El pueblo cubano necesita ayuda

Foto: Sadiel Mederos

Editorial de El Toque

HAVANA TIMES – Cuba necesita ayuda. No es una campaña mediática. No es un “golpe blando”. No es cosa de “mercenarios” o “cibercombatientes”. No atañe solo a la sociedad civil y al Gobierno. Cuba necesita, con urgencia mayúscula, toda ayuda posible, por encima de credos, ideologías, temores, prejuicios y odios enquistados.

La COVID-19 ha superado el Sistema nacional de Salud. El promedio diario de positividad a la pandemia contra millón de habitantes sobrepasa los números que tuvieron en sus momentos más trágicos países como España, Italia, Estados Unidos, India y Brasil.

El colapso, junto a la falta de medicamentos, impide, además, el normal desempeño del resto de los servicios. Abundan en las redes sociales testimonios desgarradores de personas que han muerto esperando ser atendidos en los hospitales. También, voces de médicos, enfermeros y otro personal sanitario exhaustos, abrumados, sin saber qué más hacer para contener un río de contagios que desborda su capacidad de reacción.

Es irresponsable ahora, desde todo punto de vista, convocar a actos masivos de cualquier signo político o causa. En especial, desde el Gobierno, cuyas autoridades e instituciones tienen el encargo de garantizar la seguridad colectiva y velar por el respeto estricto al protocolo sanitario. Lo único imprescindible en este momento es la supervivencia humana.

Cuba necesita ayuda. Igualmente, que quienes controlan el país lo reconozcan con sinceridad y ejecuten una respuesta que se ajuste a las imperiosas necesidades de hoy. No hay indignidad alguna en pedir apoyo. Dadas las dimensiones de la crisis presente, los auxilios de los aliados políticos no son suficientes ni serán los más abundantes.

Es secundario, ante el drama de la muerte de cientos de personas, enfocarse en cuestionar si la estrategia de enfrentamiento a la pandemia que nos trajo hasta aquí fue la más acertada o no, si se pudo hacer mejor esto o aquello.

Es importante que se realicen análisis, señalar los fallos del protocolo, identificar responsables, aprender, pero sin que la crítica y la denuncia impidan procurar ayuda: la prioridad en este momento. Hay personas que mueren por no tener a mano un oxímetro. Nadie debería debatirse entre denunciarlo y buscar la forma de que lleguen cientos de esos baratos dispositivos a salvar la vida de muchos más.

Tampoco sirven de nada en este momento los apoyos que vengan condicionados por requerimientos irrealizables, como la propuesta que ha esbozado la Administración estadounidense de condicionar la donación de vacunas a que las gestione una organización independiente al Gobierno cubano.

Lo que sirven son las acciones concretas de esa nación que le permitan a la comunidad cubana emigrada movilizarse más para ayudar a los suyos. Restaurar los vuelos a otras ciudades diferentes a La Habana y regularizar el envío de remesas, por ejemplo.

Estados Unidos tiene la mejor y mayor oportunidad de ayudarnos. Por su cercanía, por su capacidad logística, por ser hogar de millones de hermanos y hermanas que piensan y sienten por su país de origen y sus familias.

Sí, puede ser un trago amargo tratar con el mismo Gobierno que reprimió con violencia las protestas del 11 de julio, pero la altura moral está del lado de quien pone las vidas humanas por delante de un diferendo histórico.

Existen antecedentes recientes de medidas tomadas por el Departamento del Tesoro para flexibilizar el acceso a recursos críticos en la contención de la pandemia por países sancionados. Cuba no debería ser la excepción.

Flaco favor hacen los compatriotas que desde cualquier parte del mundo exigen a cubanos necesitados algún pronunciamiento político como condición para enviarles una ayuda que hoy les es vital.

En medio de tanto dolor, inspiran las iniciativas organizadas en Canadá, España, México, de quienes desde la diáspora, con total incondicionalidad y desinterés, han reunido recursos y gestionado su traslado para el pueblo del que en la distancia son parte.

A quienes no deseen entregar materiales en manos de la Administración del país, les quedan a disposición instituciones como la Cruz Roja, las iglesias y las representaciones de organismos internacionales presentes en el país para canalizar esfuerzos.

Miremos al frente. La vida es siempre ahora. Las personas que fallecieron son irrecuperables. Acompañar el dolor de sus familias implica también el deber de evitar que continúen perdiendo miembros, amigos, vecinos.

Si la unidad nacional construida desde la diversidad siempre ha sido deseable, ahora es una urgencia, una cuestión de supervivencia en sentido literal.

La transparencia para explicar en detalle las circunstancias que atravesamos ha sido un anhelo legítimo, un derecho muchas veces reclamado y desoído. Pues, en este minuto es la única forma de intentar restaurar la confianza necesaria para gestionar una crisis extrema que alcanza en Cuba dimensiones políticas, sociales y económicas.

Las iniciativas ciudadanas o gubernamentales que han laborado por provincias como Matanzas, Ciego de Ávila, Holguín, Guantánamo, merecen todo el apoyo y respeto. Multipliquémoslas. 

Cuba necesita ayuda. Que no muera un cubano más por tozudez, soberbia, ignorancia, falta de humildad o de sentido común. Que no sigan contagiándose embarazadas y menores de edad por irresponsabilidad o enajenación de quienes toman las decisiones.

Sería iluso pedirle a alguien que abandone sus creencias y dolores inmediatos. Ni a una familia que reclama la libertad para alguien preso injustamente, ni a un funcionario que cree en su mensaje militante. Pero algo está por encima de todo: la vida. Y la mejor muestra de humanidad es conservarla.

Es también Cuba. Somos todos. Frente a la calamidad y la pandemia, un enemigo invisible que no reconoce filiaciones para matar, la única salida posible es la fraternidad. El margen de maniobra se hace cada día más estrecho. Es ahora.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


4 thoughts on “El pueblo cubano necesita ayuda

  • el 13 agosto, 2021 a las 9:27 am
    Permalink

    El gobierno cubano rechazó, sin ofrecer públicamente sus motivos, aplicar al mecanismo internacional de distribución de vacunas COVAX. Segun la OMS este mecanismo ofrece : 1-Dosis de vacunas para al menos el 20 por ciento de la población de los países, 2- Poner fin a la fase aguda de la pandemia, 3-Papel de los líderes mundiales en la vacuna frente al Covid. iniciativa, que han tenido que reunir a gobiernos, organizaciones mundiales de la salud, científicos, fabricantes, sociedad civil y sector privado para conseguir blindar el acceso a la vacuna frente al nuevo coronavirus. Finalmente, han conseguido una colaboración global en la que están implicados dos tercios del mundo. El gobierno cubano ha excluido a todo el pueblo cubano de la posibilidad de participar en este MECANISMO GLOBAL. Condiderando la crisis sanitaria actual en Cuba, los organismos internacionales, la OMS especialmente, deberia exigir al gobierno de Cuba que explique las RAZONES PARA HABER EXCLUIDO A LOS CUBANOS DEL MECANISMO GLOBAL COVAX.

  • el 13 agosto, 2021 a las 6:33 am
    Permalink

    El pueblo cubano pidio “LIBERTAD”que comprende todas las libertades politicas, economicas y sociales, ademas de “SOS CUBA” que comprende ayuda para las dos crisis: CRISIS SANITARIA Y CRISIS ALIMENTARIA. Las autoridades cubanas han liberado de aranceles solo “EL EQUIPAJE DE LOS VIAJEROS” que comprendan productos alimetarios,medicos y de aseo, pero al mismo tiempo ha fijado una cuarentena de 6 dias en un hotel ademas del pago de las pruebas hasta para personas vacunadas. Es decir, lo que no se paga en aranceles se paga en la cuarentena. SE DEBERIA SOLICITAR A LAS AUTORIDADES INTERNACIONALES QUE INTERVENGAN CON EL OBJETIVO DE EXIGIR AL GOBIERNO DE CUBA QUE EL PUEBLO DE CUBA PUEDA RECIBIR PAQUETES AEREOS Y NAVALES CON MEDICINAS, ASEO Y ALIMENTOS, LIBRES DE IMPUESTOS MIENTRAS DURE LA EMERGENCIA SANITARIA Y ALIMENTARIA.

  • el 13 agosto, 2021 a las 4:12 am
    Permalink

    La OMS para prevenir el Covid 19 aconseja “Lavarse periódica y cuidadosamente las manos con agua y jabón.” La ley de Aduanas de Cuba establece que el paquete internacional con peso superior a 1,5 kg, quien lo recibe tiene que pagar 20 dolares por kilo. Como las medicinas que estan exentas de pago hasta 10 kilos, en crisis pandemica, la aduana de Cuba deberia liberar de pago por recibir el jabon para lavarse las manos. Si el paquete contine medicinas y un jabon, la ley de aduana establece que quien lo recibe tiene que pagar todo el paquete a razon de 20 dolares el kilo. LAS LEY DE ADUANAS DE CUBA SE AJUSTA A LO ESTABLECIDO POR LA OMS?

  • el 12 agosto, 2021 a las 10:33 am
    Permalink

    El pueblo cubano necesita ayuda sanitaria ofrecida por el gobierno de los Estados Unidos de America. Como el gobierno de Cuba en la voz de su entonces Presidente Fidel Castro Ruz ofrecio ayuda al gobiernos de EUA por los desatres del huracan Katrina en el 2005 a la ciudad afroamericana de Nueva Orleans.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *