El cáncer en Cuba: Una mirada al cangrejo “desde adentro”

Rogelio Manuel Díaz Moreno

Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR).  Foto: cubacontemporanea.com
Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR). Foto: cubacontemporanea.com

HAVANA TIMES — El amigo Erasmo Calzadilla está preocupado por lo que percibe como un avance tenebroso de las enfermedades oncológicas en Cuba. Me gustaría añadir algunos comentarios que pudieran matizar las ideas que él trató. Parto de la modesta experiencia que he acumulado como trabajador en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR).

El INOR es la principal institución hospitalaria cubana dedicada a enfrentar esta seria enfermedad. En él se atienden miles de pacientes al año, provenientes de todo el país. Se presentan con todas las modalidades habidas y por haber de esta enfermedad que, como se sabe, abarca un extenso y complicado grupo de patologías. Se tratan con las modalidades comunes internacionalmente, díganse la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, según la disponibilidad de recursos humanos y materiales del centro y del país.

Recordemos que el cáncer ha llegado a ser, como bien señala Calzadilla, la primera causa de muerte entre nosotros. En este punto, nuestro panorama de salud se parece más al de los países desarrollados que a los del Tercer Mundo. En este último prevalecen enfermedades infecciosas, tuberculosis, diarreicas y otras que acá han disminuido mucho desde la década de 1960.

En cuanto a las afecciones del corazón, ocupaban hasta hace poco el primer lugar entre los fallecidos. Muchos recursos se han dedicado a estos problemas, y han dado resultados, lentamente. Según las informaciones estadísticas disponibles en los sitios del ministerio de salud cubano, esta causa de mortalidad ha bajado ya hasta el segundo puesto. Por esta razón el cáncer, que andaba segundo con pocos cambios, quedó de primero.

El cáncer, desgraciadamente, es mucho más complejo de enfrentar que las enfermedades cardiovasculares. Muchas de sus manifestaciones, como el cáncer de próstata, son características de las personas en la tercera edad. Ya por esa simple razón, los que se libran antes de la guadaña por otras causas, se convierten en candidatos a presentar un problema oncológico más adelante. Puede parecer una paradoja, pero es un hecho; resolver antes otros problemas de salud aumenta la cantidad de personas que serán amenazadas después por el cangrejo.

Un aspecto donde se debe avanzar mucho es en el tema de la prevención. Precisamente, es el cáncer de próstata uno de los de mayor incidencia en la población (con próstata). Detectado en sus etapas iniciales, el tratamiento es bastante efectivo y asegura una sobrevida no menor que la de otras personas nunca afectadas. Pero el análisis que lo descubre antes con mayor efectividad y simplicidad, hiere la profunda dignidad del macho cubano. Esto ilustra que también se presentan dificultades más allá de lo clínico, hacia lo social y lo cultural.

El cáncer de mayor incidencia entre nosotros es, definitivamente, el de pulmón. Eso lo veo yo en el INOR todos los días. Como también veo pacientes y médicos que fuman con gran entusiasmo. No es poca la propaganda que advierte del peligro de la nicotina, desde los medios masivos de divulgación fundamentalmente, pero las personas parecen refractarias. Como si fuera poco, la campaña preventiva sufre con puñaladas desde el mismo Estado, que celebra festivales de tabacos, y las compañías cubanas que hacen la propaganda pública de cigarrillos en vallas, kioscos y otros similares. El vicio de fumar también ha sido asociado con mayor riesgo de cánceres de garganta y esófago, que igualmente pululan en el INOR, con su secuela de muerte y discapacidad, entre hombres y mujeres por igual

consejos-contra-el-cancerY otro cáncer que anda disparado es uno que se presenta fundamentalmente en mujeres, en el cuello del útero. Este tiene frecuentemente como causa al Virus del Papiloma Humano, que se trasmite por vías sexuales. Cubanos y cubanas están sobradamente informados de la importancia de la protección durante las relaciones sexuales, sobre todo por el VIH; aún así hay mucha irregularidad con el uso del condón. Una mayor precaución disminuiría sensiblemente muchas nuevas infecciones de muchos tipos de enfermedades, entre ellas, este tipo de cáncer.

No se puede obviar que otros cánceres de alta frecuencia tienen un fuerte componente genético, como el de mama. Ahí tal vez se pueda adelantar con técnicas de secuencias de ADN, mejores investigaciones genéticas y de ese tipo pero la prevención, mediante exámenes sencillos, sigue como la mejor alternativa. En sus estadios tempranos, el cáncer de mama es curable.

Hasta aquí, esto ha sonado tal vez como un sermón que culpa sobre todo a las personas y absuelve a la civilización moderna de todo pecado. Ciertamente, no es la intención de este escriba. Es cierto que hoy nos vemos envueltos en estilos de vida lejanos de la sencillez; expuestos a ambientes y elementos extraños en comparación con los de hace más tiempo. Entre estos elementos, muchos sin duda acarrean potenciales peligros, y no se debe tomar ninguno a la ligera. Los abonos y pesticidas químicos, polvos de asbestos, gases residuales de la quema de combustibles fósiles, elementos sintetizados como plásticos y otros, provocan también sus problemas, aunque se ven en el INOR mucho menos que los que ya abordamos.

Es importante mantenerse correctamente informados sobre las consecuencias de cada aspecto de nuestra vida cotidiana. Esto permitirá permanecer conscientes de cada uno de los distintos riesgos y las mejores maneras de prevenirlos. De tal forma, individual y colectivamente se pueden pensar y trabajar en las mejores maneras de llegar a una edad avanzada con buena salud.


17 thoughts on “El cáncer en Cuba: Una mirada al cangrejo “desde adentro”

  • el 11 agosto, 2014 a las 12:41 pm
    Permalink

    Todo eso se resolvera cuando aumente el consumo de suplementos naturales desde la infancia la poblacion cubana debe consumir PV2,ABEXOL ,PREVENOX ,VIMANG, y demas suplementos antioxidantes.

    Y en mi opinion a partir de los 60 años el Estado Cubano deben ponerle controles obligatorios a todos los ciudadanos de estas enfermedades OBLIGATORIO !!!!!!!!!

  • el 7 agosto, 2014 a las 12:50 pm
    Permalink

    Si la cosa era de tesis te faltó definir lo que consideras “bajo control”

    Sugiero usar las reglas de control estadístico de procesos, las que se usan en ingeniería industrial, pero referirlas no al número o tasa de muertes, sino a la parte controlable, casos salvados/casos detectados

  • el 7 agosto, 2014 a las 9:24 am
    Permalink

    Un detalle que aclarar, Rogelio. Si algo me gusta de ti es la honestidad y el uso consciente que sueles hacer de las palabras; casi siempre, no esta vez.
    Dices que yo percibo el avance del cáncer como TENEBROSO, pero eso es gratuito de tu parte; trato de no emplear expresiones con carga sensacionalista.
    En mi post presenté una tesis (el cáncer no está bajo control aunque ciertos funcionarios digan lo contrario) y traté de demostrarla con datos y análisis estadísticos; punto.

  • el 6 agosto, 2014 a las 7:07 pm
    Permalink

    Las series no son continuas y no son iguales, no tienen exactamente los mismo años. No obstante
    Año: tasa cáncer vs tasa cardio

    1970: 148 vs. 99
    2013: 203 vs 204

    En algún momento reciente esas dos líneas históricas se cortaron, pareciera que fue en el 2011.

    Podrías hacer un gráfico de tiempo, en el eje x los años y en el Y las dos líneas de ambas tasas?

    Me llama muchísimo la atención el dato del número de muertes el 2010, son unas mil más que en los años anterior y siguiente, quizás sea un 5 % mas, parece un dato extremó. ¿que se sabe de ese pico?

  • el 5 agosto, 2014 a las 8:54 pm
    Permalink

    Lo primero que haré es rectificar los datos puestos arriba, pues en la cantidad de fallecidos como en la tasa bruta (por 100 mil habitantes) me faltó un dato.

    Ahí va rectificado y la tasa redondeada al entero más cercano

    Año: 1970; 1981; 1993; 1999; 2000; 2009; 2010; 2011; 2012; 2013.
    Defunciones: 12 704; 17 183; 21 759; 21 531; 20 258; 22 340; 23 796; 22 237; 22 374; 22 651.
    Tasa de mortalidad: 148; 176; 199; 193; 181; 199; 212; 198; 199; 203.

    Ahora voy para el cáncer. Voy a poner la tasa bruta solamente pero si quieres te busco la cantidad concreta de fallecidos. La tasa fue calculada por mí a partir de la población y el número de fallecidos por cáncer.

    años:
    1970; 1990; 1993; 1995; 2000; 2001; 2002; 2003; 2004; 2005; 2006; 2007; 2008; 2009; 2010; 2011; 2012; 2013

    tasa bruta (por cada 100 mil habitantes)
    98,69; 128,74; 129,23; 133,79; 147,59; 150,78; 156,38; 163,51; 16685; 170,97; 176,37; 182,59; 190,36; 191,50; 198,63; 194,6; 201,83; 204

  • el 5 agosto, 2014 a las 6:11 pm
    Permalink

    Uno de las principales causas del cancer de prósta y de útero en Cuba además de la deficiente nutrición es el problema del machismo. Una mayoría de los hombres no se someten al tacto rectal a tiempo o simplemente no se someten y eso resulta fatal ya que la enfermedad no se puede empezar a tratar a tiempo.Por otro lado la misma actitud del machismo en la población crea la idea generalizada tanto entre hombres como en mujeres, de que para ser hombre hay que ´hacer mucho sexo entre mas veces mejor y mucho mejor si se hace con mujeres distintas. Esta actitud lleva al hombre a un desgaste acelerado que puede derivar no necesariamente en cancer de próstata sino también en otro tipo de cancer. También en Cuba está muy generalizado el sexo oral de la mujer hacia el hombre y del hombre hacia la mujer. El sexo oral del hombre hacia la mujer sin el preservativo femenino que es como se hace en Cuba, también puede ser una causa de cancer en la garganta para el hombre. Pero todo esto en Cuba para ser hombre hay que hacerlo. Es la mentalidad machista y que también afecta a las mujeres ya que también sufren desgaste debido a la enorme intencidad de la frecuencia con que hacen el acto sexual y todo eso unido a una alimentación deficiente y a la contaminación ambiental , al alcohol y al cigarro es como una Granada de detonador rápido. A todas estas van naciendo ninos en esas circunstancias que ya vienen también afectados por esa trayectoria de sus padres y así el círculo vicioso progresivo que tiende a aumentar el número de enfermos.

  • el 5 agosto, 2014 a las 3:49 pm
    Permalink

    Esa tasa de mortalidad se refiere a muertes por causa cardíaca cada cien mil habitantes o es otro indicador?
    Podrías poner las del cáncer para los mismos años?

  • el 5 agosto, 2014 a las 3:32 pm
    Permalink

    Erasmo, ¿hay datos de la incidencia de ambas enfermedades?
    No me refiero a las muertes sino al número de casos

  • el 5 agosto, 2014 a las 2:07 pm
    Permalink

    No es cierto que el rango etáreo de los fallecidos por enfermedades del corazón tienda a ser menor que el de fallecidos el cáncer.
    En el anuario de estadístico de Salud puedes apreciar que las enfermedades del corazón son más mortíferas que el cáncer solo a partir de 64 años (64 años en adelante, 80 años en adelante).
    Y no se trata de un comportamiento reciente, que pudiera ser achacado a la falsa disminución de las muertes por enfermedades cardíacas. En el anuario estadístico (te aconsejo el resumen del año 2000), puedes verificar que las enfermedades cardíacas son más mortíferas que el cáncer en los ancianos, mientras que los jóvenes “prefieren” morir de cáncer. Ese comportamiento ocurre por lo menos desde la década de los 70, más allá de eso no hay Anuarios Estadísticos de Salud.

    Lo mismo ocurre al menos desde la década del 70, cosa que puedes verificar en el resumen que aparece en el anuario correspondiente al 2000.

  • el 5 agosto, 2014 a las 1:53 pm
    Permalink

    Rogelio es falso que las muertes por enfermedades cardíacas han venido disminuyendo; ni el número total de fallecidos por esa causa ni la tasa bruta han descendido, al contarrio. Tal vez te dejaste engañar, como yo, por las mentiras de los funcionarios.
    Para demostrárlo te presento los datos extraidos del anuario estadístico de salud:

    Año: 1970; 1981; 1993; 1999; 2000; 2009; 2010; 2011; 2012; 2013.
    Defunciones: 12 704; 17 183; 21 759; 20 258; 22 340; 23 796; 22 237; 22 474; 22 651.
    Tasa de mortalidad: 148; 176; 199; 193; 181; 199; 212; 199; 203.

    Desde 1970 viene ocurriendo un aumento sostenido de la mortalidad por enfermedades cardíacas. Solo un año, 2010, la marca superó al dato del 2013; luego siguió su crecimiento estable.
    Conclusión: También es falso que ha ocurrido una disminución de la mortalidad debido a enfermedades cardíacas. Queda descartada la hipótesis de que el aumento de la mortalidad por cáncer sea una consecuencia indirecta de que más personas son salvadas de morir del corazón.

  • el 5 agosto, 2014 a las 5:26 am
    Permalink

    No conozco ningún estudio como el que pregunta un lector sobre posible efecto cancerígeno de refrescos de polvos, personalmente prefiero con mucho los naturales.

  • el 4 agosto, 2014 a las 2:51 pm
    Permalink

    Erasmo, la mayoría de las muertes de origen cardiovascular ocurren en una franja de edad más baja que las de cáncer.
    La escasez de grasas, carnes rojas, lácteos y la bicicleta y la caminata deben haber ayudado a que la tasa de muertes por esa causa sea hoy menor que hace 20 años. Los que dejaron de morir por causas cardiovasculares entran en la franja de edad donde es más probable morir por cáncer.

  • el 4 agosto, 2014 a las 11:26 am
    Permalink

    “En cuanto a las afecciones del corazón, ocupaban hasta hace poco el primer lugar entre los fallecidos. Muchos recursos se han dedicado a estos problemas, y han dado resultados, lentamente. Según las informaciones estadísticas disponibles en los sitios del ministerio de salud cubano, esta causa de mortalidad ha bajado ya hasta el segundo puesto. Por esta razón el cáncer, que andaba segundo con pocos cambios, quedó de primero.”

    Hola Rogelio, gracias por participar del debate. Tengo una pregunta ¿Cuáles son esos muchos recursos que se han dedicado a resolver y prevenir las enfermedades vasculares? Que yo sepa no se hace nada sustancialmente nuevo en este sentido desde hace mucho tiempo, pero si tú tienes otra idea porque estás en el medio, por favor ilústrame. Al contrario, lo que veo es que de vez en cuando entran en falta los medicamentos imprescindibles para controlar la presión arterial y la alimentación de la población general es cada vez peor: menos opciones y menos recursos para la familia promedio por el encarecimiento de muchos alimentos, y cierre de una gran cantidad de comedores obreros, que lleva a los trabajadores a recurrir a comida rápida y poco saludable. Hace poco alguien en casa sufrió un ataque cardíaco y pasamos momentos muy difíciles para conseguir que la trataran adecuadamente en el policlínico. Luego en el hospital, tuvimos que comprar por nuestros medios determinados aditamentos necesarios para realizar una prueba imprescindible; el hospital no contaba con ellos.

    Otra cuestión. Virándole la tortilla a un comentarista llamado Pancho ¿por qué no sospechar que la disminución de las muertes por accidentes vasculares pueda deberse a un aumento en la mortalidad por cáncer? ¿Cónoces alguna investigación que intente resolver esta duda?

    Y por último, veo que usas una frase “esta causa de mortalidad ha bajado […] Por esta razón el cáncer, que andaba segundo con pocos cambios, quedó de primero.”

    No Rogelio, esa no es razón de ninguna manera. Sé que estás tratando la palabra RAZÓN laxamente porque no se trata de un texto científico, pero no es razón ni aún en su significación laxa, porque disminuyó la mortalidad por las enfermedades cardiovasculares pero también aumentó el número y la tasa de muertos por cáncer.
    Precisamente esa construcción engañosa que disimula el problema es lo que estoy criticando en los funcionarios, Claro, tu lo usaste sin darte cuenta, pero ellos lo hacen premeditadamente, ha conciencia.

  • el 4 agosto, 2014 a las 10:15 am
    Permalink

    Para la deteccion temprana del cancer el tacto anal no es lo que primero se hace. La prueba del PSA, aunque nada segura pede dar una idea de la situacion que se puede comprobar con el tacto y mucho mas con una biopsia. La deteccion temprana es garantia casi total de que moriras de otra cosa y no del cancer de prostata gracias a los tratamientos

  • el 4 agosto, 2014 a las 9:13 am
    Permalink

    La exposición al sol debería tomarse en cuenta. Yo misma, con 30 años tuve melanoma. Mi abuelo y mi mama también.

  • el 4 agosto, 2014 a las 8:50 am
    Permalink

    Buen post, aporta nuevos elementos de las causas de cancer. La transmision de enfermedades sexuales y la negativa a la revision prostatica de los hombres hay que trabajarlo con programas agresivos de comunicacion, como hacen actualmente con el cancer de mama.

    Una pregunta a Rogelio ¿hay algun estudio que relaciona el consumo de los refresquitos instantaneos con la aparicion del cancer? siento que desde que llego el periodo especial la poblacion cubana y especialmente los niños han consumido toneladas de este polvo lleno de colorantes y preservantes quimicos.

  • el 4 agosto, 2014 a las 8:44 am
    Permalink

    Muy bueno lo que escribe Rogelio aunque en otra línea.

    Y muestra la importancia de la conducta social en la prevención y contención temprana de la enfermedad.

    Tengo entendido que el condón es irrelevante para la transmisión del virus papiloma. Acción social: Vacuna masiva

    Los remachos cubanos se exponen al cáncer de próstata por no ir a hacerse el chequeo. Acción social: educación y sistematizar ese examen

    El cigarro: todo el mundo sabe q es malo, que daña la salud, pero no que es asqueroso y que mata. Además el gobierno hace negocio con eso. Acción social: prohibirle la venta a menores, ponerle fotos a las cajetillas de las bocas de los fumadores, poner el número de muertos por cáncer de pulmón en el año, aumentarles el precio, multar a los padres cuyos hijos menores fumen… Sobretodo crear una cultura de asco al tabaco, hacer que deje de ser cool

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *