EEUU y Cuba: la suerte está echada

Yasser Farrés Delgado  (Fotos: Matt Smith)

HAVANA TIMES — Mucha gente me pregunta qué pienso sobre las recientes medidas tomadas por Obama en relación con Cuba. ¿Es bueno, es malo? Pienso que probablemente sea la forma más efectiva de contribuir a la restitución del capitalismo en Cuba. Obama lo sabe, su discurso es muy explícito respecto a qué busca: que los ciudadanos americanos sean los principales promotores del american dream en Cuba. A partir de este hecho, decir si es bueno o malo dependerá de quien mire.

Analizado desde la geopolítica global, es bueno bajar tensiones entre dos gobiernos militaristas que estuvieron a punto de llevar al mundo a una guerra nuclear (ha pasado tiempo desde aquello pero el reciente interés de Rusia por Cuba no deja de ser preocupante).

Visto desde una perspectiva regional, no debe ser muy bueno para los países caribeños que viven del turismo porque, en definitiva, desde 1901 Cuba fue el traspatio de USA: mafiosos reunidos en La Habana, La Habana destinada a ser “Las Vegas” del Caribe, etc.

A los efectos de EEUU, son medidas sensatas porque 53 años de bloqueo no han reportado nada a sus intereses económicos y muy poco desde el punto de vista de la geopolítica. De hecho, EEUU se ha quedado aislado internacionalmente respecto a esa vieja política hacia Cuba, tal como han demostrado durante años las votaciones en la ONU sobre el bloqueo.

La política anticastrista sólo ha beneficiado a ciertos lobbies de la ultraderecha cubano-americana, que ha recibido durante décadas enormes subvenciones a sus organizaciones, fundaciones, etc.; en cambio las nuevas medidas benefician, en primer lugar, a ciertos empresarios de los Estados del Sur, fundamentalmente productores agrícolas, que han estado haciendo presión para levantar las restricciones comerciales, y en segundo lugar a la ciudadanía estadounidense que ahora tendrá más facilidades para hacer turismo o intercambios culturales y de estudios en Cuba.

En cuanto a los cubanos y cubanas; quienes viven en EEUU serán todos beneficiados, en cambio sólo una parte de quienes viven en la Isla recibirá los beneficios directos: la emergente burguesía, que incluye a los familiares que reciben remesas cuantiosas y ostentan un modo de vida muy por encima del resto de la población, y por supuesto, también a las elites que forman parte del aparato del Estado (gerentes de empresas turísticas, etc.) y se benefician de este.

La mayoría de la población en la Isla —que hasta ahora no ha recibido remesas porque no tiene quien les envíe, o recibe muy poco porque sus familiares no pueden aportar mucho— no se beneficiará substancialmente a corto plazo. Incluso no se beneficiará mucho a mediano plazo, pues la economía de un país no se construye de la noche a la mañana y la mejora macroeconómica tampoco es garantía de mejora en los bolsillos familiares. (Sabido es, aunque no se quiera aceptar, que el aumento del PIB no es garantía de reparto equitativo de las riquezas).

Mis opiniones sobre las medidas son las siguientes (Transcribo las medidas de la síntesis hecha por el periódico español La Vanguardia.)

  1. Establecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba. Obama ha ordenado al Secretario de Estado que inicie conversaciones con Cuba de manera inmediata a fin de restablecer las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, que se rompieron en enero de 1961. En los próximos meses, EEUU volverá a abrir una embajada en La Habana y se realizarán intercambios y visitas de alto nivel entre ambos gobiernos. La implicación de EE. UU. en los asuntos internos cubanos perseguirá la mejora de las condiciones en materia de derechos humanos y la implementación de reformas democráticas. Estados Unidos colaborará con Cuba en temas como migración, operaciones antidroga, protección medioambiental y tráfico de personas.
  • Considero que la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana ocupa un edificio tan grande y realiza actividades tan diversas que difícilmente marque mucha diferencia en la práctica llamarse consulado o embajada. Además, ya se estaba trabajando en los temas anunciados.
  1. Favorecimiento de la ampliación de los permisos generales de viaje a Cuba (Se otorgarán licencias generales a todos los viajeros autorizados que se encuentren en alguna de las siguientes categorías: visitas familiares; actividades oficiales del gobierno de EE. UU., gobiernos extranjeros y determinadas organizaciones intergubernamentales; actividades periodísticas; investigación profesional y reuniones profesionales; actividades educativas; actividades religiosas; espectáculos públicos, clínicas, talleres, torneos deportivos y demás competiciones; actividades de apoyo al pueblo cubano; proyectos humanitarios; actividades de fundaciones privadas o de instituciones educativas o de investigación; exportación, importación o transmisión de información o materiales informativos; y determinadas transacciones de exportación que pueden ser susceptibles de autorización conforme a las normas y pautas existentes)
  • Beneficio directo a los ciudadanos estadounidenses en calidad de turistas.
  • Beneficio directo a empresas turísticas cubanas (con ello las elites y la corrupción)
  • Beneficio directo a ‘cuentapropistas’ del sector del turismo (paladares, alquiler de casas, etc.)
  1. Facilitación del envío de remesas a Cuba por parte de personas de EE. UU. (Se efectuará un aumento de los niveles de las remesas de $500 a $2,000 por trimestre para las remesas de donativos para ciudadanos cubanos (quedarán excluidos ciertos funcionarios del gobierno o del partido comunista); y las remesas de donativos para proyectos humanitarios, apoyo al pueblo cubano y actividades de respaldo al desarrollo de empresas privadas en Cuba ya no requerirán una licencia específica.)
  • Beneficio directo al sector poblacional que recibía remesas; aunque, en realidad, independiente de las restricciones ya estaban funcionando vías no formales de envío de dólares desde hace años. La mayoría de personas que conozco no estaban en condiciones de enviar más de 500 dólares por trimestre.
  1. Autorización de expansión de ventas y exportaciones comerciales desde los EEUU (La expansión tratará de empoderar al naciente sector privado cubano. Los artículos que estarán autorizados para exportación incluyen ciertos materiales de construcción para la construcción privada residencial, bienes para el uso del sector privado de empresarios cubanos y equipo agrícola para los pequeños agricultores.)
  • Beneficio directo a empresarios estadounidenses.
  • Beneficio directo a “cuenta-propistas” (trabajadores autónomos y pequeños capitalistas nacionales)
  • Beneficio directo a empresas estatales (y todo el sistema corrupto de las castas que las que dirigen)
  1. Autorización para que las personas que viven en Estados Unidos importen bienes adicionales de Cuba (Los viajeros con licencia que vayan a Cuba tendrán la autorización de importar $400 dólares en bienes desde Cuba, de los cuales no más de $100 pueden consistir en productos de tabaco y alcohol combinados.)
  • Beneficio directo a los ciudadanos estadounidenses en calidad de turistas.
  • Beneficio directo a los “cuentapropistas” (trabajadores autónomos y pequeños capitalistas)
  • Beneficio directo a empresas estatales, y con ello, todo el sistema corrupto de las castas que las dirigen. (Aunque precisamente a las empresas más potentes, que son las productoras de “tabaco” o “ron”, se les ha puesto un límite.
  1. Facilitación de las transacciones financieras. (Se permitirá que las instituciones de EEUU abran cuentas corresponsales en instituciones financieras cubanas para facilitar el procesamiento de transacciones autorizadas. También se permitirá que los viajeros a Cuba usen tarjetas de crédito y débito de EE. UU.)
  • Beneficio directo a los ciudadanos estadounidenses en calidad de turistas.
  • Beneficio directo a empresas estatales, y con ello, todo el sistema corrupto de las castas que las dirigen.
  1. Nuevos esfuerzos para incrementar el acceso de Cuba a las comunicaciones y su capacidad para comunicarse de manera libre (Se autorizará la exportación comercial de ciertos artículos que contribuirán a la capacidad de los cubanos para comunicarse con personas en Estados Unidos y el resto del mundo. Esto incluirá la venta comercial de ciertos dispositivos de comunicaciones del consumidor, software relacionado, aplicaciones, hardware y servicios, y artículos para establecer y actualizar los sistemas relacionados con las comunicaciones. Se permitirá que los proveedores de telecomunicaciones establezcan los mecanismos necesarios en Cuba, incluida la infraestructura, para proporcionar telecomunicaciones comerciales y servicios de internet, lo que mejorará las telecomunicaciones entre Estados Unidos y Cuba.)
  • Beneficio directo a empresarios estadounidenses del sector de las comunicaciones.
  • Beneficio directo a empresas estatales (Auguro que la única forma de entrar en Cuba es mediante la empresa mixta)
  • Beneficio al grupo minoritario de la sociedad cubana que en la Isla puede pagarlo
  1. Negociar con los gobiernos de Cuba y México para discutir la frontera marítima no resuelta en el Golfo de México (Los Estados Unidos invitan a los gobiernos de Cuba y México a negociar las fronteras marítimas compartidas en el Golfo de México)
  • Poco trascendental a corto plazo, pues Cuba no tiene condiciones para hacer usas aguas para la pesca ni para la extracción petrolífera (que serían los principales beneficios).
  1. Inicio del proceso de revisión de la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo. (Obama ha ordenado al Secretario de Estado que inicie de inmediato dicho proceso de revisión y que le proporcione un informe en un plazo de seis meses sobre la implicación de Cuba en actividades de apoyo al terrorismo internacional. Cuba pasó a engrosar la lista en 1982.)
  • Poco trascendental a corto plazo, pues hasta ahora no ha tenido implicaciones contundentes tal clasificación. El comercio de Cuba con otros países se ha mantenido a pesar de ello.
  1. Discusión de la participación de Cuba en la Cumbre de las Américas 2015 (El Presidente Obama participará en la Cumbre de las Américas en Panamá. Los derechos humanos y la democracia serán temas clave del encuentro. El gobierno norteamericano cree que se debe permitir que la sociedad civil cubana participe junto con las sociedades civiles de otros países que participan en la cumbre, en consonancia con los compromisos de la región conforme a la Carta Democrática Interamericana.)
  • Poco trascendental a corto plazo, porque Cuba ha sobrevivido fuera de la OEA y maneja una interpretación de los derechos humanos que ha recibido el apoyo de los movimientos sociales internacionales.

Más allá de los matices en que se podría entrar, creo que EEUU tiene clara la estrategia: 1) meter dinero en Cuba hasta que se corrompa totalmente y estalle; 2) generar una burguesía media que sustituya a las elites tras ese proceso; 3) bombardear de información pro-capitalista al pueblo para que apruebe el proceso de transición al capitalismo. En todo esto ya no hará falta la participación de instituciones norteamericanas pues el flujo estaría garantizado con el flujo de población estadounidense.

La pelota está ahora en campo cubano. El Estado no tiene muchas variantes que tomar. Desde mi punto de vista, serían tres posibles escenarios:

Escenario 1: Seguir con su ostracismo que sólo conduce a la corrupción del sistema, lo que significará a mediano plazo una contribución a la meta deseada por EEUU.

Escenario 2: Abrir definitivamente el país en todos los sentidos, que significará en un plazo más corto la contribución a la meta deseada por EEUU.

Escenario 3: Establecer a corto plazo un proceso de socialización y democratización de la economía que contrarreste la imparable emergencia de una burguesía con poder económico, esperando que haya tiempo suficiente para consolidar una cultura de la cooperación y la solidaridad social, dando pasos sucesivos hacia la democratización de todo el sistema.

Creo que el tercero de los escenarios es el menos probable, pues las medidas tomadas hasta ahora por Raúl no han ido en esta dirección sino hacia los dos primeros. No entiendo, por tanto, que la disidencia cubana más recalcitrante sigue diciendo que la han abandonado en su plan de hacer caer el socialismo. ¿Será, sencillamente que no quieren perder el protagonismo y los beneficios?

Incluso aunque se diera el tercer escenario –desde mi perspectiva, el más deseable—, sería poco trascendental para EEUU. En definitiva, sus empresarios y su ciudadanía reciben beneficios en todos los casos.

La suerte está echada. Que los beneficios indirectos de todas estas medidas se maximicen y beneficien a la totalidad de la ciudadanía en la Isla depende totalmente del Estado cubano. De todos modos, soy escéptico respecto a que la “nueva era” realmente perdure.

Por supuesto, en cualquiera de los tres escenarios será fundamental el papel que asuma la ciudadanía.

48 thoughts on “EEUU y Cuba: la suerte está echada

  • No he leído todo el hilo ni voy a hacerlo, pero, boxeo por televisión y sin palomitas de maíz ni bebida que las acompañen? Tengo dos opciones entonces: o me pagas o me pones un revolver en la sien!

  • Perdona mi supina ignorancia, pero, quién es Nino (Ventura? Ferrer? Manfredi? Rota? Cornillac?), si no pierdo mi latín.

  • Doctora, si me llego a imaginar someramente que reacciona Ud. con tales arrestos a señalamiento tan trivial, le aseguro que no me le acerco ni a una milla de distancia…y me congratulo de no ser un extremista musulmán, porque a esos se les suelen nublar las entendederas cuando les llaman cerdos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *