El “cafecito de Cuba” no es para los cubanos

Osmel Ramírez Álvarez

NESPRESSO-CUBAHAVANA TIMES — Hoy me levanté bien temprano en la mañana y me detuve en frente de mi casa. Pude ver entre otros transeúntes a muchos de mis vecinos con un potecito en la mano, en vías de comprar una “colaíta” de café. Es la dosis mínima que se usa para preparar la adictiva bebida.

Por aquí muchas amas de casa sobreviven diariamente con ese pequeño negocio. “No da mucho, pero al menos me sale el mío gratis y me queda un menudito para las boberías que hay que comprar: ajo cebolla, comino”, me dijo hace unos días María, una señora muy afable que lleva años prestando ese servicio.

Volví a entrar al llamado de mi esposa. Me esperaba una taza de café recién colado. Mi compañera hace magia con el mezclado de la cuota, porque les juro que le queda bueno. Lo hierve y le saca el sumo, observando con cuidado las proporciones adecuadas de agua u azúcar. Yo he intentado hacerlo igual y no lo consigo, me sale una aguadija imposible de disfrutar. Cuando es “del bueno” sí que acierto.

En cafetera se cuela mejor, pero la que tenemos es demasiado pequeña para el desayuno: solo dos tazas. Quiero comprar una más grande, pero son carísimas, las de cuatro tazas andan por los 200 pesos. Siempre hay una necesidad imperiosa delante (zapatos para los niños, comida, cosas del aseo) y lo pospongo. La bolsita tradicional sigue sacando la cara y la destreza de mi esposa mengua el sinsabor.

Pero la mezcla es tan grande que uno no sabe ni lo que está tomando. Se dice que es chícharo, pero la verdad es que tampoco sabe a chícharo tostado. Lo que le echan debe ser algún tipo de semilla amarga que a diferencia del café y el chícharo tiene la peculiaridad de tupir la bolsa.

Venta-de-cafe
Venta de café. Foto: Juan Suárez

Las vendedoras de “colaítas” también lo combinan a una proporción abismal: dos libras de chícharo y una de café; ¡y sin embargo sabe a café y se puede disfrutar cierto aroma! Entonces el de la bodega nos plantea dos interrogantes: ¿qué proporción tiene? Y ¿con qué lo mezclan? Al pueblo nadie le explica nada ni los paquetes tienen rotulada la composición de su contenido. ¡Imagínense tamaño desparpajo e irrespeto al consumidor!

Un especialista en drogas que a menudo Taladrid invita a su programa de televisión llegó a decir que los cubanos somos privilegiados, porque nos mezclan el café con chícharo. Según él así es menos perjudicial para la salud. Tal vez sea cierto, pero el pueblo no lo cree, porque luce demasiado oportuno para justificar la exportación.

La gente está maniatada, pero no es boba. Nuestro pueblo no será tan culto como dice Fidel, pero sí ha estudiado y saca su cuenta. Los barcos pesqueros cubanos pescan en alta mar buenos peces y los venden en puertos extranjeros; luego con menos de la mitad del dinero compran más tonelaje de pescado “menos bueno” (lleno de espinas) y lo traen para Cuba, para repartirlo al pueblo por la mísera cuota. Últimamente ni eso, ya que descubrieron que si compraban pollo ahorraban más y por eso venden pollo por pescado. Hacen semejante maniobra mercantil y por otro lado hablan de dieta sana y balanceada: parece un chantaje.

Tenemos un mercado anómalo. Se produce y se pesca camarón, langosta, pargos y muchas más productos del mar, pero todos se exportan (lo que no, se usa en el turismo extranjero) sin que cubrir la demanda nacional, del pueblo, sea una meta; se produce café para exportar mientras tomamos chícharo o quién sabe qué cosa rara; por tiempos prolongados el cigarro y el tabaco torcido escasean, mientras salen barcos llenos del cotizado producto rumbo a todos los continentes. ¡Es increíble! -Seguro que no pasa en otro lugar del mundo ¿verdad?

Ahora recibimos la noticia de que se va a comercializar un contenedor de café cubano en los EUA con el nombre singular de “cafecito de cuba”. Lo leí en Havana Times, porque ni por Telesur ni por los medios cubanos se asoma esa noticia. ¡En hora buena! Alegres porque los estadounidenses podrán disfrutar finalmente del aroma de un buen café cubano. Pero ¿Cuándo los cubanos podremos disfrutar de semejante privilegio? ¿Hasta cuándo tendremos que tomar chícharo o semillas amargas tostadas y salpicadas con café como sacrificio en función de la exportación?

El café mezclado que pueden tomar los cubanos.
El café mezclado que pueden tomar los cubanos.

Aquí en mi barrio había una viejecita que tenía vicios de bolita (un tipo de lotería), café y tabaco. Como el dinero no le alcanzaba vendía su propia comida, es decir, los productos de la libreta. Los parientes al auxiliarla le reclamaban y preguntaban por qué hacía una cosa tan irresponsable y decía: “cada cual vende lo que puede, como yo no tengo otra cosa vendo eso”.

El gobierno cubano es como esa viejecita viciosa, porque vende al mundo no aquello que produce en exceso de la demanda de su mercado interno, sino que le echa mano a lo que nosotros deberíamos consumir primero que nadie y lo convierte en dólares. Pienso que no lo hacen por vicios comunes: son “vicios de altura”. La manía de querer que el socialismo radical funcione, con tanta planificación, sin salarios reales decorosos, sin incentivo y sin democracia, se ha vuelto una locura y un vicio. Creer que solo ellos pueden gobernar y saber lo que Cuba necesita, sin consultar a nadie, también es un vicio y de los peores.

Nada, que al escuchar la noticia no sabemos si ponernos contentos o echarnos a llorar. ¡Qué rico debe de ser ese cafecito de cuba! -Lástima que no esté al alcance de los cubanos de Cuba.


14 thoughts on “El “cafecito de Cuba” no es para los cubanos

  • el 11 mayo, 2017 a las 5:43 pm
    Permalink

    Hola, aquí en Chile encontré un paquete de “Café de cuba caracolillo tradicional”. Quería consultarte cómo es en comparación a otras marcas más conocidas (por ejemplo, Juan Valdés, Marley coffee, Lucaffe, etc.
    Muchas gracias por tu respuesta :-)

  • el 3 agosto, 2016 a las 8:46 am
    Permalink

    El sr. que sale a menudo en el programa de Taladrid sabra mucho de drogas, yo solo se que es muy perjudicial, pero si le puedo asegurar que el cafe no es nada danino para la salud, todo lo contrario, existen estudios que aseguran que es incluso un excelente antioxidante. Se recomienda no mas de 3 tazas al dia. Lo que sucede es que todos los excesos son malos y pasarse el dia tomando cafe logicamente hace dano. Pase muchos anos tomando cafe mezclado “hecho en Cuba”. Ahora tomo Bustelo, en mi opinion nada caro y estoy muy contenta….. Es bochornoso que personas con elevado nivel de preparacion diga mentiras en la TV cubana, solo para justificar el porque la poblacion no tiene el placer de tomar una buena taza de cafe en la manana.

  • el 1 agosto, 2016 a las 2:27 am
    Permalink

    la familia de mi esposa tenía cafetales en Felicidad de Yatera, Guantanamo, donde estaba el mejor café de Cuba, la robolución le expropio las tierras y hoy crece una muy verde maleza y cero café. Me dijo una persona que lo mejor que tenia Cuba es que hay que hacerla de 0, incluyendo el Café.

  • el 31 julio, 2016 a las 7:16 pm
    Permalink

    Bueno, yo aquí me he acostumbrado al café americano aguado y ya el de allá no me gusta. Aquí los hay fuertes pero no los consumo. Verdaderamente debían dar la posibiliad al que quier que consuma el quele guste. Lo que pasa es que los cafretales, como casi tod allá no son ahora ni la sombra de o que fueron y el poo que se produce ellos no exportan, pero jamás Cuba ser´una potencia cafetalera como antes.

  • el 31 julio, 2016 a las 6:35 pm
    Permalink

    Parece que Raul Castro cambio de opinion y si va aceptar la oferta de Obama de exportar materia prima para el Cafecito de Cuba en los USA. A pesar que el presidente de la ANAP dijo que no aceptaran esta “incendiaria” oferta para los campesinos “independientes”, se ha filtrado la informacion que los militares lo estan haciendo quedar en ridiculo pues de manera acelerada estan disfrazando a las unidades de la EJT en cooperativas cafetaleras del sector “no estatal” para romper el embargo y aprovechar clandestinamente la oferta de Obama.

    Aqui esta la noticia de alguien que tiene buenas conexiones con altas esferas de la elite castrista.

    http://www.martinoticias.com/a/cuba-militares-comercio-eeuu/125736.html

  • el 31 julio, 2016 a las 8:23 am
    Permalink

    sr. …no sufra por eso !!!! :si quieren tomar “café cubano” en Miami,lo puden hacer : cojan algo : chicharos,lentejas,trigo,etc…lo tuestan,lo muelen y mezcla una cucharadita de café decente con tres de la “cosa tostada y molida” y …..Ya esta !!!!! Ah!! Si o quiere comercializar,tambien puede le puede poner café Edmundo o café lopez-callejas o …etc,etc

  • el 31 julio, 2016 a las 8:18 am
    Permalink

    Bueno,lo corecto seria que hubiera de los dos,al que le guste,que le aproveche…pero meterselo a la canona….vaya !!!En cuba el café anorado es “la LLave” no se donde vive Jose Luis…ja,ja…

    Nota : anuncio no pagado y yo tomo bustelo !!

  • el 31 julio, 2016 a las 6:54 am
    Permalink

    Pues mi suegro en su vida ha salido de Cuba y dice que no hay quien se lo meta. Yo no se a quien creerle!!!.

  • el 30 julio, 2016 a las 4:28 pm
    Permalink

    Una amiga fue a Cuba y me trajo un paquete de café Caracolillo en grano y se espantó cuando le dije que sería la primera vez que lo probaría.

  • el 30 julio, 2016 a las 9:16 am
    Permalink

    La noticia es para llorar.El gobierno cubano tiene una política contra los ciudadanos que ni café podemos consumir siendo un país exportador.Gracias Osmel por tu post. Es la voz del ciudadano la que hay que rescatar no los intereses del gobierno que por sus resultados “dirige” de espalda a los intereses de los cubanos, dentro y fuera del país.

  • el 29 julio, 2016 a las 8:35 pm
    Permalink

    Bueno Osmel, tengo el privilegio de haber hecho un dia de trabajo voluntario en la fabrica de cafe Pilon en La Habana por los dias dificiles del periodo especial en los años 90s y te cuento que me dieron la mision junto a otros a cargar los sacos de la materia prima que se vertian en las tostadoras. En las cuatro horas de trabajo solo cargue sacos de chicharo y jamas vi un saco de cafe aportado a la mezcla.

  • el 29 julio, 2016 a las 4:11 pm
    Permalink

    Y mejor ni mencionar los inventos que inescrupulosos y sátrapas sacaron al “mercado” en los años duros (cuáles de tantos?), a saber: bistec de frazada de piso, pizzas de preservativo y carne de gato.

  • el 29 julio, 2016 a las 2:35 pm
    Permalink

    Osmel quizas no lo creas pero juro que es cierto.En un reciente viaje a la isla traje varias bolsitas de cafe mezclado para regalarle a mis companeros de trabajo,en son de broma y esperando que me mandaran para..Ya sabes..Los americanos acustumbrados a su coffe,una especie de agua sucia que se beben por tazas de cafe con leche,me dijeron que era demasiado fuerte,los cubanos,la mayoria de los cuales no visitaban Cuba,pues ya han traido a toda la familia,se encantaron,pues me dijeron que ese sabor era unico..Dudaba del sindrome de Estocolmo,pero ahora se que existe hasta en el paladar..A mi tambien me gusto,me creci tomando esa cosa

  • el 29 julio, 2016 a las 10:00 am
    Permalink

    El café mezclado, una mierda; la mulata vendedora que aparece en la foto, especial! Como anécdota del café mezclado recuerdo una vez (el café venía o muy grueso o muy fino, ese detalle ya lo olvidé), llené el embudo de la cafetera y puse a hacer el café, justo en el momento que fui a retirarla del fuego explotó, me dejó los oidos en intermitente “fui, fui, fuiiiiii” , la tapa llegó al techo y de formó una cagazón de café por toda la cocina del carajo ajajajajaj, gracias a Dios no me quemé. Los cubanos tenemos que conformarnos con sucedaneos: si es café pues mezclado, si es picadillo pues de soya, si son croquetas pues de harina con un saborcito a tilapia; eso para no entrar en las “especialidades”: bistec de toronja, vino de plátano burro, pan de boniato, entre otras. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *