El significado del saludo entre Raúl y Obama

Esteban Morales

Barack Obama y Raúl Castro hace dos semanas en los funerales de Nelson Mandela. Photo: SABC

HAVANA TIMES — El reciente saludo que se dieron Raúl Castro y Barak Obama en los funerales de Nelson Mandela, no paso de ser un saludo. No había tiempo para más. Pero no fue una casualidad, se saludaron de verdad.

Esas cosas ocurren o no ocurren, pero no se producen por casualidad. O esta la voluntad expresa de hacerlo, o simplemente no ocurre. Las casualidades en estos casos, no están calculadas. O nadie las puede construir. Aunque alguien lo haya preparado, nadie se atreve a provocarlo si ambos no han manifestado su acuerdo. Mucho menos si ambos no saben que el otro va a reciprocar, porque a nadie le gusta hacer el ridículo.

Tampoco tiene lugar por simple educación. Ambos países llevan muchos años  enfrentándose, por lo que si uno de los dos no hubiera deseado saludarse, era suficiente, para que el saludo no se hubiera producido.

Tampoco me parece que existe contradicción alguna en haberse saludado y que Obama ahora haya decidido, si la decisión fue del Presidente Obama, ponerle la multa de 100 millones de dólares y 72 millones de euros al Royal Bank of Scotland.

Porque si Estados Unidos, en particular, Obama vio la oportunidad de hacerlo, no tenía por qué hacerse el tonto ni dejárnosla pasar. Pues Obama ha dicho que mantendrá el bloqueo y eso va a funcionar así, hasta que el Presidente de Estados Unidos no decida otra cosa.

Tampoco es contradictorio que el Barco Semester At Sea haya venido a Cuba de Nuevo después de 8 años de prohibición, ni que hayan comenzado a venir de nuevo los Cruceros de Turismo. Todo está dentro de la lógica, que desde principios del 2009, Obama ha decidido seguir en la política con Cuba.

También ambos países conversan sobre correos y migración. Además, permiten licencias para que estudiantes vengan a Cuba y conversan en la base de Guantánamo para evitar incidentes desagradables. Como decimos de este lado” Lo cortés no quita lo valiente”.

O es que acaso vamos a pensar, que el gesto de Obama hacia Raúl, es un síntoma de aflojamiento en la agresividad de su  actual  política hacia Cuba.

No hay porque especular, el gesto de Obama, reciprocado por Raúl, entra en el escenario de la política que el Presidente ha querido seguir con Cuba hasta ahora y sería un error adelantarse a concluir que el saludo de Obama va más allá de lo que ha deseado hacer.

A lo que si debemos esperar, es a que Obama termine de aclarar que quiso decir cuando en Miami dijo que hay que “reactualizar la política hacia Cuba.” A eso si vale la pena seguirle los pasos, para ver que viene después.

Cuba, por su parte, fortaleciéndose cada día y esperando  en activo, para saber si lo del saludo de Obama fue solo un gesto educado, amistoso o cínico.

Seguir y compartir:
Pin Share


23 thoughts on “El significado del saludo entre Raúl y Obama

  • Esteban, tengo entendido que Ud es un estudioso de américa y me sorprende este fragmento de oración.
    “hasta que el Presidente de Estados Unidos no decida otra cosa.”
    Debe Ud saber que en muchos casos el presidente no es quien decide. Hay un congreso que tiene que decidir mucho antes que el.
    Con respecto a “Ambos países llevan muchos años enfrentándose,” corrieron por mi mente imágenes como el guapo de solar Bernabe no se si le recuerda de la TV cubana (San Nicolas del Peladero). Te acuerdas de aquello de “- Amarrame que lo mato” de esa guapería de barrio barata y bravucona? Esa es la misma guapería y confrontación que la elite Cubana busco con Estados Unidos en estos años y esto me recuerda un proverbio latín que traducido al español dice “El águila no anda cazando moscas pero si alguna entra a su augusta boca ahí termina su existencia”.

    Recuerde Ud que afortunadamente presidentes en este país no son dictadores como en el suyo. Tienen que tener la aprobación de un congreso para actuar. Es eso lo que hace difícil una mejor relación entre otras cosas pues esta mejor relación está condicionada por las acciones que el gobierno Cubano toma contra sus propios ciudadanos. El gobierno Cubano necesita hacer creo yo más cambios. Especialmente en los derechos humanos. Que se permita el pensamiento y opinión diferente y la libertad plena de los ciudadanos. Creo que Ud mismo a sido víctima de esta falta de libertad de que hablo y sabe bien a lo que me refiero.

  • Señor Morales:

    Me extraña, sabiendo su nivel académico que no sepa que la permanencia, o no, del embargo no la “decide” el presidente, sino el senado: Aquí existe la división de poderes. Y es de verdad. Y funciona.

    Por otra parte, la posición del gobierno de EEUu con respecto al gobierno cubano fue definida muy claramente por el Departamento de Estado recientemente: No havbra conversaciones mientras en Cuba no se avance en el respero a los derechos humanos. Más claro, ni el agua; porque la triste realidad es que, mientras los líderes mundiales entonaban loas a la labor unificadora de Mandela, el gobierno de Cuba se llenaba de fango (Por no decir de otra cosa), ejerciendo su habitual política de represión neofascista a través de las turbas, frente a casa de Antonio Rodiles. La imagen de este cubano llevado por cuatro cinco testaferros, mientras otro le daba patadas ha recorrido la red. Incluso algunos de los estudiantes del barco norteamericano a que hace referencia presenciaron espantados la infamia.

    El que “Cuba se fortalece cada día”, creo que no pasa de ser otra consigna ¿Verdad? :El panorama económico pinta gris con pespuntes negros: Ha habido menos turismo del esperado; el azúcar y el níquel parece que van a bajar de precio; el crecimiento económico no fue el esperado; la situación económica de Venezuela empeora casi por día; y el volumen de inversiones extranjeras está lejos de ser el que quisiera el gobierno cubano.. La cosa no pinta muy bien para el 2014, y eso Ud lo sabe.

    Y no, tiene razón al pensar que la actitud del gobierno de EEUU no va a cambiar en esencia. EEUU ha sido el único país de esta mundo tan lleno de doble rasero, que ha sido consecuente en tratar al gobierno cubano como lo que es: Una dictadura que ha secuestrado el estado de derecho, violadora contumaz de los derechos humanos, represora de sus propios ciudadanos, corrupta y aliada de cuanto terrorista y enemigo de EEUU ha podido ser.

    De todas formas hay cosas que se caen por su propio peso; y hay una cosa que Ud no aclara cuando habla de la multa al banco: Eran transacciones encubiertas, o sea, ilegales según los pará metros del propio banco. fue por ello que la dirección del banco (Y Ud tampoco l,o dice) pidió disculpas y prometió reforzar loos controles internos. Si no lo sabía, o no lo publicó el Granma, pues entérese, aunque no sé por qué me imagino que esas omisiones no son casuales.

  • Bernabé (Enrique Arredondo) no era de San Nicolás del Peladero sino de Detrás de la Fachada.

    Por lo demás, este artículo no merece comentario alguno, es un bodrio sin valor, un panfleto light.

  • Pues yo sigo admirando mucho a Angela Merkel que trató al dictadorcillo como se merecía: como un cero bien a la izquierda. De esos que no valen nada pero que cuando se multiplican por cualquier cosa: entiéndase Venezuela, Bolivia, Ecuador, etc, convierten todo en una gran tragedia para la Humanidad.

  • ¡Ah! me faltó decir que estoy totalmente de acuerdo con los comentarios de los estimados Julio de la Yncera y jorgealejandro1.

  • Esteban claro que ese saludo no fue casualidad, ya ese tema se discutio bien elaboradamente cuando paso, no entiendo porque tocarlo de nuevo, a no ser para seguir con el barrenillo de que EU acabe de reactualizar la política hacia Cuba, increiblemente que los cubanos esten a la espera de ver lo que significo un mierdero saludo entre estos dos mequetrefes, Obama puede desear lo que a el le de su gana, lo que el no puede es violar la constitucion, en bastante enrredo ya esta metido aqui en su pais, por eso mismo, por socialistoide e izquierdoso que es, queriendo crear un sistema socialista en el pais mas capitalista del planeta, queriendo acostumbrar a los americanos a que se conviertan en parasitos del gobierno y si hubiese podido cambiar la constitucion para gobernar 8 an`os mas y de levantar el embargo lo hubiese hecho, pero pasa que en este pais la cosa no es de caudillos.

    Yo que ustedes seguiria adelante con ese fortalecimiento, sigan dandole mente a como reformar su socialismo anhelado, felices con los amigos que tienen en todo el globo, empiecen a pedir visas para China para que aprendan como se es comunista y capitalista a la vez y de verdad no dejen que los EU les paralicen sus planes. Total para que querer ser amigos del pais que lo unico que apetece es la anexion.

  • Mi visión es que las “paces” entre ambos países se harán cuando EEUU entienda que, de algún modo, Cuba le resulta “necesaria”. Ha sido con este talante que los políticos en Washington han actualizado casi todas sus relaciones con países a los que en algún momento consideraron enemigos, amenazas, o simplemente inamistosos. No creo que nadie desconozca el fiero pragmatismo que dicta las políticas en la Casa Blanca.

    La particularidad con el caso cubano es que su intríngulis parece rebasar el marco de la consabida división de poderes. Planeando bajo sobre las cabezas de Congreso y la Presidencia misma parece cernirse una corona de gavilanes, encarnada en las capacidades de cabildeo que detenta el omnipotente lobby cubanoamericano y la ultraderecha local, cortada por el patrón a lo Jesse Helms. Imposible despreciar la presión que estos dos últimos grupos han ejercido sobre los estamentos de poder mencionados. Muestra de ello es que demócratas y republicanos muestran matices diversos al tratar el caso Cuba, pero nunca al punto de levantar las sanciones. La mancuerna política mencionada siempre se las arregla para arrinconarlos a su gusto. En 1960 enarbolaban como bandera las nacionalizaciones; hoy son los derechos humanos, pero lo que perdura es la esencia de echar abajo al Gobierno en La Habana mediante una guerra que ha tenido muchas caras.

    Ahora, a diferencia de lo que se plantea aquí, sí pienso que Obama puede mover ciertos hilos. No olvidar que cuando el Congreso insistía con todas sus fuerzas en aplicar sanciones a la Sudáfrica del apartheid, el muy conservador Ronald Reagan los amenazó una y otra vez con vetar cualquier resolución en ese sentido. Y bien que logró acallarlos.

    Y en lo que a Cuba respecta, es la hora del pragmatismo.

  • Estimado Isidro,

    Sabes que he mencionado antes por acá que en realidad me gustaría una mejor relación entre Estados Unidos y Cuba y todavía pienso que ese es el mejor camino para cambiar al gobierno Cubano en algo mejor. Simplificando y destilando el razonamiento es sencillo arribar a esta misma conclusión ya que casi medio siglo de lo totalmente opuesto no ha producido resultado alguno.
    Ahora bien, me he leído y releído la lista de derechos en los derechos humanos. Y sinceramente, si cumplir con estos es algo que pone en peligro la existencia de el gobierno Cubano entonces se deriva con la misma naturalidad que ese gobierno no es un gobierno del pueblo y que no es un gobierno de el que los cubanos todos aprueben. Si ellos pueden demostrar que realmente pueden ganar elecciones justas frente a la competencia de otras ideas y que no son una imposición dictatorial al pueblo de Cuba entonces otro gallo cantaría.

    Hay desafortunadamente cierta inercia que es muy difícil de vencer. Creo sentir que la corriente está cambiando hacia la misma posición que tengo con respecto a las relaciones y el embargo pero esto ocurre con la misma velocidad de los cambios que Raul hace en Cuba es decir con la velocidad del paso de una hormiga que se mueve en cámara lenta. Para mi es evidente que el gobierno de Raul Castro esta buscando mas tiempo de existencia en un barco que se hunde al abismo. Más tiempo en el poder. Mientras, en Cuba sabemos todos lo que pasa. Y el pueblo cubano es quien necesita y sufre estoicamente las consecuencias.
    Creo que para la elite Cubana a estas alturas se han dado cuenta que “socialismo” al estilo estalinista que no es más que un capitalismo monopolista de estado no funciona y no produce resultados. Y esa es la razón creo por la cual finalmente están cambiando algo. Están volviendo sobre sus pasos y deshaciendo los miles de prohibiciones absurdas que el gobierno de el hermano mayor instauró en su régimen. Y de las cuales el actual gobernante también fue y es responsable pues fue parte de ese gobierno.
    Isidro, creo que hacer los cambios que vemos ahora debieron ocurrir mucho mucho antes de ahora y con mucha mayor velocidad. Era evidente para mi en 1989 y mucho antes aun siendo muchacho que el sistema no funciona y no funcionaria nunca. No es un sistema que puede funcionar. Y esto no tiene nada que ver con embargo ni con relaciones malas y agrias con Estados Unidos. Es una propiedad intrínseca del sistema.

    Es evidente consecuencia del accionar no muy lejano de este gobierno. Que ellos quieren permanecer en control absoluto. Y creo que no están dispuestos a renunciar al poder. Tenemos así a nuestro país con una pequeña clase elite enquistada en el poder.

    Como salir de esto?
    Creo que lo estamos haciendo. Cuando expresamos nuestro desacuerdo con las políticas del gobierno y hay muchas cosas mas que se pueden hacer.

  • Isidro:

    Si tú te piensas que las sanciones contra Cuba no son más que obra de los senadores o representantes de origen cubano, estás frito, porque esos que allá llaman “mafia” representan a millones de votantes que apòyan su gestión, sean cubanos en el exilio o no. El año en que Obama corrió por primera vez, que fue un año claramente demócrata, Lincon Díaz Balart salió electo en su distrito con un por ciento superior al que le dio a Obama la presidencia en el país. Y aquí no solo votan los que vinieron en los 60 (Los que quedan).

    El exilio cubano es anticastrista: Aquí hay gente que ha sufrido casi de todo, y a la que le hicieron en Cuba cualquier cantidad de barbaridades, sin ser delincuentes, ni nada parecido, gentes que han perdido familiares, víctimas de la reconcentración cuando lo del Escambray que jamás cogió un arma en sus manos, ni se había metido en nada, víctimas de los actos de repudio; víctimas de maltratos y vejámenes en las cárceles. Aquí hay dos presos cubano que sufrieron más años de cárcel que Mandela: Mario Chanes de Armas (30 años de prisión); y Eusebio Peñalver (28 años). Esto, sin contar los que, como un servidor, salimos asqueados de aquel sistema de porquería, y que tuvimos que ver, y en ocasiones, soportar, lo absurdo de ese régimen.

    Es por ello que los cabilderos del régimen,(Porque hay cuatro descarados que son cabilderos castristas) apoyados por unos cuantos diz que exiliados “económicos” (Pero que no dejan de coger las ayudas que les garantiza el estatus de refugiado), y dos o tres bandoleros que lucran con los precios de estafa que tenemos que pagar a quí por ir a Cuba o mandar algo; más ese tipo de gente que en cualquier sistema siempre son unos mierda y pescan en río revuelto, no tienen fuerza ninguna; ni son representativos del exilio.

    Ahora hay una nueva táctica del gobierno cubano para coger dólares: tratar de hacer creer que la gente no se va por estar en desacuerdo con el sistema. ahora todo el mundo se va solo por llenarse el buche ¡Qué bonito! Ahora quieren borrón y mucha cuenta nueva, eso sí, pero con la condición sine qua non de mantener el trono a toda costa. Mantener a la tiranía con los dólares de los emigrados es el nuevo plan del gobierno parásito de los Castro.

    Y tu vienes a hablar de “pragamatismo”. Los americanos serán muy pragmáticos, pero todo el mundo pudo ver lo que pasaba en Cuba el día de los derechos humanos, incluso un grupo de los estudiantes nortreamericanos que estaban de visita allá, lo pudo comprobar en vivo y en directo. Ningún político con tres dedos de frente aquí, sea republicano o sea demócrata,puede pararse en público para justificar semejante infamia; y, mucho menos al gobierno que la permite y la organiza. ¿Pragmtismo para qué? ¿Para que sigan los actos de repudio, el secuestro de las libertades y derechos civiles, la ausencia de estado de derecho, el gobierno de una dinastía familiar por medio siglo más; la falta de democracia?. Lo siento, pero ya el Departamento de estado lo dijo más que claro: Tiene que mejorar la situación de los derechos humanos, si aspiran a conversar en serio con el gobierno de EEUU. en el supuesto caso de que esas conversaciones se dieran; es más, si les levantaran ahora mismo las sanciones ¿Habría en cuba la democracia que la mayoría de los cubanos desean; habría garantía para las libertades que la mayoría de este mundo goza, habría pluripartidismo y elecciones libres? Habría que ser muy idiota para tragarse ese cuento. La historia de Cuba ha demostrado que la época de menos crisis económica en la Cuba castrista ha sido la época más caracterizada por la represión y la falta de libertad, no lo contrario. Y hay una verdad como un templo: El gobierno castrista no representa a todos los cubanos

    Por ello todos los que vienen con el descaro y la muela para tapar la verdadera intención, que es apuntalar a la tiranía, están abocados al fracaso. A las tiranías no se les premia, por ello considero que las sanciones están muy requetebién puestas. ¿No pedía el AlBA, con el apoyo de Cuba un bloqueo contra Honduras? ¿Quién de los “progre” protestó? ¿De qué se quejan?. Yo no creo razonable levantarle las sanciones al gobierno cubano en estos momentos: No han demostrado que se lo merecen.

  • “Hay desafortunadamente cierta inercia que es muy difícil de vencer”

    Julio, creo que has dicho una frase clave. Pienso que tanto el Gobierno como buena parte de la ciudadanía en Cuba están al tanto de esa impedimenta. Nos costará bastante como sociedad superar ese escollo, que deriva de una larga acumulación de factores. Ahora, sostengo que estamos en una coyuntura favorable para evolucionar, por la sencilla razón de que Cuba no puede seguir por el rumbo que iba hasta hace poco. Entiendo que la opción es cambiar – incluida la recuperación gradual de todas esas prerrogativas que mencionas- o irnos derecho al vacío.

  • Jorgealejandro:

    Si optas por ignorar la capacidad de los lobbies para actuar sobre el Gobierno de EEUU, entonces estás “pasado por agua”. Esa ha sido tradición de la política norteamericana desde hace mucho. ¿Acaso negarás la fuerza arrolladora que ejerce el lobby judío en el diseño de las políticas de Washington hacia el Medio Oriente, al punto de que no hay mandatario estadounidense, demócrata o republicano, que no inicie su mandato congraciándose con esa comunidad en casa y con Israel? ¿Por qué debería ser distinto con el caso cubano, cuando es reconocida la pujanza de sus punteros en la economía del país del Norte? Y ya sabemos que la economía hace fe ante la politica.

    Desde que Kenendy tomó el poder, comenzaron los intensos trajines para otorgar cierta predominancia a cubanos en puestos del Gobierno, con vistas a dar continuidad a las operaciones que la administración Eisenhower había dejado pendientes con la CIA respecto a Cuba. ¿Me vas a decir que la Brigada 2506 se organizó solita en los Everglades, vendiendo limonada para comprar armas? Como aquello salió mal, por las aparentes indecisiones de Kennedy, luego se bajaron con la Operación Mangosta (¿es falsa acaso?) y como parte de esta última, en 1962, la Operación Northwoods (http://www2.gwu.edu/~nsarchiv/news/20010430/doc1.pdf) , de la cual pego enlace aquí para los que quieran refrescar el susodicho documento, ahora desclasificado. Observa que con esta última los cerebros calientes del Pentágono estaban dispuestos a lanzar una agresión contra su propio país, con tal de echarle la culpa a Fidel Castro y propiciar una invasión militar de EEUU a la Isla. Entonces, ¿De qué Cuba terrorista estamos hablando? ¿No estaban los yankis dispuestos además a matar a una pila de cubanitos si les salía bien la Northwoods, privándolos así del primer derecho humano, que debería ser el derecho a la vida?

    Esos, Jorgealejandro, son los detallitos que yo no puedo pasar por alto cuando hablo de relaciones entre Cuba y EEUU. Deseo como el que más la recuperación de todas las libertades en el país que nací, y que el mismo cambie para bien, hacia la prosperidad, la concordia, la pluralidad de pensamiento, de vías de desarrollo, y creo que en eso coincidimos, y aquí dejo la constancia. Pero en lo que si seguiremos distantes, muy distantes, es en el hecho de que para cambiar todo eso no voy a hacerle un guiño cómplice a quien busca avasallarnos.

    Si demuestras con argumentos que he dicho una sola mentira, o que lo citado (documento incluido) es “muela bizca”, te regalo un tanto…

  • isidro:

    No me lo pongas tan fácil. Ningún “puntero” en este país es Castrista, ni necesita, ni necesitó de los Castro para serlo, es más, lo son gracias a que en este país no hay castrismo. El aquello de que en Cuba no se puede hacer lo que en cualquier país de este planeta se hace; ni se puede vivir con los derechos y las libertades normales en este mundo, solo porque se le da gusto a EEUU no pasa de ser una excusa de mierda (Perdóname la expresión, pero es que no cabe otra). EEU tiene muchísima, pero muchísima razón en un montón de cosas que le dice al gobierno cubano, y no la tienes porque sea EEUU quien las diga: La tiene porque son verdades, porque la realidad está ahí para demostrarlas. el problema es que los viejitos, con EEUU o sin EEUU, no quieren soltar el trono. Y, si EEUU tuviera en cuenta, como lo tienes tú, todo lo que los Castro han hecho contra él, empezando por la famosa petición de un golpe nuclear contra su territorio, ya Cuba hubiera desaparecido del mapa.

    Si sigo tu lógica, entonces el hecho de que :”Deseo como el que más la recuperación de todas las libertades en el país que nací, y que el mismo cambie para bien, hacia la prosperidad, la concordia, la pluralidad de pensamiento, de vías de desarrollo”, para citarte textualmente, depende de que EEUU deje de decir eso mismo. ¿O la cosa es que, si eso llega a suceder, el imperio de los viejitos se va al carajo por su propio peso, y eso es lo que se quiere, en el fondo, evitar? no entiendo nada de nada.

    ¿El hecho de que en Cuba haya libertad, prosperidad económica, democracia y estado de derecho significa, necesariamente loa sumisión a EEUU? ¿Dónde está escrito eso? Además, ¿Qué se gana no vendiendo el país a EEUU, si terminan vendiéndoselo a cualquier otro, menos a los cubanos, que es lo que vienen haciendo cada vez más? ¿Hay entregismo bueno y entreguismo malo? Ese es el cuento chino que nos han metido por 55 años para no soltar el poder, y justificar todas las barbaridades que se han hecho y se hacen aún. Los resultados están a la vista: Cuba convertida en un ripio, y el cubano, en un ciudadano de quinta categoría.

  • Tienes toda la razón. Le llame Bernabé por que no recordaba el nombre real del actor pero el papel al que me refería creo fue en San Nicolás del peladero. Con el sargento Arenciavia y Ñico Rutina y el Alcalde y la Alcaldesa con su Agamenon! No recuerdo el nombre del personaje que Arredonde realizo pero sí recuerdo mucho de este programa.

  • Jorgealejandro:

    Creo que hay un punto en el cual nos podríamos trabar en una disquisición bizantina. Para tratar de superar ese obstáculo, que amenaza con desembocar el típicamente cubano arroz con mango, te invito a separar los elementos que ambos defendemos o criticamos en cada caso.

    Partamos de las coincidencias:

    Los cubanos (y aquí hablo de todos) estamos necesitados, urgidos, de recuperar ciertas prerrogativas ciudadanas, que en las últimas décadas han quedado vedadas, limitadas o, cuando menos, sometidas a un talante discrecional, ejercido por las autoridades del país. La explicación del porqué de esta situación varariará según opines tú o lo haga yo, pues desde hace rato ha quedado en claro que los dos hemos vivido una buena parte de nuestras respectivas vidas casi en las antípodas socio-ideo-políticas. Por tanto, cada uno dispone de un lente con color muy específico para interpretar la realidad cubana ¿Voy bien hasta ahí?

    Ahora voy a lo que en apariencia nos distancia:

    La restauración de las prerrogativas de que hablo no deben depender de que un Gobierno extranjero (sea EEUU, como es el caso, o sea cualquier otro) esté ejerciendo presión sobre su homólogo de La Habana. Las relaciones internacionales no se manejan así (a menos que lo que se busque sea un estado de guerra perenne), mucho menos en el mundo globalizado del siglo XXI. EEUU debe comprender que ése no es su papel. Y las diferencias que pueda tener con Cuba debe intentar limarlas mediante el diálogo, como hace ahora mismo con China, que es el caso que conozco ( http://spanish.news.cn/china/2013-08/03/c_132598114.htm). Observa en este enlace que los estadounidenses terminaron por asumir este proceso de diálogo, a la vez que admiten los avances del país asiático en esa esfera. Y eso que aquí no hay actos de repudio, pero al disidente que se hace muy notable no le falta una visita puntual de tropas especiales y una “beca” de largo plazo con doctorado incluido. Entonces, ¿esos principios que enarbola la Casa Blanca (y que deberían ser universales en su esencia), en la práctica son “regionales”, y sólo se aplican a paisitos como nuestra islita del Caribe? Retomando entonces tu cita de si hay entreguismo bueno y malo, te pregunto: ¿Hay limitantes a la libertad individual buenas y malas?

    Para ir redondeando:

    Yo no digo que haya que negar tales derechos porque los exige EEUU, sino que no hay que retomarlos a petición, gusto y ejemplo de ellos. Así de simple. Y la condición para que mejoren las relaciones no puede ser que ellos impongan un proceder.

  • Ah, un detallito. Sobre este aserto tuyo: “si EEUU tuviera en cuenta, como lo tienes tú, todo lo que los Castro han hecho contra él, empezando por la famosa petición de un golpe nuclear contra su territorio, ya Cuba hubiera desaparecido del mapa”.

    Observa que el documento desclasificado del Departamento de Defensa de EEUU, dirigido al entonces secretario de la cartera, Mc Namara, por el Estado Mayor Conjunto, comentando la Operación Northwoods, está fechado el 13 de marzo de 1962. Según los registros históricos, los cohetes rusos no fueron enviados a Cuba hasta junio de ese año. En consecuencia, una pregunta: ¿quién fue el primero en plantearse la desaparición del otro? No pases por alto ese afán de todo ser vivo que se llama supervivencia.

  • Isidro.
    De lo único que dependen la restauración y el respeto a los derechos humanos y a las libertades en Cuba es de que el pueblo un se decida a tomarlas por sí mismo, haya los muertos que haya; o de que el gobierno cubano decida respetarlas por el bien de la nación y de todos sus ciudadanos. Que EEUU o cualquier otro país lo diga, es lo de menos. Pretender que en Cuba el gobierno no las implemtenta porque EEUU o cualquier otro se lo exija, o lo pida, es insultar la inteligencia del menos inteligente de los seres humanos. ¿O es una cuestión de perreta de niño malcriado que dice que no come porque le dicen que coma?. Esa conducta soberbia de los gobernantes cubanos es lo que ha llevado a la nación al desastre en que está. Eso hay que retomarlo, no por EEUU, sino por el bien de los cubanos ¿O es que el ciudadano cubano no importa? Se supone que lo que más importe a un gobernante, sea lo que quiera su pueblo, del que se supone que sea un servidor público, no, lo que diga otro país; pero bueno, ya estamos acostumbrados a ver cómo se pasan el criterio del pueblo por salva sea la parte, y que no haya nadie a quienes le rindan cuenta por ello. Las tiranías son así.

    El meollo de la cuestión está en que, frente al fracaso estrepitoso del modelo que solo lograron mantener gracias a los subsidios soviéticos; o pegándose como una sanguijuela a cualquiero otro idiota que quisiera seguirles el ritmo, los viejitos saben que esos derechos y libertades conducirían a la desaparición de su modelo y a la pérdida de su poder político. eso es todo. Es una dictadura aferrada con garras y dientes al poder, al precio de lo que sea; y, el que se tenga que joder, que se joda. Ellos no quieren soltar el trono. Y en pos de eso, según convenga, esgrimen la guapería barata, el lenguaje de trinchera, o el llantén y el papel de víctimas.

    Y sí, tienes razon en algo: Yo nunca he sido castrista, tú sí.

    Lo que haga EEUU con China o con remangalatuerca, que se lo reclamen los chinos o los remangalaatuercanos. Yo soy cubano, y me interesa, antes que todo, en primer, en segundo y en tercer lugar lo que pase con Cuba. Yo no puedo diluirme en eso. La primera diferencia que hay que resolver urgentemente, es la diferencia entre el gobierno cubano y su propio pueblo al cual no representa en su totalidad en estos momentos que vivimos, y esa es la diferencia que tanto daño le hizo y le hace a los cubanos.

  • Ja, ja…observa que te hice un llamado a no mudarnos para Bizancio…Que he separado nuestras coincidecias de los capítulos en que divergemos, para que notes que no actúo por vano empecinamiento, ni cegado por condicionamiento alguno (que no sea lo que considero el respeto entre estados). Como me parece que no captaste bien la señal, contéstame entonces algo con entera sinceridad: si el precio de que Cuba se “democratice” es que EEUU la invada militarmente, o la someta políticamente por vía de las sanciones, haciendo de ella algo similar a un protectorado, ¿te resultaría aceptable? De tu respuesta dependerá el rumbo de nuestro diálogo…

  • isidro:

    La carta de fidel a Celia donde decía que el sentido de su vida sería pelear contra olos americanos, es de antes de eso.

  • isidro:

    Deja esa muela conmigo, que pareces el Granma: ¿Quién dice que ese tiene que ser el precio? ¿Dónde está escrito eso? eso es puro violín.El único que maneja ese cuento chino es el gobierno de los viejitos para meterle miedo a la gente. Qué someter, ni someter. acuérdate de que, cuando más apuntalado se sentía el gobierno, porque tenían a los rusos a las espaldas, ese fue el momento en que quizás hubo menos libertades en Cuba.

    Eso de que decmocratizar a la sociedad Cuba implica que EEU se trague a Cuba es un cuento para idiotas, ahora, lo que sí implica es que , en unas eleccxiones libres los viejitos no se ganen ni para el chicle. Y a eso sí que le tienen horror, porque en Cuba hace mucho, pero mucho rato que, ni hay revolución, ni manda la mayoría, y eso tú lo sabes tan bien como yo.

    Esa dicotomía de que, o los Castro, o EEUU, ni siquiera merece un análisis serio.¿O los cubanos somos tan cretinos, que ni ser independientes sabemos? No menosprecies de ese modo a tu propia gente.

  • Falleció con 100 años recién cumplidos una auténtica voz de Cuba: La gran Esther Borja. Descanse en paz esta gran cubana, gloria de la cultura nacional. Siempre atesoraré una foto donde aparecemos mi hijo, que entonces era un bebé, y yo, junto a ella; a ese gran pianista que es Nelson Camacho;a la excelente soprano y amiga de muchos años, Lucy Provedo; y esa otra gloria de Cuba que es el maestro Luis Carbonell.

  • Debe ser por eso que le tomaron tanta inquina desde un principio, y que hoy, transcurridos casi 60 años de esa carta, nos cobran a tantos otros cubanos una frase de ocasión.

  • El problema, Jorgealejandro es que, en todo caso, hay varios estilos de “muela”. La mía, para ver si acabo de dejar las cosas claras, es que EEUU NO tiene que meterse en los asuntos cubanos, porque mientras lo siga haciendo, se mantendrá el ambiente caldeado entre ambos países, de un modo u otro. Hoy son Fidel y Raúl y tantos otros, e incluso mucha gente fuera del círculo de gobierno, pero cuando no esté esa generación, habrá otra que tampoco querrá aceptarle la gracia a Washington; como hubo gente con esa idea antes de los actuales. Hoy se hacen llamar comunistas; mañana pueden tener otro nombre. Escoge el que te guste.

    Si tú, en tu empecinamiento por que se caigan los Castro, prefieres pasar por alto un detalle tan trascendente, llamando “mueleros” a quienes nos oponemos a esa suerte que hace 200 años nos vienen cocinando en Washington, yo me declaro desde ahora Muelero Mayor, porque una cosa es bregar por los derechos ciudadanos y otra entregarse en bandeja de plata a esa gente.

    Ahora, ¿cómo puedo clasificar la “muela” que, -por mi parte -, percibo que colocas acá? A mi modo de ver es la muela de los que aún hoy siguen esperanzados en que EEUU les saque las castañas del fuego )y mira que llevan años en eso). Cada vez que los políticos estadounidenses toman una medida contra el Gobierno cubano – y por consiguiente contra tantos compatriotas -, ahí vienen a aplaudir la decisión. Porque todo vale si se trata de apretarle las tuercas al “cosadesa” (creo que le llamas así). Y mientras esa sea la tónica de las relaciones entre los dos países, como te dije hace algún tiempo, agarra tu taburete y siéntate a esperar en el portal con mucha paciencia a que pase el entierro.

    Ah, y no sé en que listado me viste incluido como “castrista”. Confieso que no alcanzo a comprender realmente la extensión del término.

    (Y ¡feliz Año Nuevo!)

  • Isidro:

    Yo no tengo que agarrar ningún taburete: Yo ya me libré del “socialcosadesa”, porque eso tiene de socialismo, lo que yo de obispo. Vuelvo y te repito de nuevo: Justificar el secuestro de las libertades y los derechos civiles en Cuba; y la ausencia de estado de derecho, con las sanciones norteamericanas, es una excusa de mierda de la tiranía. Feliz Año Nuevo para ti también. (Con mucho pato lacado)

Comentarios cerrados.