Educación gratuita

Por Repatriado

Fidel Castro siempre elogiaba la educación grátis en Cuba.

HAVANA TIMES – Todos los homínidos que habitamos el orbe sabemos que en Cuba la educación es gratis. Yo lo sé, porque pude escuchárselo al Invicto Comandante unas 272.397 veces, si mal no las conté, y no debo haberlo hecho mal, pues mi educación fue gratuita.

Era hobby mío contar sus cadenciosas afirmaciones cuando nos deleitaba con intervenciones simultáneas por todos los canales de televisión durante 3 o 4 instructivas horas, en las que nos enterábamos de lo bien que estábamos; recuerdo aquella gloriosa noche cuando nos habló del costo de las entradas en la MLB, con una entrada de esas se paga un asiento todo el año en la Serie Nacional decía, cuánta verdad, Dios mío, digo, compatriotas.

Esa adicción juvenil al discurso del locuaz Líder me convenció de dos cosas, primero que él personalmente pagaba toda nuestra educación de su bolsillo y solo nos pedía fidelidad absoluta, segundo, que solo en el comunismo los padres no tenían que pagar directamente la educación de sus hijos. Después descubrí que no era tan así, pero creo que el Comandante, pobrecito, murió creyéndolo aún.

Sin embargo, como educando, uno no prestaba muchas atenciones a esos logros revolucionarios. Mi generación disfrutó de entrenamiento deportivo, instrucción en idiomas, círculos de interés, lugares de veraneo como Tarará, de todo y todo gratis, pero no se valoraba, el ser humano es muy mal agradecido, sobre todo, el hombre nuevo socialista.

Ahora son mis hijos los que disfrutan de los logros gratuitos de la Revolución.

El varón está en 4to grado, ya ha tenido 7 maestras, todas gratuitas y casi todas podían escribir sin faltas de ortografía, naaaa estoy exagerando. Ya sin bromas, algo me dice que la calidad ha mermado un poco, este año mi niño aprendió que Hatuey luchó por la libertad de Cuba, lo aprendió por boca de su séptima maestra, la licenciada Yurysleysys.

Una de las maestras abrió una “escuelita”, esto es una especie de academia privada donde repasan a los niños por las tardes. Como la educación sigue siendo gratis, pero la calidad… y nosotros los padres somos quisquillosos lo enviamos a esta “escuelita” 3 horas por semana para que aprenda lo básico, esto cuesta 250 pesos al mes.

Mi esposa y yo somos unos aburguesados y tenemos al niño en dos deportes, ajedrez y artes marciales, entre ambos son 4 horas a la semana y nos cuestan 250 pesos cada uno.

No conformes con eso y llegando al paroxismo, hemos decidido que el niño aprenda inglés, desde el año anterior es parte del programa de la escuela, pero nunca ha habido quien lo imparta. Eso son dos horas más a la semana y también 250 pesos.

Mi niña está aún en edad preescolar, que Marx la bendiga, tenemos un gratuito Circulo Infantil del cual hemos disfrutado poco. Cerró en febrero pasado por una tupición del baño de su salón, reabrió en agosto cuando gratuitamente el Estado lo reparó, la demora fue por falta de recursos debido al bloqueo.

Luego el ciclón Irma, los daños fueron mínimos, pero la arboleda circundante está que si la miras se cae, inteligentemente mandaron a cerrar nuevamente desde septiembre hasta que el gratuito y eficiente Poder Popular pueda coordinar los hombres para podar los árboles.

Para ser justos, el Estado no nos desamparó, nos otorgó una plaza en otro círculo, solo que pasamos de tres cuadras a tenerlo a unos tres kilómetros, pues no hay plazas más cercanas, pero como somos unos malcriados, no nos gustó y decidimos volver a poner a la niña con la señora que la cuidaba antes de que nos dieran el círculo infantíl, eso cuesta otros 250 pesos al mes.

Como mi niña es una cubanita sandunguera la tenemos en una Academia de Iniciación Artística, ¿a que no saben cuánto cuesta? Sí, 250 pesos.

A eso, sumémosle el refuerzo alimenticio que le damos al chico, padres neuróticos al fin queremos que se alimente bien, el refuerzo ronda los 20 pesos diarios entre merienda y la proteína para el almuerzo, eso hace unos 400 pesos más.

Sumando, que sé hacerlo y lo aprendí gratis, la educación gratuita de mis hijos cuesta, sin entrar en mayores detalles, unos 1900 pesos al mes.

La educación es gratis, pero de alguna manera mi desquiciada esposa y yo nos gastamos en ella casi cuatro veces el salario mensual de una maestra de primaria.

Tiemblo de pensar que la niña pronto comenzará la gratuita primaria, entonces superaremos con creces, solo en gastos educativos, 5 veces el salario medio cubano, y eso es viviendo en un barrio de clase media baja y bien baja.

¡Que vivan la Revolución y sus carísimos logros gratuitos!
——
P.D. Todo lo aquí expuesto, y que han leído gratuitamente, es cierto, exceptuado el nombre de la maestra, hemos optado por no aprenderlos, pues para lo que duran…

35 thoughts on “Educación gratuita

  • Y que hay en Cuba? Una dictadura militar que tiene control de todos y no hay comícios. Repiten el cuento tanto que Los crees no lo comparan a otros paises porque no lo es. Quienes son Los Rico’s de Cuba? Hay muchos vestidos de verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *