque Fidel Castro reformara la Constitución para convertirlo en cubano por nacimiento y poder darle su botella en el nuevo gobierno. Pero al final, según consta en carta, hizo formal renuncia de su condición.

    Cosa que yo no he hecho, porque SOY cubana.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 9:05 pm
    Permalink

    sí sí perdón! un imperdonable desliz (el HP de Arsenio era español), pero en lo demás me mantengo firme!!! En cuanto a qué parte de Cuba soy, no doy tantos datos sobre mi vida privada en la web Eduardo….

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:57 pm
    Permalink

    Amigo Martín por supuesto que entendí tu sarcasmo. Y lo de Perla del Caribe también.Es cierto que nuestra tierra ha sido siempre codiciada por ser muy cosmopolita bella naturalmente y efectivamente por su posición geográfica.
    Lo que creo que te confundiste es con el ron raulato más conocido por “chispa é tren” y siempre servido sin hielo y a las doce del día en Cuba jajajaja. En ocho años de gobierno no ha logrado salir de la crisis y te aseguro que no hubiera podido plantearse la misma política de “resistencia hasta la muerte en la miseria” que el hermano mayor porque los suicidios colectivos están vistos como resultados de sectas no de países.
    Pero adjudicarle alguna altura al ron raulato, “chipa é tren” para seguir con tus metáforas, es, eso sí, menospreciar el entendimiento popular sobre su gobierno. La gente está tan harta que hasta se permiten cuestionar la capacidad del gobierno con cada nueva medida, peor que la anterior, y en el propio diario Granma.cu.
    Que esté prohibido mencionar al “mono” en esos lares no impide que todos se pronuncien contra “la cadena” y es consenso compartido que tenemos un gobierno de una mediocridad intelectual, política e ideológica muy superior al coeficiente de inteligencia medio del país. Esa es nuestra verdadera tragedia nacional. Las apetencias extranjeras son todas negociables para interés de la Nación; pero con el gobierno cubano, actor fundamental, tenemos la desgracia de su mediocridad rampante.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:40 pm
    Permalink

    eduardo:

    El que tengas que justificar que tu gobierno tenga que actuar como una meretriz vulgar , ya es suficientemente vergonzoso, como para que, encima de eso, vengas a alardear de esa filosofía de “madame” que ha caracterizado todo el gobierno de los Castro, desde los soviéticos al presente.
    Ya sería bastante patético que encima las tonterías que dices pretendas que las tomemos como válidas.
    Te falta el siguiente nivel : intentar argumentarlas. Cuando intentes hacerlo sin apelar a “Miami malo” , “pueblos buenos” , “yo lucho” y resto de clichés aprendidos que no, no son argumentos, entonces comprenderás lo que se te dice : que no tienes razón.

    Acaba de remacharte en esa porción de cerebro que los Castro todavía te dejan mantener activa, que Cuba no es la tiranía, nunca lo ha sido, y nunca lo será.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:15 pm
    Permalink

    Martín:

    Se te agradece la intencióin, pero tus explicaciones resultan más irrespetuosas que el propio artículo. de todas formas eso no quita que concuerde contigo en que la jinetera más destacada de toda la historia de Cuba sigue siendo la cúpula castrista. pero la cúpula castrista no es Cuba,. ni los cubaanos.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 7:13 pm
    Permalink

    eduardo:

    Acabas de dar una lección magistral de porqué tu gobierno es una farsa. Cuba no es ni tuya, ni de los Castro: es de todsos los cubanos, y posiblemente mucho más del resto de los cubanos, que de los Castro, cuyo padre, en definitiva, fue un don nadie que vino a Cuba a matar cubanos. Acabas de demostrar tu mentalidad de esbirro mediocre y de carcelero de pacotilla. Los cubanos de la Florida no tenemos “ninguna oportunidad” de nada, porque podemos pasarnos 500 años sin tener que pedirles absolutamente nada a Uds, que, para empezar, dependen de lo que se manda de aquí para no caerse muertos de hambre.

    Uds son los mque hace rato están mendigando loos dólares que nos fganamos mnosotros doblando el lomo como no lo hacen uds, porque la tiranía asquerosa que tú defiendes te tiene viviendo como un trapero viejo, y mendigándo ahora loos dólares que escupiste ayer.

    La historia es inclemente con la gente como tú, por eso, ahora vas a tener que decir “La vecina nación del norte”; y no “el imperio criminal; pero ya se sabe que al que no tiene ética ni escrúpulos, con tal de llenarse el buche, todo le viene bien

  • el 19 diciembre, 2014 a las 5:31 pm
    Permalink

    ….martin…como te pasaste de la raya y ofendiste a algunos fundamentalistas de por aqui tus excusas y explicaciones me parecen ridiculas y rastreras….esa exigencia tuya de que se les pida perdon a los cubanos del exilio ???….porque???….no se si te diste cuenta de que las diferencias entre cuba y los usa se resolvian entre la habana y washington y eso fue lo que hicieron raul y obama….no habia nada que negociar con miami …ahora los cubanos de florida tienen la gran oportunidad de acercarse a cuba y hacer algo bueno por cuba rechazando a todos esos extremistas y terroristas que solo querian que los usa resolvieran el asunto cubano por la fuerza….la florida no es la provincia mas importante de cuba ,la florida no es una provincia de cuba…como mismo tu no eres cubano como el que mas….que haces o has hecho tu por cuba como para considerarte cubano???….aunque si tanto lo deseas considerate “cubano” de la “provincia” de la florida….

  • el 19 diciembre, 2014 a las 5:15 pm
    Permalink

    …..lo que hay que leer caballeros….ARSENIO MARTINEZ CAMPOS hijo ilustre de cuba????….cuando te referis? a cuba debes tener un minimo conocimiento de historia….de que parte de cuba eres tu isabela???….

  • el 19 diciembre, 2014 a las 5:03 pm
    Permalink

    Me refiero a que en lugar de dejar que la gente muera en una nueva crisis como la del 90, como sin sin el menor reparo repetiría Fidel, Raúl optó por buscar el acercamiento a EEUU, y es a todas luces bueno. Incluso por el hecho que la provincia más importante de Cuba está en EEUU, es Florida. Ese es un Estado para los Estados Unidos pero para Cuba es una provincia que tiene más cubanos que Camagüey, Pinar del Río, y Matanzas juntos, y que en renta per cápita, poder adquisitivo, duplica el de toda la población cubana!!! Hasta hoy es comprensible que no se la tomase en cuenta porque estaban enemistados, peor si ahora Cuba se va a llevar bien con EEUU, es lógico que, en cada politica que piense tome en cuenta por igual a los cubanos de Miami. Que espero que “ya mismo” dejen de ser estigmatizados, se les pida perdón, y sean respetados como cubanos. El abanico que se abre ahora es muy interesante.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 4:00 pm
    Permalink

    Perdón Martín, pero ¿Quién es ese Raúl que describes?: “Raúl demostró que no sólo no era tan mediocre como muchos lo veíamos siempre a la sombra de su hermano mayor, sino que al ser mucho más pragmático, menos temperamental, menos empecinado en el error permanente, terminó siendo más capaz, más audaz y con diferencia más práctico y eficaz que el autoritario hermano..” La verdad es que leo y releo y no le encuentro ningún parecido con ese viejete mal vestido de verde olivo o traje -según el show a representar- que mal gobierna mi (nuestra) isla.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 2:43 pm
    Permalink

    Bueno presento mis excusas si pude ser ofensivo. Está claro que no es mi cometido. Me siento tan cubano como el que más, como argentino y ello no me ha conducido a disfrazar la realidad nunca, sino por el contrario soy muy critico del país donde nací en lo que merece critica y elogio aquello formidable. Mi país no es ninguno (ojalá alguno fuese “mío”, son más bien de otros!) , soy iconoclasta por naturaleza, si no lo fuese jamás estaría hablando así de la Izquierda, de la revolución (perteneciendo a una familia irónica en la Historia de la humanidad como de la izquierda universal), ni por supuesto mucho menos criticaría a Fidel, Raúl, mi propio tío en algunas cosas, ni claro que no, tampoco a mi mismo!!!.

    Lo único que hice es de manera sarcástica, eso sí, exponer una concatenación cronológica de hechos históricos, si me equivoqué en alguna por favor corríjanme. Incluso pasé por alto los casi dos años que La Habana perteneció a otro de los imperios mundiales, Inglaterra, y que fue cambiada por Florida con España. La característica de Perla del Caribe, por su belleza y situación geo estratégica, hizo que todos la codiciasen, y que como en un baile sólo tuviesen ojos para ella, más La Habana que Cuba me refiero. Y el único período histórico en el cual no tuvo un mecenas Imperial fue este pasado inmediato en que se reconocía incómoda con la filantropía de Chávez o de algunos de medio Oriente (si se entiende Historia después de Guamá y Hatuey, no porque lo otro no lo fuese sino porque no está documentado).

    Pero sobre todo le puse algo de humor con sarcasmo, me siento en eso parte de Cuba. Allá nunca se vio tan mal el jineterismo a nivel social. Incluso muchos alardean de eso, las chicas y los chicos, he estado presente en cientos de conversaciones tratando al “bueno” como un “pepe” como un bobo con que hacer el “pan”, tener una temba y estarle secando los billetes en no pocos ambientes, es motivo de orgullo, y no es raro escuchra al vividor alardeando con los cuentos para los amigos en voz alta. Siempre les dije a mis conocidos que yo creía que esa característica histórica, hacía que el habanero fuese mucho más indulgente que muchas otras idiosincrasias, incluso cubanas, como la camagüeyana que no es así en absoluto.
    En fin, por supuesto con mucho amor y cariño a Cuba.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 2:29 pm
    Permalink

    Esa imagen es derivada en parte de la tergiversación de la historia nacional llevada a cabo por el castrismo; y muchos extranjero y nacionales ignorantes se han conformado con esa versión.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 1:53 pm
    Permalink

    Hoy lei un articulo de un periodista español que señalaba que la Isla, Cuba, era : mitad burdel y mitad barraca ( o barracon si de esclavos se trata). Desde hace dias he comenzado a leer o mas bien a releer a Marti.

  • el 19 diciembre, 2014 a las 1:46 pm
    Permalink

    Martín te digo la verdad me tomé el trabajo de leer tu artículo gracias al comentario de jorgealejandro1, y no me gusta la manera en que te referís a mi PATRIA. ¿Acaso se le puede llamar “novia” o “niña mimada” a un país cuyos valerosos hijos pelearon durante largos 30 años contra España? Se le puede llamar así a una nación madre de hijos tan ilustres como José Martí, Antonio Maceo, Rafael María de Mendive, Arsenio Mtnez Campos y muchos más? ¿Qué mensaje obscuro estás dando al decir que : ” (Cuba) pasó de manos de España directamente bajo la Enmienda Platt a ser la niña de los ojos de los Estados Unidos de Norteamérica “?? Esta desafortunada e irreverente frase (rayana en la falta de respeto), posiciona a Cuba en rol pasivo sin tener en cuenta repito los largos años de lucha librados por nuestros grandes hombres. No se cómo te habrán educado, pero para escribir sobre Cuba, siendo foráneo, hay que tener triple cuidado, no vayan a herirse susceptibilidades.

    Además, qué es eso de que Cuba es ron y EE.UU coca cola? Lamentable la comparación Martín….muy lamentable lo tuyo…

  • el 19 diciembre, 2014 a las 11:53 am
    Permalink

    Martín, con todo respeto:

    Que el castrismo haya sido el régimen mas hipócrita y más entreguista de la historia de Cuba, cosa en la que estoy completamente de acuerdo contigo, no te da derecho a describir a mi país como una prostituta de barrio que busca el chulo que más le dé. Me parece que como extranjero deberías mostrar un poco más de respeto, porque, al fin y al cabo, tú formaste parte y disfrutaste de lo lindo a costa de la ignominia de los cubanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *