Emociones mezcladas con la visita del papa a Cuba

Martin Guevara

Cuba-Pope Ismael Francisco 2
El Papa en la Plaza de la Revolución. Foto: Ismael Francisco/cubadebate.cu

HAVANA TIMES – Hoy, una mezcla de militantes del Partido Comunista, con cristianos no disidentes, cantaron el Aleluya en la Plaza de la Revolución, en un sitio que no le pertenece a Fidel ni a Raúl, sino a todos los revolucionarios, independentistas, cristianos o ateos que lucharon, y a muchos que murieron por algo más que disfrutar del poder perennemente.

¡Vaya avance!

Lo deseable hoy para la Perla del Caribe son cambios positivos, que la sitúe en una senda progresista, necesitan Silicon Valley, no el Vaticano con su doctrina teóricamente humanista aunque medieval, pero en la práctica machista, misógina, clasista, avara y,sobre todo, la institución más anti democrática de Occidente.

Déjense de Aleluya, lo que necesita Cuba no es cambiar un opio por otro, precisa democracia, debate, polémica, pesquisa, modernidad, mucha modernidad y, sobre todo, libertad infinita.

Aunque en honor a la verdad, la gente prefiere a esos nuevos portadores de una verdad indiscutible y única, hablando un solo día muy de vez en vez, que a Fidel cada fin de semana, cuatro horas. Además esperan alguna palabra de aliento y postura no oficialista de parte del Papa, y seguro que de parte de Bergoglio la tendrán, es un buen hombre, pero Cuba lo menos que necesita hoy es cambiar una fe ciega en una ficción por otra.

Bergoglio tiene algo grande, como lo tiene Obama; son personalidades emergentes para salvar al sistema que los engendró, con un discurso crítico, pero tendiente a rescatar la mayor parte sacrificando lo necesario.

Uno “aggiorna” a la Iglesia, el otro al capitalismo. Pero no por dicha razón merecen ser acusados de falsos, ambos creen en la humanidad, en la concordia, en que el hombre puede ser amigo del hombre y, en todo caso, con respecto a Cuba, están mostrando nobleza y generosidad; pero hay que decir que los cubanos necesitan algo más, llevan mucho tiempo privados de casi todo lo que disfruta el mundo moderno, imperfecto pero libre; eso sí, ya les toca a ellos decidir cual será el sentido del cambio que darán a sus vidas.

Me quedo reflexionando sobre las palabras con que Bergoglio concluyó su intervención dominical post revolucionaria: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

Me dejan una sensación ambigua. Por un lado es una frase grandilocuente, hasta bonita, pero muy similar a los lemas acostumbrados en la Isla, que juzgan quién sirve y quién no, quién es el elegido y quién el fariseo, y casualmente dichas, ora por un dirigente que vive en la abundancia y en el poder absoluto, ora por otro que vive en un Estado que cuenta con riquezas como para alimentar durante cinco generaciones a toda la humanidad.

Les diría:

Bergoglio, Raúl, Fidel, sepan que para vivir, está tan capacitado quien sirve a lo que ustedes consideran acertado, como quien no lo hace, sea porque no puede o simplemente no quiere.

Tiene el mismo derecho a vivir quien encuentra satisfacción en entregarse a una causa, que quien prefiere disfrutar de su sofá, de un buen banquete o de cualquiera de los placeres mundanos, como sucedáneos más socorridos e inmediatos de esa abstracta, intangible y, a menudo, etérea ilusión bautizada como “felicidad”.

Tiene el mismo derecho a vivir quien interpreta el martirio, el sacrificio, la obediencia, la fe, la mansedumbre ante los jerarcas, como un modo de hacer el bien, que quien cree hacerlo experimentando la rebeldía, la duda, la búsqueda de valores, de belleza, de placer, de felicidad, de confort, de ruptura con lo establecido.

Al ver a los militantes comunistas, otrora represores de los religiosos, cantando Aleluya, y ayer en la recepción del Papa gritando “Cristo vive”, no pude evitar recordar aquellas frases que me solían decir diferentes autoridades en Cuba ante algún que otro desacato doméstico propio de la juventud: “Si tu tío se levanta de la tumba y te ve se vuelve a morir”.

Hoy, como entonces, pienso que quizás aquello fuese un poco exagerado, se me ocurre que Ernesto aprovecharía el fenómeno de haber resucitado para eventos más trascendentes o simplemente placenteros que por una indisciplina ordinaria de su sobrino.

Sin embargo, tras ver esta obra bufa, creo que si mi tío se levantase de la tumba y viese todo lo que han hecho y están haciendo sus excompañeros y colegas Fidel y Raúl, probablemente volviese a morir de un disgusto, pero antes seguramente les dedicaría algunos epítetos, unas miradas torvas y no poco plomo.

Por otro lado, pensé: ¿tanta represión, tantas carencias, tanta prisión, tanta prohibición, tantos abusos, para llegar a esto?

¿Tanto lío para esto?

Al cabo de estas interrogantes y asociaciones, me encontré de súbito tarareando “Mixed Emotions”, de los Rolling Stones, que también quieren visitar Cuba el año próximo en marzo, y dar un concierto a todo trapo en el estadio Latinoamericano.

He de admitir que a esa homilía, aunque se llenase de delatores del Partido, de oportunistas del CDR, aunque fuese Raúl a bailar al son de Honky Tonk Woman, si me lo permitiesen, asistiría con mucho gusto, como fiel feligrés de sus majestades satánicas.

Todos tenemos nuestras debilidades.


23 thoughts on “Emociones mezcladas con la visita del papa a Cuba

  • el 23 septiembre, 2015 a las 4:32 pm
    Permalink

    Así mismo, Miranda

    Este mes no se gana la jaba…..

  • el 22 septiembre, 2015 a las 2:17 pm
    Permalink

    Que qué tú dices mi social??? ¿Qué el pueblo cubano tiene una alta estima por el Vaticano? Te faltó decir que Fidel y Raúl también!! Y sí, claro como no, el pueblo está loco pro cualquier cosa que le tire una ilusión y los acerque a un billete, pero esa no es la cuestión, la cuestión es que lo que menos precio el pueblo es otro dogma medieval ( con medieval me refiero las formas feudales que predominaron en la conquista de Europa por el cristianismo, cuando el siervo de la gleba no sólo pagaba por sus deberes al señor feudal sino también pagaba diezmos a la Iglesia y debía comprar indulgencias para salvarse del purgatorio, quien lo no lo hacía caía fácilmente en desgracia como hereje y le esperaban los peores tormentos y la muerte más dolorosa, hasta que salió la escisión de Lutero y de Calvino) anacrónico y brutalmente machista, clasista y vuelvo a lo mismo por wi quedó duda, también campeón en avaricia. Esos son los segundos más ricos del planeta , los primeros los visitará Raúl en breve. Se cansó de novias pobres!!!

  • el 22 septiembre, 2015 a las 12:30 pm
    Permalink

    Mentiras!!, el mismo Lombardi confirmó que fueron invitadas a la misa.

  • el 22 septiembre, 2015 a las 9:33 am
    Permalink

    Isidro, hablaba del opio como metáfora y como fármaco, no de los Fumadores de opio en China en aquella época. . Curiosamente fue legal en Estados Unidos hasta el año 1915 . Se vendía en Farmacias.

  • el 22 septiembre, 2015 a las 8:17 am
    Permalink

    Ojo con el opio (ya que el tema viene a cuentas), que por imponer su consumo Inglaterra y Francia se fueron a dos guerras contra la última dinastía china, la Qing, que intentaba librar a su población de los perniciosos efectos del narcótico, que además consumía altos emolumentos de la población local. Es decir, hace apenas 160 años el civilizado Occidente impuso por la fuerza de las armas el consumo de drogas a una nación independiente.

  • el 22 septiembre, 2015 a las 8:13 am
    Permalink

    Esas señoras no iban a la misa, intentaron romper el cordón de seguridad de la nunciatura para entrar por la fuerza

  • el 22 septiembre, 2015 a las 8:03 am
    Permalink

    Martin y Marlene

    El 80% de del pueblo cubano tiene una alta valoración del Papa Francisco. Se han preguntado ustedes, ¿Por que? ¿Sera por su critica al capitalismo?, ¿por su posición al calentamiento global? No, ¿verdad?. Como un pueblo que ha sido adoctrinado desde la cuna contra la religión, el clero y todo lo que huela a “idealismo” filosófico, puede tener esa opinión tan favorable. Todo esto del opio, el machismo, el banco del Vaticano etc, a los cubanos no les parece gran cosa como a ustedes. El Papa Francisco tiene esa alta simpatía principalmente por dos cosas; Su rol como puente e intermediario entre el gobierno cubano y los EEUU y su posición contraria el embargo económico.

    El 70% del pueblo también tiene una alta valoración de la Iglesia católica cubana. Por supuesto que ni remotamente eso quiere decir que sean católicos ni mucho menos practicante. Pero la tiene. ¿Por que? De pensar como ustedes, ¿la tendrían? No sera que la Iglesia desde hace ya décadas, (mucho antes que Francisco), decía lo mismo ademas de poner el énfasis en el Dialogo y la Reconciliación como la toma de posición y actitud que debía tener los cubanos para resolver el conflicto nacional. Ese es su papel; Dar una orientación al pueblo desde la visión Cristiana. Y ahí están las cartas pastorales, homilías, etc que lo prueban. Tanto los católicos practicantes como los que no lo son pueden adherirse a ella o no. Pero esta abierta a todos. Y por favor no me saquen mas a las Damas de Blanco como cosa suya, porque quien auspicio a las damas desde un principio fue precisamente la Iglesia Católica.

    Hoy por hoy hay dos posiciones; los que asumen esa actitud, si, de dialogo, reconciliación y de posible negociación con el Gobierno y los que no. Si ustedes están entre los últimos pues díganlo claramente, pero déjense de tanto anticlericalismo barato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *