El significado de una frase: Yo soy Chávez

Elio Delgado Legón

Marcha por Chávez.  Foto: Caridad
Marcha por Chávez. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Una gigantesca concentración de seguidores del presidente venezolano Hugo Rafael Chávez Frías y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se efectuó el pasado 10 de enero en los alrededores del Palacio de Miraflores, en Caracas.

Fue un acto de apoyo al presidente reelecto el 7 de octubre y también una advertencia a los partidos de la oposición, que estaban amenazando con realizar acciones desestabilizadoras.

Me llamaron la atención dos cosas principalmente. Una fue el poder de convocatoria que tiene el partido gobernante, y la otra, ver cómo se repetía en los carteles que portaban los allí reunidos, una frase: Yo soy Chávez.

El significado de esa frase no puede pasar inadvertido para los analistas políticos, ni para los adversarios de la Revolución Bolivariana. Significa que en Venezuela está en marcha una revolución del pueblo y para el pueblo, y que cada uno de esos ciudadanos se considera parte de esa revolución.

No se trata de una consigna vacía, es que Chávez y su partido han penetrado en el corazón del pueblo, que sus ideas han echado raíces y se consolidan y crecen como un árbol gigante que da sombra a todos aquellos que durante más de 200 años estuvieron abandonados a su suerte y a su pobreza, en uno de los países más ricos de nuestra América.

Antes de la Revolución Bolivariana, en Venezuela imperaba el saqueo y la corrupción. Los inmensos recursos que se extraían del subsuelo iban a parar a las arcas de las transnacionales petroleras y a la oligarquía criolla que se los entregaba, pero al pueblo humilde y trabajador no llegaba nada.

Los dos principales partidos de la burguesía se turnaban en el poder, al que accedían con promesas que nunca cumplían. Yo conozco bien esa historia, porque en Cuba sucedía lo mismo antes de la Revolución.

La mayoría del pueblo venezolano carecía de atención médica, de una educación gratuita y de calidad, de acceso a la cultura y al deporte, de viviendas dignas, en fin de una calidad de vida que es posible ofrecer a los hijos de un país que cuenta con enormes riquezas.

Hoy el panorama venezolano ha cambiado sustancialmente. No voy a enumerar todos los beneficios que la Revolución Bolivariana ha traído a su pueblo, porque son muchos y bien conocidos. Sólo quiero señalar que esos beneficios y los que están por venir, responden a las ideas de Hugo Chávez, que han calado en el pueblo y ya nadie podrá arrancarlas.

Chávez está enfermo y lucha por su recuperación en un hospital de Cuba, pero su Revolución no se ha detenido. Los dirigentes que quedaron al frente del gobierno llevan adelante sus ideas. Yo soy Chávez significa que un hombre puede estar ausente de su obra, pero sus ideas están allí, en el corazón de cada venezolano y venezolana; en el corazón de los que dirigen su partido y su gobierno.

Los cuantiosos recursos que produce el país se invierten en mejorar cada día más las condiciones de vida del pueblo. La salud, la educación, la vivienda, la cultura, el deporte, el trabajo, que es lo que más aprecia un pueblo trabajador. Todo eso está recibiendo ese digno pueblo y va a defenderlo hasta las últimas consecuencias.

La Revolución Bolivariana ha beneficiado a todos, no sólo a los más humildes. Los comerciantes y los pequeños industriales también se benefician, porque al mejorar las condiciones de vida y el poder adquisitivo de la población, aumenta el consumo y se reanima la economía.

El mensaje que ha enviado esa concentración del 10 de enero, en la que muchos hombres y mujeres portaban carteles con la frase: Yo soy Chávez, está claro: en el pueblo hay muchos Chávez, y las ideas de Hugo Rafael han prendido y se esparcen como un fuego revolucionario que ya nadie podrá apagar.

11 thoughts on “El significado de una frase: Yo soy Chávez

  • Soy de Capriles de las ideas que Capriles trae para Venezuela. Ahora entiendo la frase y es que porque en los 14 años que lleva la revolucion dicen lo mucho que han hecho pero yo no veo lo que dicen. Alguien mas entiendo lo que pregunto? Gracias!!

  • Da miedo la cara de ese chavista de la foto. Parece que tiene ganas de darle una paliza al primer venezolano que encuentre al que no le guste Chávez.

  • Esto no es el gobernante al servicio del pueblo, sino el pueblo al servicio del gobernante, que se mitifica hasta convertirlo en un semidios con poderes sobrenaturales. Es la política sublimada patológicamente al nivel de la religión.

    Esto es fascismo puro, aunque se disfrace de rojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *