El poder del miedo

Verónica Vega

HAVANA TIMES — Después de ver un documental sobre Corea del Norte, donde sobrevivientes de una barbarie oficial describen torturas espeluznantes, de tan asfixiante que me resultaba constatar el control que empieza en la mente de miles de seres humanos y termina con la anulación de su autonomía, cuando salí a la calle, miré a mi alrededor y sentí alivio de haber nacido en Cuba.

Pero me olvidaba de que las comparaciones pueden ser engañosas. Sin embargo, muy pronto tuve ocasión de recordarlo.

El 3 de septiembre mi hijo fue al pre universitario donde estudia, en Alamar, para empezar el onceno grado. Por comentarios de sus compañeros, se enteró de que justo los alumnos de once, parten esa primera semana para el campo. Un “detalle” del que no se informó a los padres el curso anterior, ni nadie me mencionó cuando fui  a recoger el papel para comprar su uniforme.

En el matutino, luego de un discurso sobre la obligatoriedad de ir a la escuela al campo y el honor que involucra, se explicó que el verdadero propósito de esta migración es dejar aulas disponibles para recibir a los alumnos de los tecnológicos capitalinos, quienes recibirán seminarios de capacitación para hacer el próximo censo de población.

Luego, los estudiantes de onceno fueron llevados a un aula donde debían firmar un documento que establece su compromiso de ir al campo. Como mi hijo rehusó firmarlo, cuando le preguntó a la vicedirectora cómo podía dejar constancia de su presencia pues no habían tomado asistencia, ella le dijo que al no firmar aquel compromiso, podía considerarse ausente.

Por supuesto que la respuesta me hizo pensar en la bien empotrada maquinaria de coacción que he visto funcionar en Cuba, en cualquier parte. Depender en algún sentido de una institución del estado implica infinitas variantes de presión, que generan temor, incertidumbre, y funcionan ya automáticamente, por supuesto, de arriba hacia abajo.

Ahí se me fue parte del alivio porque Corea del Norte no es el lugar que me rodea. El control que establece el miedo aturdiendo la razón y paralizando la voluntad y por extensión la propia dinámica del desarrollo, es monstruosa donde quiera y como quiera que se aplique.

No me asombró saber que casi el total de los alumnos firmó aquel compromiso sin el conocimiento y menos, el consentimiento de sus padres.

Tienen incorporados resortes de aprensión, ya desde la primaria: “a lo que les pongan en el expediente”, “a que la maestra se ensañe”, “a repetir el grado”, “a que no le den el pre, el tecnológico o el aval para la carrera universitaria…”

En cambio, nadie jamás se ha ocupado de informarles sobre sus derechos.

Tampoco los padres, a quienes este imprevisto de la escuela al campo les crea molestias inesperadas. Oí comentarios de “cómo conseguir una maleta, mi hijo no tiene zapatos y se ha quedado sin ropa, cuánto costará un carro para provincias y de dónde sacar la comida para llevarle el fin de semana…”

Las protestas se limitan a murmullos. Nadie expresa que presionar a un menor  a firmar un compromiso que sus tutores ignoran, es violar la patria potestad.  Ellos también sienten que tienen que obedecer.

Una amiga me comentó que una vez, un extranjero que la visitaba, fotografió el folleto de la Constitución de Cuba, sinceramente asombrado de que semejante documento estuviera al alcance de los cubanos. Él tenía la convicción de que éste estaba inaccesible o prohibido para nosotros.

Ahora, ¿de dónde viene esta idea? Del desconocimiento evidente de nuestras propias leyes, pero peor aún, de la inmensa apatía a cultivarnos cívicamente. Y peor aún: de la convicción de que incluso el conocimiento de las leyes, no nos protegería.

Hace tiempo tuve la oportunidad de publicar en un blog donde (a propósito) se ponían noticias falsas sobre Cuba. Aunque me devané los sesos pensando qué invención periodística podría tener sentido (para mí), no se me ocurrió ninguna.

Pero hoy he tenido el pensamiento de que se puede escribir de lo que se desea alcanzar, describiéndolo como una realidad, aunque sólo sea para invocarla.

Así que yo hablaría del alto sentido de dignidad y autorespeto de los cubanos. De cómo las nuevas generaciones han heredado de sus padres la confianza de que cada uno de ellos cuenta, de que el poder no lo concede nadie: cada cual lo toma y lo defiende.

Y ahí vemos en las escuelas a nuestros niños y adolescentes, tan “serenos y distendidos”, como decía Rilke, con la única seguridad de la moral. Libres del estupor y la compulsión de la masa, de manipulaciones, de  oportunismos.  Libres del miedo.


6 thoughts on “El poder del miedo

  • el 21 septiembre, 2012 a las 11:10 am
    Permalink

    Con todo respeto Alina, en que pais tu vives????, pues que yo sepa existen muchos ciudadanos cubanos, yo diria que mas del 75 % que no recibe regalos o donaciones en divisas de sus familiares en el exterior, pues no los tienen y viven en Cuba y no han decidido irse al extranjero en busca de la atormentadora jaqueca del sueno americano o algo similar, Alina pienso que tu estas frustrada por razones ajenas a lo que dices o reflejas en tu articulo, quizas se deba a tus ansias de consumo y tus ansias de vivir por encima del nivel del pueblo de la Isla, cosa que yo no te critico, pues ese es tu derecho como potencial consumidora de las maravillas que aporta el capitalismo salvaje y brutal que hoy se practica en el mundo, sino me crees, por favor preguntale, entre otros, a los casi seis millones de espanoles que no tienen trabajo en Espana y que hoy huyen hacia America Latina y el Caribe en busca de una subsistencia digna y humana que hoy no tienen en Espana, tal cual lo hicieron sus antepasados familiares cuando la ocupacion fascista de Espana por el senor Franco y las hordas hitlerianas a las cuales se asocio y con las cuales cometio un genocidio en todo el territorio espanol.

    Te sugiero Alina, no se que edad tienes, que influencias recibes a diario para que pienses en la forma en que lo haces en tu comentarios, pero te sugiero, si es que lo tienes a bien, que busques informacion de lo que sucede en el mundo de hoy en todos los paises que sostienen el capitalismo, incluida Europa, la vieja, desprestigiada y en crisis Europa, que hoy se debate en tratar de salvar algo, que es insalvable, el Capitalismo.

    Que tengas un buen dia y que la vida te depare siempre lo mejor a pesar de que tienes un futuro no muy luminoso si te marchas de Cuba, pero bueno cada cual escoge sus desgracias o sus felicidades, nadie escarmienta por cabeza ajena.

    Que el Padre Azul y el Hombre de Galilea ponga un poco de luz en estas almas ilusas y confiadas en el capitalismo

  • el 21 septiembre, 2012 a las 10:55 am
    Permalink

    Los terminos medios siempre terminan con posiciones debiles y pusilanimes, cosa que siempre he tratado de evitar en mi vida, con mucho exito y recompensas. Este articulo tiene todas las caracteristicas de una posicion debil y pusilanime, pues el final del articulo, refleja como se trata de quitar el supuesto peso de una supuesta represion social contra el y su hijo.

    Si el escritor de este articulo se sentia presionado como el dice, y acudio como el senala a la comparacion de Corea del Norte con Cuba, haciendolo en forma despectiva y peroyativa contra ese pais, que esta, como Cuba en la mira politica y militar del Gobierno de los Estados Unidos, se revela en este senor,una gran confusion ideologica, moral y etica, pues todo lo que el Gobierno de los Estados Unidos, ataca, en cualquiera de sus formas – bloqueos economicos, politicos y sociales, campanas desestabilizadoras y desinformativas, amenazas de todo tipo y por ultimo, la creacion de supuestos disidentes politicos, que no son mas que mercenarios al servicio de una potencia extranjera–, repito todo lo que el gobierno de los Estados Unidos de America condena y ataca, es porque en esos paises se trabaja y lucha cada dia por el bienestar de su pueblo, su pais y su proceso, por lo que queda claro que nuestro escritor no esta defendiendo su derecho y el de su hijo, sino que esta atacando en forma solapada e inmoral el proceso cubano, que le da educacion y salud gratis a su hijo y a el, y de paso ataca, como lo hace el gobierno de los Estados Unidos de America y sus socios del negocio del crimen y el genocido en el mundo – Europa – , a Corea del Norte, injusta y solapadamente.

    Si este senor tenia y tiene esas dudas, lo mejor es dirigirse a los organismos rectores de la educacion en el pais, al nivel politico de atencion al ciudadano y a cuanta persona u organizacion existe en el pais, con sus quejas y preocupaciones, y no salir a la palestra internacional a lanzar toneladas de desinformaciones de todo tipo, contra el pais, el proceso, el gobierno de la Isla y sus dirigentes historicos, y de paso a Corea del Norte.

    Seria muy bueno que este senor se sentase con tranquilidad e hiciese un recuento de su vida y la de sus padres, antes del triunfo de la revolucion de 1959, que recordase que clase de vida vivieron sus padres y sus abuelos en la Isla de Cuba, durante el capitalismo salvaje y brutal que el Imperio instalo para su unico y exclusivo beneficio, no del pueblo de Cuba, y a partir de estas reflexiones, que piense donde estaria el y su hijo en estos momentos, de no haber existido un primero de enero de mil novecientos cincuentay nueve. Despues de esta reflexion, que tome la actitud o actitudes que el considere como la mejor o las mejores para su vida y la de su hijo,nadie se lo impedira ni nadie lo reprimira por pensar de la forma que el lo hace.

    Que el Padre Azuly su hijo el Hombre de Galilea siempre den luz y fuerza a nuestro proceso cubano y revolucionario.

  • el 15 septiembre, 2012 a las 9:40 am
    Permalink

    Para que quiere el pueblo informarse de sus derechos y cultivarse civicamente si el gobierno aplica la ley segun les convenga. Claro que Cuba no es Corea del Norte, estos ultimo SI que pasan hambre porque no reciben remesas. Si no fuera por los cubanos que han emigrado y mandan, estuvieran igualitos.

  • el 14 septiembre, 2012 a las 1:49 am
    Permalink

    Bonito artículo, gracias!!! Cuba es la Korea del Norte del Caribe, solo nos diferencia la cultura. Las personas no sienten ese miedo en cuanto no se acercan al peligro que tanto en Cuba como en Korea significa disentir. Como reza la canción de Pedro Luis Ferrer “… si lo contradices peor para ti”. En Cuba existimos tres clases de cubanos. Los primeros los ciegos, los que solo ven lo que les han mostrado y siguen creyendo en esa idea ingenua que se resume en el mundo esta mal y nosotros bien y lo que no esta bien es por culpa del mundo que nos oprime por ser perfectos. La segunda clase los que ven, uno mas que otros dependiendo de sus vivencias personales y su acceso a la información, pero que han decidido que para sobrevivir hay que callar y seguir el juego hasta que un día pase algo porque de todas formas nada podemos hacer. La tercera clase son los que ven y se han atrevido a decirlo, estos últimos han experimentado el castigo en la misma medida de su osadía, para estos Cuba no es nada diferente a Korea como en efecto no lo es.

  • el 12 septiembre, 2012 a las 11:01 pm
    Permalink

    Ay por Dios , no hay mundos mejores con socialismos, comunismos , castrismos , estalinismos…con eso, hay mundos de esclavos, son sociedades totalitarias…y sólo no somos iguales a Corea del Norte, porque estamos en otro hemisferio, pero …con los Castros, igual que con Kim Il Sung, que con Kim Jong-il que con Kim Jong-un, de la misma línea dinástica, a quienes muy bien han imitado los hermanos Castros, uno enferma y hereda al otro el poder, veremos cuando Raúl enferme, si es que para entonces, existe Cuba, a quién hereda el poder, en fin , que cubanos comunistas y coreanos, no tienen casi ninguna diferencia y si muchas similitudes. Y no se porque siente alivio de vivir en Cuba la columnista, …por el contrario, MUCHOS, hemos sentido alivio, pero cuando hemos escapado, el tan doloroso exilio conque se castigaba a los cubanos , del ante pasado siglo, es en este y en el anterior, el alivio a nuestras cuitas, y por favor, no diga que no se ha torturado, perseguido, asfixiado y cometido genocidio en Cuba. Sino digame de las muertes sospechosas de disidentes, de los actos de repudio, de las cacerias de bruja, de la persecución a los religiosos y expulsión del país (Covadonga), de las UMAP, en fin…si tenemos una curricula, que emula, claro que si, con las de los homólogos dictadores coreanos …

  • el 12 septiembre, 2012 a las 1:40 pm
    Permalink

    Cotidianamente terrible lo que describes Vero … pero muy bonito y estimulante el final. Comparto tu conclusión … no dejemos apagar la llama de la utopía … aunque esta casi se extinga ya. “Un mundo mejor es posible” … lo digo en serio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *