El presupuesto de los padres y otros temas

Por Irina Pino

Hoy comienza el nuevo año escolar en Cuba.
Hoy comienza el nuevo año escolar en Cuba.

HAVANA TIMES — Hoy comienza el nuevo curso escolar. En los últimos días, mientras los estudiantes seguían disfrutando de sus vacaciones, en playas, fiestas, cines, campismos…, sus padres se preocupaban y les compraban sus materiales y sus mochilas.

Ellos esperan con incertidumbre por el día de la primera reunión, pero ¿de qué se habla ése día? No es otra cosa que hacer el pedido del presupuesto: dinero para comprar ventiladores, pintura, cerrojos para las puertas, telas para cortinas, utensilios de limpieza, y otras minucias.

Todo lo que implica una agradable estancia del estudiante en su aula. De esto seguramente influirán los buenos resultados académicos de dicho alumno (palabras de los maestros).

Por otro lado, hay una generalización en cuanto al nivel adquisitivo: algunos padre son de bajos ingresos (estos no pueden aportar dinero para todo lo que se le pide); y otros presumen de tener el dinero necesario, entregando el dinero requerido y más.

Creo que es válido hacerle al estudiante un lugar acogedor para su condición espiritual y formación en las buenas costumbres, pero lo que es discutible es esta prioridad por encima de las demás: los certeros programas de estudio, la preparación de nuevos y más inteligentes proyectos para el desarrollo.

Incluso hay programas que no se cumplen por ejemplo la educación musical y el idioma inglés. Hay un día de la semana que le llaman de exploración y campismo, y los estudiantes deben ir vestidos de ropa de calle (sin sus uniformes); pero lo que realmente hacen, es exhibirse ante sus compañeros (este tiene tal tenis de marca, el otro un jeans, el otro unas botas).

Pienso que todo este circo va en detrimento de los verdaderos valores morales.

En mis tiempos de estudiante, no existía nada de esto, las aulas y la escuela en general se reparaba con el presupuesto asignado por el estado, en concordancia con los tiempos que corrían.

Ahora hay un desentendimiento total. La reparación corre a cargo de los padres. Mientras en el país se construyen hoteles de cinco estrellas, tiendas y espacios públicos para el consumo en cuc (cada vez más crecientes).

Entonces que queda de la gastada retórica de impulsar la educación. Nada, ni siquiera un vestigio. La gente sabe, pero es como si hubieran perdido la capacidad de discernir y llevar a cabo una solución.


2 thoughts on “El presupuesto de los padres y otros temas

  • el 2 septiembre, 2013 a las 5:30 pm
    Permalink

    Para ser honestos, eso de pedir “ayuda” a los padres comenzó antes incluso del Período Especial, pero se multiplicó con creces después de 1991. Y la verdad es que son pocos los progenitores que quedan indiferentes ante estos pedidos, pues saben que la comodidad y hasta la seguridad de sus hijos depende mucho de lo que sean capaces de aportar a la escuela. Sobre todo en aquellos centros donde una ventana está a punto de caer, o los baños están imposibles. Tal como van las cosas, concluiremos como China, donde por ley la enseñanza primaria es gratuita, pero entre un pequeño pago por aquí y alguna contribución por allá, “para tareas extraescolares y materiales docentes”, los padres terminan desembolsando casi lo mismo que si la escuelita fuera paga.

  • el 2 septiembre, 2013 a las 9:34 am
    Permalink

    Yo llevo mucho afuera de cuba y creo que no entendi lo que se escribe: los padres deben contribuir al presupuesto de la escuela?, es eso real?. si lo es es algo escandaloso. La educacion y la salud publica han sido las dos unicas cosas que en su momento se le atribuyo a la revolucion como un logro. Si realmente es cierto como lo es que se invierten millones en campos de golf, marinas , hoteles, entonces si se puede decir que äpaga y vamos”. De aquello que se llamo revolucion ni la sombra queda. Tanto criticar a los que piden un cambio en el sistema y son ellos mismos los que estan llevando el cambio mucho mas alla de lo imaginable. Siempre los cubanos o no llegamos o nos pasamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *