El plan de Raúl para la Patria ¿será viable?

Osmel Ramírez Álvarez

Raul Castro Photo/archivo: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — Cualquier gobernante en cualquier país del mundo rara vez dispone de un periodo tan largo en el poder, como el que ya ha tenido Raúl Castro, para poder convertir sus proyectos en realidad. Más de una década si sumamos los dos años de Gobierno interino, y aún no se ve emerger siquiera la punta del “iceberg del progreso” en el interminable océano de la penuria cubana.

No cabe duda de que su deseo ha sido el de modificar el sistema cubano en función de un mejor resultado económico-social. Para ello comenzó un esperanzador debate público, aunque demasiado controlado. Vinieron los Lineamientos diciendo que había que hacer lo mismo de siempre, pero con diferentes palabras como si fuese algo nuevo. Más tarde la conceptualización del modelo socialista cubano y el plan de desarrollo hasta el 2030.

Papeles y más papeles, mucho bla bla bla, y nada concreto que demuestre que hay un cambio real: ni de mentalidad ni en las instituciones ni en lo económico ni en los derechos.

Vamos a utilizar parte del argot marxista para analizar su gestión. En materia política no ha mostrado el más mínimo interés por cambiar ni rectificar.Y de ahí parte su gran fracaso, porque niega la propia dialéctica marxista, sus propios principios. La economía es la base de todo, pero es al mismo tiempo expresión cultural del desarrollo social del periodo que se vive.

Ni el momento histórico actual es semejante al de 1959 ni los cubanos somos los mismos. Al actuar desfasados en el tiempo y siguiendo los mismos métodos e ideas, demuestran ser dogmáticos, no dialécticos; en otras palabras, no comprenden nada de nuestra realidad objetiva.

Vendedoras de maní.  Foto: Juan Suárez

Pidió encarecidamente a todos los cuadros, a todos los niveles, que cambiaran de mentalidad; y que aquel que no se sintiera capaz de hacerlo pidiera su renuncia para no entorpecer el cambio. Lo hizo públicamente, varias veces y en varios foros. Pero al no modificar las instituciones burocráticas del sistema ni democratizarlas ni dar paso a los verdaderos actores del cambio (la oposición pacífica y demócrata, incluso dentro del propio ideal socialista) mató desde el embrión su plan para el cambio.

Fidel mismo lo dijo en su concepto de Revolución, por desgracia de la boca para afuera: “sentido del momento histórico”; “cambiar todo lo que debe ser cambiado”. Son los dos ingredientes básicos que le han faltado al proyecto de Raúl y a su gestión al frente del Gobierno cubano en la última década y la causa principal de su fracaso. Increíblemente son sus propias consignas, su propia propaganda política: están en su recetario, pero no en su quehacer.

Los famosos Lineamientos, que ya ni se mencionan, dejaron claro en su propio apellido (“de la política económica y social”) que estaban mutilados, porque no incluían “la política”. Y en eso sí que hay una trinidad indisoluble e innegable: económico-político-social están ligados y no se pueden separar sin cometer la torpeza raulista de querer convertir el barro en oro.

Si lo “económico-social” tiene problemas, es imposible que ”lo político” esté bien; todo lo contrario, es expresión de que algo vital anda mal. Y no hay un solo punto de los Lineamientos o de la conceptualización o del plan de desarrollo que reconozcan que el sistema político cubano tiene serios problemas, que no responde a las necesidades y derechos del pueblo, y que es responsable del fracaso económico-social. Por eso no es más que“el mismo perro, incluso con el mismo collar”, solo barnizado para hacerse la idea engañosa de que es nuevo y va a funcionar deferente.

Se incrementa el turismo en Cuba. Foto: Juan Suárez

El plan para el 2030 no tendrá resultado ni para el 2300, porque nada neurálgico ha cambiado. Está bien que inviertan en el turismo, en una Zona Franca como la de Mariel y en obras hidráulicas para impulsar la agricultura. ¡Claro que son grandes motores del desarrollo económico! Pero nada de eso sirve de mucho con el bloqueo interno feroz e infranqueable que representa el sistema cubano: estatalizado, centralizado, estático y, por consiguiente, poco movilizador de las fuerzas productivas. Como resalté en el mismo título de mi artículo publicado aquí  El viejo almendrón debe ser reparado con urgencia.

El plan de desarrollo de Raúl para la Patria es inviable y no parece darse cuenta o, al menos, tener el pudor de reconocerlo. Si él y su Gobierno fueran inteligentes pidieran ayuda a la oposición pacífica para sin convulsiones sociales fomentar un cambio real hacia un sistema más democrático: que preserve lo bueno logrado con la Revolución y abra paso a un nuevo modelo económico-político y social, como Cuba lo necesita.

Pero su plan, aunque persigue el desarrollo y el bienestar del pueblo (¿por qué dudarlo?), no lo hace en primerísimo lugar, como debería ser. Delante están sus intereses de clase: de clase política privilegiada y acostumbrada al despotismo, al autoritarismo y es por ello que le temen a la democracia.

Es hora ya de que la oposición muestre y luche por un plan alternativo “de verdad”, que cautive y colme las expectativas de nuestro sufrido y temeroso pueblo: el país lo pide a gritos y sinceramente creo que este es el momento preciso.


55 thoughts on “El plan de Raúl para la Patria ¿será viable?

  • el 19 enero, 2017 a las 4:19 pm
    Permalink

    no le basta senor, las pruebas de lo que saben los hermanos castro ??Mire a su alrededor !!! Cualquiera tiene mas “ideas ” que ellos,por favor !!

  • el 19 enero, 2017 a las 4:10 pm
    Permalink

    Eduardo, según Uds con la otra dictadura la abundancia no alcanzaba para todos, por eso es que hicieron revolución no?, resulta que ésta ya lleva 58 años y hemos ido de mal a peor porque “ahora” alcanza menos. Por las locuras de Fidel y su “proyecto” el país es hoy uno de los más pobres del hemisferio, y si de desigualdades hablamos está peor, cuando tú oíste que a un cubano se le metió en la carcel por tener una vaca, o por mudarse de Oriente a La Habana?, Explícanos porqué razón hoy día el cubano sí tiene que resignarse a ver como los hijos y nietos de los Castro y todos en su gabinete se pasean por el país como millonarios?, y si de democracia vamos hablar pregúntale a Isidro cuántos periódicos y emisoras de radio habían, o pregúntale a Elio cómo él pudo esconderse en los matorrales a dispararle a cuanto automóvil pasara por la carretera incluso a una ambulancia? Quiere decir que si hoy estamos peor que como estábamos antes porqué el pueblo no puede tratar otra alternativa?

  • el 19 enero, 2017 a las 2:56 pm
    Permalink

    José Darío, la risa fué por las candidatas que propusó, y eso me lo encontré funny, that’s all.

  • el 19 enero, 2017 a las 10:29 am
    Permalink

    …señor jose dario…mi punto aqui es que todos los apostoles que nos iluminan el futuro de cuba solo nos prometen la democracia,el internet rapido y gratis y la libertad eternas…nada mas…sobre la economia solo se enredan en puro bla bla bla sobre el paraiso que sera pero no hay una sola idea razonable sobre como llegaremos a el…usted fue el unico que dijo,en un comentario anterior, la verdad que todos saben pero nadie se atreve a decir…que el futuro maravilloso de libertad,democracia y abundancia no va a alcanzar para la mayoria y tendremos que resignarnos porque asi es como funciona el mundo…

  • el 19 enero, 2017 a las 8:09 am
    Permalink

    Dra. : Donde el comunismo real fue distinto ?? Cuando existió la Dictadura de Proletariado ? Cuando los Comunistas tuvieron un camino claro que no fuera el camino de la toma del Poder y su defensa a toda costa y la lucha de grupúsculos para dominar los centros del Poder : Buro politico,MININT,FAR,etc…en sus distintas versiones ? El Comunismo fue una sombra negra que paso como La arena del Sahara……

  • el 19 enero, 2017 a las 8:03 am
    Permalink

    Eduardo : la burla y la descalificacion,es el ultimo parapeto antes de la rendición incondicional !!! Emplea el sentido común….nadie tiene el don de la Iluminacion,no se puede predecir el futuro, pero como decía Obama,58 anos …basta !!! Dejemos al pueblo de Cuba escoger y aprender. El Iluminado y su Corte, lo hicieron bastante mal…no crees? .Si no lo crees mira donde estas y donde están los cubanos de tu edad.

  • el 19 enero, 2017 a las 7:52 am
    Permalink

    Miranda: creo que usted es tremendamente injusta conmigo…le digo :
    a usted le mueve a risa mi propuesta de campana política…sin embargo no se ríe de los planteamientos de osmel,ni de la defensa estrambótica de Eduardo e Isidro a la Revolución ” Madre y maestra ” …que sentido del humor es el suyo ?? Como están las cosas ,una buena campana, con cabildeo y todo a favor de una elecciones en Cuba, con contendientes y todo (básicamente PCC vs Liberales ) seria algo muy vendible…para salir de esta cosa . De todas formas, me gusta verla reír…!!
    Nota PCC incluiría a la socialdemocracia, pues ahora, después de tanta lucha y descalificación, los comunistas (por lo menos los cubano) se quieren convertir en dictadores socialdemócratas…algo nuevo en el ambiente, que quizás, la Doctora Azor, pudiera comentar !!Incluso, digo mas : quizás ella pueda elaborar un buen articulo acerca de por que un comunista no puede ser un socialdemócrata .

  • el 19 enero, 2017 a las 7:05 am
    Permalink

    Excelente artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *