El futuro de Cuba depende de los cubanos

Por Osmel Ramírez Álvarez

La falla. Foto: Celia Bartolome
La falla. Foto: Celia Bartolome

HAVANA TIMES — El artículo de Samuel Farber “Hacia un socialismo viable en Cuba”, publicado en Havana Times el 2 de noviembre pasado, me convida a tratar el importantísimo tema del futuro de nuestro país.

Para los socialistas radicales el camino es insistir en el mismo modelo y hacer concesiones al capital solo como algo transitorio, que luego sería superado en mejores condiciones. Para los liberales extremistas únicamente necesitamos democracia, pluripartidismo y capitalismo liberal, porque con esos mágicos ingredientes todo se resolvería milagrosamente. Para los centristas, como bien deja ver el señor Farber, hay muchos caminos.

Me cuento entre los últimos y cuando veo tanta incertidumbre por apego al pasado tengo ganas de gritarles: “¡Al diablo con los clásicos!” – claro que merecen nuestro respeto, pero jamás nuestra devoción.

A Marx por ejemplo, los socialistas radicales lo citan para mantener y justificar sus dogmas, y los liberales para demostrar los errores de los socialistas por no apegarse a este o aquel postulado. Es una postura hipócrita, porque Marx no era Dios y por mucho que sus motivaciones fueran altruistas y sinceras no pudo siquiera imaginar el escenario moderno, tan contradictorio con sus postulados. Hasta ahora el ideólogo del pasado más “iluminado” que he leído ha sido Martí y solo marcó aristas, líneas éticas y visiones aun sin prescribir; por desdicha no se dedicó a la filosofía política.

La humanidad no acaba de comprender que vivimos una época nueva y que va fraguándose en el seno de nuestras sociedades una civilización diferente. Estamos tan absortos en los problemas cotidianos que no lo vemos. Todo cambia vertiginosamente y nuestras formas de concebir la sociedad no se ajusta a nuestras necesidades y demandas.  Los cubanos con tanto enredo, tan divididos, tan polarizados, tan dañados por el extremismo político, menos que menos nos detenemos a ver la responsabilidad histórica que tenemos.

Siempre el mundo corrió por un lado y Cuba por el otro. Cuando la colonización se nos fue la atención de España hacia las tierras ricas en oro y plata. Cuando Hispanoamérica aprovechó el terremoto napoleónico y se independizó, nosotros no pudimos seguirles el paso. Cuando tuvimos república fue tumultuoso y coincidió con la consagración de los EUA como potencia mundial de primer orden, que nos “desarrolló” como parte de su expansión neocolonial. Cuando hicimos una revolución democrático-nacionalista para finalmente alinearnos al mundo con una sociedad moderna, de frente a nuestros intereses, el héroe “justamente afamado por la victoria” se apoderó “de los nobles propósitos” y los subordinó a “sus ansias de gloria y de poder”. El capitalismo salvaje fue sustituido por el comunismo salvaje.

Así se nos fue medio siglo más y llegó la era de Internet y las altas tecnologías, a la cual apenas empezamos a insertarnos con un retraso de dos décadas, equivalente a mil años de los tiempos pasados, por la velocidad de los cambios actuales.

La pausa del bicitaxi. Foto: Celia Bartolome.
La pausa del bicitaxi. Foto: Celia Bartolome.

Por todo ello, como pueblo, tenemos males que pesan, pero también hemos sacado lo mejor de esta convulsa historia y llegamos hasta aquí con fortalezas importantes para alcanzar el desarrollo social que necesitamos.

Somos un pueblo homogéneo, bastante bien distribuido en toda la Isla, que habla el mismo idioma, sin xenofobia ni odios raciales ni etnias y con un ansia de prosperar tan grande que cuando llegamos a otras tierras nos crecemos y sobresalimos. Somos alfabetizados, con alto grado de instrucción y con una cultura arrolladora y hasta comercial, con un país sin mágicos recursos que fomenten el parasitismo, pero con los suficientes para alcanzar el desarrollo que necesitamos, sumado a nuestra privilegiada posición geográfica y excelentes tierras.

¿Qué nos falta? -pues rescatar nuestra soberanía de manos de los antiguos líderes revolucionarios, hasta hoy empoderados, y construir algo nuevo y funcional, en sintonía con la realidad nacional. No debe ser lo mismo que destruyó la Revolución con la anuencia de la mayoría popular, porque tenía serios problemas ni lo mismo que construyó y que terminó por crear más problemas todavía.

Es evidente que debe ser el pueblo quien decida el rumbo, pero antes debe haber un debate amplio y profundo. Hay quienes quieren seguir con el socialismo marxista-leninista; quienes quieren volver a la democracia con capitalismo liberal, y quienes queremos un modelo centrista “a lo cubano”, que tome solo lo positivo de ambos proyectos ya vividos y sufridos.

Es normal que haya pluralidad de posiciones políticas y hay que lograr que cada grupo tenga el espacio para exponer su proyecto de país y triunfe la mayoría, y que esa mayoría sea respetada para vivir en paz y poder avanzar.

Se impone ese imprescindible referendo y que sea el pueblo quien decida. Es lo más justo para todos y es lo único que se le debería estar exigiendo hoy al Gobierno, así de claro, también a Europa en su acercamiento actual con La Habana; es lo que se debería negociar ahora mismo con el gobierno de los EUA para incluirlo en su agenda con Cuba.

Pero falta unidad, cordura y civismo para ello. Pululan en nuestro seno sentimientos negativos y vicios del extremismo vivido, que impiden que seamos eficaces en lograr lo que queremos. De nuestras deficiencias y flaquezas se ceba el despotismo y nadie puede ni debe realizar nuestra sagrada tarea de enrumbar nuestro camino. El futuro de Cuba depende exclusivamente de nosotros los cubanos.



28 thoughts on “El futuro de Cuba depende de los cubanos

  • Buen post Osmel, lleno de sueños e ilusiones que compartimos por igual. Suspiro pero al final dejas mas preguntas que respuestas. Te ayudo con varias preguntas.
    1.Que significa ser políticamente de centro en Cuba. Oposición leal?
    2. Como se traduce en la práctica en un nuevo sistema social “a lo cubano”?
    3. Con el mayor respeto pero Jose Martí no te sirve para el socialismo con el apellido que sea, pues el tuvo la dicha de vivir en los años en que se cocinaba las bases filosóficas en Europa y dio su opinión casi profetica: el socialismo es la moderna esclavitud y que hoy vivimos en Cuba al 100%.

    Osmel, Cuba pide a gritos un cambio radical, pero nadie debe asumir que una corriente política es mejor que otra y mucho menos pretender negar toda la historia anterior republicana para cocinar una nueva versión del nuevo cubano. Otra vez no podemos caer en mismo error.

  • Recientemente lei un articulo sobr singapur y ese pais tiene algunas semejanzas historicas AL nuestro. Creo que es un bien ejemplo a donde mirar

  • La semejanza básica entre los dos países ha sido su trascendental cambio gubernamental en 1959. En el aprovechamiento del tiempo transcurrido hasta el día de hoy, Singapur está a años luz del desastre cubano.

  • Leb: es bueno que mencionaras la similitud de Singapur con nuestro país, pues siempre lo he pensado: nuestra privilegiada ubicación es casi tan buena como la de ellos y somos un país mayor en extensión y recursos, pero nuestra revolución llegó un poquito antes que la independencia de ellos y lamentablemente fue conducida hacia el radicalismo y caímos en el torbellino de la guerra fría, y el proyecto social terminó siendo más politiquería que realidad. Pero no es tarde para rehacer el proyecto de la Nueva Cuba y en pocos lustros exhibir un desarrollo y bienestar tan bueno como el de Singapur. Cuando ellos comenzaron hace pocas décadas tenían una población paupérrima y analfabeta y una infraestructura deplorable: nosotros estamos con mejores bases y tenemos más fortalezas, solo nos falta creérnoslo y dar el salto que no acabamos de dar para desprendernos de “la bola de plomo” que tenemos atada al tobillo de la Patria.

  • Bobo: gracias por el respeto, bien sabes que es mutuo; y también por compartir estos bellos sueños que no son una quimera como muchos piensan; y que si ya no los hemos realizado es más por culpa de nosotros mismos que de los Castro. No por lo que muchos piensan “que el pueblo se tire a la calle”, no, no es eso de lo que hablo, sino por la tendencia a ir a los extremos y a borrar todo sobre aquello con lo que no simpatizamos, sin una crítica objetiva, sin un espíritu constructivo. En esa desdichada práctica los enemigos de la revolución emulan a la revolución misma, lamentablemente. Yo mismo no me creo enemigo de la revolución, solo adversario ideológico y hasta político, aunque aún no milito; igualmente soy adversario ideológico del imperialismo en todos sus sentidos, tampoco enemigo: yo no me siento enemigo de nadie. Te responderé las preguntas, abusando un poco por lo extenso, pero es bueno para el debate:
    1) Ser políticamente de centro en Cuba significa muchas cosas, no necesariamente ser “oposición leal”. Este último epíteto tan usado en este foro por muchos no me atrevo a utilizarlo yo porque no tengo conocimiento de causa. Tal vez sea el injusto fruto de lo mismo que te explico arriba. Puede haber personas que simpaticen con la revolución en parte y aboguen por cambios en otras áreas, eso hay que respetarlo. ¿Para qué queremos democracia en Cuba, para seguir imponiendo cosas? –cada cual que piense lo que quiera y promueva lo que quiera, pero que se respete a la mayoría, simplemente. Hay centristas que abogan por un modelo similar al Chino, otros como el ex-yugoslavo, otros por imitar un desarrollo capitalista estilo cooperativas del País Vasco, así por el estilo; yo creo en la economía mixta, en el mercado, en la empresa estatal capitalista en plena competencia con el resto privadas, en la permanencia del estado controlando (no necesariamente administrando) los sectores estratégicos de la economía, en la democracia pluripartidista, en el estado de bienestar social sin parasitismo, en que debe haber algún tipo de Poder Obrero en el modelo político que contrapese el poder corruptor del capital, y mucho más que no puedo seguir por no ser más extenso. Nada imposible, solo que choca con paradigmas viejos y cuesta aceptarlos.
    2) Un nuevo sistema social “a lo cubano” quiere decir que no quitemos tajantemente lo que hay ahora y pongamos tajantemente lo que había antes; así hizo Fidel y fracasó, además la revolución ha costado mucho y lo que sirva hay que preservarlo aunque se readapte a lo nuevo. Sobre la base de la Constitución del 40, pienso yo, se puede perfilar un proyecto país nuevo que reivindique a todos. Incluso podemos tener algo mejor que lo que tienen otros en el mundo y bien nos podría funcionar para tener un mejor país, ¿por qué no? Martí dijo (no uso sus palabras exactas, solo las ideas): que imitar a ciegas era un error, que buscáramos en nuestras experiencias e historia la fórmula adecuada; que a pueblos nuevos fórmulas nuevas. Y Cuba, después de 57 años de revolución, es un pueblo nuevo, diferente al de antes de 1959 y al resto de A. Latina. Eso hay que reconocerlo y tenerlo en cuenta.
    3) Sobre Martí y el socialismo te aclaro que estás equivocado y que no eres el único, es un desconocimiento generalizado por muchas razones. El Maestro sí simpatizó con el ideal socialista y lo dejó plasmado en varias cartas, principalmente a su amigo Fermín Valdez. Luego en un próximo comentario te mando las citas y su ubicación, pues no tengo internet para ponerte rápido un link aquí mismo (como haces tú), yo debo usar métodos tradicionales de búsqueda. Es bien conocido que Martí no apoyó ni al marxismo ni a otras corrientes extremistas de lucha obrera por ir en contra de la naturaleza humana y prever los defectos que luego un siglo de experiencia práctica mostraron que son insuperables. Sobre “La nueva esclavitud”, no es Martí el autor, sino Herbert Spencer, un filósofo británico de su época y él solo le hace la crítica en su ensayo (que es más conocido para nosotros), en parte apoyándolo y en parte discrepando.

  • Osmel, te pongo el link del escrito donde Marti resume magistralmente el debate europeo sobre el nuevo “proyecto” que pretendia sustituir al malvado capitalismo llamado socialismo. En ese tiempo algunos intelectuales lo defendian y otros como Herbert Spencer lo catalogaban como futura esclavitud

    http://www.literatura.us/marti/futura.html

    En el escrito despues de exponer la controversia entre pensadores Marti expresa claramente su opinion personal sobre el destino funesto del socialismo para los hombres y la sociedad. Cuando lo lees no puedes dejar de asombrarte como Marti pudo describir con lujo de detalles lo que ocurrio en Cuba despues de 1959. Insisto no creo que Marti pueda ser utilizado como ideologo de ningun tipo de socialismo.

    “… Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo iría perdiendo el pueblo, que no tiene las mismas razones de complicidad en esperanzas y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes. Como todas las necesidades públicas vendrían a ser satisfechas por el Estado, adquirirían los funcionarios entonces la influencia enorme que naturalmente viene a los que distribuyen algún derecho o beneficio. El hombre que quiere ahora que el Estado cuide de él para no tener que cuidar él de sí, tendría que trabajar entonces en la medida, por el tiempo y en la labor que pluguiese al Estado asignarle, puesto que a este, sobre quien caerían todos los deberes, se darían naturalmente todas las facultades necesarias para recabar los medios de cumplir aquellos. De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es todo aquel que trabaja para otro que tiene dominio sobre él; y en ese sistema socialista dominaría la comunidad al hombre, que a la comunidad entregaría todo su trabajo. Y como los funcionarios son seres humanos, y por tanto abusadores, soberbios y ambiciosos, y en esa organización tendrían gran poder, apoyados por todos los que aprovechasen o esperasen aprovechar de los abusos, y por aquellas fuerzas viles que siempre compra entre los oprimidos el terror, prestigio o habilidad de los que mandan, este sistema de distribución oficial del trabajo común llegaría a sufrir en poco tiempo de los quebrantos, violencias, hurtos y tergiversaciones que el espíritu de individualidad, la autoridad y osadía del genio, y las astucias del vicio originan pronta y fatalmente en toda organización humana…”

  • Osmel, esto escribio Marti sobre la figura de Karl Marx en un articulo periodistico donde magistralmente reporta un sonado acto de homenaje por su muerte en la ciudad de New York.

    “Ved esta gran sala. Karl Marx ha muerto. Como se puso del lado de los débiles merece honor. Pero no hace bien el que señala el daño y arde en ansias temerosas de ponerle remedio, sino el que enseña remedio blanco al daño. Espanta la tarea de echar a los hombres sobre los hombres. Indigna el forzoso abestiamiento de unos hombres en provecho de otros. Mas se ha de encontrar salida a la indignación de modo que la bestia cese sin que se desborde y espante. Ved esta sala la preside, rodeado de hojas verdes, el retrato de aquel reformador ardiente, reunidor de hombres de diversos pueblos, y organizador incansable y pujante. La Internacional fue su obra: vienen a honrarlo hombres de todas las naciones…”

    No hay dudas que Marti conocio la obra de Marx y su ideario comunista. No hay dudas que comulgaba con el en la necesidad de resolver tanta injusticia en la sociedad. No hay dudas que recelaba del metodo marxista para solucionar la injusticia. Marti no era socialista, y si en Cuba muchos de buena fe creen que hay conexion solo es consecuencia de la propaganda del PCC sus pensantes guardianes de la fe.

  • Osmel, concuerdo 100% en la nueva Cuba que inevitablemente tenemos que repensar, no puede surgir de un experimento de laboratorio social. Igual a ti pienso que debemos volver al punto donde se rompio el hilo constitucional, debemos rescatar (esta vez en serio) la Constitucion de 1940, mancillada por Batista y asesinada por Fidel Castr. Debemos actualizarla con las mejores practicas conocidas a nivel mundial y por que no, tambien incorporar lo que pueda ser salvado del socialismo castrista (eduacion y salud publica sin menoscabar la privada?). Pero tienes que ser consciente que la Constitucion de 1940 a pesar que tuvo el aporte intelectual de los partidos de izquierda de la epoca, no es una constitucion socialista, mas bien en ella se consagra el estado de derecho, la division de poderes del estado y el respeto a la propiedad privada que es el nucleo de la democracia capitalista. Socio, sin complejos que el capitalismo no muerde tan duro como el socialismo cubano y te lo dice alguien que ha estado en ambos mundos.

  • Osmel:

    Suscribo el título de tu texto cien por cien: sólo a los cubanos compete definir el rumbo del país. De hecho, llevamos más de un siglo intentándolo y una y otra vez hemos caído en el camino, ya sea por factores externos, o sobre todo por nuestras propias deficiencias. Sigo pensando que aún habitamos en una especie de infancia, o preámbulo, a lo que será el definitivo acomodo de nuestra sociedad en una etapa superior. Pero antes nos toca madurar como país, y eso llevará tiempo y muchos esfuerzos.

    Aprovecho para llamar la atención sobre la posbilidad de que en Cuba se pueda aplicar, o mejor calcar, el modelo de Singapur. De hecho, me resulta extraño que siendo tú un socialdemócrata te declares cuando menos admirador de esa ruta. Y te lo dice alguien que ya se ha pasado 20 años de este lado del mundo.

    Li Kwan Yew, el padre del renacimiento singapurense, logró el despegue económico acudiendo en buena medida a valores ancestrales de la cultura asiática, – tan caros al confucianismo – como son la unidad y respeto a la familia, el sacrificio de la aspiración del individuo en bien de la comunidad, la verticalidad en el ejercicio del poder, mediante la cual se gobierna en el entendido de que los gobernantes son probos y los súbditos les dispensan total confianza y no se cuestionan a los empoderados. Eso grosso modo.

    En su condición de primer ministro, Li sofocó todo asomo de oposición política y ejerció el mando con mano de hierro, aplicando leyes estrictas y rechazando de paso cualquier llamado a asumir valores democráticos de corte occidental. A cambio, abrió el país a la inversión extranjera y liberó las fuerzas productivas. Con ello, dio un buen ejemplo del desarrollo que puede alcanzar un país tercermundista aplicando el denominado capitalismo de Estado.

    Sus exitosas prácticas fueron imitadas casi de inmediato por China y Viet Nam, que interiorizaron que no importaba si en el poder estaba un partido comunista o de otro corte, siempre que se aplicaran las ancestrales lógicas asiáticas por encima de las ideologías al uso (y ¿qué es el comunismo sino un derivado del pensamiento occidental?). Por eso hoy los tres países son estandartes del éxito económico.

    Pero ojo, los cubanos no somos asiáticos, mucho menos confucianos…

  • Mejor explicado , imposible. Por otra parte, entre una dictadura de derecha ( facismo ) y una de izquierda ( stalinismo) esta en el centro la democracia ; pero si lo miras desde la perspertiva de todo el poder en el estado y por otra parte la anarquia; entonces sigue estando la democracia en el centro, en fin , centrismo es democracia.

  • Isidro, que gusto me dar coincidir contigo al 100%. Agrego al tema que no entiendo por que hay tanta gente dispuesta a seguir copiando cuanto modelo externo cree que es mejor para Cuba cuando los cubanos sabemos perfectamente lo que es mejor para nosotros. Solo tienen que de una maldita vez hacernos la pregunta.

  • Loa pueblos asiáticos ponen su proverbial laboriosidad en cuanto proyecto emprenden, eso unido a su filosofía especial de la cual estamos a años-luz. Qué pueblo podría odiar más a los norteamericanos que el pueblo vietnamita, luego de una guerra atroz e injusta que arrasó aquel pais?; sin embargo, ellos pudieron echar a un lado las diferencias y avanzar (algo que en Cuba parece imposible de lograr). Para construir un pais acaso parecido al Singapur actual habría que empezar por cambiar el pensamiento de quienes gobiernan Cuba, eso, hasta el momento es imposible. Saludos.

  • Ok autor, cuando en la prensa lea que aquello mejoro me doy un saltico de nuevo. Mientras, lo veo por el phone

  • Jaja, Bobo…Ya una vez te lo dije: podemos tener mil diferencias de enfoques, pero no soy ciego ni obcecado. Creo en la diversidad de criterios, en el derecho a sostener una opinión y defenderla, y aspiro a que algún día todo lo que discutimos aquí podamos debatirlo a plaza abierta en Cuba. Sé que no será fácil llegar a ese punto, pero ¿quién dijo que todo está perdido?…

  • Para curarnos en salud, aquí dejo unas declaraciones que Li Kwan Yew hizo en 1987 al diario singapurense The Straits Times:

    “A menudo me acusan de interferir en la vida privada de los ciudadanos. Sí, lo hice, y si no lo hubiera hecho, no estaríamos donde estamos hoy. Y digo sin el menor remordimiento que no estaríamos donde estamos, no habríamos alcanzado el progreso económico si no hubiéramos intervenido en asuntos muy personales – como quién es tu vecino, cómo vives, qué ruido haces, cómo escupes, o qué expresiones usas al hablar. Decidimos lo correcto. No importa lo que piense la gente”.

    En el libro “Confucio y el mundo que creó”, de Walter Schuman, Basic Books, 2015

    A su favor se puede decir, empero, que fue un luchador incansable contra cualquier asomo de corrupción en el ejercicio del poder, con lo cual legó una de las naciones más libres de ese flagelo en el planeta…

  • Es bueno aclarar que el desarrollo tecnologico e industrial es un fenomeno ocurrido en Occidente gracias a la evolucion socioeconomica y de la conciencia social de Occidente . De pronto en el siglo pasado , las milenarias culturas asiaticas descubren que otra region del mundo ha despegado tecnologica e industrialmente de ellos , fue Japon el primero en reformar el pais para alcanzar a Occidente y poco a poco los demas han entrado en ese carril ; pero no nos enganemos, de no haber sucedido la industrializacion en Occidente , todavia Asia estuviera en el Feudalismo, realmente quiero decir que , se podra usar las costumbres o culturas o cualquier cosa para implantar el desarrollo economico e industrial; pero tarde o temprano habra de implantarse la democracia ; porque es la democracia la mayor liberadora de las fuerzas productivas ; porque es la democracia la que da mejor distribuicion del poder economico , politico y financiero por individuos y porque el proceso de desarrollo economico industrial evoluciona junto con la conciencia social y responde a sus necesidades, no es solo un proceso tecnico o de implantar un sistema tecnologico.

  • Bobo: en el tema ideológico se mezclan a menudo los conceptos y se estigmatiza mucho. No afirmo que Martí fuese un socialista como tal, menos en el sentido en que se usa en este tiempo, que equivale a decir que era marxista. Eso evidentemente no lo era. En su época ser socialista no tenía la connotación marxista que tiene actualmente por los sucesos del siglo XX. Solo dije que “simpatizaba” con la idea socialista y no con las tendencias radicales que se fraguaron en su época. Es mi criterio personal, para nada extraído de la prédica revolucionaria cubana. Siempre digo que si Martí viviese fuera un activo disidente e ideólogo de nuestra emancipación. Yo, “personalmente yo”, no encuentro en su crítica al tema un solo ápice de rechazo a la “idea socialista”, sí muchos al oportunismo socialista y al extremismo socialista. Me pusiste una cita de “la nueva esclavitud” donde Martí no expone sus ideas sino las de Spencer, las cuales él apoya sin dudas, pero le sigue una crítica al filósofo inglés que obviaste y es complemento necesario para esclarecer su pensamiento: “…pero no señala con igual energía, (Spencer), los modos naturales de equilibrar la riqueza pública dividida con tal inhumanidad (…) que ha de mantener naturalmente en ira, desconsuelo y desesperación a seres humanos que se roen los puños de hambre en las mismas calles por donde pasean hoscos y erguidos otros seres humanos que con las rentas de un año pueden cubrir a Inglaterra de guineas. Nosotros diríamos a la política: yerra, pero consuela. Que el que consuela, nunca yerra.”. (Herbert Spencer. OC. T-15. Europa II. Crítica y Arte. pp. 387-392

    Te pongo otras citas:
    • “El hombre que no vota en una república, es un traidor a la república, traidor al hombre…; el voto, aun violado, es útil, porque el que lo viola, queda de ladrón. Con una tacha encima. En las repúblicas es un deber ejercitar todos los derechos…Las riquezas injustas; las riquezas que se arman contra la libertad, y la corrompen; las riquezas que excitan la ira de los necesitados, de los defraudados, vienen siempre del goce de un privilegio sobre las propiedades naturales, sobre los elementos, sobre el agua y la tierra, que solo pueden pertenecer, a modo de depósito, al que saque mayor provecho de ellos para el bienestar común. Con el trabajo honrado jamás se acumulan esas fortunas insolentes.”. (OC T-12.En los EUA. Escenas norteamericanas. La opinión pública. Montevideo, 1889).
    • “Y crece, crece a ojos vistas,…, la sociedad de los Caballeros del Trabajo. En ella,…, se vienen agrupando lentamente las asociaciones parciales de obreros, que a su número y falta de relación, y a la falta de recurso consiguiente, debían gran parte de sus derrotas…son un congreso permanente de trabajadores. A cada problema, una solución…manda, y ocho mil obreros, diecisiete mil obreros,…, como un golpe de martillo, abandonan el trabajo. Son poderosas, porque nacen directamente de sus propios problemas. No es el socialismo europeo que se trasplanta. No es siquiera un socialismo americano que nace. Acá el trabajador sabe que el monopolista era ayer trabajador. Aun en sus combates se sienten hermanos. Pero ya se divisan las líneas, y acá se ha de dar el espectáculo hermoso de la victoria de la razón, si no la enconan, como de Europa pretenden,…”. OC T-10.en los EUA. Esc. Nort.II. la nación. Buenos Aires, 23 de octubre de 1885
    • “Por lo noble se ha de juzgar una aspiración, y no por esta o aquella verruga que le ponga la pasión humana. Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras, -el de las lecturas extranjerizadas, confusas e incompletas,-y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…el caso es no comprometer la excelsa justicia por los modos equivocados o excesivos de pedirla. Y siempre con la justicia,…, porque los errores de su forma no autorizan a las almas de buena cuna a desertar de su defensa.”. OC T-3. Cuba. Política y Revolución III, 1894. pp. 168. Carta a Fermín Valdez, mayo de 1894.
    • “(ya encontraremos)…los modos de sacarle los cimientos al orden social de hoy, y ponerle otros más seguros, sin que se venga abajo la casa…Lo que queremos,…, es resolver nuestros problemas con remedios nuestros. Cada pueblo se cura conforme a su naturaleza, que pide diversos grados de la medicina, según falte este u otro factor en el mal, o medicina diferente. Ni Saint-Simon, ni Kart Marx, ni Marlo, ni Bakunin. Las reformas que nos vengan al cuerpo. Asimilarse lo útil es tan juicioso, como insensato imitar a ciegas. El dinerismo nos pudre y guerreamos contra el dinerismo…Y van estos…socialistas de salón, hasta pedir que se nacionalicen las industrias, para que no haya estos magnates tentadores y estos políticos venales, y no se trabaje para tener más que el vecino, ni para cultivar lo grosero y feroz del hombre, sino para vivir a poco costo, en albedrío individual, y con tiempo y gusto para las cosas del corazón y de la mente. ´ ya vendrá…quién dé con el modo-puesto que no es más que cuestión de modo-de echar abajo sin violencia este orden de acumulaciones inmorales, sin contrariar la naturaleza individual, y aun los defectos inevitables, y por tantos necesarios, del carácter del hombre ´.”. (OC T-12. En los EUA. E.N.IV. pp. 378)

    • “La conquista del porvenir ha de hacerse con las manos blancas…Kart Marx ha muerto. Como se puso del lado de los débiles, merece honor. Pero no hace bien el que señala el daño, y arde en ansias generosas de ponerle remedio, sino el que enseña remedio blando para el daño. Indigno el forzoso abestiamiento de unos hombres en provecho de otros. Mas se ha de hallar salida a la indignación, de modo que la bestia cese, sin que se desborde, y espante…”; “Son los rusos el látigo de la reforma: mas no, no son aún estos hombres impacientes y generosos, manchados de ira, los que han de poner cimiento al mundo nuevo: ellos son la espuela, y vienen a punto, como la voz de la conciencia, que pudiera dormirse: pero el acero del acicate no sirve bien para martillo fundador.”. (OC T-9. En los EUA. Escenas norteamericanas 1881-1883. pp. 388)

  • Hola, Luis:

    Has tocado un punto que promete desatar muchas ramificaciones, porque sobre eso hay múltiples enfoques.

    Es cierto que Occidente dio el pistoletazo de salida en lo que a avanzada tecnológica se refiere, si partimos de la Revolución Industrial en Inglaterra. Pero no ignoremos que esa revolución se ensanchó bajo dos términos esenciales: la despiadada explotación de la clase obrera inglesa en esa época y la rapaz expansión imperialista por medio mundo de Inglaterra y otras potencias a posteriori. O sea, la tecnología se impuso a golpes literales sobre las espaldas de medio mundo, al que se le negaron los derechos más elementales. ¿Dónde se escondió la democracia en aquel entonces? Esto lo vislumbraron claramente los clásicos marxistas. Se necesitarían muchos años de luchas de sindicalistas, comunistas, socialistas, anarco-sindicalistas y otros, para que ese Occidente pujante compaginara en cierta medida la separación de poderes y otras esencias de la democracia, con los derechos sociales y el respeto a la soberanía de las naciones. Muestra de ello es que tras la RI inglesa hubo dos devastadoras guerras mundiales. Súmale que las hoy avanzadas democracias escandinavas no serían tales sin las luchas mencionadas. Creo que no podemos pasar esto por alto.

    En cuanto a Asia, estamos ante un caso especial. Empecemos por el Japón. Cuando EE.UU. lanza las bombas atómicas sobre su territorio, ya Japón era una potencia mundial, gracias a lo cual se apoderó de Manchuria e invadió media China, Corea, Birmania, VietNam, Tailandia, Indonesia, Camboya, Filipinas…En fin, buena parte de la región, gracias a sus bien preparadas y dotadas fuerzas militares y a su imponente desarrollo industrial..Y todo esto lo logró sin el menor asomo de democracia, puesto que el país operaba bajo una alianza entre la casta imperial y la militar, que surgió tras la denominada “restauración Meiji”, – tránsito acelerado del feudalismo al capitalismo de Estado, con alto contenido nacionalista -…Luego de la derrota, EEUU impuso sus condiciones políticas al país, a la vez que calzó su economía con un importante flujo de ayuda. Pero ojo, observa como hoy la nueva derecha bajo Shinzo Abe procura recuperar algo del “pasado glorioso” nipón…O sea, Japón vive hoy en democracia, pero la misma tiene como sustrato los valores ancestrales que antes hicieron al pais potencia imperialista…

    Ahora, creo que tu planteamiento gira alrededor de si posible un verdadero avance económico, es decir, prosperidad, en ausencia de democracia…Veamos…

    Ahí tienes a Taiwan y Corea del Sur (para seguir en Asia), hasta el momento dos sólidas democracias. Pero ¿quiénes sentaron las bases para el despegue económico que hizo que ambos territorios llegaran a esta etapa? Dos dictadores sin remordimientos : el chino nacionalista Chiang Kai Shek y el coreano republicano Park Chu Hee (cuya hija gobierna hoy en Surcorea por elección democrática y multipartidista). Sin ellos como precedente no existiría el actual experimento democrático, calzado asimismo por buen respaldo de Washington…Ojo…

    Incluso, más cerca nuestro: ¿no se responsabiliza al sanguinario Pinochet del despegue económico chileno, que hoy se amplía bajo el cánon democrático?

    Todavía más cerca: ¿No es cierto que las mayores y aún hoy más representativas obras públicas de la República cubana y los tratados comerciales más beneficiosos de la Isla se instauraron bajo el primer gobierno de Gerardo Machado, y que su posterior derrocamiento se debió en buena medida a la pérdida de popularidad por el deterioro económico que vino con el crack del 29?

    Bueno, no me extiendo más, que ya hablé mucho…Pensemos….

  • ahi radica el gran dano hecho por el comunismo al Cuba: ha creado un hombre que no se respeta, que no exige ser ciudadano, que no dice que hay que contar con el . Han aplastado al hombre cubano….hablan muy docto del marxismo ,del shintoismo, del confucionismo, pero no exigen sus derechos aunque sea desde lejos !!!!

  • Isidro: si te fijas bien mis comparaciones con Singapur son en temas económicos. Es pura coincidencia que 1959 sea el mismo año de “liberación” para ambos países, pero como sabemos en esa fecha los cubanos llevábamos 57 años de república. Dije “más tarde” porque para mí 1965 fue la fecha en que Singapur fue verdaderamente independiente porque se abortó su primer intento de pertenecer a Malasia. Es cierto que el “Fidel Castro” de los singapurenses se mantuvo en el poder hasta 1990 y que continuó virtualmente con un cargo simbólico. Su partido hasta hoy no ha dejado de gobernar. Tamaña “presencia” inevitablemente crea rasgos de despotismo, pero hay libertad política y un sistema parlamentario que elige su gabinete. Tal vez sea la excepción de un gobierno que funciona bien y ha perdurado en el apoyo popular, tal vez sea un sistema semi-despótico que ha hecho más bien que mal. También la democracia hace bien, y muchas veces ha hecho muchísimo daño queriendo hacer el bien. Deseo que Singapur perfeccione su democracia y haya más justicia en ese país, sean cuales fueran sus deficiencias.
    Lo que decía era que tienen una situación geográfica ventajosa como la nuestra; se despojaron de influencias externas al mismo tiempo y lograron el desarrollo a diferencia nuestra; todo porque lejos de buscarse la enemistad de grandes potencias las atrajeron a su país para que hicieran buenos negocios. Tienen un gran desarrollo económico y humano y su sistema se cataloga como “parcialmente libre”, y en eso nos superan también porque nosotros somos “carentes absolutos de libertad”.
    Por ejemplo: el modelo singapurense de la vivienda popular es diametralmente opuesto al de Cuba y Venezuela, o al de cualquier otro gobierno populista de izquierda o derecha: son del gobierno y cobran tarifas, creo que variables. No las entregan regaladas para cebar parásitos y crear más conflictos violando derechos o despilfarrando el erario público en busca de apoyos fatuos.
    Termino diciendo que Singapur es poco mayor que la mitad de mi municipio Mayarí y tiene más de la mitad de la población de Cuba, con 2,6 veces nuestro PIB, sin hablar de la competitividad y calidad mil veces superior de su economía. A eso me refiero, a lo diferentes que son las cosas cuando se toman los caminos más certeros: nosotros no logramos mover nuestro timón para salir del vértice del hueco negro que nos traga y nos mantiene dando vueltas.

  • Bobo: al menos yo no sugiero copiar, todo lo contrario. eso no nos quita el derecho a comparar. Cierto, lo que necesitamos es poder decidir, pero para que sea justo y positivo debe haber un debate profundo previo. Tú estás claro allá en el exilio pero 11 millones estamos aquí, somos la mayor parte del pueblo cubano y por medio siglo hemos estado trancados y mutilados en lo cívico.

  • Osmel : creo se estan desgastando mucho buscando modelos…..en las actuales circunstancias, ese es un ejercicio baldio. Concentrense en cambiar el “modelo” actual cubano, que impide el progreso al coartar el derecho a informarse y elegir…despues viene lo otro…conformar otro modelo .Para mi, como para Isidro o raul ,o Fidel, o Iroel…no hay prisas, pero para el cubano de a pie, si la hay !!

  • luis…el “descubrimiento ” que ha hecho al Occidente mas progresista que el resto del Mundo, no es una Revolucion Tecnologica, ni cientifica, ni economica….es solo una revolucion politica. La Revoluciones Inglesas, norteamericana y Francesa, dotaron a las personas y pueblo de derechos, de libertades, le dieron normas liberales de gobierno, que permiten la autocorreccion y el avance social, economico, garantizando los derechos civiles de las personas.
    Sin esas premisas, es posible avances limitados ,pero nunca avances consistentes, estables, siempre avanzando !!!

  • Osmel, con las citas sólo corroboras que José Martí anque inconforme con la distribución desigual de la riqueza deja claro que no vía en el socialismo marxista la solución o medicina para curar la Cuba que soñaba “con todos y para el bien de todos”.

    Pero tu y yo coincidimos con Martí en que los cubanos tenemos la cura para nuestra sufrida Patria. Si revisas la historia de Cuba podrás ver que como hoy día los cubanos siempre han estado divididos y hasta polarizados políticamente, pero siempre han encontrado el justo medio utilizando la herramienta democratica llamada Asamblea Constituyente. Por mi cuenta al menos 3 veces se ha utilizado: Guaimaro, la de 1901, y la de 1940. Y creo firmemente que nuevamente urge otra Asamblea Constituyente para encontrar la medicina que necesita nuestra Patria.

  • Bueno Isidro, asi es , un avance posterior , una vez extendido el capitalismo , necesitara la democracia . Yo no he ido a China ; pero estoy seguro que la mentalidad china a cambiado mas en 3 decadas que en 3 siglos, no obstante reconozco que al ser China un pais tan grande y con tantos millones , el proceso de democratizacion demorara un poco mas , todavia el gobierno chino tiene un gran trabajo que hacer; pero llegara tarde o temprano .

  • Luis:

    Para redondear: para los Tigres asiáticos (Taiwán, Singapur, Corea del Sur y Hong Kong), junto a Viet Nam y China, no ha sido condición sine qua non establecer un previo marco democrático para generar prosperidad y desarrollar sus economías. Ese es mi punto. De todos estos mencionados, hoy sólo Taiwán y Corea del Sur efectúan elecciones multipartidistas y mantienen separación de poderes.

  • Y para redondear mas aun, los revolucionarios franceses tenian tantos escrupulos democraticos que ni siquiera aceptaron la formula americana de regirse por una autoridad cada cuatro anos y el sistema democratico que adoptaron fue un caos , al final , Napoleon hizo mas que todos ellos por crear las bases del capitalismo en Francia. No se puede correr antes de gatear. ja ja ja

  • Osmel, Soy demócrata porque procuro para Cuba la legalización de los partidos políticos de oposición, una convocatoria a una Asamblea Constituyente Multipartidista para la aprobación de una constitución democrática, asi como, la Instauración de un Estado Democrático de Derecho con sus poderes independientes (ejecutivo, legislativo y judicial). Soy liberal y libertario porque abogo por un modelo político\económico\social\cultural para Cuba, que en su parte económica contenga componentes del liberalismo económico y componentes de la autogestión socialista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.