Dolarización del comercio en Cuba

Uno de los supermercados que ahora venden solamente por tarjetas en dólares estadounidenses.

Por Benjamin Noria

HAVANA TIMES El 12 de marzo de 2021 entré, por ignorancia, en una tienda de La Habana para comprar un producto que me interesaba. Allí me dijeron que ese establecimiento había pasado a comercializar con el dólar estadounidense. 

Una semana después, por ingenuidad, visité otra tienda capitalina y elegí los productos que compraría y los llevé a la caja. Cuando me dispuse a pagar con el peso cubano, que es la moneda con la que cobro mi salario en Cuba, la cajera me dijo que la venta era en dólares estadounidenses.

Parece mentira, pues en Cuba estaba penalizada la tenencia de dólares estadounidenses hasta el año 1993 y muchos cubanos estuvieron presos en las cárceles del régimen de los Castro por poseer un simple billete hecho de papel.

Ahora en la Isla, cada mes, durante el año 2021, al menos dos establecimientos en las diferentes provincias de Cuba se convierten en comercializadoras de productos en dólares. Eso lo conocí a través de los comentarios de los cubanos en los grupos de Facebook sobre inconformidad con el régimen.

Hay dos cosas que todavía no logro entender. La primera: si el cubano no recibe su salario en dólares estadounidenses, ¿cómo se explica que existan tiendas que vendan productos en esta moneda? La segunda: si comunismo significa tendencia a lo común, a la igualdad, cómo es posible que los cubanos seamos iguales si todos no tenemos familia en el exterior que envíe remesas.

La dolarización de la economía cubana me ha hecho pensar que el Gobierno no tiene idea de lo que es el marxismo. Ninguno de ellos se leyó los manuales soviéticos ni los libros de Karl Marx, ni siquiera buscaron asesoría de los doctores en filosofía marxista de alguna universidad de Rusia.

Es bien sabido que la dolarización se lleva a cabo cuando se devalúa la moneda en curso de un país o cuando no hay producción de bienes que compitan y que satisfagan las necesidades del pueblo de la nación. El régimen de los Castro ha dejado a Cuba en las ruinas para siempre.  

Una cosa curiosa: ahora las tiendas de pesos cubanos están desabastecidas y las que venden productos en dólares tienen bastante mercancía. ¿Cómo ocurre esto?, acaso todo no es propiedad estatal. Cómo les explican los padres a los niños que no pueden comprarles galletas dulces porque únicamente las venden en dólares y ellos no le pagan en esa moneda extranjera.

Otra cosa curiosa: el cubano debe tener el dólar en una tarjeta, es decir, no puede comprar directamente con la moneda en mano. De nada les sirve tener dólares en efectivo. ¿Cuál será la artimaña del Gobierno comunista detrás de esta estrategia?

Además, el Estado no tiene dólares disponibles para vender en lo que ellos llaman las Cadecas. Eso quiere decir que, aunque alguien pueda ahorrar algo de dinero a duras penas, no puede comprarle los dólares al Estado al cambio oficial de 24 x 1, sino a 60 pesos, como lo venden los logreros en el mercado ilícito del país.

Hasta ahora queda demostrado que todos los métodos que usa el régimen es para perjudicar al pueblo, no para favorecerlo. Ninguna medida ha tenido como objetivo el estado de bienestar de los cubanos, ni el progreso ni la prosperidad de la nación. Los 62 años de miseria de la Revolución cubana es la evidencia. Todo este dinero va para los bolsillos del Gobierno de los Castro y para engordar sus cuentas bancarias en el exterior del país y pagar sus yates y banquetes.

Lea más desde Cuba aqui.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *