El Platismo continúa en la relación de EE.UU. con Cuba

Por Samuel Farber

Calvin Coolidge (izq.) visitando Cuba en 1928, con el presidente Machado (der.).

HAVANA TIMES — La visita de Barack Obama a Cuba fue la primera que un presidente de Estados Unidos hiciera a la isla desde que Calvin Coolidge la visitó en 1928. Con su llegada, Obama continuó el proceso de reapertura de relaciones diplomáticas con Cuba que comenzó el 17 de diciembre del 2014, así como otras medidas iniciadas con el fin de normalizar la relación entre ambos países. Esto ha sido un cambio verdaderamente bienvenido, dada la historia de agresión y hostilidad que por décadas los EE.UU. auspiciaron contra el gobierno cubano, incluyendo, entre otros, el bloqueo económico, aún en vigor, invasiones y ataques terroristas.

Durante su visita el presidente estadounidense se reunió con varios disidentes. Aunque no se sabe todo lo que se habló en esa reunión, sí se conoce que después de esta, varios de los participantes repitieron públicamente sus reservas y su oposición a la normalización de las relaciones con el gobierno cubano que estos opositores rechazan.

Esa postura política desciende de una tradición política denominada Platismo. El término fue acuñado en 1901, cuando el senador estadounidense Orville Platt, respaldado por el Senado, forzó a la primera asamblea constituyente de Cuba a adoptar una enmienda constitucional que le confería a los EE.UU. el derecho a intervenir en los asuntos internos de la Isla.

Avalados por esta enmienda, y con el apoyo explícito de muchos políticos cubanos platistas, los EE.UU. intervinieron repetidamente en la política interna de Cuba reforzando su autoridad con la amenaza de una ocupación militar, que implementaron en varias ocasiones.

Orville Platt

La enmienda Platt fue abrogada en 1934, después de la revolución que derrocó al dictador Gerardo Machado. Pero no afectó el poder y la influencia del gobierno estadounidense en la isla, y siguió contando con el apoyo de los platistas.

En general, el platismo de esa época estaba arraigado en un fatalismo político y económico que daba por sentado que nada podía suceder en Cuba sin el consentimiento de los EE.UU., no porque eso fuera deseable, sino porque era el destino inescapable de un país pequeño cercano al gigante imperial.

El Platismo penetró todas las clases sociales de la Cuba pre-revolucionaria, ya fuera en su versión más suave que predominó entre las clases populares o en su versión más dura entre las clases media y alta. Entre las elites se expresó culturalmente en una gran admiración por el “American way of life,” el consumo de artículos estadounidenses y viajes a los EE.UU.

También promovió un interés obsesivo en las elecciones presidenciales de la poderosa nación del norte, por las consecuencias que los resultados implicaban para la Isla, lo que reafirmó la idea que el futuro de ese país dependía más de las decisiones que se tomaban en Washington que las que se tomaban en La Habana.

En general, los cubanos, aún los de clase alta, favorecían a los demócratas a los que les atribuían una perspectiva más benéfica hacia Cuba que los republicanos (aún después de que el presidente demócrata Harry Truman reconociera oficialmente a Batista después del golpe militar que encabezó en marzo de 1952).

Fulgencio Batista

Muchos políticos cubanos de los 40 y 50, tanto batistianos como anti-batistianos, respaldaron, en secreto, la intervención norteamericana en los asuntos de Cuba, e incluso abogaron en secreto con Washington con ese fin.

Documentos del Departamento de Estado revelaron que Carlos Márquez Sterling–un político prominente que presidió sobre la Convención Constitucional de 1940, y que se postuló como candidato de la oposición leal en las elecciones presidenciales contra Batista—le recomendó a la embajada estadounidense en La Habana que los EE.UU. renovara la venta de armas a Batista aún después de haber sido derrotado por el dictador en lo que Sterling mismo reconoció habían sido elecciones fraudulentas.

El platismo después de la Revolución de 1959

Aun antes de que el Gobierno revolucionario de Castro se declarara comunista y se aliara con la Unión Soviética, emergió una oposición de derecha cada vez más platista cuyos esfuerzos culminaron, en abril de1961, con la invasión de Bahía de Cochinos auspiciada por los EE.UU.

Fidel Castro con Richard Nixon

Muchos cubanos, especialmente los que emigraron después de la revolución, apoyaron, basándose en el Platismo, la larga campaña de los EE.UU. para desestabilizar y destruir el gobierno de Castro.

Y aún cuando con el fin de la Guerra Fría, Cuba pasó a un segundo plano en cuanto a su importancia estratégica para Washington, la influencia de los platistas cubano-americanos en la política doméstica de los EE.UU. jugó un papel fundamental para que se aprobaran leyes tales como la Torricelli de 1992, y especialmente la Helms-Burton de 1996, ambas de las cuales reforzaron significativamente e hicieron más difícil abolir el bloqueo económico contra Cuba.

Para la derecha cubano-americana, la reanudación de relaciones diplomáticas entre los dos países en diciembre del 2014 ha sido un gran golpe. Además, se está enfrentando a una situación cada vez menos favorable en la Florida con la reciente ola de inmigración de cubanos que no vienen de la misma clase ni comparten la política de los que llegaron en los años 60 ni la de sus descendientes, y cuya prioridad es ayudar a la familia que dejaron atrás en su país de origen, y no la política del exilio.

Los EU.UU. y el Platismo en Cuba

En la Cuba de hoy, los que se auto-titulan disidentes son o individuos o grupos pequeños no violentos situados a lo largo de un espectro político que va de la derecha dura, a la democracia cristiana  moderada y la social democracia a su izquierda.

Ilena Ros

También ha surgido una corriente de izquierda crítica, aunque sus partidarios no se auto-titulan disidentes, en gran parte para evitar ser asociados con la disidencia de Miami. Los opositores de derecha se oponen a la reanudación de relaciones y quieren que continúe el bloqueo económico. Los de  izquierda tienden a apoyar esta normalización, aunque frecuentemente demandan que el gobierno cubano haga una serie de concesiones políticas y económicas a cambio de esa normalización.

Para la mayoría de estos disidentes, su oposición al bloqueo económico no se fundamenta en un principio -como el antiimperialismo o la autodeterminación nacional- sino en un cálculo de daños y beneficios conforme al cual el embargo ha resultado ser contraproducente o una estrategia fallida.

Es por eso que estos liberales y socialdemócratas acaban por caer en el Platismo, aunque generalmente de un tipo más suave que el de su contraparte de derecha. Ven a los EE.UU. como una fuente de apoyo que ellos pueden usar o descartar como y cuando les convenga y conforme a sus propios fines.

Desde la revolución, los EE.UU. han tratado de encausar el Platismo cubano de diferentes maneras y dentro de diversas organizaciones. Le proveyeron armas y fondos a las organizaciones terroristas anti-castristas, las cuales aceptaron la ayuda en términos, por lo menos, implícitamente platistas.

Sus iniciativas abiertas y públicas de oposición al gobierno cubano también han asumido un molde platista. Una de las más recientes fue la serie de audiencias que condujo el senador cubano-americano de la Florida Marco Rubio, en Febrero del 2015, en su capacidad como presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores del Senado sobre Asuntos del Hemisferio Occidental, para examinar y oponerse al acuerdo entre los presidentes Obama y Raúl Castro.

Marco Rubio

El Comité de Rubio invitó a atestiguar a una serie de disidentes cubanos de diferentes posiciones políticas: desde derechistas duros como Berta Soler, líder de una facción de las Damas de Blanco (un grupo fundado por los parientes de prisioneros políticos), y Rosa Maria Payá del Movimiento de Liberación Cubano Cristiano; hasta moderados como Miriam Leiva, y social demócratas como Manuel Cuesta Morúa, ambos de los cuales apoyan la reanudación de relaciones diplomáticas.

Disfrazando esta iniciativa como el derecho del Congreso a supervisar la política exterior de los EE.UU., comités como el de Rubio se han abrogado el papel de juez y jurado con respecto a la política interna de Cuba.

La colaboración de disidentes como estos con los intentos de las instituciones gubernamentales de los EE.UU. para conferirle al Platismo un carácter oficial, han ayudado a legitimar la intervención de EE.UU. en los asuntos internos de Cuba. Sus comparecencias ante los organismos oficiales estadounidenses también han desacreditado a toda la disidencia cubana ante los cubanos anti-imperialistas nacionalistas cada vez más críticos de su gobierno.

El gobierno estadounidense también ha tratado de establecer vínculos con varios elementos de la oposición en Cuba. Ese es el caso del conocido disidente socialdemócrata Elizardo Sánchez, como también lo es Vladimiro Roca (hijo de Blas Roca, uno de los líderes del Partido Comunista de Cuba antes de la revolución), un social demócrata que se ha ido hacia la derecha.

Conforme a un cable del 2006, de la Sección de Intereses de los EE.UU. (USINT), distribuido por Wikileaks, Sánchez y Roca se encontraron con Michael Parmly, el jefe de la USINT, para pedirle que rescindiera su decisión de prohibir el acceso a dos centros de Internet de la USINT a 10 cubanos, quienes según Sánchez y Roca habían sido injustamente incluidos en la lista negra de la Sección, quizás por instigación de disidentes rivales.

El cable no especifica la relación de trabajo de Sánchez y Roca con la misión diplomática estadounidense, pero sí muestra la voluntad de esos disidentes socialdemócratas a colaborar con el gobierno del norte.

El financiamiento secreto de los EE.UU a un número desconocido de cubanos en la oposición es no solo una iniciativa más, sino la más grave. En un momento dado, el mismo Elizardo Sánchez señaló que para la disidencia, la ayuda financiera directa del gobierno podía ser muy dañina, aunque más tarde cambió de opinión.

Los disidentes que han aceptado esa ayuda sostienen que, en un país como Cuba, es muy difícil mantenerse en la oposición, y señalan que además de contar con un extenso sistema de vigilancia y de recurrir al encarcelamiento, el Estado controla el acceso a la educación superior y, hasta recientemente, casi todas las fuentes de empleo en la isla. Aún controla el 75 por ciento de la empleomanía, aunque esta proporción es mucho más alta en la esfera profesional y académica, de la que un gran número de los disidentes dependen para su empleo.

La respuesta del gobierno cubano al Platismo

No es de sorprender que el gobierno de Cuba haya usado la ayuda, real e imaginaria, del estadounidense a la disidencia como un ariete para golpear a la oposición.

Bruno Rodríguez

Pero fiel a su costumbre, el gobierno de Cuba sigue respondiendo al desafío de una disidencia pacífica, no violenta, con la represión administrativa y/o policíaca. En 1999, el gobierno aprobó la Ley de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba que, entre otras cosas, criminalizó el recibir fondos de países hostiles, aunque estos estén dedicados a actividades políticas pacíficas, como reuniones y manifestaciones, y escribir artículos para órganos hostiles de la prensa como El Nuevo Herald de Miami.

En el 2003, 75 disidentes fueron sentenciados a un largo término de prisión por haber quebrantado esa ley. Su encarcelamiento provocó un gran furor en el extranjero y la crítica de varios personajes que por mucho tiempo habían sido partidarios del gobierno cubano, como el escritor uruguayo Eduardo Galeano, y el novelista portugués ganador del Premio Nobel, José Saramago.

El gobierno dejó salir a unos cuantos de esos disidentes varios años después por razón de salud; pero los 50 restantes permanecieron en la cárcel hasta el 2010, cuando a razón de las negociaciones entre el gobierno de Raúl Castro y la jerarquía de la Iglesia Católica fueron puestos en libertad, después de que la mayoría  aceptara “voluntariamente” salir deportada de la isla (mayormente rumbo a España).

Aún en el caso que todos los 75 hubieran recibido ayuda material de los EE.UU., el gobierno no debería haber manejado las actividades pacíficas de ese grupo como un asunto criminal, sino como un asunto político sujeto a un debate público.

Si todos los cubanos en la Isla, incluyendo la oposición pacífica, tuvieran el derecho de libertad de prensa, de palabra y de reunión, y si se les garantizara el acceso a los recursos para ejercer esos derechos de una manera proporcional y justa, solamente entonces sería justo criminalizarlos por recibir ayuda material del gobierno estadounidense. Desafortunadamente, el gobierno no permite ningún acceso a los medios de comunicación a ninguna oposición, no importa de qué tipo.

La disidencia cubana y el apoyo de los Estados Unidos

La ayuda financiera del gobierno de los EE.UU. y de organizaciones formalmente no gubernamentales, pero financiadas por el estado, tales como Freedom House, no solo ha puesto en entredicho la independencia de los grupos de oposición en Cuba, sino que también los ha distraído de su misión para organizar a los cubanos, y en su lugar ha promovido actividades orientadas al exterior, como dedicarse a rendir declaraciones a la prensa extranjera, y a recibir los cheques de la embajada estadounidense.

El enfoque organizativo con miras a la autosuficiencia, aún en las circunstancias tan difíciles que predominan en la isla, le permitiría a la disidencia una independencia y fuerza política que jamás podría obtener dependiendo de un gobierno extranjero para sobrevivir política y materialmente.

Es precisamente ese modelo organizativo que adoptó el Comité de Defensa de los Trabajadores (KOR), un grupo de oposición de tendencia izquierdista en Polonia que jugó un papel clave en sentar las bases de la insurgencia del movimiento Solidarnocz de 1980.

Según lo narra Jan Josef Lipsky, uno de los líderes de ese grupo, en su libro KOR’s Workers’ Defense Committees in Poland, 1976-1981, su grupo implementó un modelo organizativo que, a pesar del despido y encarcelamiento masivo de sus miembros, permitió forjar la alianza entre los trabajadores activistas y los intelectuales que sirvió como preludio a la huelga en el puerto de Gdansk que detonó el movimiento de Solidaranosc en 1980.

Ese modelo no necesariamente excluye el apoyo financiero y político de las organizaciones verdaderamente independientes en el extranjero. Las organizaciones independientes de derechos humanos, tales como Amnesty International, han desempeñado un papel clave para sacar a la luz pública los abusos de los derechos humanos infringidos por el gobierno cubano.

Mientras más sindicatos progresistas, grupos políticos y organizaciones religiosas internacionales apoyen a las organizaciones independientes en Cuba, menos tendrán estos grupos que depender del apoyo de instituciones imperialistas.

Parte de la disidencia influida por el Platismo sostiene que, en Cuba, la cuestión de la auto-determinación nacional—y por lo tanto la amenaza  que depender de un gobierno extranjero implica para su propia independencia—no tiene base en la realidad de la Isla: en una Cuba sin democracia, dicen ellos, no puede haber auto-determinación, y cualquier objeción a la ayuda del gobierno estadounidense obstruye la lucha por la democracia en la isla.

Pero este argumento solo confunde las dos nociones. Históricamente, el derecho a la autodeterminación nacional jamás ha estado supeditado a la condición de la democracia interna. Por ejemplo, la opinión pública internacional, incluyendo la izquierda, enérgicamente protestó la invasión imperialista del dictador fascista Benito Mussolini contra Etiopía en los 1930.

Esa protesta ocurrió independientemente del hecho que, en aquel entonces, Etiopía estaba gobernada por el emperador Haile Selassie a la cabeza de un sistema profundamente reaccionario caracterizado, entre otras cosas, por la existencia de la esclavitud.

Según otro argumento demagógico que la disidencia ha esgrimido, aunque menos frecuentemente, hasta el mismo gobierno cubano se ha vuelto platista, dado los pasos que recientemente ha dado para establecer relaciones económicas con los EE.UU. para resolver la crisis económica de Cuba.

Manuel Cuesta Mora

Esta posición fue explícitamente articulada por el socialdemócrata Manuel Cuesta Morúa en su artículo titulado “El Platismo Revolucionario” que apareció en la conocida publicación disidente 14 y Medio.com. Además de proponer el asombroso argumento que el conflicto entre Castro y el gobierno de los EE.UU. fue resultado de una decisión “voluntaria” del liderazgo cubano, Morúa afirma en dicho artículo que el modelo económico actual de Cuba es el mejor ejemplo de un Platismo revolucionario, porque solamente se puede sostener con relación a la economía de los EE.UU.

Este argumento distorsiona el Platismo a un grado tal que le quita todo el sentido a ese término. El poder económico objetivo que los EE.UU. poseen como representante del capital doméstico e internacional ha forzado a muchos países a hacerle concesiones políticas a costa de su soberanía nacional. Pero esto no ha sucedido en Cuba todavía (aunque no es posible eliminar la posibilidad de que suceda en el futuro, especialmente después de que los líderes de la “generación histórica” hayan pasado a mejor vida).

Va sin decir que en las transacciones del gobierno cubano con el capital extranjero tienen aspectos verdaderamente reprensibles. Carecen de transparencia y no las someten a ninguna discusión pública. Más que nada, sus prácticas laborales—en las que se ha impuesto como intermediario obligatorio—son verdaderamente explotadoras.  Le paga a los trabajadores cubanos solo una fracción de lo que le cobran a las corporaciones a cuenta de salarios, al mismo tiempo que les niega el derecho a organizarse independientemente para negociar con los capitalistas extranjeros o con el gobierno mismo, su compensación y condiciones de trabajo.

Las consecuencias del Platismo

Al acogerse al Platismo, los disidentes acaban perjudicando la lucha contra el estado unipartidista y la pelea  por la democratización política y económica de la sociedad cubana. El Platismo es una ideología que solo debilita la soberanía política de Cuba y amenaza con arrastrar a la Isla al pasado neo-colonial pre-revolucionario, una condición que la Revolución transcendió, aunque haciendo pagar a los cubanos el costo innecesario de un estado unipartidista.

Pedro Carmona el 12 de abril de 2002.

El compromiso que muchos platistas dicen tener con la democracia  se ha vuelto aún más dudoso por su silencio, y hasta su apoyo, al intento de golpe de estado en Venezuela en el 2002, apoyado por los EE.UU., y el golpe que sí se llevó a cabo en Honduras en el 2009.  El Platismo obsequioso de muchos disidentes también ha causado un gran daño estratégico a la causa anti-castrista, porque le ha abierto las puertas al gobierno cubano para caracterizar a sus críticos como lacayos de los EE.UU. ante la opinión internacional.

Hay que defender a los individuos y organizaciones perseguidos por el gobierno cubano por conducir actividades políticas pacíficas, aún a los platistas y a aquellos que abogan por la restauración de una economía de “libre mercado.” La defensa de los derechos democráticos y los derechos humanos contra un sistema que los rechaza es una obligación que va más allá de cualquier desacuerdo político por fundamental que sea. Pero esto es una cosa muy diferente que darle apoyo político a los platistas.  El Platismo, a fin de cuentas, socava cualquier posibilidad de auto-determinación nacional y de democratización.

La visita del presidente Obama ha sido un paso en la dirección correcta para normalizar las relaciones de los EE.UU. con Cuba. Obama merece el reconocimiento de sus esfuerzos para enmendar algunos de los daños que la política extranjera de su país le ha infligido a la nación cubana. Pero ese reconocimiento no debe confundirse con una gratitud indigna, y mucho menos instando a que utilice el poder del estado imperialista que él preside para presionar por la democratización en Cuba. Esa tarea le incumbe solo a los cubanos, no a Washington.
—–
Traducido por Selma Marks de una versión del artículo original publicado en la revista estadounidense Jacobin.

Samuel Farber nació y se crió en Cuba y ha escrito muchos libros y artículos sobre ese país. Su último texto, The Politics of Che Guevara:Theory and Practice, saldrá a la luz en abril de 2016.

49 comentarios sobre “El Platismo continúa en la relación de EE.UU. con Cuba

  • Señor, hasta donde yo sé, los opositores repiten públicamente “Que No Restablescan Relaciones Normales” con la Dictadura Castrista. ¿porqué va ser de otra manera?, con Los Dictadores No se Puede Normal.

    (el resto del post lo voy leyendo de a poco, si es que lo leo, no creo que me interesa, estamos viviendo el AHORA, nos toca liberar a Cuba de esta tiranía, No se preocupe Señor Farber, que NO le vamos a regalar Cuba a los americanos)

    Respuesta
    • Si tu supieras Juan Jose, que pensé incluir ese statement en mi comentario que : “EU, no esta interesado en ser el dueño de Cuba, que para dolores de cabeza con el hijo bobo que tenían, ya era bastante”.

      Para mi es insólito que sigan con el barrenillo de que ese sea el interés de los EU. De seguir con la misma arrogancia que un loco endemoniado les metió en sus cabezas con el sólo propósito de dividir los dos pueblos, propósito personal de hacer el país su finca privada, y que Cuba se caiga a pedazos.

      Me gustaría que Farber nos diga donde está “la pureza ideológica” del comandante en jefe y su familia entera, igual que la banda de bandoleros que forman su gobierno, toditos todos han sido, y siguen siendo muy Plattistas, consumidores TODOS de todo lo americano. Ciegos adoradores (a escondidas) de todo lo que tenga que ver con el país al cual enfermaron a cinco generaciones a odiar, y de prohibirles poder consumir lo mismo que ellos consumen, que en realidad es lo que quiere el pueblo, a causa de las penurias materiales a las que ésta ideología los ha sumido, que ni por sus mentes pasa de que eso signifique ser plattistas.

      Respuesta
  • Este artículo es mi guía personal. Ojalá tuviéramos más de Samuel Farber.

    Respuesta
    • Pues llévate esa “guía” en el bolsillo, y recuérdala bien cuando te caigan a golpes de nuevo; y te dé por venir a quejarte. Tú eres de los que no aprende ni a palos.

      Está demostrado: “Loro viejo no aprende a hablar”

      Respuesta
    • Eras, con todo el respeto del mundo, pero creo que debes “leer” o “guiarte” por otros medios. No discuto “la inteligencia” de este señor, pero para analizar lo que sucede no se necesita destripar académicamente lo que ocurre. Es más simple que eso. Encuentro este artículo no solamente aburrido sino un sinsentido que no lleva a nada ni dice nada. Si ésta es tu guía, entonces me preocupa que no estés claro en qué punto estás en concreto. Es como si no te quisieras definir claramente?
      Si vamos a quedarnos anclados en el pasado, entonces hay que mirar las cosas desde otro punto de vista ¿no? Porque parece que lejos de avanzar por una evolución, la resaca del estancamiento es imposible de quitar en algunos, probablemente por el efecto de la propaganda comunista que inculcan desde que uno nace.
      Entonces, La Asamblea Constituyente tenía dos opciones en aquella época: Una, votar en contra, con la sombra a cuestas de una ocupación indefinida y en consecuencia la necesidad de reiniciar la guerra, con el Ejército Libertador desmovilizado, el partido disuelto, la nación sin cristalizar, el pueblo agotado y el país sumido en la desolación y la ruina. La segunda, votar a favor, y desde la República posible avanzar hacia la República martiana (La concepción martiana de la república era igualdad de derecho de todo el nacido en Cuba, espacio de libertad para la expresión del pensamiento, economía diversificada en manos de muchos pequeños propietarios, para que cada cubano fuera hombre político enteramente libre).
      Si no se hubiera votado a favor, hubiera sido un acto suicida. ¿Qué no era lo ideal y lo que esperaban los cubanos? Posiblemente, pero no había otra opción lógica.
      Tras siglos de ser colonizados y tres años de ocupación extranjera, nació la República, sin independencia absoluta pero con derechos civiles y políticos incorporados en el texto constitucional: el hábeas corpus, la libertad de expresión, los derechos de reunión y de asociación, la libertad de movimiento, la libertad de cultos, el derecho de sufragio y la división de poderes. Tales derechos no fueron suficientes para erradicar todos los males heredados en los 57 años de República, pero permitieron que Cuba emergiera de la postración económica, que en 1925 se recuperara la Isla de Pinos a través del Tratado Hay-Quesada, que en 1933 se derrocara la dictadura de Gerardo Machado, que en 1934 nos desembarazáramos de la Enmienda Platt, que en 1937 se dictara la legislación laboral más avanzada que Cuba ha tenido hasta hoy, que se convocara la Constituyente que dio vida a la avanzada Constitución de 1940. Esa es la historia, lo demás es lo que pudo o no suceder.
      Más útil que juzgar por qué se aprobó dicha enmienda, sería cuestionarse por qué a día de hoy la República diseñada por Martí sigue sin cumplirse y el sueño de Máximo Gómez “de llegar” sin un camino definido. ¿Sabes por qué? Porque es más fácil no asumir la responsabilidad de los fracasos, mirar al pasado y echarle la culpa a los que tomaron aquella decisión.
      La estructura deformada de economía en Cuba continúa; la ineficiencia en la agricultura ha sido tal que en su principal industria ha retrocedido a las producciones de principios del pasado siglo; no se ha podido establecer una adecuada correspondencia entre nivel de vida de la población y su nivel de instrucción; el salario se desnaturalizó y perdió la correspondencia con el costo de la vida; la creciente brecha de desigualdades no ha podido detenerse; la corrupción se generalizó hasta devenir cultura; los trabajadores carecen de verdaderos sindicatos que los representen y tienen que contratar su fuerza de trabajo mediante agencias estatales; los cubanos carecen del elemental derecho de participar como inversionistas en el país que los vio nacer; Cuba ha involucionado desde un país que se caracterizó por la introducción casi inmediata de los adelantos científico-técnicos hasta no tener libre acceso a internet en la época de la información y las comunicaciones. En fin, porque sin democratización no hay desarrollo.
      En fin, la historia es necesaria, lo que no es necesario es juzgar a un puñado de hombres que en su momento, siguiendo el concepto Martiano, optaron por lo que creían mejor para el pueblo, la diferencia con lo que ocurrió después del 59, es que no traicionaron nunca ese sueño… el día que la Asamblea Constituyente de Cuba redacte una nueva Constitución que refleje los problemas actuales de la nación, entonces se puede decir que se esté yendo a algún lado…

      Respuesta
      • Desgraciadamente Cristina, tanto en America Latina como en Cuba , cada vez que alguien intenta resolver los problemas , lo primero que hace es concentrar todos los poderes y eso es prescisamente lo contrario de lo que se necesita, que es separacion de todos los poderes, colocar a todos los ciudadanos iguales ante la ley y educar y divulgar una cultura democratica. La concentracion de los poderes en Cuba va mas alla de lo imaginable, poder politico, economico, judicial , legislativo, financiero,militar, policial, moral e ideologico concentrado en un minusculo grupo, realmente ese fenomeno tiene a Cuba en total dependencia de lo que decida el gobierno. Los “ciudadanos” en Cuba tienen un camino realmente empinado.

        Respuesta
  • La misma historia del “Enemigo” externo para que no se vea el interno

    Respuesta
  • Yo considero que este tema del plattismo (viejo o nuevo) es una de las puntas de lanza del gobierno cubano en su obstinación para no cambiar; ellos, eregidos en guardianes de la soberanía, esgrimen la amenaza constante de la voracidad de USA para justiicar cuanta cosa antidemocrática hacen, que va desde reprimir a los disidentes(plattistas o no) hasta restringir el acceso libre a la información a la mayoría de la población. Ya el plattismo está definido como concepto, cómo definimos entonces esta política del gobierno cubano?

    Respuesta
    • Mejor, no se puede decir.Este Sr, que según su nota creció y nació en Cuba, le llamada a la política represiva y totalitaria del gobierno militar cubano:revolución. No sé si reírme o…!.Sr.Farber, se le agradece su perororata.

      Respuesta
  • Valiosa radiografía del plattismo puro, duro y cotidiano…Ojalá les sirva de espejo a los aspirantes a repetir el suicidio republicano de 1902: Que lleguen los marines, ocupen y cuando les salga del forro marcharse, a ver que jirones de independencia nos dejan…Cosas veredes…

    Respuesta
    • Isidro,por favor: por que usted que es fan del sr.Faber no le dice de mi parte que nos muestre sus analisis de la situacion de Cuba cuando era un satellite financiado por la URSS,ocupado militarmente por 100000 soldados sovieticos y adiestrando a todos los cuerpos represivos y terroristas del Regiemen totalitario?? Los EEUU nunca han ocuado el papel de la URSS,los EEUU han demostardo su Amistad con Cuba y los cubanos,a pesar de diferencia culturales y de origen.Mediante el juego democratico,se limaban asperezas y nos igualabamos,en fin,que muestre su posicion independentista en la era sovietica,please!!

      Respuesta
      • José Darío.

        Con Ud. me cuesta razonar, porque noto que no logra rebasar el mantra de la Pax Americana…Pax Americana…Pax Americana…

        Respuesta
        • conmigo no tiene que razonar tanto…por ejemplo solo digame y aqui,viviendo en Cuba,que usted propone major que la Pax Americana??Adonde iremos buscando lo que todo el mundo,incluso mas de dos millones de cubanos de 1 y 2 generacion buscan en los EEUU???Esos razonamientos culturosos nos han llevado muy,muy,muy lejos…para terminar devolviendo las peluquerias y los timbiriches,llamando a los inversionistas yankys y dejando tocar a los Rollins stones !!!!!Hablemos claro y altos,como hablamos los cubanos…

          Respuesta
      • Sin olvidar que el gobierno de Batista se negó a participar al lado de su bien”amado” gobierno americano en la segunda guerra mundial y sin embargo con el gobierno castrista fuimos carne de cañón de los soviéticos y apoyamos todas las intervenciones militares de estos. Plattiruski revolucionario?

        Respuesta
        • Por eso hay que decirlo claro y muy alto. La dictadura de los Castro ha sido peor que la de Batista, que sólo duró 7 años.

          Respuesta
        • librado: las relaciones de Batista y el Partido Socialista popular son conocidas,aunque no ha sido objeto de una “profunda reflexion” del Reflexionador en jefe…..

          Respuesta
  • El profesor Samuel Farber es un brillante estudioso de la historia cubana. A mí me ha servido mucho en mi trabajo de recopilación histórica de la disidencia.
    Sin embargo, discrepo de su clasificación de Plattismo para la mayoría de la disidencia que cita. Esta clasificación me parece una consecución de su pensamiento pero aislado de la realidad de Cuba.
    En primer lugar, la influencia de los EEUU en Cuba tienen causas geográficas, políticas e históricas. Creo que si colindáramos con Rusia, seríamos una Crimea o Ucrania.
    En segundo lugar quien ha erigido en absoluto obstáculo para la democracia y el respeto a los derechos humanos la política de los EEUU hacia CUBA es el gobierno cubano.La pregunta al profesor es la siguiente: ¿ha sido la política del gobierno cubano correcta desde el punto de vista histórico, y mejor desde el punto de vista de los intereses de la nación en su relación con los EEUU, y en su relación con la exURSS y ahora con Rusia?¿Es que David, por ser el más pequeño de la acuación David-Goliat tiene derecho a hacer lo que le plazca de espaldas a sus propios ciudadanos?
    En tercer lugar, no se puede defender ninguna soberanía nacional si el soberano no es el ciudadano.Por lo tanto la autodeterminación en Cuba ha estado signada a los caprichos del gobierno que se pronuncia antimperialista, pero defiende y defendió el imperialismo ruso.¿Es que los imperios son diferentes por las ideas o por las prácticas?.Si es por las ideas entonces entramos en el terreno de la propaganda y el profesor sabe que la propaganda es un humo bien denso que oculta la realidad.
    Si no se comprende que el régimen cubano es un sistema totalitario y una dictadura militar, poco se entenderá de la necesidad de tener apoyos internacionales materiales, morales y políticos.No sólo del gobierno de los EEUU, sino de todas las organizaciones, gobiernos e instituciones internacionales.
    Si los camboyanos, sudafricanos, ruandeses, chinos y hasta rusos sometidos a la brutal represión hubieran contado con el apoyo mayoritario de los organismos organizaciones y gobiernos internacionales se hubieran evitado miles y millones de muertes de los ciudadanos sometidos a la brutalidad de sus propios gobiernos. No se puede hablar de autodeterminación y soberanía de los pueblos como una ficción ideal, o como propiedad de los gobiernos de espaldas a sus poblaciones. Sólo es posible hacerlo con votaciones libres y supervisadas por organismos internacionales en los casos como Cuba, que no existe esa posibilidad.
    El palttismo del gobierno cubano con los EEUU y antes con el imperio ruso, es el responsable que los cubanos no podamos decidir nuestros destinos, y seguirá siendo así mientras no se permita la democracia y el respeto a todos los derechos humanos que son universales y no sólo para los gobiernos de turno.
    Si la idea de la autodeterminación está subordinada a que los gobiernos como el cubano decida sobre sus ciudadanos sin consulta democrática y pública, hemos pasado del colonialismo internacional al colonialismo gubernamental.Esto genera formas más brutales de dominación o tan brutales como el colonialismo internacional pero en el ámbito del Estado Nación.¿Es que alguna izquierda se puede colocar a favor de la colonización siempre brutal de los gobiernos?¿Es que es posible salir de una dictadura militar sin apoyo internacional?Si la izquierda no aterriza sus ideales se quedará confinada a la cola de la historia y peor como defensora de los colonialismos nacionales.Solos no hemos podido quitarnos el gobierno dictatorial cubano en los últimos casi 60 años.

    Respuesta
    • Vaya, Marlén…Tanto circunloquio para terminar pidiendo una ocupación de nuestro país por parte de EE.UU….podías haberlo dicho desde un principio…

      Respuesta
      • ¿Ocupación? ¿que pito te fumaste? ya no sólo no entiendes el español si no que tergiversas expresamente lo que escribo. Te pido explicación de tu aseveración. Eso, si tienes argumentos pero sé que no los tienes.Así que veré el calladito por respuesta.
        El blog de Iroel Sánchez está a tu medida.Allí puedes difamar a las personas como te gusta. Acá, esto es un sitio serio.

        Respuesta
        • Marlén, te cuento:

          Me levanto al romper el alba y voy a un ángulo de mi balcón, donde se esquinan con disimulo tres macetas, maceradas las 24 horas por un sistema de humidificación reciclada. De entre el diminuto follaje extraigo varias hojitas selectas y las enrollo con fruición. Enciendo el “prajo” y dejo escapar el humo, recordando en medio del placer que me embarga al árabe que me vendió las semillas, con la promesa de que al aspirar ese aroma sería capaz de descifrar cualquier códice. Y me dijo más: “el humo atravesará distancias hasta llegar a la persona en quien coloques tu pensamiento”, forzándola a decir cosas como esta joya:

          “…necesidad de tener apoyos internacionales materiales, morales y políticos. No sólo del gobierno de los EEUU…”

          Je,je, sólo así que alcanzan conclusiones tan afiebradas…¿Te olvidaste?: De Eisenhower a Bush Junior, cada paquete de ayuda “material” del Gobierno de los EE.UU. a la “democratización “ en Cuba ha contenido implícita la posibilidad de “ocupar” la Isla, ya sea en primera persona y por la fuerza, o con testaferros internos, quebrando cualquier resistencia con sanciones económicas y políticas.

          No se puede criticar un texto sobre plattismo desde un pensamiento “sutilmente” plattista. Y a Iroel también le doy su tanda de chucho…

          Material de Estudio:

          Operación Mangosta, la revancha de EE.UU. por Playa Girón

          http://nsarchive.gwu.edu/nsa/cuba_mis_cri/621004%20Minutes%20of%20Meeting%20of%20Special.pdf

          2) Plan Bush

          http://api.ning.com/files/T0uCgoK6brRYIjF4TlAldqpYoZpdXIM1ipGGaz9KdRXnQgrd0cw6nBaKxaa2Jbe4VwzSamG**pZudgn675d*Sy-2YLi0pJky/PlanBushparaCuba.pdf

          Respuesta
      • Isidro, no creo que Marlene esté pidiendo ocupación, es importante buscar las palabras precisas en estos asuntos delicados. Lo que está haciendo es justificar por varias vías (a veces sutiles y otras descaradas) la intromisión de los EE.UU. en los asuntos de Cuba.
        Este país está gobernado por una dictadura renuente a dejar el poder, aceptemos, y para obligarlos a que soltar el pastel sería bienvenida la ayuda internacional. Pero no de cualquiera, no de países independientes, menos de uno poderosísimo, que tanto nos ha castigado, que ha obstaculizado y tronchado en varias ocasiones la independencia de Cuba, que ha impuesto un bloqueo económico tan duro para el pueblo, y que es el principal promotor de un sistema mundial tan injusto y tan agresivo.
        La “doctora” viene trabajando en ese sentido desde hace buen rato, con análisis de muy poca hondura; todo es a la altura de los Jorgealejandro. Ni el mismo Obama, que desde mi punto de vista fue irrespetuoso en su reciente visita a Cuba, se atrevió a justificar la intromisión de su país en los asuntos del nuestro, aclaró con énfasis que esa no era la idea. Y no se trata de nacionalismo barato, sino de ser precavidos, inteligentes, coherentes, responsables…

        Respuesta
        • Era:

          Muy saludable tu entrada para terciar con algo de luz en este aparente diálogo de sordos.

          Como trabajo con las palabras, siempre me gusta ahondar en su contenido, y una vez agotada la incursión semántica, intentar alguna variación.

          “Ocupación” en este contexto no implica necesariamente que nos vayan a aplicar la fórmula de Irak o de tantos otros que han recibido el “favor” de Washington. Pero ojo, que tampoco es posible descartado del todo. Por eso le colgué las minutas de la Operación Mangosta -hoy desclasificadas- de 1962, y el muy publicitado Plan Bush para Cuba a la respuesta a Marlén. ¿Qué significa que el segundo de estos planes designara a Caleb Mc Carry como “coordinador de la transición” en Cuba? ¿Entendieron los diseñadores de este plan que Cuba es un calco de Puerto Rico, o de las Filipinas en 1902? ¿Que trascendencia puede tener que el Plan Bush disponga de un anexo secreto? Por eso no me puedo tomar en serio esa esperanza de contar con ayuda estadounidense para hacer avanzar programas políticos en mi país. Mucho menos mientras persista el menor asomo de presión de Washington sobre la Isla. Y estas no desaparecerán hasta que se elimine por completo el bloqueo. Para empezar…

          Respuesta
        • Erasmo,no te dire que eres merecedor del trato inhumano de tus “protectores de la Independencia y soberania de Cuba”,porque se los arrastres en la educacion Civica que padecen los “hombres nuevos”.Te perdono,al igual que perdono a Isidro,por la misma razon,he rezado miles de veces porque,algo providencial,como a 82 Division,nos hubiera ahorrado tanto dolor….y el que nos falta aun.Los destinos de cuca y e de los EEUU estan ligados,siempre han estado ligados,Noen valde Fidel castro siempre ha unido esto: gusanera cubana=EEUU.No ha estado errado.A quien admira el pueblo cubano: a los comunistas sovieticos?? a la nueva economa comunista?? Al cine del realismo socialista?? Al idioma ruso? Los que hablan del odio del pueblo cubano a los EEUU,a sus realizaciones,hablan cosas absurdas,negadas por la realidad.El pueblo cubano,respeta,admira,desea para si un modelo de vida basado en los valores de la “Revolucion Americana” Le gusta el respeto por la individualidad,admira la generosidad espontanea,esta loco por ejercer los derechos individuales y de contribuir con sus esfuerzos al engrandecimiento de Cuba.Sabe,ademas,porque la Historia esta ahi,que los EEUU nunca la colonizara y,al reves,siempre estara dispuesta a absorver sus ideas y logros y cada dia se avanzara mas en estas relaciones,sin embargo,las ideas comunistas que nos llevaron a esta Hecatombe nacional.murieron,estan sepultadas y solo viven en los pensamientos seniles de cinco o seis ancianos pateticos.Basta ya de invaciones y ocupaciones inventadas,imaginadas.Ya fuimos una vez invadidos,violados,anexados ,mantenidos,usados por la URSS y sus agentes cubanos…o no fue asi??

          Respuesta
          • Encarecidamente agradecido por su misericordioso perdón…

        • Erasmo:

          Marlene Azor es doctora. Diciendo que es “doctora”, entre comillas, tratas de disminuir su mérito, humillarla. Te guste o no como piense ella es doctora y punto. No te comportas mejor que el policía que trató de descompensarte y que te llevó al borde de las lágrimas.

          Por cierto, ella te ofreció su solidaridad, como tantos otros aquí, después del lamentable episodio en el que fuiste encarcelado, a nuestro ver, muy injustamente (tanto tú como las otras víctimas de esa que acertadamente llamas dictadura). Ser grosero con ella es también una injusticia de tu parte.

          Respuesta
        • Erasmo, e Isidro, en esta semana les pondré el link de mi artículo en Cubaencuentro, respuesta al académico Samuel Farber.Ya sé que no coincidirán conmigo, pero al menos respeten que no ando con sospechas ni subterfugios como ustedes. Creo y lo digo abiertamente que Cuba necesita de todos los apoyos internacionales por las condiciones de la política interna y también externa del gobierno cubano. El “ninguneo ideológico” de personas brillantes como Samuel Farber que con suma ligereza clasifica de plattistas a todos los que menciona me parece el resultado de una postura incorrecta de la izquierda que critico en mi artículo con argumentos. Tanto su desconocimiento y atenuación de la realidad cubana como su exigencia de solidaridades con la izquierda internacional que sistemáticamente nos ha dado la espalda y nos la sigue dando.

          Respuesta
          • Marlén:

            Estaré atento a tu texto. Aunque no lo creas me leo todo lo que publicas. Y no tienes que dar por sentado a priori que no estaré de acuerdo con tu exposición. Generalmente mis desacuerdos contigo estriban en esa postura totalmente acrítica que exhibes al analizar nuestras relaciones históricas con EE.UU. Y para descifrar ese mensaje no hay que ser lingüista.

        • Sí, debemos depender del apoyo de Haití y Brurundi.

          Respuesta
  • mire sr. Faber: yo no se quien es usted y no me interesa profundizar en su articulo.Le dire por que: el pueblo de Cuba coincide en la forma de ver la vida con el pueblo norteamericano.Como bien explico el Presidente Obama,tenemos muchas cosas que nos unen,entre ellas la lucha por la justicia y la Paz,con apego a la Ley y sobre todo con el respeto a los derechos del Individuo.Ademas de esos valores,nunca se podra borrar la influencia de tener a un vecino tan inmenso y poderoso a 90 millas.Ademas de eso,para plantarle cara a los intereses que pretendan danar a Cuba,se necesita un Gobierno representative de todos los cubanos.Una trania sangrienta y exclusiva,sin apoyo tacito de la mayoria,no es el representante mas decente para tartar asuntos que conciernen al pueblo de Cuba.Por que se sienten seguros los cubanos en los EEUU??Por que el pueblo cubano lloraba con el discurso de Obama?? Sr. Faber: los EEUU son amigos de Cuba,no enemigos.

    sr.faber: es muy cómodo desde los EEUU ser protestante y izquierdoso, pero los cubanos disidentes no se pueden dedicar a la politica,pues se mueren de hambre, ademas de los golpes y prisiones.Cuba no financia movimientos disidentes y los cubanos gana 18 dollars los mas afortunados.Ested le enviara a las damas de blanco dinero del suyo y sus amigos justicieros?? de donde se saca el financiamiento??Cuantos lobbistas y comunicadores pro-cuba en los EEUU reciben dinero del gobierno de Cuba diecta e inderectamente??De donde financia cuba sus becas a los extranjeros?? le ha preguntado a algun cubano si esta de acuerdo en gastar asi el dinero?? Vamos Sr.Faber,sea justo,parta la naranja al medio!!!

    Con todo el permiso y respeto para Circles Robinson : para ilustracion del Academico Sr.Faber,creo que su Havana Times,si fuera legalmente possible y si usted lo considerara oportuno,publicar aqui,un articulo de Dimas Castellanos aparecido hoy en Diario de Cuba,titulado “Diferencias de Concepciones acerca de derechos Humanos???” Es algo sencillo,pero creo dice claro de que se trata el problema cubano hoy.Muy agradecido por su paciencia,
    dario.

    Respuesta
  • Ahí está el quid, Doctora, que no se quiere ver a la dictadura como lo que es, por eso toda esa monserga del plattismo arropada con la falsa concepción delo que ellos llaman “soberanía”,que no sería más que arrogarse el derecho a hacer lo que hasta ahora, decidir lo que les dé la gana de espaldas a pueblo. es una ironía descomunalque lo que se reconocía y aplaudía de los chilenos, de los argentinos, delos españoles antifranquistas, es lo que sele critica a los anticastristas. Hay una venda en los ojos muy convenientemente puesta, ante la verdadera naturaleza del gobierno cubano, cosa que muestra claramente la doble moral y el oportunismo de muchos personajes.

    El gobierno cubano se atrevió a poner en la Constitución el nombre de una potencia extranjera; trató de rusificar la sociedad cubana; el máximo gobernante está puesto a dedo, se alía con Corea del Norte y le manda armas de contrabando, está conchabado con los regímenes más antidemocráticos de este planeta; mantuvo por décadas y aún mantiene en parte un apartheid basado en lanacionalidad, está vendiendo el país al mejor postor, con tal de que no cuestione la eternización de la camarilla en el poder, ha militarizado la economía; y las entidades militares no le rinden cuentas ni a la contraloría; reprime el disenso a tal punto que los ciudadanos están en un estado de total indefensión ante lo que el gobierno quiera hacerles, pues no hay institución que funcione como debería ser; los cubanos en el exterior necesitan de un permiso para ir a su patria que les puede ser negado ¿De qué plattismo estamos hablando?.

    Ahí está toda la falsía de esa diz que “izquierda”,que defiende para sí, lo que supuestamente le critica a los demás;esa misma izquierda que vio indiferente cómo la dictadura le colocaba la Orden José martí en el pecho a algunos de los peores dictadores y genocidas de este mundo;y que se queda calladita ante la represión brutal a los cubanos, pero que se desgañita si en algún otro país sucede exactamente los mismo con algún “revolucionario”. Si algún sayo le viene como anillo aldedo a todos ellos es el viejo dicho “Haz lo que yo digo,pero no lo que yo hago”

    Respuesta
    • Vale mensionar también a aquel cancillerito que dijo en la ONU que Cuba estaba dispuesta a renunciar a su soberanía para unirse a la República Bolivariana de Venezuela.

      Respuesta
  • Este bodrio se pudiera dejerir mejor si no fuera tan largo y tan miope. Vean esta parrafada.

    “…El Platismo es una ideología que solo debilita la soberanía política de Cuba y amenaza con arrastrar a la Isla al pasado neo-colonial pre-revolucionario, una condición que la Revolución transcendió, aunque haciendo pagar a los cubanos el costo innecesario de un estado unipartidista…”

    Aqui se resume el carácter del autor que quiere aparentar una mirada imparcial académica pero no puede esconder la cola peluda castrista, pues olvida olímpicamente que la revolución del 59 si bien se alejó de los USA, se entregó en cuerpo y alma a otra potencia extranjera llamada URSS, en la que como réplica platista entregó la soberanía nacional.

    1. Descaradamente permitio bases militares soviéticas sin enmienda constitucional conocida. Y hoy día no sabemos si están presentes militares de los capitalistas rusos pues se sabe que hay un pacto secreto en temas militares firmado por Alejandro Castro a espalda de la Asamblea Nacional y del pueblo cubano.

    2. La penetracion política e ideológica Soviética en la sociedad cubana llegó a todos los rincones físicos y mentales del pais, dejando bien chiquito el antecedente platista. Ya quisieran los platistas haber podido rediseñar el estado cubano como se hizo con lo soviético en Cuba, que hasta el idioma ruso se enseñaba por decreto y la Constitución de 1976 esta totalmente inspirada en la Soviética con el despalpajo de mencionar iconos soviéticos en su redacción.

    3. Cuba llegó a ser manejada como una vulgar marioneta desde Moscu a cambio de una tarjeta de créditos ilimitada y dejar que el tirano Castro realizará sus propias iniciativas y adaptaciones ideológicas del marxismo leninismo, además de extralimitarse con sus iinvasiones armadas en Latinoamérica poniendo en situación incómoda a los sovieticos que no estaban de acuerdo con este tipo de amenaza roja.

    4. Hoy día las generaciones actuales y futuras de cubanos arrastramos un endeudamiento externo con el ex socialismo ruso que no se conocio jamás en la etapa platista, que es tan colonial que todavía hoy no existe la URSS y Cuba vota en solitario en la ONU a favor de la invasión y anexión de la Crimea ucraniana. Ya quisieran los USA haber podido instalar cohetes nucleares en la isla durante la guerra fría, enviar al ejército cubano a combatir sus guerras por el mundo y ahorrarse los muertos entre sus ciudadanos.

    Si la etapa republicana en Cuba el autor la conceptualiza como platista, entonces le preguntó cómo se llama la etapa posterior como colonia Soviética que ha durado casi el mismo tiempo que la platista. No se le ha ocurrido todavía un nombre? Espero un segundo post del autor sobre la sovietización de Cuba.

    Respuesta
    • quizas el academic no se ha enterado que la Enmienda Platt se derogo por el Gobierno Cubano en 1934 +,-…y sin tarjeta de abastecimiento,fusilados a granel,familias separades,etc,etc…el se entero???

      Respuesta
    • Por una cuestión de orden: ¿La URSS no se desintegró en 1991?

      Respuesta
      • diselo a fidel y a raul castro….!!!

        Respuesta
          • parece que no,pues aun estan hablando de comunismo !!!!

  • Lo que mas debiera darle pena, y por la cual yo siento pena por estos “analistas comedores de jamon y buena vida”,es que ha sido Obama, quien tuvo que ir a decirles esas 4 verdades en sus caras. Porque quienes nos hemos leído un par de libros, sabemos que en Cuba hay hombres y mujeres que creen y defienden valores como la libertad, la soberanía, libre asociación, la democracia, etc, etc. Y estos cubanos y cubanas, también pueden decir esas verdades y mucho más. Esto lo sabemos muy bien. Mirar cuantos de nuestros mejores profesores y cientistas sociales se ha tenido que ir del pais, por citar un ejemplo. Y entonces qué ?, le pregunto a escritores y plattistas del Humo.Y por qué a estas alturas no ha publicado en Cuba integramente el discurso Obama?, ni retransmitido por televisión el discurso?. Como se llama esto?.No Sr, su perororata no es oportuna, se le agradece.

    Respuesta
    • A éste señor no le da ninguna pena, el haber salido de Cuba ya grandulón para siempre vivir en los EU, y desde aquí viviendo la dulce vida americana estar repitiendo enfermizamente la misma monserga conque el loco de FC le ha metido miedo al pueblo cubano. Demasiado incoherente que es, igualito a todos los demás que vemos defender la soberanía de Cuba y a la misma vez acogerse a la ciudadanía de cualquier otro país extranjero. Está más que comprobado lo hipócritas que son. A mi que no venga a darme clases de historia, y mucho menos de moral ciudadana.

      Respuesta
      • mire Miranda,para un cubano instruido,no idiotizado con Ideologias decadents,que viva en los EEUU y pueda hablar y publicar esta serie de ideas “novedosas” debe ser muy absurdo.Este senor sabe que nunca ha sido el deseo de los EEUU tener colonias,eso esta en contra de sus designios,de sus metas nacionales.Los EEUU han tenido medio planeta en sus manos,varias veces,de varias formas.La independencia,la voluntariedad soberana de los pueblos,la ayuda a los oprimidos,a los silenciados,la lucha por la igualdad ante las leyes,impiden a los EEUU ser esa potencia Colonizadora que los extraviados desean que veamos.La historia de Cuba,vista objetivamente,da una idea de una relacion bastante justa entre un pais poderoso,con sectores de diferentes ambiciones y un Paisito desgarrado y destruido por una Guerra casi fraticida entre un poder colonial a la Antigua.Los EEUU crearon condiciones para la Independencia,el Pais echo a andar,se progresaba,nada es perfecto,claro.Esas relaciones hubieran progresado mucho mas.Nada es perfecto,repito pero reto al mas academico que muestre un mejor ejemplo de respeto que estas relaciones.Donde existio?? donde existe??Ahora si algunos cubanos con Buena imaginacion pretenden ver a Cuba sobredimensionada en tamano y posiblilidades,eso es otra cosa..Pero Cuba es hoy,otra vez,un paisito desgarrado y destruido por fuerzas retrogrades y el vecino,cada vez las fuerte y potente,aun sigue siendo con cuba,solidario en su sufrimiento y aun respetuoso…quien quiere mas???

        Respuesta
        • José Dario, que sigan todos con su complejo apoyando a los tiranos a que sigan dandose lijas con los americanos, mientras que todos viven afuera, mientras Cuba se cae a pedazos y en la indigencia, y viviendo mil veces peor que como viven los filipinos y los puertorriqueños.

          Respuesta
  • Esta hipótesis del plattismo es fantástica, porque permite justificar la represión castrista. La represión castrista no es hipotética ni anónima, sus víctimas existen en la realidad y cogen golpes no-hipotéticos. O sea, he aquí un plattista que defiende una idea que no nos gusta: para que aprenda a pensar como es debido me le entran a golpes hasta que se amanse y pase, apenas, a asistir inmóvil (puede filmar con su celular si quiere, total, no lo va a hacer público) mientras le entramos a golpes al próximo plattista. Es lo que se merece, por plattista. En definitiva, ¡viva Platt, que nos da tan maravilloso pretexto para entrarle a golpes a aquellos a quienes llamamos plattistas! ¡Las calles son de los revolucionarios, ahora y siempre! ¡Dentro de la Revolución todo, contra la revolución nada! Tutto nello Stato, niente al di fuori dello Stato, nulla contro lo Stato! ¡Y al que me diga que estas frases son equivalentes me le sacan los mondongos por plattista!

    Respuesta
  • Faber , Ud parece no darse cuenta del meollo del asunto. Plattismo o no, anexionismo o no, antiamericanismo o no , soberania o no , todo ello fue usado para implantar un sistema socioeconomico que no estaba en el horizonte politico de Cuba, que no es Martiano ni ocho cuarto, que no era parte de nuestra historia implantar eso; yo se que saldra mucha gente a rebatirme buscando por los pelos las conexciones con el comunismo; pero eso no era una aspiracion cubana. Cuando desaparezca totalmente el enemigo, tendra el cubano seguir viviendo en un sistema que no permite la libre expresion?, que no permite que exista otro proyecto nacional , inclusive que no permita los proyectos individuales?, el derecho a producir, a comercializar, a recibir financiamiento para sus proyectos de vida? tendra el cubano que seguir permitiendo que un grupo de oportunistas sean los intermediarios de todos los aspectos de su vida?. Es ese el tipo de “libertad” que quieren. Faber , para los que gobiernan en Cuba ,la independencia , la soberania y la libertad solo es posible con el socialismo stalinista implantado en Cuba , algo asi como meterse en una jaula para ser libre.

    Respuesta
  • Muy de acuerdo con lo expuesto por el Sr. Farber en este juicioso artículo. Es obvio que a los que quisieran que “los Americanos” les resolviera el problema, esto les cae como una patada en el hígado. Muchos cubanos no tienen concepto ni de nación ni soberanía nacional ni de imperialismo ni de Derecho Internaciona, la ley que rige las relaciones entre los Estados del mundo para que exista algún orden. Esas son “cosas” que los que mandan en Cuba usan para justificar su tiranía, eso dicen. De ahi en fuera, esos conceptos no tienen ningún valor para ellos ni los entienden y, si los entienden los mandan al carajo porque no los ayudan en lo que ellos qusieran.

    Respuesta
    • Sí, es un espectáculo bochornoso, por decir lo menos.

      Respuesta
      • Bochornoso es verte a ti, después de la zarandeada que te dieron los chivatientes y segurosos, seguir defendiendo lo indefendible. Tú eres el típico caso de “cada pueblo tiene el gobierno que se merece.”

        Respuesta
    • Sergio,lo que cuesta trabajo creer es que los mismo que entregaron el Pais a Una Potencia extranjera y vivieron de ella para seguir sus designios,violando la soberania popular y sumiendo en la vida miserienta y sin derechos a su pueblo,sean hoy tan defensores de la “soberanis” “derechos” etc,etc…no cree?

      Respuesta
  • sergio:

    ¿Y qué concepto de nación y soberanía nacional tienes tú, el desastre que hoy vive Cuba? ¿Vienes a hablar de derecho internacional y de leyes internacionales defendiendo a un gobierno que contrabandea armas a uno de los regímenes más asquerosamente antidemocráticos del planeta, sino el que más? lasoberanía reside en el pueblo ¿Es el pueblo de Cuba soberano cuando decisiones cruciales y que afectan a todos se toman en secreto, a sus espaldas; y muchas veces en franca contradicción con lo que el pueblo quiere? ¿Puede el pueblo salir a la calle a protestar por lo que no le gusta? ¿Soberanía con la represión que hay? ¿No viste el papelazo de Raúl cuando le preguntan sobre los presos políticos?

    Por último ¿Es el cubano el tan cacareado estado de obreros y campesinos cuando son los militares los que tienen controlada la economía y no rinden cuentas ni a la contraloría nacional?

    ¿Cuál es la milonga que nos quieres cantar aquí?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Atardecer sobre el Malecón habanero.  Por Tanya Koutsi (Grecia).  Cámera: Samsung S9 plus

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com