El alto riesgo de jugar con fuego y electricidad

Por Aurelio Pedroso (Progreso Semanal)

Foto: Angel Yu

HAVANA TIMES – Bien tensos comenzaremos enero, cuando a principios de febrero nos llegue la factura del consumo eléctrico y cuidado no otras sorpresas de los consumidores.

Tal vez pueda equivocarme, pero los avatares y preocupaciones con el tema alimentación han sido desplazados en estos días y de manera sobresaliente por otro de reciente aparición: el relacionado con “la corriente”, como decía la abuela.

Un verdadero pulso en no pocos hogares cubanos entre las cuentas y pronósticos que se hacen y los argumentos que sostienen las autoridades de que “sí se puede.”

Es como un salto de la noche al día sin apenas preparación psicológica y financiera, a pesar de los cálculos oficiales apoyados en los aumentos y que no logran apagar (nunca mejor dicho) las preocupaciones y disgustos ante unas cifras a multiplicar por cuatro y hasta cinco.

Para sorpresa de todos, resulta que el aire acondicionado constituye un lujo al que, estoicamente, debemos renunciar abanico o ventilador en mano. Los auspiciadores de tales ideas parecen olvidar aquella gigantesca entrega de electrodomésticos por los CDR y en la que, el que quiso, se hizo de un aparato en la bodega del barrio a la par del pan de cada día.

Dos cosas están bien claras: la necesidad imprescindible del ahorro y la de sopesar la medida, porque rectificar siempre ha sido una sabia disposición, no sea cosa que una situación económica se nos convierta en una política en momentos en que no deben cometerse ni los más mínimos errores.

Si jugar con fuego siempre ha sido peligroso, al listado de riesgos habrá que agregar ahora el tema eléctrico y evitar un “cortocircuito” de carácter social que se ve llegar y no precisamente desde Miami u Honolulu, sino autóctono, de patente nacional.

Lea más articulos de Aurelio Pedroso


One thought on “El alto riesgo de jugar con fuego y electricidad

  • el 18 diciembre, 2020 a las 6:53 am
    Permalink

    Llevan tiempo preparándose para el cambio pero será un fracaso, nada impulsará una economía con leyes tan ineficientes. Están disfrazando las medidas con la justificación de quitar el CUC. Lo único que tenían que hacer era poner el cambio 24×1 a las empresas, solo eso, y que vayan a la quiebra si son ineficientes. Quitar el CUC es irrelevante porque se pagaba en CUC o CUP en las tiendas a 24×1. Ya era lo mismo tener 1 CUC que 24 CUP. La inflación traerá una dolarización de la economía, el plomero, albañil, pintor, mecánico, etc., cobrarán en dólares porque es el único que te garantiza comprar comida en las tiendas de MLC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *