Janis Hernandez

HAVANA TIMES — El tema de este escrito es la política migratoria en Cuba, y sus esperados “posibles cambios”, que tiene a mucha gente en expectativa, desde que en el pasado Congreso del Partido Comunista, se anunciaran las transformaciones en este asunto social, tan importante. Visa, pasaporte, boleto, palabras tan comunes (para casi toda la población mundial), acá son una suerte de quimera.

El pasaporte, ese documento que acredita la nacionalidad e identidad del titular, y que le permite viajar de un país a otro, es un documento raro y ajeno para la mayoría de los cubanos. Solo cuando se recibe una carta de invitación para viajar al extranjero (de un amigo, un amante o familiar); o cuando por el centro laboral o de estudio se te asigna un viaje de colaboración o de superación o cuando te ganas una beca.

Solo en estas circunstancias, un cubano atravesará el umbral de las Oficinas de Inmigración y Extranjería a solicitar un pasaporte, por el que pagará 55 c.u.c.

Es lógico pensar que como las opciones de viajar son tan remotas, nadie gastaría 55 c.u.c (el equivalente a $1375 pesos cubanos), solo por decir que tiene un pasaporte a menos que su posibilidad de viaje no sea un hecho.

Sin embargo a una amiga, el dichoso pasaporte, le costó bien caro. Ella estaba optando por una beca en España, y para ello llenó el formulario que le pedían, con toda la documentación pertinente; pero hubo un espacio que dejó sin llenar, el del número de pasaporte.

Mi amiga poseía todos los requisitos para ganar una plaza, su curriculum era contundente y clasificaba en todo lo demás, quedó finalista en la primera selección, pero le enviaron un email, pidiéndole su número de pasaporte inmediatamente.

Ella explicó las especificidades de este trámite en Cuba y les explicó que de todas maneras aunque lo solicitara ese mismo días demorarían 15 días en dárselo. Creyó con esto convencer al Comité de selección español.

Justamente a la semana se hicieron públicos los resultados on-line. Mi amiga no estaba en el listado, pero tenía un correo en su bandeja de entrada. El Comité de selección lamentaba su caso, era idónea para matricular, pero se había saltado un detalle burocrático imprescindible, ella no tiene pasaporte.

 

13 thoughts on “Ella no tiene un pasaporte

  • En esta islita todo es posible…. Si no me creen leanse los nuevos cambios en las Regulaciones Aduanales.. jejeje es para morirse de la risa, hace mucho tiempo que en este pais no sale una ley que al final de una forma u otra no sea para joder a la gente….

  • María González ha expresado exactamente lo que piensa la mayoría del exilio… Le enviamos un poco de dinero a los familiares para que sobrevivan (aun a sabiendas de que ese dinero resultará, al final, parte de la divisa que se utiliza para esclavizarlos más)…

    Pero renunciamos a ir a la isla esclava como respuesta a la falta de libertad y la constante extorsión a que son sometidos los emigrados/exiliados/escapados…

  • No entiendo ni entendere como el precio del pasaporte cueste en CUC, 55.00, ese es el primer robo a la cara, lo segundo que solo te dura 6 años y renobarlo cada dos con un precio de 20.00 cuc. Con ese precio es para que te durara por lo menos 15 años. Lo de la carta de invitacion, el permiso de salida, todo esto hacen una buena suma de dinero, por tanto este gobierno le esta extorcionando a sus ciudadanos para poder vivir ellos, eso si es mafia papi.

  • Poniendo las cosas en el contexto, en cualquier lugar del mundo, el ciudadano comun hace el tramite del pasaporte si tiene planes de viajar.El costo no creo que sea el factor determinante. Definitivamente el costo del pasaporte con relacion al poder adquisitivo del ciudadano cubano es alto. Pero en mi opinion, no diria que es el factor determinante para que la gente viaje o no. Esta el tema del permiso de salida (tarjeta blanca), el cual espero que mas pronto que tarde sea eliminado. Pero tambien esta el tema de obtener un visado, que para los cubanos es una barrera en muchos casos casi infranqueable y por seupuesto, el aspecto financiero, que es comun a todos los ciudadanos de este planeta. Ah, y el tema de la doble ciudadania pues tiene tela por donde cortar. Algunos paises tambien le exigen a sus ciudadanos usar el pasaporte de su pais de nacimiento independientemente de que tengan otra ciudadania. Otros simplemente no permiten a sus ciudadanos aquirir otra ciudadania una vez que tienen la del pais de residenca, so pena de perderla. En el caso de Cuba, la razon para no reconocer otra ciudadania es basicamente para obligarte a pagar por el pasaporte (que para los residentes en el exterior es sumamente e injustificadamente caro) y ademas pagar por las leoninas extensiones (tambien ridiculamente caras) La unica razon, como habran adivinado, es puramente economica. Por otra parte, lo que mas me molesta es que en Cuba tenemos deberes pero no derechos. No tenemos el derecho de volver a residir en el pais si lo deseamos y por ahi, todo lo que se deriva de ello. Hay que empezar por cambiar eso y entonces si estaremos de reforma migratoria.

  • Cada vez que escucho todo esto me siento tan impotente, en cuba no existen sueños, no existen metas debes vivir el momento y debes hacer lo que te dicen eres un robot, no pienses, no sueñes, no hagas, no viajes, no vivas solo haz lo que te digo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *