El aguante de los cubanos

Yoel Diaz Barzaga*

Estudiantes cubanos. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Es recurrente en foristas de Havana Times y algunos escritores de su plantilla, la incitación a que los cubanos de la isla expresen con más firmeza su sentir por la situación del país.

Algunos incluso, ofenden, profetizan y dicen lo que debemos o no hacer, para cambiar la situación actual, o en el mejor de los casos como derrotar y echar del poder a la dictadura del castro-comunismo. Formulas van y formulas vienen, pero nada en concreto.

No entienden porque una mayoría acepta pacíficamente: disposiciones, caprichos e idioteces, convertidas en leyes y decretos, que muchas veces, en vez de aligerar la carga, hacen cada día más difícil la supervivencia en nuestra nación.

En mi criterio muy personal opino, que en realidad no somos tan aguantones. Casi 150 años de históricas luchas, desmienten cualquier equivocación en este sentido. El pueblo cubano ha demostrado que cuando en realidad un gobierno, sistema o tiranía, objetivamente no le ha convenido, ha sabido sacudírselo de encima, ya sea a las buenas o a las malas.

Pero que nos está pasando. ¿Hemos envejecido? ¿Realmente no tenemos problemas? ¿En realidad estamos todos a favor del sistema y gobierno actual? Considero que no, en las tres preguntas.

La juventud, locomotora indetenible en cualquier proceso revolucionario o de cambio, fuerza motriz por su ímpetu, valor y rebeldía, es casi la misma que en periodos pretéritos.

Pero esta juventud, que en su mayoría se siente identificada con sus líderes estudiantiles; no tiene necesidad de tirarse a la calle como en Venezuela o Ucrania, para hacer reclamos políticos.

Este régimen ha sabido encausar con inteligencia la adrenalina imberbe, para que esta no se convierta en el núcleo insurrecto de otros siglos, ni materia prima de las numerosas campañas mediáticas, ni planes violentos.

Estudio y mucho estudio. Posibilidades de superación impensables en otros países. Los muchachos de hoy, están absorbidos totalmente por el sistema académico actual. Con horarios de clases, que dejan poco margen a otras actividades extra docentes, a no ser deportivas y de recreación. El estado regula y vigila la educación general de todos los niños y mozalbetes. Y hacen responsables a los padres por la continuidad de estudios de sus hijos.

Muchos jóvenes son apolíticos. Pueden estar a favor o no del gobierno, pero su idea fundamental es divertirse en esta etapa de su vida, quizás no como se debe, pero si como se puede. Las referencias externas a pesar de la apertura mediática, son escasas. La juventud comunista al frente de esta misión, ha creado espacios para el sano ejercicio de esta actividad, con precios relativamente bajos, con relación a otros lugares.

La Universidad de La Habana

No obstante, el éxodo hacia otras naciones, después de culminar sus estudios es significativo en este sector, aunque, como se ha reflejado en estas páginas, no existe una estadística certera.

A las nuevas generaciones les sigue gustando la idea de abrirse camino por sí mismos, de contar con dinero propio, lejos de las estrecheces. Viajar, conocer el mundo, nuevas culturas. Deseosos de hacer lo que es normal en otros países, pero siempre regresar a su patria. Son pocos los que ven su futuro lejos de Cuba, de su gente, de su entorno.

En realidad no tienen que pensar como comen, viven o se visten, los padres se encargan en su mayoría de todo.

La violencia en Cuba se manifiesta en hechos aislados y controlados. No existe una concentración organizada de mozos dedicados a violentar el sistema. Eso, la disidencia, ni el gobierno de los Estados Unidos lo han logrado ni creo que lo logren. Es cierto que algunos participan en actos en contra de la revolución, pero estudiantes y trabajadores no son representativos en ese conjunto.

Problemas tenemos todos, el dinero no alcanza, el racionamiento tampoco. Pero más problemático seria una guerra civil. Disturbios, asaltos a establecimientos, robos, muertes, el caos. El cubano de hoy es apegado a la familia e incompatible con el dolor filial. Desde afuera todo es fácil, pero en la caliente son pocos los que se aventuran a acometer acciones iracundas.

Si hasta hoy se ha resistido todo, es también gracias a lo que están afuera. Aunque no existe en ningún análisis económico oficialista, las remesas enviadas por los compatriotas en el exterior, constituyen un importante sostén de la economía domestica. Hipócrita en su moribunda dualidad monetaria, y triunfalista en su perspectiva futura.

No podemos afirmar que hoy la popularidad de la dirección histórica de la revolución actualmente sea positiva. Como tampoco que es negativa en su totalidad. Debemos reconocer que ha sabido sortear obstáculos con pericia. Mantener prestigio, relaciones internacionales y alianzas oportunas.

Y lo que la ha mantenido en el poder, en mi humilde opinión: es la tranquilidad ciudadana imperante en la isla. La protección oficial a sectores vulnerables de la sociedad, como niños y ancianos.

A una férrea vigilancia interna que muchos tildan de represión o mano de hierro. Y a una bien estructurada política de formación de cuadros y dirigentes que pueden pensar o no diferente, pero que hasta este minuto responden a los intereses de la revolución y son elementos esenciales de la supervivencia del sistema cubano actual y en su modo de vida. Por eso creo que en este momento seguiremos con más de lo mismo.

(*) Yoel Diaz Barzaga, 45, vive en La Habana, y es Director Contable Financiero de un Centro de Investigaciones.

48 thoughts on “El aguante de los cubanos

  • Oyeeee… Reyelmundo… tú tiene’ un cigarrito ahí?

  • Hoy escuche un frase que odio “””Cuba no hay quien la arregle pero tampoco quien la tumbe””””…… con esta mentalidad que es la que prevalece en Cuba ….. la vida seguira igual
    Solo hago una pequeña comparacion …. en los años 80 (ojo y lo que voy a contar yo lo vivi nadie me lo conto) las juventdes de los expaises socialitas aspiraban a VIVIR EN SU PAIS COMO VIVIEN LOS DE LA FRA (que era su punto de referenica) la juventid cubana lo que quiere es emigrar, no le interea cambiar cuba, solo le interea emigrar …. esos que iran el 1ro a la plaza dando !!!!vivas!!! si les ponen un pasaporte visado y un pasaje aun qeu sea para Bulkina Faso el 99% se va
    La rebeldia del pueblo cubano se acabo en la generacion del centenario, la generacion perdia (una de las generaciones perdidas pero la que mas se sacrifico hasta con la vida de muchos) …. el regimen logro una maquinari psicologica que envidiaria la alemania fasista de atemorizar al pueblo… y creo un pais de doble moral, mentira, donde se perdieron lso valores, donde robar se conviertio en conseguir, donde protituirse se convirtio en gineterismo (y muchas familias contaentas de sus hijos protitutas/tutos) donde las capas gobernantes viven como auntenticos millonarios, y donde la corrupcion NO es MEDIA EMPRESARIAL como dice Castro la corrupcion en Cuba empieza desde el barrendero qeu si no le pagas no limpia tu pedazo de calle aun que su trabajo, pasando por la policia (que es una de las mas corruptas de america) terminando en los hiijos de los miembros del glorioso buro politico con sus empresas en el extranjero y sus contratos millonarios

    En fin creo que la frace que tanto odio tiene razon….. todos esta o acomaodados o acov¡bardados…. eso no hay quien lo arrgle pero tampoco quien lo tumbe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *